Qué ver en Baeza

Baeza, una pequeña ciudad jienense de poco más de quince mil habitantes, supone otra parada imprescindible dentro de un recorrido por la provincia de Jaén. El motivo principal es su enorme patrimonio renacentista que en 2003 motivó su inclusión en la lista del Patrimonio Mundial de la Humanidad, en una candidatura conjunta con Úbeda.

Aunque se sabe de la existencia de asentamientos humanos desde hace milenios y de la existencia de una población íbera, romana, visigoda (en este momento, Baeza ya llegó a ser sede episcopal) y musulmana (la Bayyasa islámica, entre los siglos VIII y mediados del siglo XIII), la verdadera riqueza de Baeza llega de la mano de la conquista cristiana y particularmente, a partir del siglo XV y XVI.

Qué ver en Baeza

Qué ver en Baeza

Casi todos los grandes monumentos que hay que ver en Baeza de manera imprescindible hacen referencia a esta época, cuando el esplendor renacentista creció por doquier por todo el centro histórico, formando una ciudad verdaderamente esplendorosa, que en buena medida ha llegado a nuestros días. En 1538 y por bula papal se funda, por ejemplo, una Universidad en Baeza; y a mediados del XVI, se reconstruye la antigua catedral, en estilo renacentista y bajo las órdenes de Andrés de Vandelvira, figura primordial del Renacimiento andaluz, del que ya conocimos parte de su obra al visitar Jaén y Úbeda.

Baeza es pequeña y con un centro histórico relativamente compacto, de manera que es posible visitarla muy bien en 1 día. Una posibilidad es hacerlo en una excursión desde Úbeda, ciudad que se ubica a un cuarto de hora de coche. Otra, hacer noche en Baeza, a fin de disfrutarla durante una jornada entera.

En este post os vamos a contar acerca de los lugares más interesantes que ver en Baeza, aunque más allá de sus monumentos, Baeza enamora por sus callejones y rincones, con sus estrechos callejones rodeando la antigua catedral y que nos sorprenden a cada recodo.

Visitar Baeza

Palacio de Jabalquinto de Baeza

QUÉ VER EN BAEZA. UN PASEO POR LOS LUGARES IMPRESCINDIBLES DE BAEZA.

PLAZA DEL PÓPULO O DE LOS LEONES

Empezamos nuestro recorrido por Baeza en la Plaza del Pópulo, una de la más monumental de la ciudad. El sobrenombre de Plaza de los Leones le viene dado por la fuente que encontramos en el centro de la plaza, con los cuatro leones de origen íbero apuntando los cuatro puntos cardinales. La figura existente sobre el pedestal evoca a Imilce, princesa íbera y esposa de Aníbal Barca, general cartaginés.

Plaza de los Leones de Baeza

Plaza del Pópulo de Baeza

En esta plaza peatonal encontramos varios monumentos de interés, más allá de la plaza. Al este, el edificio de las antiguas carnicerías, que fue alzado en el siglo XVI, en tiempos de Carlos V, como nos recuerda el gran escudo existente en la fachada. Por debajo del friso, también encontramos los escudos de Baeza y del Corregidor.

Este edificio, que en su momento fue el matadero de Baeza (a ésto se refiere cuando se habla de carnicerías) fue transportado piedra a piedra desde su lugar original, cerca de la puerta de Jaén, en la cercana fecha de 1962.

Plaza del Pópulo de Baeza

En una de las esquinas de la plaza encontramos la Puerta de Jaén, que formaba parte de las murallas (también aquí se ornamentó con el escudo imperial), y el Arco de Villalar, que conmemora la victoria frente a los Comuneros.

Plaza del Pópulo de Baeza Arco de Villalar

UNIVERSIDAD DE BAEZA

Salimos de la plaza por el Arco de Villalar para ir a buscar la Calle Conde de Romanones, que nos llevará en apenas un par de minutos hasta uno de los grandes edificios que ver en Baeza: su Universidad, ahora convertida en un Instituto de Estudio Secundarios.

Esta Universidad fue fundada en 1538 por una bula papal del entonces Santo Padre, Pablo III.

El edificio que hoy se puede visitar fue alzado a finales del siglo XVI (se inauguró en 1595) y responde a la traza renacentista que le ha valido a Baeza ser incluida dentro de la lista del Patrimonio Mundial, aunque la fachada principal es manierista.

