Caldereta de Langosta

La Caldereta de Langosta es uno de los platos más emblemáticos de la cocina balear y, concretamente, de la isla de Menorca.

En este blog ya os hemos hablado de los lugares imprescindibles que ver en Menorca incluyendo su Ruta Talayótica. Es ahora momento de hablaros de su gastronomía y concretamente, de un plato que ningún viajero debería perderse cuando visite por vez primera Menorca: la Caldereta de Langosta.

Aunque podéis degustar la Caldereta de Langosta en muchos restaurantes de la isla, el lugar más indicado para disfrutar de este ágape en Fornells, una villa marinera situada al norte de la isla, que tiene merecida fama de servir la mejor Caldereta de Langosta de Menorca. Concretamente, nosotros acudimos al restaurante Es Cranc, uno de los más emblemáticos de la isla para degustar el plato en cuestión. El restaurante se localiza a un minuto a pie a la iglesia de San Antonio Abad y a tres del Puerto de Fornells, pero en realidad todo está cerquita en esta pequeña población de menos de 1000 habitantes.

LA CALDERETA DE LANGOSTA. DE PLATO DE ALTA MAR A PLATO ESTRELLA DE LA GASTRONOMÍA DE MENORCA.

Como no podría ser de otra manera, la Caldereta de Langosta tiene como ingrediente principal la langosta de Menorca, sabrosísima. Este plato es cocinado en un recipiente de barro cocido, una cazuela, que por estas tierras es conocida como tià de terra. De hecho, es precisamente esta caldereta de barro lo que da nombre al plato en cuestión.

En un origen, la Caldereta de Langosta era cocinada por los propios pescadores mientras faenaban en alta mar. En aquellos tiempos, la langosta no era precisamente un manjar especialmente apreciado por la población en general.

Sin embargo, ya durante el último tercio del siglo XIX, el restaurante Can Burdó de Fornells, empezó a cocinar la Caldereta de Langosta para todos aquellos comensales que quisieran degustar el plato. Desde luego, por aquel entonces, los viajeros que se acercaban hasta Fornells (y hasta Menorca en general) eran muy pocos, de manera que no fue hasta mediados del siglo XX cuando el fenómeno del turismo propició que la Caldereta de Langosta de Menorca se popularizase como uno de los platos estrella de la isla. Como os dije, hoy se trata de uno de los platos más demandados en toda Menorca, de manera que podéis pedir Caldereta de Langosta a lo largo y ancho de la isla (aquí podéis descubrir la oferta de restaurantes en Menorca). Sin embargo, el lugar más emblemático para degustar el plato sigue siendo en Fornells.

Caldereta de Langosta

CÓMO DE COCINA LA CALDERETA DE LANGOSTA DE MENORCA

Como está claro, el ingrediente principal de la Caldereta de Langosta de Menorca es la langosta mediterránea. Concretamente, la Langosta Roja, un producto verdaderamente gourmet. Un ingrediente de temporada por cierto, puesto que es entre abril y finales de agosto cuando se puede pescar.

Sin embargo, hay que matizar este último extremo, puesto que los viveros existentes en la mayoría de restaurantes de Fornells dedicados a cocinar la Caldereta de Langosta permiten que la temporada de langosta roja se alargue hasta finales de octubre. Más allá de esta época, suele usarse langosta blanca (y no roja) que es menos sabrosa.

Para elaborar el plato se requieren unos 500 gramos de langosta por comensal, a los que se añade un sofrito de verduras locales. Idealmente, como dije, langosta roja. Y, a ser posible, langosta hembra, que por lo visto es más sabrosa. Al sofrito se suele añadir una buena picada, en la que no deberían faltar las huevas de la langosta, ajo y perejil, galleta o pan tostado y almendras. Sin embargo, cada cocinero tiene su librillo y sus ingredientes secretos que raramente os contarán.

Además de que el plato tiene que cocinarse con cariño y a fuego lento, una de las particularidades es la necesidad de someterlo a un reposo de al menos unas tres horas, momento en el cual los sabores van tomando forma y se van asentando. Es por este motivo que degustar la Caldereta de Langosta en un restaurante en que el plato sepamos que tiene mucha salida es importante, porque no se trata de que lo cocinen al momento, si no que el plato debe estar ya preparado unas horas antes (y para ello, los restaurantes deben asegurarse que van a tener los clientes suficientes para darle salida a un plato tan caro).

Como os dije, nosotros degustamos el plato de Caldereta de Langosta en Es Cranc, en la citada población de Fornells. La verdad es que nos encantó. Para algunos (entre los cuales, ellos mismos, que así se publicitan) es donde cocinan la mejor Caldereta de Langosta. Nosotros, desde luego, eso no lo podemos asegurar, porque al precio que va el plato (dudad de los lugares que os lo sirvan por menos de 70 euros por ración), tampoco puedes ir repitiendo al día siguiente. Sin embargo, sí que podemos decir, que nos encantó.

Suscríbete al blog


Puedes darte de baja en cualquier momento haciendo clic en el enlace al pie de página de nuestros correos electrónicos. Para obtener información sobre nuestras prácticas de privacidad, visita nuestro sitio web.

Usamos Mailchimp como nuestra plataforma de newsletters. Al hacer clic a continuación para suscribirte, aceptas que tu información será transferida a Mailchimp para su procesamiento. Obtén más información sobre las prácticas de privacidad de Mailchimp aquí.

¿Qué te ha parecido el artículo?


0 de 5.0 (0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La empresa trata tus datos para facilitar la publicación y gestión de comentarios. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, supresión y oposición, entre otros, según nuestra Política de privacidad.