Qué ver en Gran Canaria

En este artículo os vamos a hablar acerca de 11 de los lugares que ver en Gran Canaria, una isla quizá menos turística que Tenerife o Lanzarote, pero que os aseguro que tiene tanto o más encanto que otras de las islas canarias más visitadas.

Durante un viaje a Gran Canaria de 5 días de duración tuvimos la oportunidad de conocer sus fascinantes paisajes (particularmente, en el centro de Gran Canaria, alrededor de lo que se conoce como la Caldera de Tejeda), pueblos con mucho encanto, incluyendo Artenara, Tejeda o Teror, y ecosistemas tan interesantes como el de las Dunas de Maspalomas.

Entre los lugares que ver en Gran Canaria no pueden faltar algunos de sus yacimientos arqueológicos más destacados. Por ejemplo, la Cueva Pintada de Gáldar o la Cueva del Guayre de Cuevas del Rey. Ellos nos ayudan a comprender cómo vivían los aborígenes canarios antes de la llegada de los españoles.

Vistas desde el Roque Nublo

Qué ver en Gran Canaria. Paisajes de Gran Canaria.

Qué ver en Gran Canaria. Paisajes de Gran Canaria.

¿CUÁNTOS DÍAS SE NECESITAN PARA VISITA GRAN CANARIA? Nosotros dedicamos 5 días para visitar Gran Canaria y la verdad es que fuimos bastante justos de tiempo. Lo ideal es disponer de una semana entera. Sin embargo, si no disponéis de ella, cuatro o cinco jornadas permiten realizar un recorrido bastante amplio. Podéis leer más en la web de Turismo de Gran Canaria.

MAPA CON LOS LUGARES IMPRESCINDIBLES QUE VER EN GRAN CANARIA.

En este mapa os indico todos los lugares que visitamos durante nuestro viaje a Gran Canaria, incluyendo algunos que no hemos referido en el artículo.

11 LUGARES IMPRESCINDIBLES QUE VER EN GRAN CANARIA EN 5 DÍAS.

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA

Comienzo esta lista de lugares que ver en Gran Canaria con la capital de la isla que, para mí, fue una verdadera sorpresa. Quizá porque no esperaba mucho de ella, pero lo cierto es que esta capital canaria tiene un centro histórico realmente espectacular. Particularmente el barrio de Vegueta, que fue el fundacional de la ciudad a finales del siglo XV y que podéis conocer de la mano de este free tour.

En torno a la Plaza Santa Ana encontramos varios de los edificios más importantes de la ciudad, como la Catedral, de interior gótico y fachada neoclásica, o las Casas Consistoriales, que son del siglo XIX.

Catedral de Las Palmas

Por cierto, nuestra visita a Las Palmas coincidió en domingo, que es cuando se realizan las visitas guiadas gratuitas al consistorio. Aunque el interior del ayuntamiento es bastante moderno, merece la pena visitarlo solo por conocer su salón de plenos de estilo imperial.

En este mismo barrio pudimos visitar la Casa de Colón, que aunque nunca fue habitada por el almirante, se trata de una bellísima mansión canaria que cuenta con varios patios interiores de lo más bonitos. En la Casa de Colón se explica la importancia que tuvo el archipiélago canario durante los cuatro viajes de Colón a América y en la posterior colonización del Nuevo Mundo. La verdad es que merece la pena.

Casa de Colón de Las Palmas

Sin embargo, lo mejor del barrio de Vegueta es perderse por sus callejuelas, con preciosas viviendas de una o dos alturas, casi siempre con sus fachadas pintadas.

El barrio adyacente, el de Triana, es algo así como el ensanche decimonónico de la ciudad. Eso por su remodelación llevada a término a partir de finales del siglo XIX, pues en realidad los colonizadores de la Penísula se establecieron aquí desde los primeros años tras la conquista.

En Triana encontramos una importante zona comercial peatonal, donde destacan decenas de preciosos edificios modernistas. Muchos de ellos llevan la firma de Laureano Arroyo o de Fernando Navarro y se localizan en la misma Calle Triana, que es la arteria principal del barrio. Esta vía comercial se abre al arbolado Parque de San Telmo. Además de la ermita homónima, en este parque nos llama la atención un precioso quiosco modernista de color azul, que es obra de Rafael Massanert.

