En este post os vamos a hablar del botiquín de viajes que debes preparar antes de marcharte de viaje. Esto es algo que nos preguntan a menudo los amigos. No solo porqué saben que viajamos a menudo, si no por nuestra condición de sanitarios. Yo soy médico e Isa, enfermera, con lo cual ya no solo hablamos como viajeros si no como facultativos.

 Llevarse un buen botiquín de viajes no equivale a automedicarse. En algunos casos, lo podréis hacer. En otros casos, necesitaréis que os visite un médico antes de tomaros la medicación.

Además, de hablaros acerca del botiquín de viaje no quiero dejar de comentaros que no debéis viajar jamás sin tener cubierto el apartado sanitario en destino. Es decir, sin disponer de un seguro de viajes.

Nosotros, habitualmente, no contratamos níngún seguro cuando viajamos a lugares de Europa donde la Tarjeta Sanitaria Europea nos cubre (aunque un seguro de viajes por Europa nos cubre mucho más que la cobertura sanitaria). Pero sí que contratamos un seguro de viajes cuando viajamos fuera de Europa (ya os hablamos acerca de esto en nuestro post sobre seguros de viaje al Sudeste Asiático), donde la tarjeta sanitaria europea no cubre. En estos casos, cualquier necesidad médica nos puede resultar bastante cara (y si no sois médicos, es probable que os sintáis especialmente desamparados ante cualquier circunstancia, por pequeña que sea).

¿Qué seguro contratar? Eso ya depende de las circunstancia, pero como mínimo debería cubrir unos 200.000€ en garantías sanitarias (algo más si vais a viajar a Japón o Estados Unidos). Además, la asistencia debe ser en español y cubrir las 24 horas del día.

Nosotros hemos ido contratando distintos seguros dependiendo de las circunstancias. Para el viaje de junio a Perú, por ejemplo, utilizaremos el Seguro de Chapka CAP Asistencia, que es muy completo y que, además, ahora se ofrece con un descuento del 7% desde este enlace.

BOTIQUÍN DE VIAJE. QUÉ LLEVARSE DE VIAJE.

En cuanto al botiquín de viaje, ¿Qué medicamentos llevarse en un botiquín de viaje?. He de decir que con el tiempo, nos hemos ido relajando, de manera que cada vez nos llevamos menos medicamentos. Pero pese a ello, aquí van nuestras recomendaciones.

Sobra decir, además, que en caso de que el viajero sufra alguna dolencia crónica, deberá llevarse su medicación habitual.

Os pongo primero esta tabla como resumen, que posteriormente iré desarrollando. Veréis que se trata de un botiquín con muy pocas medicaciones. No se trata de llevarse la farmacia entera.

BOTIQUÍN PARA TODOS LOS VIAJEROS


MEDICAMENTOS NO MEDICAMENTOS
Paracetamol Termómetro.
Ibuprofeno Desinfectante.
Suero de rehidratació oral Gasas y suero fisiológico.
Probiótico Tiritas.
Antibiótico amplio espectro Apósitos para rozaduras.
Antihistamínico: Bilastina. Esparadrapo.
Corticoide tópico: Lexxema. Material de aproximación de heridas.
Repelente de mosquitos.
Crema solar

BOTIQUÍN AÑADIDO SOLO EN DETERMINADAS CIRCUNSTANCIAS.

Si tendencia a estreñimiento: Micralax o Supositorios de glicerina
Si sois alérgicos: Prednisona comp.
Si habéis sufrido shock anafiláctico: Adrenalina 0.3 mg
Si viajáis a zona endémica de malaria: antipalúdicos de profilaxis.
Si tendencia a conjuntivitis/orzuelo: Tobrex.
Si tendencia a otitis externa (piscinas): Cetraxal.

APARATAJE Y MATERIAL PARA CURAS.

En un botiquín de viaje debe llevar bastante más que medicamentos. Esto es lo que suele incluir el nuestro:

  • Termómetro.
  • Desinfectante: iodo (Tipo Topionic) o solución de clorhexidina.
  • Gasas.
  • Tiritas.
  • Apósitos para rozaduras (particularmente, si vamos a hacer algún trekking).
  • Esparadrapo.
  • Suero salino en monodosis.
  • Material de sutura. También merece la pena llevar unos steri-strips. Se trata de tiras adhesiva cutáneas que permiten suturar heridas superficiales sin usar sedas u otros tipos de hilos. Sirven para aproximar bordes de heridas incisas poco profundas, una vez limpias y desinfectadas. En este post podéis leer cómo se utilizan los steri strips.

ANALGÉSICOS, ANTIPIRÉTICOS Y ANTIINFLAMATORIOS.

  • PARACETAMOL: analgésico y antipirético (para la fiebre).
  • IBUPROFENO: analgésico, antipirético y antiinflamatorio.

