Icono del sitio Mil Viatges

10 de las mejores pinturas murales y frescos de la historia.

Hablar acerca de algunas de las más famosas y bonitas pinturas murales y frescos que hemos tenido la oportunidad de conocer durante nuestros viajes, ha sido el nuevo reto que me ha propuesto mi amigo y prolífico viajero Florencio Moreno, autor del blog de viajes Mundandy.

Como pinturas murales entendemos a la manifestación artística que comprende la aplicación de pinturas directamente en muros o paredes. Sus orígenes hay que remontarlos, por tanto, al mismo advenimiento del arte figurativo. En este sentido, hemos incluido en esta lista de pinturas murales más bonitas del mundo la que es considerada como uno de los grandes paradigmas del arte rupestre mundial: las Cuevas de Altamira.

Casi todas las civilizaciones decoraron los muros de sus palacios más insignes y sus viviendas más notables con pinturas murales. Así lo hicieron griegos, minoicos o romanos, por ejemplo. También incluiremos, por tanto, algún representantes de las antiguas civilizaciones en esta relación de mejores pinturas murales de la historia.

Quisiera comentar, también, que a menudo se confunde la pintura mural con la pintura la fresco. Desde luego, no siempre resultan equivalentes. De esta manera, una de las técnicas más empleadas en la pintura mural es la conocida como pinturas al fresco. Se trata de la pintura que se aplica sobre una superficie cubierta por dos capas de mortero de cal. De hecho, la pintura se aplica directamente sobre la capa más superficial, cuando ésta está aún húmeda. Algunas de las mejores pinturas al fresco de la historia están consideradas también como algunas las más famosas pinturas murales. Y como paradigma de todas ellas, la Capilla Sixtina de Miguel Angel, uno de los momentos cumbre del Renacimiento, que no puede faltar en esta lista.

Sin embargo, la técnica del fresco era ya utilizada desde mucho antes. Por ejemplo, durante el románico, cuando se elaboraron algunas de las más importantes pinturas murales de la Historia del Arte, o durante el periodo gótico. Tras en Renacimiento, también los artistas barroco utilizaron la técnica del fresco en repetidas ocasiones. En este sentido, he incluido en esta lista algunos de los frescos más bellos del mundo, tanto románicos, como góticos, renacentistas o barrocos, aunque algunos tan famosos como La Última Cena de Leonardo Da Vinci para Santa Maria delle Grazie de Milán ha quedado fuera de la relación por falta de espacio.

También he incluido en esta lista de pinturas murales más bellas del mundo, algunos ejemplos de arte bizantino. Aunque verdaderamente ello merecería un post exclusivo, no he podido obviar la inclusión de un par de ejemplo.

Y por último, también he incluido en el artículo, un representante del muralismo del siglo XX. Probablemente, del más famoso de los pintores muralistas de Latinoamérica. Sin embargo, ha quedado fuera de la lista el arte urbano que tanto se ha popularizado en las últimas décadas y que en muchas ocasiones se manifiesta como un dignísimo sucesor del arte mural histórico.

Sin más, os dejo con 10 ejemplos de pinturas murales y frescos.

10 DE LAS PINTURAS MURALES Y FRESCOS MÁS BONITOS DEL MUNDO.

ARTE PREHISTÓRICO. CUEVAS DE ALTAMIRA. ESPAÑA.

La Gran Sala de los Animales o Sala de los Techos las Cuevas de Altamira está considerada algo así como la Capilla Sixtina del Arte Rupestre. Aunque visitar la cueva original resulta muy difícil, la neocueva abierta al público a principios del siglo XXI permite disfrutar del conjunto excepcional de pinturas rupestres como si de la original se tratara, con un conjunto de maravillosas policromías representando a bisontes, caballos, bóvidos y otros animales.

Los autores de la obra aprovecharon los relieves de los 18 metros de largo de la cúpula de Sala de los Animales para dotar de volumen a los animales pintados.

ARTE ROMANO. VILLA DE LOS MISTERIOS DE POMPEYA, ITALIA.

Como dije, casi todas la culturas decoraron los palacios de sus dignatarios y las mejores viviendas de sus clases más notables con pinturas murales. Uno de los conjuntos de pinturas murales más bellos del mundo lo encontramos en la Villa de los Misterios de Pompeya, una de las villas más lujosas en la ciudad que se pueden visitar en Pompeya, la ciudad que quedó sepultada por la erupción del volcán Vesubio.

La Sala de la Gran Pintura es la más espectacular en cuanto a los frescos existentes en la mansión. Sus pinturas son del siglo I AC y hacen referencia a la iniciación de las mujeres en el culto a Dionisio.