Qué ver en Las Palmas

El edificio más bello, sin embargo, es el Gabinete Literario, que es de libre acceso porque en la actualidad desempeña las funciones de restaurante. Lo encontramos en la bonita plaza de Cairasco. También es obra de Fernando Navarro. Esta vez con la ayuda de Rafael Massanert.

Qué ver en Gran Canaria - Las Palmas

Además de los barrios de Vegueta y Triana, si queréis disfrutar de las playas de Las Palmas os debéis acercar hasta la Playa de las Canteras, que se localiza en el istmo que une la ciudad con lo que se conoce como La Isleta, una península que coincide con la punta noreste de la isla de Gran Canaria.

ARUCAS.

Arucas fue una de las sorpresas de nuestro viaje a Gran Canaria. Solo por visitar la Iglesia de San Juan Bautista, una maravilla del neogótico erigida en 1909, ya merece estar incluida en esta lista de lugares más importantes que ver en Gran Canaria.

iglesia de Arucas

Pero además de este espectacular templo que más bien parece una catedral y que fue diseñado por el arquitecto catalán Manuel Vega y March, Arucas presenta un centro histórico espléndido, con bellísimas edificaciones que recuerdan el estilo colonial, pintadas en color pastel, casi todas de una o dos alturas. En la peatonal calle León y Castillo podemos ver varias de ellas.

También merece la pena entrar a la Casa de la Cultura, ubicada en una casa tradicional canaria del siglo XVII (en su patio central encontramos un bonito drago) y acercarse hasta la Plaza de la Constitución, donde se ubican las Casas Consistoriales, erigidas en estilo ecléctico.

Drago de Arucas

Justo enfrente queda el Parque Municipal, que ocupa lo que fue el jardín de la Casa Gourié. Dispone de una zona afrancesada y otra más frondosa. Lo que no pueden faltar, son varios ejemplares de drago.

Sin embargo, una visita que me encantó en Arucas es la de destilería o Fábrica de Ron Arehucas. La visita guiada dura 45 minutos y permite conocer cómo se elabora el ron en esta fábrica centenaria que controla todo el proceso de producción de este destilado, desde el cultivo de la caña de azúcar en plantaciones propias hasta el final del proceso. La visita guiada termina con la degustación de cuatro variedades a elegir, entre las más de una docena que elabora Arehucas. La visita es de pago, pero no es cara y merece la pena.

Arehucas

Muy lejos del centro histórico, ya en la línea costera (hay que tomar el coche), merece la pena visitar las Salinas del Bufadero, que son las única de Gran Canaria construidas sobre roca y que datan del siglo XVIII, aunque se especula que ya existirían en tiempos prehispánicos. Aunque ya no están en funcionamiento, es posible identificar perfectamente los viejos cocederos y los tajos de las viejas salinas. Junto a ellas, en el acantilado adyacente, encontramos un curioso bufadero. Con la mar agitada, el agua de cuela entre las rocas para salir disparada a gran velocidad. La verdad es que resulta bastante curioso, aunque hay que ir con cuidado en no resbalar.

Salinas del Bufadero de Arucas

FIRGAS

Nos detuvimos en Firgas, apenas una hora, para dar una vuelta por su centro histórico, que es pequeño pero que merece la pena. Dos calles peatonales están entre las más bellas que ver en Gran Canaria. Reciben el nombre de Paseo de Gran Canaria y Paseo de Canarias y, en realidad, la segunda es continuación de la primera.

Ambas calles están edificadas en pendiente. En el Paseo de Gran Canaria encontramos una preciosa cascada central, mientras en los lados se construyeron unos bancos de azulejo que hacen referencia a cada uno de los municipios de Gran Canaria. Recuerdan a los bancos de la Plaza de España de Sevilla. En el Paseo de Canarias están representadas las siete islas principales, también sobre azulejos.

En Firgas merece la pena también visitar uno de los pocos molinos de agua que hay que ver en Gran Canaria. Es de principios del siglo XVI y recibía el agua de la acequia real, de la que podemos ver un hermoso tramo en la cercana Plaza de San Roque, que es donde se encuentra la iglesia principal del pueblo y un muy bonito ayuntamiento alzado en estilo canario, a mediados del siglo XX.

