Visitar la Casa de Pilatos

La Casa de Pilatos de Sevilla es uno de los más bellos palacetes de Sevilla. A medio camino entre el estilo renacentista y el mudéjar, esta precisa mansión hispalense está abierta al público y es uno de los lugares que ver en Sevilla de forma obligada, más allá de monumentos más famosos como la Catedral o el Real Alcázar de Sevilla.

De hecho, de los varios palacetes existentes en Sevilla (en este mismo blog ya hemos hablado del Palacio de la Condesa de Lebrija), la Casa de Pilatos es el de mayor tamaño y, probablemente, el más suntuoso.

Casa de Pilatos

CASA DE PILATOS DE SEVILLA. BREVE HISTORIA.

Debemos encontrar el origen de la Casa de Pilatos de Sevilla en el empeño de dos linajes: los Ribera y los Enríquez. El Palacio empezó a construirse en época de los esposos Pedro Enríquez de Quiñones y Catalina de Ribera, a finales del XVI, siendo sus hijos y nietos quienes completaron la tarea, a lo largo del siglo XVI.

De hecho, fue Fadrique Enríquez, hijo de Pedro Enríquez de Quiñones y Catalina de Ribera, quien quiso trasladar las ideas renacentistas que imperaban en la Italia de la época y que el propio Fadrique había podido conocer durante sus viaje por Italia. De esta manera, la Casa de Pilatos de Sevilla se convirtió en una conjunción de lo mejor del arte mudéjar sevillano con las ideas renacentistas llegadas de Italia.

En la actualidad, la Casa de Pilatos de Sevilla pertenece a la Fundación Casa Ducal de Medinaceli que, por cierto, es también propietaria del fabuloso Hospital de Tavera que pudimos visitar en Toledo.

¿Porqué de llama Casa de Pilatos de Sevilla al Palacio de los Enríquez Ribera? Tras un viaje a Jerusalén en 1519, Fadrique Enríquez de Ribera descubrió que la distancia que entre la casa de Poncio Pilatos y el Monte Gólgota era la misma que la existente entre su palacio sevillano y la Cruz del Campo. Además de alzar un Vía Crucis entre los dos puntos, el palacio pasó a ser conocido como Casa de Pilatos en Sevilla.
Casa de Pilatos

VISITAR LA CASA DE PILATOS DE SEVILLA

No voy a describir estancia por estancia todos los rincones que vais a conocer al visitar la Casa de Pilatos de Sevilla, aunque sí las más interesantes.

PATIO CENTRAL.

La Casa de Pilatos se articular alrededor de un gran patio abierto, como es habitual en la arquitectura andaluza. Se trata de un patio de estructura cuadrangular, en el centro del cual se dispone una fuente de mármol.

El patio es rodeado por cuatro galerías sustentadas por columnas genovesas y por arcos que recogen lo mejor del arte mudéjar sevillano, con gran preponderancia de la yesería. Per Afán Enríquez de Ribera, I Duque de Alcalá, que heredó la casa, fue quien encargó ornamentar el patio con las cuatro figuras esquineras que formaban parte de su colección arqueológica. La más bella de todas es, posiblemente, la Pallas Pacifera, de casi tres metros de altura, que es copia romana de un original griego.

El zócalo de las cuatro galerías está ornamentado con azulejos, tan al gusto sevillano, sobre el que se sitúan hasta 24 hornacinas circulares donde están representados personajes históricos, incluyendo varios emperadores romanos.

Casa de Pilatos de Sevilla

Sitios Que ver en Sevilla

Visitar la Casa de Pilatos

Casa Pilatos

LAS ESTANCIAS LATERALES DEL PATIO CENTRAL.

El patio central de la Casa de Pilatos se abre a varias estancias. Una de las más amplias es el conocido como Salón del Pretorio. Está ornamentado con zócalos de azulejos que llegan hasta media altura, carpintería de taracea mudéjar y bellos artesonados de casetones, también mudéjares.

Casa de Pilatos

Casa de Pilatos

Desde el patio central también accedemos a la Antecapilla, de área rectangular. Un arco carpantel ornamentado con yeserías da acceso a la que es conocida como Capilla de la Flagelación. También aquí encontramos zócalos de azulejos hasta media altura. Y en el centro, el altar de la pequeña capilla. Sin embargo, si observamos el techo nos daremos cuenta de la existencia de nervaduras góticas que nos revelan que ésta es la estancia más antigua de la Casa de Pilatos.

Casa de Pilatos Sevilla

El hechizo de la Casa de Pilatos de Sevilla la ha convertido en plató cinematográfico en varias ocasiones: Lawrence de Arabia (David Lean), 1942: la conquista del paraíso o El reino de los cielos (ambas de Ridley Scott) son solo algunos de las producciones que fueron rodadas en la Casa de Pilatos de Sevilla.

Casa Pilatos en el cine

JARDINES DE LA CASA DE PILATOS.

Poco a poco, los Enríquez Ribera fueron adquiriendo distintas parcelas colindantes a la Casa de Pilatos, a fin de ampliar la mansión. En este sentido, las ideas italianizantes del Renacimiento se impusieron para el diseño de los jardines de la Casa de Pilatos, que son básicamente dos.

