Maternidad de Elna

La visita a la Maternidad de Elna es una de las más emotivas que pueden hacerse en el Sur de Francia. Un lugar que es parte importante de la historia escrita por el casi medio millón de refugiados españoles que, huyendo de la Guerra Civil Española y la llegada de la dictadura del General Franco, se establecieron en los distintos campos de refugiados en lo que hoy es el departamento francés de los Pirineos Orientales.

En este artículo os vamos a contar qué es y cómo visitar la Maternidad de Elna. Pero también cómo rendir memoria a los refugiados españoles que aquí se establecieron durante aquellos penosos años, hace casi un siglo.

QUÉ ERA LA MATERNIDAD DE ELNA

Durante los últimos meses de la Guerra Civil Española y particularmente tras la Caída de Barcelona en enero de 1939, decenas de miles de españoles cruzaron la frontera para establecerse al sur de Francia.

Fue, según no pocas fuentes, una de las primeras grandes crisis humanitarias en cuanto a refugiados, en la Historia de la Humanidad. En los meses siguientes, el caudal de refugiados que pasó a Francia por La Jonquera, Portbou e Irún alcanzó cifras que los historiadores cifran en casi medio millón de personas.

Esta huida masiva al Sur de Francia dio lugar a una crisis humanitaria jamás vista hasta aquel momento. Entre otras cosas, porque los aproximadamente 230.000 habitantes del Departamento de los Pirineos Orientales vieron triplicada su población en apenas tres meses.

Maternidad de Elna

No voy a extenderme en la historia, pero lo cierto es que las autoridades francesas establecieron hasta cuatro campos de internamiento que dieron acomodo (en realidad, esto sería un enorme eufemismo) a los recién llegados. Fueron los campos de Argelès-sur-Mer, Saint-Cyprien, Barcarès y Rivesaltes.

Es en este contexto en que la joven enfermera suiza Elisabeth Eidenbenz fundó la Maternidad de Elna. Eidenbenz, que era enfermera voluntaria de la Asociación de Ayuda a los Niños de la Guerra, fundó primero una maternidad en el pueblecito francés de Brouilla. Sin embargo, esta primera maternidad quedó enseguida pequeña.

Fue en este momento, en que Eidenbenz consiguió la cesión de un palacete de tres pisos conocido como castillo de Bardou, situado a las afueras de la ciudad de Elna (por cierto, su Catedral es una de las joyas del Románico del Sur de Francia).

En un primer momento, la Maternidad de Elna dio cobijo a las gestantes que entraban en las últimas semanas de embarazo, procedentes sobre todo del Campo de Internamiento de Argeles-Sur-Mer. Sin embargo, tras el avance de la Alemania nazi durante la Segunda Guerra Mundial, la Maternidad se encargó también de proteger los refugiados del nazismo, a menudo llegados desde distintos puntos de Europa, pero también a la comunidad judía, que fue víctima de persecuciones desde la constitución del régimen de Vichy en Francia, títere de la Alemania Nazi.

Se sabe que en la Maternidad de Elna nacieron hasta 597 niños a lo largo de los cinco años en que permaneció abierta, antes de que fuera cerrada por la Gestapo en 1944. Durante aquellos años, numerosas voluntarias, incluidas muchas de las madres que allí habían parido y que con el tiempo se convirtieron en trabajadoras de la Maternidad Suiza de Elna, empeñaron parte de su juventud en beneficio de los más desfavorecidos.

La Maternidad de Elna cayó en el progresivo abandono a partir del fin de la Segunda Guerra Mundial.

LA VISITA A LA MATERNIDAD DE ELNA

Hace ya unos cuantos años que la Maternidad de Elna ha sido rehabilitada y es posible visitarla. Es una muy bonita y emocionante manera de rendir homenaje a aquellas personas que la hicieron posible y también a todas las madres e hijos que por allí pasaron.

Fue a principios de siglo XXI, cuando la idea de reabrir la Maternidad Suiza de Elna como centro de interpretación fue tomando forma. Fue a raíz de que Guy Eckstein, que había nacido en la Maternidad, buscara y encontrara a Elisabeth Eidenbenz. En 2002, la ciudad de Elna homenajeó a la entonces casi nonagenaria enfermera y solo un par de años más tarde, en 2004, adquirió el castillo de Bardou, sede de la antigua Maternidad, para convertirla en un centro que recuperara la memoria de aquellos tiempos.

Maternidad de Elna

La visita a la Maternidad de Elna empieza en la planta baja, con un audiovisual de unos 10 minutos donde se cuenta la historia de la institución y de Elisabeth Eidenbenz. El documental recoge numerosos testimonios de aquellos tiempos, incluidos la de la propia Elisabeth.