Firgas

Firgas

GÁLDAR

Gáldar fue la capital de uno de los reinos aborígenes de antes de la conquista europea, de manera que en ella podemos visitar uno de los más importantes recintos arqueológicos que ver en Gran Canaria.

Además, esta población está rodeada de enormes campos de plataneros y dispone de un centro histórico que merece mucho la pena, centrado en la Plaza Santiago, que es donde se alza la majestuosa y neoclásica Iglesia de Santiago. Todas las casonas que rodean la plaza están pintadas en color pastel, al estilo colonial, lo que resulta en una unidad estilística que es una maravilla. En esta misma plaza hay que visitar el Antiguo Ayuntamiento, ubicado en una casona  del siglo XVII y en cuyo patio encontramos un tricentenario drago que, por lo visto, es el más viejo que ver en Gran Canaria.

Iglesia de Santiago de Gáldar

También en esta misma plaza, pero ya bajando por la calle Capitán Quesada encontramos el edificio del antiguo casino (hay que echar un vistazo a su patio interior distributivo). A pocos metros, nos encantó el mercado de la Recova de Gáldar.

Casino de Galdar

Sin embargo, si algo permite incluir a esta población entre los lugares que ver en Gran Canaria de forma obligada es el Yacimiento Arqueológico de la Cueva Pintada. Hoy museizado (se realizan visitas guiadas que duran una hora y media), permite comprender cómo vivían los antiguos aborígenes antes de la llegada de los españoles, en viviendas cruciformes alzadas con toba volcánica y basalto o en cuevas artificiales excavadas en la misma roca. Además, la visita termina en la famosa Cueva Pintada, que dispone de ornamentación geométrica pintada y que está considerada como uno de los hallazgos arqueológicos más importantes de la isla. Sin embargo, no os penséis que se trata de unas cuevas rupestres de hace 15 milenios en plan Cuevas de Altamira. La Cueva Pintada se ha fechado en el siglo XIII.

Galdar
Gáldar también dispone de sus playas, aunque debimos tomar el coche para llegar hasta allí, porque se ubican a varios kilómetros del centro histórico. Quizá la más famosa es la Playa de la Sardina, aunque a nosotros nos gustaron especialmente las piscinas naturales del Agujero y las vistas de la Caleta de Arriba desde el Mirador del Pescador. Salvando las distancias, recordaban las de algún pueblo de las Cinque Terre italianas.

Piscinas Naturales de Galdar

Galdar playas

TEROR

Algo que me ha sorprendido durante el viaje a Gran Canaria es la existencia de bastantes poblaciones que merecen mucho la pena. Muchas más que las que vimos durante nuestra Ruta por Lanzarote o por Fuerteventura, donde apenas encontramos un par de pueblecitos con encanto en cada isla.

Teror es otra visita obligada. La peatonal calle real, repleta de viviendas de fachadas pintadas, destaca por los balcones canarios de madera. Si en otros pueblos hemos ido viendo algunos de ellos, al visitar Teror observamos que casi todas las viviendas disponen de su balcón.

Teror

Al final de la calle se llega a una plaza donde se alza una de las iglesias más importantes que ver en Gran Canaria. Es la Basílica de Santa María del Pino, que recibe este nombre porque la leyenda cuenta que la Virgen le apareció bajo un pino al que fuera el primer obispo de la isla, Juan Frías. Era 1492. Hoy la Virgen en cuestión es venerada en toda Gran Canaria.

Teror Santa María del Pino

Teror

Justo enfrente de la iglesia se abre una pequeña pero muy recoleta plazoleta que lleva el nombre de Plaza Teresa de Bolívar, que fue la primera esposa de Simón Bolívar. La familia del padre de Teresa era de Teror.

Por detrás de la Basílica queda el Palacio Episcopal. Aunque en principio está cerrado a las visitas, la puerta estaba abierta, de manera que no pude evitar echar un vistazo a su patio, para admirar su bellísimo drago. Si está cerrada la puerta principal, podéis observarlo desde una reja que queda en el lateral del mismo.

Teror

No quería marchar de Teror sin probar una de las exquisiteces de Gran Canaria que se elabora, precisamente aquí. Me refiero al chorizo de Teror. Se trata de un embutido para untar, que recuerda mucho a la sobrasada. Me preparan un bocadillo del mismo en el colmado (aquí los llaman tiendas de aceite y vinagre) de la Calle de la Iglesia Chica (que es la que se sigue de la Calle Real). Delicioso.

