Yangdong es una de las aldeas tradionales mejor preservadas en Corea del Sur. Aunque no es la única, sí que es una de las más fáciles de acceder. De hecho, uno de los motivos de visitar Gyeongju fue que, no solo esta población merece la pena, si no que sirve como excelente base para realizar varias excursiones de interés por los alrededores, como al Templo de Bulguksa y a la citada aldea tradicional de Yangdong.

Yangdong Corea del Sur

CÓMO LLEGAR A YANDONG DESDE GYEONGJU

Visitar Yangdong desde Gyeongju resulta de lo más fácil. El autobús 203 te lleva desde la parada que queda justo al lado de la estación de buses de Gyeongju hasta el mismo pueblo. Nosotros tomamos el bus de las 9.20 (desde la parada a dos minutos del hotel; hay uno aproximadamente cada hora).

Uno de los motivos de alojarnos en Gyeongju en el Hotel Good Dream es que los autobuses que van al Templo de Bulgulsa y a la Aldea de Yangdong, y el que viene de la estación del tren rápido KTX, están a dos minutos del hotel.

Además del autobús 203, hay varios más que también se dirigen en la misma dirección, pero que no llegan hasta el mismo pueblo, si no hasta un cruce de la carretera principal, a unos 10 minutos de la aldea. En este caso, hay que realizar este último tramo a pie.

Os dejo con los horarios del autobús 203, que es el más conveniente para ir de Gyeongju a Yangdong.

Bus de Gyeongju a Yangdong

BREVE HISTORIA DE YANGDONG, LA ALDEA TRADICIONAL DE COREA DEL SUR.

La historia de la aldea de Yangdong se remonta a más de 500 años, en época de la dinastía Joseon. Por lo visto, la historia del pueblo empieza cuando Son So se estableció aquí junto a la familia de su esposa, al casarse con ella, a mediados del siglo XV. Un segundo clan, el de Yeogang Yi, llega a la aldea unos años más tarde, cuando uno de los hijos, Yi Beon se esposa con una de las hijas del clan So.

Es a partir de este momento que la aldea de Yangdong crece cada vez más, gracias a las dos familias y a sus descendientes, de manera que, en cierta manera, Yangdong se convierte en la aldea de este linaje.

Visitar Yangdong

Se trataba, en cualquier caso, de una familia acomodada y que podía disfrutar de sirviente e, incluso, de esclavos. Ello lo podemos comprobar con el tipo de viviendas que podremos visitar en Yangdong. Las más bonitas, de madera, siempre con un muro que la rodea, y culminadas por un tejado de teja, correspondían a los descendientes del clan Yi. Las más simples, que se cierran con un tejado de paja y que reciben el nombre de garapjip, son las que eran utilizadas por los sirvientes y esclavos de los señores.

En las dos fotografías sigüientes podéis ver los dos tipos de viviendas que encontramos en Yangdong.

Yangdong

Viviendas de Yangdong

La verdad es que parece mentira que, cinco siglos después de que los Son y los Yi se establecieran en Yangdong, la aldea haya llegado a nuestros días con tan enorme grado de conservación. Y, más aún, sin rasgo alguno de contaminación en cuanto a construcciones modernas que nada tengan que ver con la aldea tradicional. Por todo ello, Yangdong fue incluida dentro de la lista del Patrimonio Mundial de la Humanidad. Fue uno de los 9 lugares incluidos en la lista, que pudimos visitar durante nuestra Ruta de 10 días por Corea del Sur.

VISITAR YANGDONG.

Justo enfrente de donde te deja el autobús que procede de Gyeongju encontramos el Centro de Visitantes de Yangdong. Es verdaderamente interesantes, pues explica un poco la historia del pueblo, las tradiciones ancestrales (como la del juego de la cuerda, tan común a otros pueblos, o la de la “quema de la casa” durante la primera luna llena), además de explicar en qué consiste Yangdong, quienes vivían aquí y como eran las distintas viviendas de la aldea.

Como ya he comentado, encontramos, básicamente, dos tipos de viviendas. Las que correspondían a los señores son las más bonitas de todas, desde luego. Estaban siempre rodeadas de un gran muro de piedra, solo interrumpido por la puerta de madera que permitía acceder a un primer patio. Las distintas dependencias de la vivienda se disponían en distintos pabellones. Y curiosamente, los hombre tenían el suyo y las mujeres, el suyo también. Los hombres, habitualmente, más cercano a la puerta de entrada. También era habitual la existencia de un pequeño santuario, que en algunas viviendas más importantes se convertía en un auténtico templete, así como unas dependencias que eran usadas por los sirvientes o esclavos. Estas viviendas más elegantes se cerraban siempre gracias a un techo de tejas, que era bastante caro en aquella época. Sin embargo, las dependencias usadas por los criados, se cerraban con un más económico techo de paja.

Yangdong Corea del Sur

Sin embargo, algunas familias del clan no se podían permitir el techo de teja, de manera que su vivienda constaba también de un techo de paja, aunque en este caso se trataba de viviendas de bastante mayor tamaño que las de los sirvientes.

En este Centro de Visitantes de Yangdong encontramos decenas de maquetas de las más importantes viviendas que podremos ver posteriormente. También planos y fotografías, lo cual se agradece, porque al visitar Yangdong podremos acceder a los primeros patios de las viviendas, pero no a las zonas interiores, pues todas ellas permanecen habitadas en la actualidad. Para nada se trata de un pueblo museo únicamente, si no de un poblado de lo más vivo.