Universidad de Baeza

Universidad de Baeza

En en interior destaca el claustro de doble altura, tan al gusto renacentista, con las habituales arcadas sobre columnas. Al claustro se abren las distintas dependencias, entre las que cabe resaltar dos: primero, el precioso Paraninfo con graderías de madera e imponente artesonado.

Universidad de Baeza

La segunda de las estancias nos recuerda el momento en que la antigua Universidad fue convertida en instituto de Bachiller. Y es que aquí impartió sus clases don Antonio Machado, uno de los grandes nombres de la literatura española del siglo XX. Aquella clase nos recuerda el paso de Machado por Baeza, como profesor de francés, entre 1912 y 1919.

Universidad de Baeza

En este mismo claustro, merece la pena echar un vistazo a la bella escalera que permite el acceso al segundo piso. Por último, antes de salir, entramos un momento a lo que fue la capilla de la Universidad, que está dedicada a San Juan Evangelista.

Universidad de Baeza

PLAZA DE SANTA CRUZ. IGLESIA DE SANTA CRUZ Y PALACIO DE JABALQUINTO.

Salimos nuevamente a la calle Conde de Romanones, que se sigue de la calle San Juan de Ávila. En cincuenta metros hemos llegado a otro de los puntos de visita imprescindible en Baeza. Me refiero a la pequeña Plaza de Santa Cruz, una encrucijada donde podemos disfrutar de otros dos de los grandes monumentos que ver en Baeza.

Qué ver en Baeza

El primero es la Iglesia de la Santa Cruz, al este de la plaza. La sorpresa es mayúscula porque no esperábamos encontrar una iglesia románica en Baeza. Y allí está, resistiendo al paso del tiempo desde que fue alzada en el siglo XIII.

Primero nos fijamos en sus portaladas (en las fachadas sur y occidental), ambas con arquivoltas. Parece que solo la sur es original, puesto que la que da a la plaza procede de otro templo. El interior corresponde a un templo de tres naves, aunque en lugar de cerrarse con la habitual bóveda de cañón románica lo hace con un artesonado de madera. Sí que presenta bóveda de cañón la parte de la cabecera.

Iglesia de la Santa Cruz Baeza

Merece la pena buscar las pinturas al fresco (son ya del siglo XVI), que queda en la capilla de la izquierda. El Martirio de San Sebastián es la imagen más bella, aunque queda algo escondida. Preguntad por ella si no la encontráis.

Iglesia de la Santa Cruz Baeza San Sebastián

El otro edificio destacable en esta plaza de la Santa Cruz es el Palacio de Jabalquinto, con una de las fachadas más extraordinarias que ver en Baeza. Se trata de uno de los puntales que permitieron a Baeza ser incluida en la lista del Patrimonio de la Humanidad. En su traza trabajaron algunos de los más grandes arquitectos de la España de la época, como Juan Guas , a quien se atribuye la fabulosa fachada que da a la plaza (aunque hay quien dice que se trataría de Enrique Egas). Se trata de una fachada a medio camino entre el gótico hispano-flamenco (o estilo Reyes Católicos) y el Renacimiento, con trazas que permiten incluirlo también como preplateresco.

Palacio de Jabalquinto

Palacio de Jabalquinto

Los adornos se multiplican en esta fachada principal del Palacio de Jabalquinto, incluyendo ventanas y puertas con arcos conopiales, blasones que nos recuerdan quien construyó el palacio, y múltiples mocárabes. La fachada queda rematada por un mirador columnado, ya claramente renacentista, aunque curiosamente más austero que el resto de la fachada.

Por desgracia, el Palacio de Jabalquinto permanece cerrado, de manera que no podemos visitar el interior. Nos perdemos su patio interior, que por lo visto es bastante similar al de la Universidad que ya hemos visto.

PLAZA DE SANTA MARÍA. LA CATEDRAL DE BAEZA, CASAS CONSISTORIALES ALTAS Y SEMINARIO DE SAN FELIPE NERI.