ARTENARA

Artenara es otra preciosa población grancanaria que no hay que perderse. Por el pueblecito y por el enclave donde se encuentra, en plena Reserva de la Biosfera de Gran Canaria y dentro del paisaje cultural de Risco Caído y las Montañas Sagradas de Gran Canaria, que la Unesco incluyó en 2019 en la lista del Patrimonio Mundial.

Además, el paisaje que disfruté durante el trayecto en coche desde Teror es una auténtica maravilla que ni tan solo la niebla echó a perder. Enormes bosques de pinares, cataratas cayendo ladera abajo (había llovido en los días previos), tierras volcánicas cubiertas de musgos… Tuve que detener el vehículo en la carretera en varias ocasiones a fin de disfrutarlo.

En Artenara se viene a conocer las casas cuevas que abundan en el municipio. Las hay a decenas y nos recuerdan esta manera de vivir que tienen los grancanarios desde antes de la llegada de los españoles. Luego hablaré de ello.

Artenara
Casi todas las casas-cueva son privadas pues siguen desempañando la función de vivienda familiar. Sin embargo, tres de ellas forman el Museo de las Casa Cuevas que es una auténtica maravilla etnológica. Creo, sinceramente, que es uno de los lugares que ver en Gran Canaria de forma obligada. Y, por cierto, es gratuito. El museo nos recuerda cómo vivían (y, en buena parte, como lo siguen haciendo) los lugareños en Artenara, además de recordarnos algunos de los oficios tradicionales que llevan desempeñando desde hace siglos.

Artenara

En este precioso pueblo también visitamos la Ermita de la Cuevita, que como no podría ser de otra forma está en una cueva, y varios miradores hacia lo que parece ser un gran y verde valle pero que en realidad es un enorme cráter conocido como la Caldera de Tejeda. Uno de ellos es el Mirador de Unamuno (con su estatua) y otro, el del Sagrado Corazón, que parece emular el Cristo Redentor de Río de Janeiro. Justo enfrente, al otro lado del cráter, destacan las enorme moles de los Roques de Nublo y Bentayga.

Cuevita de Artenara

Mirador de Unamuno

TEJEDA

A pocos kilómetros de Artenera encontramos Tejeda, otro de los pueblos que hay que ver en Gran Canaria. Con más motivo incluso, habida cuenta de que se trata del único de la isla que está incluido en la lista oficial de los Pueblos más Bonitos de España.

Tejeda es un pueblecito de casas encaladas, ubicado en la ladera del cráter, de manera que os aseguro que lo que aquí se hace es subir y bajar cuestas pero que bien. Más allá de la iglesia parroquial no hay grandes monumentos que visitar aquí, de manera que paso el rato buscando los mejores rincones donde inmortalizar el pueblo con la mole del Roque Bentayga como telón de fondo, aunque este queda al otro lado de la caldera.

Según leo, un muy buen momento para visitar Tejeda es durante el febrero, que es cuando florecen los muchos almendros del término municipal. Incluso se celebra una fiesta en honor a la floración. Me conformo en comprar y comerme unos deliciosos dulces de almendra en la Dulcería Nublo Tejeda, mientras disfruto una vez más de las vistas a los Roques Nublo y Bentayga.

Tejeda

ROQUES NUBLO Y BENTAYGA Y PAISAJE CULTURAL DE RISCO CAÍDO Y LAS MONTAÑAS SAGRADAS.

El Roque Nublo y el Roque Bentayga, dos enormes monolitos ubicados en la parte más alta de una zona que la Unesco ha declarado como Reserva de la Biosfera, son dos de los símbolos de Gran Canaria.

Situados en lo alto de un enorme cráter volcánico que recibe el nombre de Caldera de Tejeda, el Roque Nublo sobresale unos 80 metros del resto de montaña, para alzarse hasta los 1813 metros de altura sobre el nivel del mar. No menos impresionante resulta el bastante cercano Roque Bentayga, cuya cumbre alcanza los 1404.

Roque Nublo

Roque Nublo
No es de extrañar, por tanto, que ambas moles hubiesen sido consideradas como sagradas ya por los primeros habitantes de la isla, que llegaron procedentes del norte de África bastante siglos antes que los colonizadores europeos. Es por ello que a este paisaje se le conoce como Las Montañas Sagradas.