Después de echar una buena ojeada al Centro de Visitantes, accedemos a la taquilla, pagamos la entrada (4000W que revierten en el beneficio de la comunidad) y nos disponemos a visitar Yangdong.

Con la entrada nos han facilitado un plano de la Yangdong, donde se especifica dónde se encuentran las edificaciones más relevantes. Ello nos ayudará durante la visita. Sin embargo, al principió resultará pelín lioso.

Mapa de Yangdong en Corea del Sur

Prueba de que Yangdong es, 500 años más tarde de su fundación, una aldea viva es que, nada más pasar el control de tickets dejamos, a mano izquierda, una escuela de primaria. Bastante grande por cierto, habida cuenda de lo que pequeña que es la población.

En mapa explica que Yangdong se divide en tres barrios, Hachon, Geolim y Naegok. El primero queda a la derecha de un pequeño riachuelo, que ahora en enero está helado. Geolim y Naegok quedan a la izquierda del riachuelo, colina (muy suave) arriba.

Torcemos en el primer desvío más importante para ir a buscar la primera de las cuatro grandes casas que hay que ver en Yangdong, la Casa Gwangajeong. Estas casas pertenecieron a los líderes de los clanes. Es decir, en cierta manera, a la aristocracia de Yangdong. Por desgracia esta vivienda está en remodelación, de manera que no se puede visitar. Sí que nos encontramos con un pequeño santuario dedicado a algunos de los integrantes del clan Yi que vivió en Yangdong y que lucharon en distintas guerras.

Santuraio de Yangdong

Posteriormente, iremos buscando (y encontrando) las tres casas principales más, que reciben el nombre de Hyangdan, Mucheomdang, y Seobaekdang. Todas son  particulares. Sin embargo, sí que se puede entrar dentro del muro que rodea la vivienda, donde está el primer patio. Ello nos permite comprobar lo que ya sabemos, que las viviendas aristocráticas se dividen en varios espacios separados o pabellones, siempre de madera, sobreelevados del terreno y cerrados por un tejado de teja. Existía siempre el espacio que pertenecía a las mujeres y el que pertenecía a los hombres. Y, siempre también, un santuario que en ocasiones se convertía en un auténtico templo. Sin embargo, no podemos acceder a ellos, pues se realiza a partir de un segundo patio que queda ya a un nivel más interior, al que no se permite entrar a los turistas.  Solo lo podemos visualizar desde el exterior. No pasan desapercibidos gracias al llamativo símbolo del ying y el yang que está dibujado, habitualmente, en la puerta de acceso a dicho templo.

Templo en Yangdong

Un cartel en el exterior nos cuenta, en inglés también, a quien perteneció cada vivienda. Ello nos permite saber que, muy a menudo, los líderes del clan Yi de Yangdong trabajaron también como altos funcionarios del gobierno Joseon del momento. El cartel nos indica, igualmente, cuándo fue edificada cada vivienda. Muchas de ellas son del siglo XV y XVI.

Además de estas cuatro viviendas principales, son otras muchas las que están enumeradas en el plano que nos han entregado, así como también en los carteles existentes que vamos encontrando al visitar Yangdong y que nos permiten seguir un recorrido más o menos lógico.

Visitar Yangdong desde Gyeongju

Visitar Yangdong desde Gyeongju

También durante nuestro recorrido por la aldea tradicional de Yangdong nos encontramos con la que fue la antigua escuela de la población, también diseñada en madera, así como muchos otros pabellones y un pequeño santuario conmemorativo.

Otra característica habitual de las viviendas de la aldea de Yangdong es que en el patio se suelen ubicar las tan usuales vasijas de barro cocido que contiene el kimchi, la col china que se está fermentado durante años. La verdad es que este manjar coreano, tan recurrente aquí, no me parece para nada delicioso, pero los locales lo degustan con fruición con su sabor entre agrio y picante, con casi cualquier plato.

Yangdong

Nuestra visita a Yangdong, la aldea tradicional cercana a Gyeongju dura casi tres horas. Más o menos realizamos una ruta circular. Gracias al plano que nos entregaron y a las indicaciones, podemos hacer un recorrido bastante completo.

Tras la visita, regresamos por donde habíamos venido, hasta llegar nuevamente al Centro de Visitantes. Como queda media hora para que llegue el autobús que nos permite regresar a Gyeongju desde Yangdong, aún tenemos tiempo de almorzar unos fideos coreanos en el pequeño bar del centro de visitantes. Mucho más no sirven, pero la verdad es que tenemos suficiente.

Visitar Yangdong desde Gyeongju es fácil y merece mucho la pena. Junto a la excusión al Templo de Bulguksa, es una visita que nadie debería perderse desde la antigua capital del Reino de Silla.

Suscríbete al blog


Puedes darte de baja en cualquier momento haciendo clic en el enlace al pie de página de nuestros correos electrónicos. Para obtener información sobre nuestras prácticas de privacidad, visita nuestro sitio web.

Usamos Mailchimp como nuestra plataforma de newsletters. Al hacer clic a continuación para suscribirte, aceptas que tu información será transferida a Mailchimp para su procesamiento. Obtén más información sobre las prácticas de privacidad de Mailchimp aquí.

¿Qué te ha parecido el artículo?


0 de 5.0 (0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La empresa trata tus datos para facilitar la publicación y gestión de comentarios. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, supresión y oposición, entre otros, según nuestra Política de privacidad.