Subimos la cuesta de San Felipe para llegar a la Plaza de Santa María, otra de las más monumentales de Baeza. Nos reafirmamos en que todo el centro histórico de la ciudad resulta encantador, con la práctica totalidad de las calles y plazas peatonales y rodeadas de edificios de piedra dorada, formando un conjunto de lo más armónico.

El centro de la plaza de Santa María esta dominada por la fuente homónima, que fue inaugurada en 1564 para conmemorar la llegada del agua a la población. Y rodeando la plaza, tres de los edificios más monumentales que ver en Úbeda: al sur, la Catedral; al norte, el Seminario de San Felipe Neri; y al este, las Casas Consistoriales Altas.

Plaza Santa María Baeza

La Catedral de Baeza fue construida justo en el mismo lugar donde el tiempos musulmanes se había alzado la mezquita aljama. De hecho, el cuerpo inferior del campanario aprovecha lo que fue el minarete de la mezquita. Está dedicada a la Natividad de Nuestra Señora, siendo a partir de 1529 cuando se empezó a levantar un templo gótico que poco duraría, pues acabó desplomándose en 1567. Es en este momento cuando entra en acción Andrés de Vandelvira, uno de los grandes del Renacimiento en España y del que hemos seguido su obra en Úbeda, Jaén o Sabiote, durante este viaje por tierras jienenses. Vandelvira aprovechó los pilares góticos, para diseñar una nueva catedral de estilo renacentista, más acorde con los tiempos actuales. Las bóvedas vaídas, por ejemplo, son seña de identidad de la obra de Vandelvira.

Catedral de Baeza

Catedral de Baeza

Catedral de Baeza

Merece la pena echar un vistazo a las Capilla Dorada, fundada por el deán Pedro Muñiz, y a la Capilla de San José, decorada con cariátides. Ambas son obra de Vandelvira.

IMG_8923

Justo al lado de la Catedral de Baeza, encontramos las Casas Consistoriales Altas, que fueron la sede del Concejo hasta entrado el siglo XIX. Se trata de otro estilo protorenacentista donde no faltas los detalles tardogóticos, como un par de ventanas con arcos conopiales. Los escudos son los de la ciudad y también los de Juana la Loca y Felipe el Hermoso.

Y justo enfrente de la Catedral, cerrando el lado norte de la Plaza de Santa María, encontramos el Seminario de Felipe Neri. Se trata de otro edificio verdaderamente monumental, de fachada alargada y doble nivel. En la actualidad forma parte de las dependencias de la sede Antonio Machado de la Universidad Internacional de Andalucía. En la fachada, los escudos nos recuerdan a su fundador, Fernando Andrade de Castro. En la fachada encontramos varios vítores, tan habituales en Salamanca, con los nombres de los estudiantes que allí se graduaron.

DE LA CATEDRAL A LA PLAZA DE LA CONSTITUCIÓN, PASANDO POR EL AYUNTAMIENTO DE BAEZA.

Ya os he contado que, más allá de visitar los monumentos más importantes que ver en Baeza, es esta una población para disfrutar de los paseos por estrechos callejones peatonales, con sus recodos y bellos rincones. Es por ello que es momento de perdernos por el barrio, rodeando la catedral, buscando las ruinas románicas de la iglesia de San Juan Bautista y llegando a los pies del Torreón de Baeza, ya en la más amplia Plaza Cánovas del Castillo. Se trataba de la puerta mejor fortificada de la ciudad medieval, aunque era uno solo de los hasta 53 torreones con que contaba la muralla en su momento de máximo esplendor.

Imprescindibles de Baeza

Imprescindibles de Baeza

Visitar Baeza

La Calle Obispo Narváez nos lleva hasta la amplia y muy agradable Plaza de la Constitución, que pondrá punto final a nuestra visita a Baeza. Antes, sin embargo, nos acercamos hasta el cercano Pasaje Cardenal Benavides, donde se encuentra el precioso edificio del Ayuntamiento o Casa Consistorial. Desde 1867, este edificio alberga la sede del Ayuntamiento, trasladado del Balcón del Concejo del que os hablaré en breve.

La fachada plateresca de está construcción que llegó a hacer las funciones de palacio del corregidor y cárcel, es una maravilla. En el cuerpo superior encontramos los escudos de Felipe II, el del corregidor Juan de Borja y el de la ciudad de Baeza. Nos llama la atención la existencia de dos cariátides, que leemos que representan la caridad y la justicia. Enmarcan lo que fue la portada de entrada a la antigua cárcel.

