Visitar la Ciudad Prohibida de Pekín es obligado si se viaja a la capital china. No solo se trata del monumento más importante que ver en Pekín, si no también de uno de los palacios reales (en este caso, Imperial), más extraordinarios jamás construidos.

He tenido la oportunidad de visitar la Ciudad Prohibida de Pekín en tres ocasiones y la verdad es que en cada una de ellas me ha fascinado por igual. En esta última ocasión, pudimos visitar El Palacio Imperial de Pekín (también se conoce con este nombre) aprovechando una escala de 15 horas en la ciudad, después de realizar nuestra Ruta de 10 días por Corea del Sur. El programa de visado de tránsito gratis para escalas de hasta 144 horas, permite salir del aeropuerto de Pekín sin tener que disponer de ningún visado.

Visitar la Ciudad Prohibida

VISITAR LA CIUDAD PROHIBIDA DE PEKÍN. HORARIOS, PRECIOS Y ASPECTOS PRÁCTICOS.

HORARIOS.

Se puede visitar la Ciudad Prohibida de martes a domingo (julio y agosto, también abre los lunes).

  • Horario de verano (1 de abril – 31 de octubre): de 8.30 a 17.00
  • Horario de invierno (1 de noviembre – 31 de marzo): de 8.30 a 16.30

Se venden entradas hasta 1 hora antes del cierre.

Desde 2019, las autoridades chinas han limitado el número de visitas a la Ciudad Prohibida a 80.000 al día. Sí, no es un error: 40.000 entradas para la venta online y 40.000 entradas presenciales.

Pues bien, pese a que hasta 80.000 visitantes pueden entrar cada día, hay jornadas donde el cupo se completa y no todos los visitantes pueden entrar al Palacio Imperial. Es por ello que se recomienda adquirir las entradas con antelación (y también para evitar las grandes colas que se forman).

Según misma Ciudad Prohibida esto pasa especialmente en estas época (que ellos dicen que hay que intentar evitar, aunque uno va de viaje cuando puede, en realidad):

  • Vacaciones de verano chinas (1 de julio – 31 de agosto). Como veis, coincide con las occidentales.
  • 1 de mayo y 1 octubre
  • Año nuevo chino: son 7 días que varían cada año.
  • Festival del Dragón: tres días de junio que varían cada año.

Pues eso, que si queréis visitar la Ciudad Prohibida en verano u os queréis ahorrar las colas, merece la pena comprar las entradas por anticipadas (lo podéis hacer aquí y son muy baratas).

PRECIOS.

  • 1 de abril – 31 de octubre: 60 yuanes
  • 1 de noviembre – 31 de marzo: 40 yuanes

Es decir, menos de 10 euros. Como decía, merece la pena comprar las entradas anticipadamente.

Visitar la Ciudad Prohibida de Pekín

CÓMO VISITAR LA CIUDAD PROHIBIDA DE PEKÍN.

La Ciudad Prohibida de Pekín es un monumento enorme. Uno podría pasarse allí medio día y solo vería una pequeña parte. Lo suyo es dedicarle, al menos, un par de horas.

Lo habitual es entrar por la Puerta Sur de la Ciudad Prohibida (la Puerta Meridional) y salir por la Puerta Norte (Puerta del Poder Divino). Al salir por aquí, podéis subir a la Colina del Carbón que se localiza justo enfrente. Para entrar por la Puerta Sur o Meridional, primero tenemos que entrar por la Puerta de Tiananmen, que da a la plaza del mismo nombre y cuya imagen de Mao Zedong en la fachada es ya un icono de la ciudad de Pekín.

Ciudad Prohibida Horarios y precios

LA CIUDAD PROHIBIDA O PALACIO IMPERIAL DE PEKÍN. HISTORIA Y DIMENSIONES.

La Ciudad Prohibida o Palacio Imperial de Pekín fue alzada a partir de 1406 en tiempos del Emperador Yongle, el tercer monarca de la dinastía Ming. Durante cinco siglos fue la residencia oficial de los Emperadores de China, tanto en tiempos de la dinastía Ming, como después, con los Qing.

Puyi, último Emperador de China y protagonista de la célebre película de Bernardo Bertolucci El Último Emperador, fue el último de los 24 monarcas chinos que aquí residieron. Solo en contadas ocasiones, el Emperador salía de Palacio. Por ejemplo, para visitar el cercano Templo del Cielo, otra de las visitas imprescindibles de Pekín.