ARTE ROMÁNICO. ÁBSIDE DE SANT CLIMENT DE TAÜLL, ESPAÑA.

Varios de los frescos más bonitos del mundo los encontramos en el Románico. Aunque tanto el Panteón de los Reyes de San Isidoro en León como los frescos de Bagüies conservados en el Museo Diocesano de Jaca merecerían también estar en la lista, he incluido los murales de la iglesia de Sant Climent de Taüll, en el Valle de Boí, que se conservan en el Museo Nacional de Arte de Catalunya.

La figura central del Pantocrátor, envuelto en la habitual mandorla, supone uno de los momentos más brillantes del arte románico mundial. A su alrededor, el Maestro de Taüll pintó cuatro ángeles que representan los 4 evangelistas. Por debajo, se sitúan la Virgen y los apóstoles.

ARTE BIZANTINO. MONASTERIO DE VORONET, RUMANÍA.

Algunos de las mejores pinturas murales del mundo las encontramos en el arte bizantino ortodoxo. Hemos disfrutado de decenas de ejemplos en Bulgaria, Rumanía, Macedonio o Rusia, por ejemplo.

Sin embargo, uno de los momentos sublimes de la pintura mural lo encontramos en el conjunto de monasterios pintados de la región de Bucovina, en Rumanía. No solo los muros interiores de las pequeñas iglesias monásticas están cubiertos por completo por pinturas murales, si no también lo están los muros exteriores. Es decir, sus fachadas. Decenas de escenas bíblicas pintadas con una precisión ciertamente asombrosa.

El tema del Juicio Final es recurrente en varios de estas iglesias, siendo la de Voronet, una de las más espectaculares.

ARTE GÓTICO. ORATORIO DE SAN GIOVANNI DE URBINO, ITALIA. HERMANOS SALIMBENI.

Casi todos los lugares que hay que ver en Urbino hacen referencia a esta ciudad como una de las capitales del Renacimiento italiano. Sin embargo, la ciudad natal de Rafael Sanzio dispone de un ciclo de frescos góticos ciertamente deslumbrante en el pequeño e imprescindibles oratorio de San Giovanni.

Los autores de la obra fueron los hermanos Salimbeni, Lorenzo y Jacopo, naturales de la misma región de Las Marcas. En el muro lateral del oratorio, el ciclo describe la vida de San Juan Bautista, a quien está dedicado el templo, mientras que la pintura mural de detrás del altar representa la Crucifixión de Cristo. Aunque quizá los frescos góticos más famosos del mundo sean los que Giotto para la Basílica de San Francisco de Asís, esta maravilla de los hermanos Salimbeni también merece considerarse entre las pinturas murales más bonitas del mundo.

ARTE RENACENTISTA. CAPILLA SIXTINA DE ROMA, ITALIA. MIGUEL ANGEL.

No sé si los frescos de la Capilla Sixtina del Vaticano son los más bonitos del mundo. De lo que no hay duda es que son los más famosos. A ello contribuye no solo la belleza y espectacularidad de los frescos, si no también el emplazamiento, en el lugar donde se celebran los cónclaves que culminan con la elección del Santo Padre, y la autoría de su creador, Miguel Angel Buonarroti, uno de los mayores genios de la Historia del Arte.

Miguel Ángel decoró por completo la bóveda de este espacio, con un conjunto de frescos que representan un enorme número de escenas bíblicas y en el que se citan más de 300 personajes distintos en unos 500 metros cuadrados de pintura. El pasaje de la Creación de Adán debe ser uno de los más famosos de la Historia del Arte.

Además de la bóveda, Miguel Ángel fue el encargado de decorar la pared del fondo, detrás del altar. Aquí representó el Juicio Final, en otro fresco que ocupa unos 150 metros de muro. Miguel Ángel dedicó 5 años de su vida a completar el más famosos Juicio Final jamás representado.

foto

foto

ARTE RENACENTISTA. CÚPULA DEL DUOMO DE FLORENCIA, ITALIA. GIORGIOVASARI.

Sigo en el Renacimiento para hablaros de un lugar donde arquitectura y pintura se unen para dar lugar a otro momento sublime de la Historia del Arte. Si la cúpula del Duomo de Florencia está considerada como la más maravillosa alzada jamás (con permiso del Panteón de Agripa de Roma), la decoración interior llevada a término por Giorgio Vasari no solo no desmerece la obra arquitectónica, si no que la realza.

