Visitar el Castillo de Belmonte

El Castillo de Belmonte, en la provincia de Cuenca, es una de las fortalezas más bonitas de España y un punto señalado en la que es conocida como Ruta del Quijote. Es decir, el recorrido por tierras manchegas que sigue, de una u otra forma, las andanzas del Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha o el itinerario vital de su creador, Miguel de Cervantes.

Para nosotros, visitar el Castillo de Belmonte supuso la primera parada en nuestro recorrido de dos días por la Ruta del Quijote y el primer contacto con los molinos de viento manchegos. Los de Belmonte se ubican en una suave colina localizada en el otro extremo del pueblo en relación a donde vamos a visitar el Castillo de Belmonte.

En este post te vamos a contar los aspectos prácticos para visitar el castillo de Belmonte, así como su historia y lo que es la visita al que es uno de los castillos más bellos que ver en Castilla la Mancha. Un recorrido por la fortaleza que se realiza de la mano de una audioguía y que tiene una duración de una hora, aproximadamente.

Castillo de Belmonte

VISTAR EL CASTILLO DE BELMONTE. HORARIOS Y PRECIOS.

Empezamos por el apartado práctico, acerca de la visita al Castillo de Belmonte.

DÓNDE ESTÁ EL CASTILLO DE BELMONTE. DÓNDE APARCAR.

El Castillo de Belmonte se localiza en una muy suave colina al este de la población. No tiene pérdida porque está bien señalizado, pero en cualquier caso os pongo la ubicación exacta en este enlace. Hay un aparcamiento a los pies del castillo, bastante amplio y gratuito.

HORARIOS PARA VISITAR EL CASTILLO DE BELMONTE.

  • Del 30 de Abril al 13 de Septiembre: de martes a domingo, de 10.00 a 14.00 y de 16.00 a 20.30
  • Del 15 de Septiembre al 6 de Enero: de martes a domingo, de 10.00 a 14.00 y de 15.30 a 18.30. 25 de diciembre y 1 de enero, cerrado.
  • Del 7 de Enero al 28 de Febrero: de martes a viernes, de 11.00 a 14.00. Los sábados y domingos, de 10.00 a 14.00 y de 15.30 a 18.30.
  • Del 2 de Marzo al 25 de Abril: de martes a domingo, de 10.00 a 14.00 y de 16.00 a 19.00. Semana Santa hasta las 20.00.

Ya veis que los horarios para visitar el Castillo de Belmonte son un poco un galimatías, de manera que podéis consultar la existencia de alguna actualización en este enlace.

PRECIOS PARA VISITAR EL CASTILLO DE BELMONTE.

  • Entrada general: 9€ (+1 € en puentes, Semana Santa y Agosto)
  • Entrada reducida (niños de 5 a 12 años): 5€

Castillo Belmonte

BREVE HISTORIA DEL CASTILLO DE BELMONTE.

La construcción del Castillo de Belmonte se debe a Juan Pacheco, primer marqués de Villena y hombre de confianza de Enrique IV de Castilla, en 1456. La fortaleza se alzó en lo alto de una suave colina, conocida como Cerro de San Cristóbal, y fue completada en algo más que una década.

El diseño del Castillo de Belmonte se debe, probablemente, al arquitecto flamenco Hanequin de Bruselas, que habría llegado a tierras manchegas para trabajar en la Catedral de Toledo. Sin embargo, probablemente fue otro arquitecto, Juan Guas, quien se encargó de finalizar el proyecto.

Desde luego, mucho ha llovido desde aquel primer castillo de mediados de siglo XV, pues la fortaleza fue destruida en mayor o menor medida en varias ocasiones, debiendo ser remodelada varias veces.

Una de las reconstrucciones más relevantes del Castillo de Belmonte es que la fue llevada a término por Eugenia de Montijo, esposa de Napoleón III. Por una parte, mandó remodelar la fortaleza siguiendo los cánones originales. Sin embargo, para el interior, la aristócrata prefirió adaptarse al gusto y comodidad de su época, lo que conviertió algunas de las dependencias del Castillo de Belmonte  en algo semejante a un chateau francés.

Una nueva vuelta de tuerca se llevó a cabo en 1881, cuando el Castillo de Belmonte fue convertido en monasterio dominico, algo que duró pocos años. Igualmente, la fortaleza también desempeñó funciones de cárcel, aunque el deterioro fue progresivo a lo largo del siglo XX hasta que en los últimos años ha sido restaurado y abierto al público. Desde 2010, momento en que se abrió a las visitas turísticas, es una de las paradas indiscutiblemente más espectaculares de la Ruta del Quijote.