Las dimensiones de la Ciudad Prohibida son ciertamente descomunales. Tiene una forma rectangular, ocupando un total de 72 hectáreas. Con 961 metros de sur a norte y 753 metros de este a oeste. El Palacio Imperial de Pekín está completamente rodeado de un enorme muro de casi 8 metros de altura, a modo de muralla, en cuyas esquinas se sitúan cuatro grandes torreones coronados con la habitual estructura de madera, tan típica de la arquitectura china. A su vez, un foso rodea el muro. Esta última vez que visitamos la Ciudad Prohibida, el foso estaba completamente helado.

Se dice que el total de edificios que forman la Ciudad Prohibida es de 980 y que éstos poseen un total de 999 estancias. Como podéis suponer, intentarlo visitarlo todo sería una absurdidad.

4 grandes puertas en los puntos cardinales permitían sobrepasar los enormes muros que, en su base, tienen un grosor de 8.6 metros.

La Ciudad Prohibida de Pekín se divide, básicamente, en dos espacios: la Ciudad Exterior y la Ciudad Interior. La Ciudad Externa o Patio Exterior era el dedicado a los temas de orden ceremonial y es la primera parte que se visita accediendo desde la Puerta Sur.

La Ciudad Interior o Patio Interior era la zona donde residía el Emperador y donde se celebraban los asuntos de estado.

Visitar la Ciudad Prohibida

VISITA A LA CIUDAD PROHIBIDA.

EL PALACIO EXTERIOR. LOS GRANDES SALONES DE LA ARMONÍA.

Accedemos a la Ciudad Prohibida desde la Puerta Sur, por la Puerta de Tiananmen. Enseguida nos encontramos con una enorme plaza ceremonial cruzada por un río artificial, conocido como el Río del Agua Dorada. Este riachuelo se puede superar gracias a 5 bellos puentes de mármol. Justo al final de este patio, encontramos la segunda gran puerta: la Puerta de la Armonía Suprema. Todas están grandes puertas siguen el estilo tradicional chino. Sobre una gran construcción de piedra o ladrillo se levanta la estructura de madera que habitualmente se compone de un cuerpo principal, a menudo con un corredor delimitado por una columnata perimetral y que culmina con un doble tejado en visera.

Esta puerta da acceso a otro gran patio, en el centro del cual se alza el Salón de la Armonía Suprema, que queda elevado gracias a una triple terraza de mármol. Para acceder a la parte superior de la terraza existen dos escaleras laterales habilitadas. La del medio, decorada con un bajo relieve en el mismo mármol, está cerrada al público.

Ciudad Prohibida de Pekín

Palacio Imperial Pekín

Este patio que antecede al Salón de la Armonía Suprema tiene una superficie de 30.000 metros cuadrados. Era aquí donde el emperador celebraba las grandes ceremonias públicas en una imagen que podemos ver en la película El Último Emperador.

En realidad, sobre esta esta gran terraza se yerguen tres palacetes, a cual más espectacular: el Salón de la Armonía Suprema, el Salón de la Armonía Central (aquí se celebraban ceremonias religiosas) y el Salón de la Preservación de la Armonía (donde se ofrecían banquetes). Como veis, todo bien armónico. En cada uno de estos tres salones, encontramos un Trono Imperial.

Lo cierto es que los tres salones son bastante semejantes, con la habitual galería que antecede el cuerpo principal. Todo es de madera, excepto el doble tejado, que es de teja. El color rojo es el predominante, aunque también hay ornamentaciones doradas y verdes.

Visitar la Ciudad Prohibida

Visitar la Ciudad Prohibida

Todo este gran patio exterior del Palacio se cierra a este y oeste por un conjunto de habitaciones. En las del oeste se ha ubicado el Tesoro del Palacio Qing; y al este, una exposición que recibe el nombre de “Memoria del Antiguo Palacio”, que no visitamos.

Ciudad Prohibida

Por la parte posterior del Salón de la Preservación de la Armonía se desciende nuevamente desde la terraza sobreelevada. Nuevamente hay que fijarse en el maravilloso bajorrelieve que ornamenta la parte central de la escalinata. Una maravilla de mármol de casi 17 metros de la largo.

Relieve mármol ciudad prohibida

EL PALACIO INTERIOR

Entramos al Patio Interior o Palacio Interior de la Ciudad Prohibida por la Puerta de la Pureza Celestial. Como dije, se trata de los espacios que eran utilizados por el Emperador de China. Tanto como residencia real como para sus quehaceres diarios como cabeza de uno de los estados más poderosos de la tierra.