Qué ver en Baeza. Ayuntamiento de Baeza.

Ahora sí, nos acercamos hasta la Plaza de Constitución, amplia y agradable, que es donde encontramos el Balcón del Concejo, que también recibe el nombre de Casas Consistoriales Bajas, el último de los grandes edificios que vamos a conocer en esta ruta por los lugares más interesantes que ver en Baeza.

Se trata de un edificio de 1684 alzado en la que en aquel momento era conocida como Plaza del Mercado. Se trata de una construcción de doble altura, con balconada corrida entre columnas unidas por arcos de medio punto en el primer piso y logia abierta con el mismo tipo de arcos en la planta baja, muy al estilo italiano. El balcón permitía al concejo presidir los celebraciones que acontecían en la Plaza del Mercado.

Casas Consistoriales Bajas de Baeza

En 1835, el edificio se convirtió en la sede del Ayuntamiento hasta 1867, momento en que la sede consistorial se desplazó hasta el emplazamiento actual. En los laterales de la planta baja encontramos los escudos de la ciudad.

Y así termina nuestra ruta por los lugares imprescindibles de Baeza, una de las ciudades más bellas de España y que atesora un mayor legado renacentista, justamente incluida en la lista del Patrimonio Mundial de la Humanidad en 2003.

Suscríbete al blog


Puedes darte de baja en cualquier momento haciendo clic en el enlace al pie de página de nuestros correos electrónicos. Para obtener información sobre nuestras prácticas de privacidad, visita nuestro sitio web.

Usamos Mailchimp como nuestra plataforma de newsletters. Al hacer clic a continuación para suscribirte, aceptas que tu información será transferida a Mailchimp para su procesamiento. Obtén más información sobre las prácticas de privacidad de Mailchimp aquí.

¿Qué te ha parecido el artículo?


4.4 de 5.0 (9)

Comentarios:

15 comentarios en “Visitar Baeza, ciudad Patrimonio Mundial de la Humanidad.


Los viajes de Héctor
3 de junio de 2021

Aunque es cierto que posee un enorme patrimonio renacentista, con Baeza me pasó lo mismo que con Úbeda, me gustó, pero esperaba más de ambas ciudades, lo contrario que con Sabiote, que no esperaba mucho y me encantó.

Me gustó mucho la Plaza del Pópulo y todos los edificios importantes que la flanquean, la Plaza de Santa María, la Plaza de Constitución, el Ayuntamiento y la Universidad…a la Catedral no entramos…

    Jordi Martinez Baylach
    6 de junio de 2021

    A nosotros nos encantó tanto Baeza como Úbeda. Y, por supuesto, Sabiote con su castillo. Yo creo que son de las ciudades no capitales más bonitas que hemos visto en España. En cierta manera, nos recordaron a las ciudades toscanas.

Martina Alves
6 de junio de 2021

Pues la verdad es que no conozco ni Úbeda ni Baeza y he quedado muy sorprendido con estos reportajes que le has dedicado. Me lo apunto, aunque quizá para otoño. Debe hacer mucha calor en verano!

    Jordi Martinez Baylach
    6 de junio de 2021

    A nosotros nos encanatron ambas ciudades. Supongo que debe hacer bastante calor, aunque creo que tanto en Úbeda como en Baeza hay algunos hoteles con piscina. La ventaja en verano es que el día se hace más largo!
    Un saludo, Martina.

Kris
7 de junio de 2021

Tengo muy gratos recuerdos de nuestro paso por esta localidad jienense, una de las poblaciones más espléndidas de Andalucia. Recuerdo todos los lugares que ver en Baeza que mencionas, aunque todos ellos «adornados» por unos cuantos visitantes más de los que hay en tus fotos. ¡Feliz semana!

Elías Santonja
18 de junio de 2021

A nosotros también nos gustço mucho visitar Baeza. La visitamos en un día desde Úbeda y aunque hay bastante que ver en Baeza, se puede recorrer perfectamente en 6 o 7 horas, incluido el rato de comer.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La empresa trata tus datos para facilitar la publicación y gestión de comentarios. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, supresión y oposición, entre otros, según nuestra Política de privacidad.