En el Jardín Chico encontramos un estanque, adornado por una figura de bronce que representa a Baco. Es una obra de Mariano Benlliure, por tanto, bastante más actual. Por lo visto, la Casa de Pilatos de Sevilla tenía el privilegio de recibir agua directamente de los Caños de Carmona, el acueducto encargado de abastecer las fuentes sevillanas y las huertas del Real Alcázar de Sevilla.

Más espectacular resulta el Jardín Grande de la Casa de Pilatos, remodelado en la segunda mitad del siglo XVI, como dije, a partir de las ideas llegadas de Italia. El I Duque de Alcalá era un enorme coleccionista de arte antiguo, de manera que dispuso este patio a fin de poder mostrar parte de la colección que el propio duque había reunido durante sus años como Virrey de Nápoles. En cierta manera, se trataba de un jardín arqueológico, con logias superpuestas que se abren al jardín. Arcos, columnas, hornacinas, nichos, medallones o pedestales permitían organizar parte de la colección del duque.

Patio de la Casa de Pilatos

Patio de la Casa de Pilatos Sevilla

Patio de la Casa de Pilatos

PLANTA ALTA DE LA CASA DE PILATOS.

Antes de subir a la planta alta merece la pena detenerse en la maravillosa escalera, que recuerda un poco la existente en el Palacio de Lebrija. Los zócalos de azulejo que ornamentan casi por completo el espacio, así como la cúpula de madera que se inspira en el Salón de los Embajadores del Real Alcázar de Sevilla, resultan una maravilla.

Escalera de la Casa de Pilatos

Como era habitual en este tipo de palacetes sevillanos, la planta alta de la Casa de Pilatos reproducía las estancias de la planta baja. De esta manera, mientras las estancias inferiores eran las utilizadas en verano, la planta alta era la Casa de Invierno.

La visita a la planta alta de la Casa de Pilatos ya no se realiza por libre, sí no mediante una visita guiada. En la actualidad, el espacio recrea los interiores de una casa-palacio sevillana, a la vez que expone parte de la profusa colección Medinaceli, no solo con mobiliario y tapices de época, si no también con lienzos de autores de la talla de Goya o Lucas Jordán.

VISITAR LA CASA DE PILATOS DE SEVILLA. DATOS PRÁCTICOS.

HORARIOS CASA DE PILATOS.

La Casa de Pilatos abre cada día, de 9.00 a 18.00.

PRECIOS CASA DE PILATOS.

  • Casa completa: 12€
  • Planta principal: 10€
  • Gratis hasta los 11 años.

El precio de la entrada, incluye la audioguía.

Suscríbete al blog


Puedes darte de baja en cualquier momento haciendo clic en el enlace al pie de página de nuestros correos electrónicos. Para obtener información sobre nuestras prácticas de privacidad, visita nuestro sitio web.

Usamos Mailchimp como nuestra plataforma de newsletters. Al hacer clic a continuación para suscribirte, aceptas que tu información será transferida a Mailchimp para su procesamiento. Obtén más información sobre las prácticas de privacidad de Mailchimp aquí.

¿Qué te ha parecido el artículo?


5 de 5.0 (3)

Comentarios:

4 comentarios en “Casa de Pilatos, en Sevilla. El Palacio más bonito de Sevilla.


Carina
31 de julio de 2020

Hola Jordi, gracias por permitirme viajar imaginariamente con tu posteo hacia Sevilla (lugar que MUERO por conocer) y más precisamente por compartir info y fotos de la Casa de Pilatos, me quedé impresionada con los diseños de los azulejos y definitivamente lo agregaría a la lista de “indispensables” junto a la Catedral y el Alcázar. Leí también otro de tus posteos, el que escribiste sobre el Palacio de Lebrija (¡otra maravilla!) y vi que en el blog tienen bastante material sobre Sevilla en si misma, así que sin duda serán lecturas para recordar releer cuando pueda cumplir el sueño de conocer Andalucía. Saludos!

    Jordi Martinez Baylach
    1 de agosto de 2020

    Visitar la Casa de Pilatos en una maravilla, Carina. Por cierto, estoy viendo una serie llamada La Peste y veo que es utilizada también como escenario de la serie.
    Un abrazo, Carina y feliz verano.

Los viajes de Héctor
2 de agosto de 2020

Hace 12 años que visitamos Sevilla y aunque no recordaba exactamente sus estancias, sí que tenía claro que este Palacio debe ser visita obligada en la capital andaluza, ya que nos gustó un montón.

Desconocía que hubiera sido usada para grabar Lawrence de Arabia, al menos no lo recordaba.

    Jordi Martinez Baylach
    3 de agosto de 2020

    Así es Héctor. Se han grabado varias películas y series. La Peste, de Movistar, también se rodó allí. Y no me extraña, porque visitar la Casa de Pilatos es conocer uno de los lugares más fotogénicos de Sevilla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La empresa trata tus datos para facilitar la publicación y gestión de comentarios. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, supresión y oposición, entre otros, según nuestra Política de privacidad.