En el centro del eje norte sur queda el Palacio de la Pureza Celeste. Éste, se sigue de dos pabellones más, el Salón de la Unión y el Palacio de la Tranquilidad Terrenal.

Algo escorado hacia el oeste, el Salón del Cultivo Mental,que era dondeel Emperador solía tener el despacho oficial. Fue aquí donde el último emperador de China, Puyi, firmó su abdicación. Y ya tocando al muro este del Palacio Imperial ,el que era conocido como Palacio de la Longevidad Tranquila. Este salón está adecuado como museo. Aquí encontramos parte del tesoro del palacio, aunque los saqueos no fueron pocos durante los últimos años de reinado de Puyi, el Último Emperador, de manera que mucho se perdió y no ha llegado a nuestros tiempos.

Visitar la Ciudad Prohibida

EL JARDÍN IMPERIAL.

Lo habitual al visitar la Ciudad Prohibida es salir por la Puerta Norte. Antes, se accede a un pequeño jardín trasero, conocido como Jardín Imperial Yuhuayuan. Pequeño en términos relativos y en relación al conjunto del Palacio Imperial, pues sus dimensiones abarcan unos 12.000 metros cuadrados. Aquí encontramos grandes moles rocosas, pabellones, enormes incensarios de bronce, árboles… La verdad es que es una naturaleza domesticada, pero de lo más agradable.

Jardín Imperial de Pekín

Jardín Imperial Ciudad Prohibida

Nosotros tardamos una hora y media en realizar este recorrido que es el básico. Nuestra visita a la Ciudad Prohibida fue realmente rápida, porque el tiempo nos apremiaba, ya que entramos al Palacio Imperial pocos minutos antes de que cerraran las puertas de acceso. Pero la verdad es que nos quedamos con ganas de disfrutarlo con algo más de tiempo.

Suscríbete al blog


Puedes darte de baja en cualquier momento haciendo clic en el enlace al pie de página de nuestros correos electrónicos. Para obtener información sobre nuestras prácticas de privacidad, visita nuestro sitio web.

Usamos Mailchimp como nuestra plataforma de newsletters. Al hacer clic a continuación para suscribirte, aceptas que tu información será transferida a Mailchimp para su procesamiento. Obtén más información sobre las prácticas de privacidad de Mailchimp aquí.

¿Qué te ha parecido el artículo?


0 de 5.0 (0)

Comentarios:

5 comentarios en “Visitar la Ciudad Prohibida de Pekín.


Mar Vara
26 de enero de 2020

No me extraña nada que la hayas visitado 3 veces, ¡es enorme! No imaginaba que en su interior hubiera casi 1000 edificios. Es una maravilla que me encantaría visitar pronto. Cuando lo haga me llevaré tu post como guía.
Saludos.

    Olga
    26 de enero de 2020

    Qué maravilla La Ciudad Prohibida, con las ganas que tenemos de conocerla! Qué buena idea poder visitarla con visado gratis una gran escala. Me han encantado todos los detalles prácticos que ofreces y las fotografías, qué bonitas lucen en tu nueva web. Por cierto se ve que tu peque se lo pasó en grande durante la visita.Un abrazo!

      Jordi Martinez Baylach
      27 de enero de 2020

      jejeje, y tanto que se lo pasó bien, Mar. Antes le pasamos la película El Último Emperador, y se lo pasó en grande reconociendo los lugares. Visitar la Ciudad Prhibida es verdaderamente un must de Pekín, Olga.
      Un saludo!

Kris
27 de enero de 2020

Yo de momento solamente he estado en la Ciudad Prohibida una vez, pero seguro que regreso. Me parece uno de los lugares más atractivos de Asia e incluso lo incluiría entre los palacios más bonitos del mundo. A mi me es un lugar que me supo a poco, creo que aunque pases allí horas y horas siempre te marcharás con la impresión de haber dejado mucho por ver. Y sin duda, las vistas desde la Colina del Carbón son imprescindibles para llevarse una imagen completa del lugar.

    Jordi Martinez Baylach
    28 de enero de 2020

    La verdad es que es un lugar realmente espectacular. Estás allí un par de horas y no has visto más que una pequeña parte. Visitar la Ciudad Prohibida es, desde luego, el must número 1 de Pekín.
    Un abrazo, Kris.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La empresa trata tus datos para facilitar la publicación y gestión de comentarios. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, supresión y oposición, entre otros, según nuestra Política de privacidad.