Desde Tejeda o Artenara se dispone de estupendas vistas de los dos monolitos. Sin embargo, merece la pena acercase hasta su base. Hablaré más profundamente sobre cómo llegar hasta estos dos imponentes monolitos en un post específico sobre esta zona.

En la base del Roque Bentayga visitamos, además, el centro de interpretación del Roque, que nos explica la importancia que habría tenido la roca para la civilización prehispánica, además de contarnos la miríada de yacimientos arqueológicos, incluyendo cuevas-vivienda, espacios funerarios o graneros en lo que se conoce como Valle del Bentayga.

Roque Bentayga

Aunque la mayoría de ellos están cerrados al público, como el de Risco Caído que da nombre a la denominación del Patrimonio Humanidad, sí que se puede visitar el poblado troglodita que se alzó en Cuevas del Rey, a muy pocos kilómetros del Roque Bentayga. Allá ascendimos por un sendero bastante bien señalizado, para visitar decenas de cuevas excavadas en la misma roca.

La cueva más importante de todas es la Cueva del Guayre, que ocupa unos 70 metros cuadrados en un espacio de unos dos metros de altura. En el suelo se encuentran excavadas hasta 44 cazoletas que habrían sido utilizadas para rituales o quizá para instalar palos para separar el espacio de la cueva. En la pared de la izquierda hay un par de aberturas cuadrangulares que permiten acceder a sendas estancias. En la Cueva del Guayre se han encontrado restos de pinturas.

Cuevas del Rey

Por último, comentar que en el pueblo de Artenara se puede (y debe) visitar el Centro de Interpretación de Risco Caído, que ahonda en los más importantes yacimientos arqueológicos de la zona y que dispone de una réplica de la cueva número 6 de Risco Caído, que con su bóveda excavada, es una de las más impresionantes del conjunto.

TELDE

La población de Telde, que es la segunda en número de habitantes de la isla, supuso otra de las sorpresas durante este viaje a Gran Canaria. Quizá porque esperaba poco de ella.

Lo más destacable que ver en Telde lo encontramos en los barrios de San Francisco y San Juan, unidos por un paseo jalonado por un acueducto que es obra de León y Castillo, del que luego hablaré. Se trata de dos barrios donde las casas regias de dos alturas, casi todas encaladas en blanco, pero algunas pintadas de colores, dominan el arrabal. En el Barrio de San Juan las encontramos en los alrededores de la basílica homónima, que merece la pena visitar, pese a su sencillez.

Telde

En el barrio de San Francisco, además de disfrutar de sus tranquilas callejuelas que se suelen a abrir a recoletas plazas, como la que lleva el nombre del barrio, merece la pena visitar el Museo León y Castillo, que ocupa la casa que vio nacer al político local Fernando León y Castillo y donde también vivió su hermano, Juan, ingeniero, que además de ser quien diseñó el acueducto del que hemos hablado, también lo fue del puerto de Las Palmas o del faro de Maspalomas. El edificio permite conocer como era una casa canaria del siglo XIX.

Telde

Otro barrio que merece la pena conocer es el de San Gregorio. Concretamente, la Plaza San Gregorio y la Avenida de la Constitución. Además de ser el eje comercial de Telde, podemos observar bastantes viviendas que nos recuerdan a la Telde de antes de la industrialización.

Telde

DUNAS DE MASPALOMAS.

Entre los paisajes más espectaculares que ver en Gran Canaria no pueden faltar las de las Dunas de Maspalomas. Al igual que nos pasó con las Dunas de Corralejo, que conocimos durante nuestra Ruta por Fuerteventura, al visitar este sistema dunar, parece que te hayas trasladado al mismo Sáhara. Con la diferencia, eso sí, que las Dunas de Maspalomas llegan hasta la misma orilla del océano Atlántico. Una muy buena manera de recorrerlas es realizando un paseo en camello, que podéis reservar aquí. Es algo que gusta especialmente a los más pequeños.

Las Dunas de Maspalomas ocupan unas 400 hectáreas. El parque natural que ocupa, comprende también una charca habitada por algunas decenas de distintas de aves.