Cosme I de Médici encargó a Giorgio Vasari la ornamentación de la cúpula mediante un gigantesco Juicio Final, que ocupa unos 3600 metros cuadrados. El artista de Arezzo dedicó los últimos 5 años a este trabajo que, tras su muerte, tuvo que ser completado por Federico Zuccaro, Domenico Cresti y otros artistas.

El ascenso a la cúpula de Brunelleschi permite admirar de cerca el que es otro de los mejores frescos de la Historia del Arte y una de los lugares imprescindibles que ver en Florencia.

ARTE BARROCO. IGLESIA DE SAN NICOLÁS DE VALENCIA, ESPAÑA. ANTONIO PALOMINO.

La Capilla Sixtina no solo es uno de los lugares más célebres de Occidente. El topónimo se ha convertido también de uno de los adjetivos más recurrentes de la Historia del Arte. Así, si Altamira es considerada la Capilla Sixtina del Arte Rupestre, el Panteón de los Reyes de León ha recibido a menudo el mismo adjetivo, pero referente al Arte Románico.

Pues bien, en este sentido, la historia (¿o es leyenda) explica que fue el mismísimo conservador de la Capilla Sixtina vaticana, quien maravillado tras visitar los frescos de la Iglesia de San Nicolás de Bari, le impuso este sobrenombre de Capilla Sixtina del Arte Valenciano.

Sea como sea, en la iglesia de San Nicolás de Valencia podemos visitar uno de los conjuntos de frescos más bonitos del mundo. Y, particularmente, entre las pinturas barrocas murales en España. El conjunto, representa la vida y obra de San Nicolás de Bari y San Pedro Mártir, a quienes está dedicado el templo, y son obra de Antonio Palomino, que era el pintor de cámara del rey Carlos II.

La decoración pictórica, que alcanza también las claves y nervaduras de bóveda, es una maravilla que justificaría, por si sola, un viaje a Valencia.

ARTE NEOBIZANTINO. MONASTERIO DE RILA, BULGARIA.

Ya dije que entre las mejores pinturas murales jamás pintadas, no podrían faltar varios ejemplos obras de Europa del Este. Aunque estuve tentado de incluir algunas de las pinturas murales existentes en las iglesias de Arbanasi, también en Bulgaria, al final me he decantado por el que es uno de los más importantes monasterios de los Balcanes y auténtico faro de la cultura y nación búlgara. Me refiero al Monasterio de Rila.

El cenobio, que supone de uno de los momentos culminantes del periodo artístico conocido como Renacimiento búlgaro, dispone de un conjunto de frescos de carácter bizantino excepcional, que comprende tanto el interior de la iglesia, como el nártex de entrada. Fueron pintados a mediados del siglo XIX.

Las historias representadas en el templo abarcan desde la vida de mártires guerreros al destino que aguarda a los pecadores, arrastrados con cuerdas por demonios rojos para ser torturados como merecen. Un completísimo y colorido programa iconográfico que alcanza las 1200 escenas bíblicas, de visita imprescindible si vais a viajar a Bulgaria.

EPOPEYA DEL PUEBLO MEXICANO. DIEGO RIVERA. MÉXICO.

No quería dejar de incluir en esta lista de algunos de los mejores pinturas murales del mundo algún representante de Latinoamérica. Nadie mejor que Diego Rivera, considerado como padre del muralismo mexicano.

Epopeya del pueblo mexicano es un enorme pintura mural de 276 metros cuadrados que ocupa los muros de la escalera principal del Palacio Nacional de México (tanto el muro principal como los dos muros laterales) del centro histórico de la capital azteca.

La parte central, que es la mayor, representa México desde la conquista española hasta 1930. A los lados, se representan la México prehispánica y la México del siglo XX, desde la perspectiva marxista que profesaba Rivera.

Esta fabulosa pintura mural, elaborada con la técnica del fresco, representa distintos episodios nacionales mexicanos de una forma no lineal, concentrando momentos históricos, tiempos y personajes de distintas épocas. Rivera incluyó en esta pintura, a su esposa Frida Kahlo.

Y hasta aquí esta lista de 10 de las mejores pinturas murales y frescos de la historia. Espero que os haya gustado. Ahora os dejo con la lista que ha preparado Florencio en su blog Mundandy.

Suscríbete al blog


Puedes darte de baja en cualquier momento haciendo clic en el enlace al pie de página de nuestros correos electrónicos. Para obtener información sobre nuestras prácticas de privacidad, visita nuestro sitio web.

Usamos Mailchimp como nuestra plataforma de newsletters. Al hacer clic a continuación para suscribirte, aceptas que tu información será transferida a Mailchimp para su procesamiento. Obtén más información sobre las prácticas de privacidad de Mailchimp aquí.