Qué ver en Telde

Telde, segundo municipio en población de Gran Canaria, fue una de las más agradables sorpresas durante nuestro viaje a la isla. Quizá por que habíamos leído poco acerca de esta ciudad que posee el título de Muy Ilustre y que tras la conquista castellana fue considerada como la primera capital de la isla (por sus nuevos moradores, claro está).

Merece la pena saber que visitar Telde equivale a algo más que visitar su centro histórico, pues como pasa en varios de los municipios de Gran Canaria, su extensión es vasta. De esta manera, aunque su núcleo fundacional se ubica tierra adentro, Telde también dispone de su litoral. Ahí podemos encontrar el sorprendente Bufadero de la Garita, del que ya os hablé en su día.

Otro lugar que hay que ver en Telde más allá de su centro histórico es el Yacimiento de las Cuatro Puertas, situado seis kilómetros al sur de su núcleo histórico. Nos recuerda la importancia de los distintos asentamientos aborígenos antes de la llegada de los europeos a la isla. Podéis leer más acerca de este lugar en este post sobre algunos de los mejores yacimientos arqueológicos de Gran Canaria.

Qué ver en Telde

QUÉ VER EN TELDE.

Ahora sí, nos vamos a centrar en los lugares imprescindibles del centro histórico de Telde. Y concretamente de sus tres barrios más importantes: San Juan, San Francisco y San Gregorio.

BARRIO Y BASÍLICA DE SAN JUAN

Empezamos esta ruta por los lugares imprescindibles de Telde por el Barrio de San Juan, que en su momento fue el núcleo fundacional de la nueva ciudad.

Estamos en la irregular Plaza Mayor o Plaza de San Juan, que era donde se congregaba el poder civil y religioso tras la conquista española. Esta plaza es circundada por edificios de dos alturas, todos ellos encalados en blanco, lo que permite mantener la uniformidad estilística del lugar, aunque para su edificación se usó la cantería de Arucas. Dos de los más relevantes edificios son las antiguas Casas Consistoriales y el edificio que alberga el casino.

Qué ver en Telde

Visitar Telde Gran Canaria

Sin embargo, el edificio más imponente de la plaza es la Basílica de San Juan Bautista, que también recibe el nombre del Santuario del Santísimo Cristo de Telde. Se trata del edificio religioso más importante que ver en Telde y fue alzada en 1484, para sustituir una primigenia iglesia edificada en barro, que se había derrumbado a los pocos años.

En este templo de tres naves se venera el Santo Cristo de Telde, que goza de bastante devoción en la isla. El retablo gótico-flamenco existente en el altar mayor también merece mucho la pena. Fue traído directamente de Flandes a principios del siglo XVI.

Basílica San Juan de Telde

San Juan de Telde

BARRIO Y ERMITA DE SAN FRANCISCO

El de San Francisco es el segundo de los barrios antiguos que hay que ver en Telde. Para llegar hasta allí no hay más que un pequeño paseo. Tomamos la calle Inés Chemida que nos lleva, a través del acueducto homónimo, hasta el barrio de San Francisco. Este acueducto fue construido en piedra volcánica en el siglo XIX y lleva la firma de Juan de León y Castillo, del que luego os hablaré. Como muchos de los edificios de Telde, también el acueducto está encalado.

Acueducto Chemida Telde

Barrio San Francisco Telde

El Barrio de San Francisco es un arrabal de calles estrechas y casi siempre peatonales. A cada recodo se abre una plazoleta con encanto, aunque la más importante de todas es la que se abre frente a la Ermita de San Francisco. Al sur y al oeste de la plaza, encontramos dos bonitos edificios de una sola planta. Y al norte, el acceso sur de esta ermita o iglesia conventual de San Francisco, muy sencilla, y en cuyo interior se custodia el Cristo de la Agonía. En el centro de la placita, hay una fuente.

Plaza Barrio San Francisco Telde

Seguimos paseando por el barrio, siempre entre peatonales y empedradas callejuelas. Nos llama la atención la existencia de cruces de madera en varios de los encalados edificios del barrio. Se trata de las catorce estaciones del viacrucis. Los edificios disponen de larguísimas fachadas, muy al estilo colonial.

Telde

Salimos del barrio por la Calle Tres Casas, que nos deja en la Calle León y Castillo, una de las más importantes de esta parte de Telde. Hemos regresado al barrio de San Juan.

Barrio San Francisco Telde

CASA MUSEO LEÓN Y CASTILLO

Es justo en esta calle donde encontramos, haciendo esquina, la Casa Museo León y Castillo. Se trata del más importante de los museos que ver en Telde, ya que permite conocer la historia de los hermanos León y Castillo, pero también conocer cómo era una casa colonial del siglo XIX.

La Casa-Museo León y Castillo fue creada por el Cabildo Insular de Gran Canaria en 1954 y rinde homenaje a dos de los hermanos que mayor gloria han dado a las Islas Canarias: Fernando León y Castillo, I Marqués del Muni, y Juan León y Castillo, ingeniero.