EL CASTILLO DE BELMONTE EN EL CINE. El Castillo de Belmonte ha sido utilizado como plató cinematográfico en múltiples ocasiones. Entre las películas más populares rodadas aquí destacan Los señores del acero, de Paul Verhoeven, o El caballero Don Quijote, de Manuel Gutiérrez Aragón. El Castillo de Belmonte sale también en algunas escenas de El Cid, protagonizada por Charlton Heston y Sofía Loren, y en El Señor de los Anillos, en una primera versión de la novela de Tolkien, rodada en 1978.


Castillo Belmonte en el cine

VISITAR EL CASTILLO DE BELMONTE.

A medida que nos acercamos al Cerro de San Cristóbal, el Castillo de Belmonte impresiona con su sobria silueta formada por altísimos muros que unen las seis torres cilíndricas que junto a ellos forman el perímetro interior. Por fuera, queda una muralla almenada, mucho más baja y que envuelve este perímetro interior.

Castillo de Belmonte

El acceso se realiza a través de una puerta situada al este de la muralla, que da acceso al patio de armas que es más o menos triangular. En uno de estos lados, que es el menor, encontramos la torre del homenaje, medieval y de piedra, mientras que los dos lados largos de este triángulo lo conforman sendas galerías mucho más modernas, alzadas en ladrillo. Corresponden a la restauración de estilo neogótico llevada a término por Eugenia de Montijo y constan de planta baja (formada a su vez por una galería de arcos apuntados) y dos plantas.

Castillo de Belmonte puerta entrada

Castillo de Belmonte patio de armas

Como dije, el tercer lado del triángulo lo forma la torre del homenaje, de base cuadrada aunque de bordes redondeados. En la actualidad en la torre del homenaje se dispone la pequeña pero interesante armería.

Castillo de Belmonte armería

En el patio de armas encontramos también un aljibe ornamentado con sendas columnas elipsoidales. Se ubica junto al ángulo que forma las galerías neogóticas.

Antes de entrar a las plantas nobles del Castillo de Belmonte subimos por la escalera que queda a la derecha de la puerta de acceso al patio de armas (mirando desde dentro) y que da paso al paseo por el adarve. Desde aquí nos damos cuenta de la privilegiada situación en que se encuentra el Castillo de Belmonte. La población queda cerro abajo, a unos pocos centenares de metros, destacando la imagen de la colegiata y, en otra colina, los tres molinos de viento que han llegado a nuestros días.

Castillo de Belmonte adarve

Castillo de Belmonte adarve

EL CASTILLO MEDIEVAL.

La parte medieval del Castillo de Belmonte, como el resto de la fortaleza, fue remodelada en varias ocasiones, lo que a veces impide contextualizar los espacios originales.

Nos encontramos aquí con grandes espacios como el salón de estrado, donde la señora se reunía con sus damas de compañía, preciosos y ornamentados balcones o estancias cerradas por riquísimos artesonados. Ejemplo de ella es el salón conocido como Capilla o Sala de Embajadores, cuyo artesonado mudéjar ha sido comparado con algunos existentes en el Palacio de Aljafería de Zaragoza.

Castillo de Belmonte interior
Castillo de Belmonte interior

IMG_3426

Visitar el Castillo de Belmonte interior

En otra pequeña estancia encontramos dos letrinas, algo que no podía faltar en un castillo medieval.

Castillo de Belmonte letrinas

LAS DEPENDENCIAS DE LA EMPERATRIZ EUGENIA.

Como explicamos, el Castillo de Belmonte fue remodelado por Eugenia de Montijo, esposa de Napoleón III, para darle un toque afrancesado. Es por ello que lo que domina aquí es el estilo imperial francés. Podemos ver los distintos salones, incluyendo el dormitorio de la emperatriz con su bello artesonado mudéjar, así como el gabinete personal de Eugenia de Montijo.

Visitar el Castillo de Belmonte

Visitar el Castillo de Belmonte

Castillo de Belmonte

Castillo de Belmonte

Visitar el Castillo de Belmonte, supone uno de los momentos indispensable que ver en la Ruta del Quijote. Tras la visita a la fortaleza, aún tenemos tiempo de dar un pequeño paseo por el pueblo de Belmonte y acercarnos hasta la colina adyacente donde tres molinos de viento, sin encalar a diferencia de los que iremos viendo durante los próximos dos días, han resistido el paso del tiempo.

Belmonte molinos viento

Castillo de Belmonte desde el pueblo

Suscríbete al blog


Puedes darte de baja en cualquier momento haciendo clic en el enlace al pie de página de nuestros correos electrónicos. Para obtener información sobre nuestras prácticas de privacidad, visita nuestro sitio web.

Usamos Mailchimp como nuestra plataforma de newsletters. Al hacer clic a continuación para suscribirte, aceptas que tu información será transferida a Mailchimp para su procesamiento. Obtén más información sobre las prácticas de privacidad de Mailchimp aquí.

¿Qué te ha parecido el artículo?


0 de 5.0 (0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La empresa trata tus datos para facilitar la publicación y gestión de comentarios. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, supresión y oposición, entre otros, según nuestra Política de privacidad.