La Fortaleza Hwaseong (a veces escrito como Hwasong), en la ciudad de Suwon, supone una de las mejores excursiones de medio día que pueden realizarse desde Seúl. Se trata de un monumento incluido dentro de la lista del Patrimonio de la Humanidad desde 1997 y que dista, únicamente, unos treinta kilómetros de la capital coreana.

Además, llegar a Suwon desde Seúl resulta de lo más fácil, pues el metro de la capital llega hasta esta ciudad. Luego os comentaré exactamente cómo llegar a Suwon desde Seúl.

En este post os voy a explicar qué es y porque de la importancia de la Fortaleza Hwaseong de Suwon, cómo visitarla y qué ver en Suwon más allá de su monumento más emblemático. Nosotros incluimos este lugar durante la cuarta jornada de nuestra Ruta de 10 días por Corea del Sur. Sin embargo, como se trata de un lugar que permite ser conocido en solo media jornada, tras visitar la Fortaleza Hwaseong de Suwon, regresamos a la capital para seguir conociendo algunos de los lugares más importantes que ver en Seúl.

Fortaleza Hwaseong

LA FORTALEZA HWASEONG DE SUWON. CONTEXTO HISTÓRICO.

Suwon es una población de un millón de habitantes, capital de la provincia de Gyeonggi, a 30 km de Seúl. Antes de ser conocida como Suwon, nombre que le confirió el rey Taejong, tercer monarca de la dinastía Joseon, había sido conocida con loas nombres de Suseong-gun (en época Silla) o Suju (durante la monarquía Goryo).

Sin embargo, hay un momento de especial importancia en la historia de Suwon. Es cuando el rey Jeongjo, a finales del siglo XVIII, decidió trasladar la capitalidad hasta la ciudad. Para ello mandó edificar un palacio real y unas enormes murallas, de 5.7 km de perímetro, que rodeaban por completo Suwon.

La verdad es que la capitalidad jamás fue transferida a Suwon, pero tanto el palacio (o mejor dicho, la reconstrucción) como la fortaleza de Hwaseong de Suwon han perdurado hasta nuestros días.

CÓMO LLEGAR A SUWON DESDE SEÚL.

Visitar Suwon desde Seúl resulta de lo más fácil. Debéis tomar la línea 1 del metro de Seúl hasta la estación Suwon. Sólo hay que tener en cuenta que la línea se bifurca en la estación Guro.

Para llegar a la fortaleza Hwaseong desde la estación de metro, tenéis tres opciones: utilizar el autobús (11, 13, 35 y 36), tomar un taxi (nos costó 7500W a la ida y 4500W a la vuelta; el primer taxi era de siete plazas y ya vimos que la bajada de bandera era más cara) o pasear los poco más de dos kilómetros que separan ambos puntos.

LA VISITA A LA FORTALEZA HWASEONG DE SUWON.

Desde la estación de Suwon hay que tomar un autobús (o un taxi) hasta la Puerta Paldalmun, uno de los edificios más bellos que ver en Suwon y que un día fue la puerta sur de la Fortaleza Hwaseong. En la actualidad, la puerta queda aislada en medio de una rotonda, pero resulta un lugar de lo más bello, muy al estilo de las varias puertas que se pueden visitar en Seúl, como las puertas Sungyemun y Heunginmun.

Visitar la Fortaleza Hwaseong

Desde aquí, si se mira hacia el norte, se verán los escalones que dan acceso a lo que viene a ser el camino de adarve de la fortaleza que, como dije, tiene una longitud de 5.7 km. Como el camino no para de ser un sube y baja, se tardan al menos dos horas en completar todo el recorrido. Sin embargo, uno puede salirse en varias ocasiones para regresar al centro de la ciudad vieja de Suwon, que queda, lógicamente, por dentro del perímetro amurallado.

Justo antes de empezar la subida se compra la entrada. Para visitar la fortaleza Hwaseong de Suwon solo hay que pagar 1000Y, aunque también se puede adquirir una entrada conjunta que permite la visita al restaurado Palacio Real y a otros lugares que ver en Suwon.

Visitar la Fortaleza Hwaseong

A partir de aquí, como decía, encontraremos un auténtico sube y baja que se alterna con tramos planos. Cada poco raro, iremos encontrando distintos torreones que permitían controlar aquello que sucedía alrededor de la fortaleza de Hwaseong, así como tres puertas principales que se localizan, más o menos, en los puntos cardinales de la muralla (además de la Puerta Sur, la Paldalmun de la que ya os he hablado. Son la Puerta Hwaseomun al este, la Puerta Janganmun al norte y Puerta la Changyongmun al oeste.