Fernando León y Castillo, fue, además de abogado, uno de los más importantes políticos canarios del siglo XIX. Llegando a desempeñar el cargo de Ministro de Ultramar y, posteriormente, el de ministro de Gobernación.

Casa-Museo León y Castillo Telde

Museos de Telde

Por su parte, Juan León y Castillo, fue uno de los más importantes dinamizadores de la isla desde su función como jefe de obra de importantes proyectos públicos. El Puerto de la Luz o de Las Palmas, varios túneles y vías de comunicación de la isla o el Faro de Maspalomas llevan su firma. También el acueducto de Chemida, aquí en Telde, del que ya hemos hablado.

La Casa-Museo León y Castillo nos muestra cómo era una casa canaria del siglo XIX y cómo vivía una familia acomodada en aquella época, conservando numeroso mobiliario de la época, además de una interesante biblioteca. Vemos que, a imagen y semejanza de las casas castellanas, estas casonas se articulaban alrededor de uno o dos patios principales. Otra casa canaria tradicional que se puede visitar en la isla, es la que recibe el nombre como Casa de Colón, en Las Palmas de Gran Canaria.

Casa-Museo León y Castillo Telde

Casa-Museo León y Castillo Telde

BARRIO DE SAN GREGORIO

El tercero de los barrios que hay que ver en Telde de forma obligada es el de San Gregorio, cuyo epicentro lo encontramos en la arbolada plaza homónima, que es donde se alza la iglesia de San Gregorio.

Este barrio es, además, una de las zonas comerciales más vitales de Telde, de manera que no solo os empaparéis de historia y arquitectura.

La actual iglesia, que es neoclásica y del siglo XIX, sustituyó a la primitiva ermita de Los Llanos de San Gregorio, del siglo XVI, que fue el epicentro religioso de una comunidad dedicada en cuerpo y alma a la explotación de la caña de azúcar. Una comunidad formada también por muchos esclavos que vivían en los distintos ingenios de la zona. Aquella primera ermita fue ampliada en el siglo XVIII (la puerta sur del actual templo corresponde a aquella ampliación). Sin embargo, lo que vemos en la actualidad es fruto de una nueva intervención, a finales del XVIII, donde se añade una fachada neoclásica, que pasa a ser la principal.

Después de echar un vistazo a la iglesia, tomamos la muy agradable y peatonal Avenida de la Constitución, la principal del barrio. A ambos lados de la calzada podemos observar la existencia de edificaciones de una y dos alturas que nos remiten a aquella Telde de antaño. Conviven con edificios de nuevo cuño, con bares, restaurantes y abundantes comercios.

Barrio San Gregorio de Telde

Barrio San Gregorio de Telde

Merece la pena echar un vistazo también a las callejuelas colindantes, muchas de las cuales conservan también el aire colonial de siglos pasados, con viviendas pintadas en colores pastel, casi siempre de una o dos alturas.

Barrio San Gregorio de Telde

Sin prisas, regresaremos al barrio de San Juan, donde hemos dejado el coche, y lugar donde hemos iniciado esta ruta por los lugares más interesantes que visitar en Telde, una ciudad que os aseguro que merece la pena. Nuestro próximo destino está bien cerca, pues se trata del Yacimiento de las Cuatro Puertas, que se ubica a unos seis kilómetros de trayecto en dirección sur, aun en el término municipal de Telde.

Suscríbete al blog


Puedes darte de baja en cualquier momento haciendo clic en el enlace al pie de página de nuestros correos electrónicos. Para obtener información sobre nuestras prácticas de privacidad, visita nuestro sitio web.

Usamos Mailchimp como nuestra plataforma de newsletters. Al hacer clic a continuación para suscribirte, aceptas que tu información será transferida a Mailchimp para su procesamiento. Obtén más información sobre las prácticas de privacidad de Mailchimp aquí.

¿Qué te ha parecido el artículo?


5 de 5.0 (5)

Comentarios:

4 comentarios en “Telde, una de las sorpresas de Gran Canaria.


Isabel
21 de julio de 2021

Qué maravilla de lugar, chicos! Por momentos me ha recordado los pueblos blancos andaluces, y por momentos, algunas ciudades coloinales de centroamérica.

    Jordi Martinez Baylach
    31 de julio de 2021

    Así es, Isabel. Estas zonas encladas recuerdan un poco a las ciudades bñancas de Andalucía. Telde nos sorprendió para bién!

Dafne
24 de julio de 2021

Es curioso porque estuvimos hace 2 años en Gran Canaria y no lo visitamos pensando que era una ciudad industrial. Qué pena!

    Jordi Martinez Baylach
    31 de julio de 2021

    Pues lo cierto que que hay bastante que ver en Telde. Y no solo en el núcleo históricos. Acercase hasta las playas o al Yacimiento de las 4 Puertas también merece la pena.
    Un abrazo, Dafne. Y gracias por comentar!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La empresa trata tus datos para facilitar la publicación y gestión de comentarios. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, supresión y oposición, entre otros, según nuestra Política de privacidad.