En las siguientes plantas, distintos plafones explicativos nos cuentan todo aquello que allí se vivió. Desde luego, una historia extraordinaria que no debe caer en el olvido. No faltan los nombre de los casi seiscientos bebés que a lo largo de 5 años nacieron en la Maternidad de Elna.

Cierto es que la antigua maternidad está desprovista de todo mobiliario. Sin embargo, visitar la Sala Marruecos, donde nacieron centenares de bebés de madres refugiadas, se convierte en un momento verdaderamente emocionante.

Lo cierto es que si estáis interesados en conservar la memoria de todos aquellos refugiados que debieron abandonar España durante y tras la Guerra Civil Española, la Maternidad de Elna es un lugar que no debe faltar en vuestro viaje al Sur de Francia con niños. Más allá de disfrutar de los lugares dedicados exclusivamente al ocio, creo que merece conocer también estos lugares históricamente tan relevantes.

Maternidad de Elna

EL MEMORIAL DE RIVESALTES

Una muy buena manera de completar la visita a la Maternidad de Elna es visitando el Memorial del Campo de Rivesaltes. Fue uno de los cuatro campos de internamiento que se edificaron en el sur de Francia tras la llegada del casi medio millón de españoles que huyeron de la Guerra Civil Española y de la Dictadura.

Campo de Rivesaltes

El Memorial de Rivesaltes se ha alzado en el mismo Campo de Internamiento. Se trata de un enorme edificio diseñado por Rudy Ricciotti, de más de 200 metros de largo, que queda soterrado por debajo del nivel del suelo.

Memorial del Campo de Rivesaltes

Memorial del Campo de Rivesaltes

Aquí se cuenta la historia del Campo de Rivesaltes, cuya historia no se limitó a acoger los recién llegados huidos de la España franquista, si no que posteriormente se convirtió en verdadero Campo de Concentración para víctimas del régimen filonazi de Vichy (incluyendo judíos y gitanos) e incluso campo de tránsito hacia Auschwitz-Birkenau, de camino a Drancy.

Pasear entre las ruinas de lo que fue el Campo de Rivesaltes es otra obligada manera de honrar a todas aquellas víctimas del fascismo que por aquí pasaron.

Memorial del Campo de Rivesaltes

Suscríbete al blog


Puedes darte de baja en cualquier momento haciendo clic en el enlace al pie de página de nuestros correos electrónicos. Para obtener información sobre nuestras prácticas de privacidad, visita nuestro sitio web.

Usamos Mailchimp como nuestra plataforma de newsletters. Al hacer clic a continuación para suscribirte, aceptas que tu información será transferida a Mailchimp para su procesamiento. Obtén más información sobre las prácticas de privacidad de Mailchimp aquí.

¿Qué te ha parecido el artículo?


5 de 5.0 (3)

Comentarios:

5 comentarios en “La Maternidad de Elna y el Memorial de Rivesaltes.


Felisa R.
25 de agosto de 2021

Hace unos pocos años vimos una película o una miniserie (no recuerdo) sobre la maternidad de Elna y nos dejó francamente sorprendidos por lo que está enfermera llego a hacer en el sur de Francia. Debe ser muy emocionante visitarla.

    Jordi Martinez Baylach
    29 de agosto de 2021

    Así es, Felisa. La película se llama La Luz de Elna. También hay un libro que merece mucho la pena. Se llama La maternitat d’Elna
    y está escrito por Assumpta Montellà. Está traducido al español, también.

César
29 de agosto de 2021

Un lugar que te deja sin palabras, la Maternidad de Elna. Además del Memorial de Rivesaltes, merece la pena visitar un pequeño museo de Argelers sur Mer, donde se cuenta la historia del exilio de los españoles tras la Guerra Civil. Es muy emocionante también.

Robert
30 de agosto de 2021

Hace tiempo vimos la película y no sabía que fuera uin hecho real y que se pudiera visitar la Maternidad. ¿Crees que se puede visitar de camino a Carcasona desde Girona?

Marcos
31 de agosto de 2021

Fa uns anys vaig conèixer la història perquè vaig treballar a la pel·lícula, per sort o per desgràcia es va rodar a la Costa Brava i Barcelona i no vaig poder conèixer la maternitat desde allà, la escriptora del llibre va venir a visitar-nos i en general va ser una bona experiència a veure si algun dia hi puc anar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La empresa trata tus datos para facilitar la publicación y gestión de comentarios. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, supresión y oposición, entre otros, según nuestra Política de privacidad.