Puerta de la Fortaleza Hwaseong

También encontramos otras aberturas menores y una bonita puerta cerca de la puerta norte, llamada Hwahongmun, que se sitúa justo por encima de un arrollo que atraviesa de norte a sur la ciudad vieja de Suwon (aunque durante nuestra visita estará seco).

Fortaleza Hwaseong de Suwon

Todas las puertas son muy semejantes, con una gran base realizada con enormes sillares de piedra, donde se ha situado una gran apertura . Encima de esta base se edifica un doble piso de madera de vistosos colores, muy al estilo coreano.

Puerta de la Fortaleza Hwaseong de Suwon

Otro de los lugares que ver en Suwon y al visitar la fortaleza Hwaseong es la Torre de la Campana, que se localiza en el primer tramo de recorrido. Se trata de la Campana Hywon. Por lo visto, dar tres toques de campana asegura la buena suerte, aunque para ello hay que pagar.

Fortaleza Hwaseong de Suwon

Nosotros dedicamos aproximadamente una hora a visitar la fortaleza Hwaseong de Suwon. Tras llegar casi hasta la Puerta Changnyongmun regresamos sobre nuestros pasos para bajar a la Ciudad Vieja a nivel de la puerta norte de la fortaleza Hwaseong.

Seúl desde Suwon

Fortaleza Hwaseong de Suwon

Fortaleza Hwaseong de Suwon

Es hora de comer, de manera que nos acercamos a degustar las famosas costillas de ternera (galbi se llama el plato), que son la especialidad local. El restaurante Yeonpo Galbi no resulta caro, está muy recomendado y a dos minutos de la puerta norte.

Donde comer en Suwon

EL HWASEONG HAENGGUNG, EL PALACIO REAL DE SUWON.

El segundo de los lugares que hay que ver en Suwon de forma casi obligada es el Palacio Real del Rey Jeongjo. Se localiza en el centro de la ciudad vieja, al este de una gran plaza. La entrada es también muy económica (2000W) y está integrada en el boleto general que nosotros no hemos adquirido.

La verdad es que el Palacio Real de Suwon está completamente reconstruido, pues los japoneses, como pasó con todos los palacios reales que se pueden visitar en Seúl, se encargaron de convertirlo en escombros durante el periodo colonial.

Palacio Real de Suwon

Desde luego, no se puede comparar con el Gyeongbokgung o el Changdeokgung, los dos palacios más bonitos de Seúl, pero su visita merece la pena. La verdad es que no se ha completado totalmente la reconstrucción porque el original llegó a disponer de 576 secciones ni más ni menos. Sin embargo, la disposición es la habitual de los palacios reales coreanos, con una entrada formada por una enorme puerta de madera y distintos patios que se van sucediendo, algunos de los cuales disponen de sus pabellones.

El Palacio Real de Suwon ha sido utilizado como localización de varias películas coreanas que recrean la época Joseon, y es el segundo lugar más importante que ver en Suwon tras la fortaleza Hwaseong.

Palacio Real de Suwon

Palacio Real de Suwon

La verdad es que la visita a Suwon no nos da para mucho más. Antes de llegar al Palacio Real hemos visitado una zona conocida por sus murales y que es conocida como Haenggung-dong Mural Village. Pero lo cierto es que el arte callejero deja bastante que desear en esta ocasión y parece más propio de niños de guardería.

No tenemos tiempo de visitar el Museo Hwaseong de Suwon, que permite profundizar acerca de la fortaleza Hwaseong y la época del rey Jeongjo. Para quien quiera visitarlo, el museo se ubica en la misma plaza central donde se encuentra la entrada principal del Palacio Real de Suwon. La entrada está comprendida en el bono general de los monumentos de Suwon.

Suscríbete al blog


Puedes darte de baja en cualquier momento haciendo clic en el enlace al pie de página de nuestros correos electrónicos. Para obtener información sobre nuestras prácticas de privacidad, visita nuestro sitio web.

Usamos Mailchimp como nuestra plataforma de newsletters. Al hacer clic a continuación para suscribirte, aceptas que tu información será transferida a Mailchimp para su procesamiento. Obtén más información sobre las prácticas de privacidad de Mailchimp aquí.

¿Qué te ha parecido el artículo?


0 de 5.0 (0)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La empresa trata tus datos para facilitar la publicación y gestión de comentarios. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, supresión y oposición, entre otros, según nuestra Política de privacidad.