Dunas de Maspalomas

Dunas de Maspalomas

Dunas de Maspalomas

También nos acercamos hasta el famoso Faro de Maspalomas, el más emblemático que ver en Gran Canaria y que ya hemos dicho que fue una de las obras de Juan León y Castillo. El faro, que se inauguró en 1890, tiene una altura de 54,70 metros. Sus destellos nocturnos son visibles desde casi 20 millas náuticas.

Faro de Maspalomas

BUFADERO DE LA GARITA

Y termino esta lista de lugares que ver en Gran Canaria con lo que se conoce como Bufadero de La Garita. Aunque pertenece al amplísimo municipio de Telde, la verdad es que no está en el centro histórico de la población si no en la costa. De hecho, lo visitamos el último día, de camino al aeropuerto.

Esta curiosa formación geológica, situada en la misma colada volcánica que llega hasta la orilla grancanaria, es una auténtica maravilla. Se trata de una serie de piscinas naturales que se van rellenando con las mismas olas del mar. Todo ello resulta en una serie de cataratas de lo más fotogénicas y, particularmente, a la existencia de un bufadero. Es decir, un lugar por donde el agua del océano sale expulsada expeditivamente cada cierto tiempo. La verdad es que se trata de un lugar de lo más espectacular y de muy fácil acceso, de manera que no os lo podéis perder si vais a visitar Gran Canaria.

Bufadero de La Garita

Bufadero de La Garita

Bufadero de La Garita

Y hasta aquí está lista de lugares que ver en Gran Canaria, aunque la verdad es que en un viaje a esta isla estoy seguro que vais a visitar más. Otros lugares como el Barranco de Fataga (las vistas desde el Mirador Degollada de las Yeguas son de lo más espectacular que vimos) o el mismo pueblecito de Fataga, ambos situados de camino al Roque Nublo desde Maspalomas, son otras visitas imprescindibles de Gran Canaria y que merece la pena que intentéis incluir en un viaje a Gran Canaria.

IMG_7689

Suscríbete al blog


Puedes darte de baja en cualquier momento haciendo clic en el enlace al pie de página de nuestros correos electrónicos. Para obtener información sobre nuestras prácticas de privacidad, visita nuestro sitio web.

Usamos Mailchimp como nuestra plataforma de newsletters. Al hacer clic a continuación para suscribirte, aceptas que tu información será transferida a Mailchimp para su procesamiento. Obtén más información sobre las prácticas de privacidad de Mailchimp aquí.

¿Qué te ha parecido el artículo?


5 de 5.0 (4)

Comentarios:

14 comentarios en “Qué ver en Gran Canaria en 5 días. 11 lugares imprescindibles.


David Bizarro
12 de febrero de 2021

No sabía que había tanto que ver en Gran Canaria. Una pregunta, ¿sabes si para visitar el Bufadero de la Garita vale cualquier hora o hay que ir con la marea alta o baja?
Gracias.

    Jordi Martinez Baylach
    14 de febrero de 2021

    Hola, David. Así es, tienes que ir con la marea alta, que es cuanto más de goza del espectáculo.

    rosagrancan
    18 de febrero de 2021

    Hola, David. Le recomiendo ir los días de luna llena, que es cuando la marea sube más fuerte y siempre mejor ir cuando la marea está todavía subiendo. Entonces el Bufadero de La Garita está impresionante.

      Jordi Martinez Baylach
      23 de febrero de 2021

      Muchas gracias por el aporte, Rosa!

Olga
14 de febrero de 2021

Qué buen repaso disteis a Gran Cañaría en 5 días: Veo que os ha cundido muchísimo ya que hay muchísimos lugares de interés que ver en Gran Caanaria, es una isla muy atractiva con muchas cosas que visitar. Aunque nosotros estuvimos hace ya algún tiempo, recuerdo que nos encantaron los pueblos de Tejeda, Teror y Gáldar, que para nosotros fue también una gran sorpresa. Estamos deseando regresar. Buen artículo! Saludos.

    Jordi Martinez Baylach
    17 de febrero de 2021

    Así es, Olga. A mi me sorprendió ver tantos pueblos con encanto. Por ejemplo en Fuerteventura o Lanzarote echamos en falta encontrar más pueblos bonitos como sí que los hay en Gran Canaria.
    Un abrzo y gracias por pasarte por aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La empresa trata tus datos para facilitar la publicación y gestión de comentarios. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, supresión y oposición, entre otros, según nuestra Política de privacidad.