Lo vais a utilizar en caso de fiebre, dolor o proceso inflamatorio. Si el dolor es de tipo inflamatorio (dolor de garganta, dolor de muela, etc), mejor tomar ibuprofeno. En caso de que la fiebre no sea debido a un dolor inflamatorio (estado griposo, etc), podéis tomar el paracetamol o alternarlo con el ibuprofeno.

Existen otros analgésicos, pero si no sois alérgicos a paracetamol o ibuprofeno, no hace falta que los llevéis.

Sin embargo, si parecéis dolores habituales de cierta intensidad (por ejemplo, dolor menstrual importante) y vuestro médico os ha recetado algún analgésico más potente, os lo lleváis también. Pero, !ojo! Si lleva derivados de la morfina (codeína, por ejemplo), mejor llevar la receta con vosotros.

Recomendación en caso de fiebre:


Si tenéis fiebre pero buen estado general y sin otra clínica asociada, probablemente podáis esperar 48 antes de visitar un médico. Tomaros los antitérmicos cada 6 horas, rebajar el ritmo de viajes o quedaros en la habitación y esperad la evolución. Siempre hay que utilizar el sentido común.

Una excepción sería si estáis en zona endémica de malaria y no estáis tomando la profilaxis.

MEDICACIÓN PARA DIAREEAS.

Una de las afecciones más habituales que sufrimos los viajeros son las Gastroenteritis. Es decir, la infección intestinal por patógenos. Es conocida como Diarrea del Viajero (DV).

SUEROS DE REHIDRATACIÓN ORAL.

Debéis saber que lo más importante en las diarreas es no deshidratarse. Es decir, tomar líquido y sales minerales a medida que uno los va perdiendo en las heces. Por lo tanto debéis llevaros SOBRES DE REHIDRATACIÓN ORAL. Cada uno de ellos se disuelve en una cantidad concreta de agua (200 ml, 500 ml, 1000ml). Es importante disolverlo exactamente con esta cantidad de agua. Existen sueros ya recompuestos (en teatrabrik), pero no son cómodos para llevaros de viaje. Una posibilidad es SUERORAL CASEN (de disuelve en 1 litro).

PROBIÓTICOS.

En caso de diarreas, perdemos parte de nuestra flora intestinal. Para reestablecerla, una buena idea es tomar probióticos que llevan precisamente ésto: flora intestinal. Hay muchos en el mercado y no todos funcionan igual de bien. Entre los probióticos que tienen evidencia científica, podemos recomendar LACTOBACILLUS GG (nombre comercial: BIVOS). Algunos estudios concluyen, sin embargo, que en la DV podrían no ser útiles. Nosotros, los llevamos.

ANTIDIARREICOS CLÁSICOS.

Los antidiarreicos tipo LOPERAMIDA están contraindicados en casos de diarreas con moco o sangre en heces (y jamas deben administrarse a niños). Nosotros no nos los llevamos nunca, pero podría ser de utilidad en la diarrea afebril sin sangre ni moco en viajeros adultos.

ANTIBIÓTICOS.

En la Diarrea del Viaje (DV) leve, no está indicado el uso de antibióticos de forma empírica. En caso de DV moderada-grave podría considerarse el uso empírico de un antibiótico.

Pero en relación a este punto merece la pena hacer dos consideraciones:

1). En caso de diarrea moderada-grave, lo suyo es ponerse en contacto antes con un médico (y él os recetará el antibiótico sí así lo cree necesarios).

2). El Antibiótico de elección depende de los patógenos existentes en el destino. Para adultos, está establecido que para Asia sería conveniente la AZITROMICINA (500 mg/24 h × 3 días o 1 g dosis única) y para el resto del mundo, la CIPROFLOXACINO (500-750 mg/24 h × 3 días).

Recomendación en caso de diarrea del viajero:


  • En caso de DV leve: rehidratación oral + probióticos.
  • En caso de DV moderada o grave (fiebre alta, moco y sangre en heces): consultar médico.
  • En caso de DV moderada o grave e imposibilidad de consultar médico: añadir antibiótico empírico.

TRATAMIENTO PARA EL ESTREÑIMIENTO.

Los cambios en el hábito alimenticio pueden dar lugar un cambio en el ritmo deposicional durante el viaje. Particularmente, en viajeros que ya tienen un cierto restreñimiento de base.

Estos últimos viajeros deberían prevenir el estreñimiento desde el primer día del viaje tomando abundante agua y una dieta rica en fibra.

Sin embargo, puede ser interesante alguna medicación suave tipo pequeños enemas (MICRALAX) o supositorios de glicerina y utilizarlos en caso de llevar más de 5 o 6 días sin defecar y que esto os ocasione molestias.

No se recomienda automedicarse con medicamentos catárticos, a no ser que hayan sido prescritos previamente por vuestro médico.

 

PREVENCIÓN Y MEDICACIÓN PARA PICADURAS Y ALERGIAS.

Nosotros no tenemos alergia a nada conocido. Sin embargo, nunca se sabe lo que te puede pasar, de manera que siempre nos llevamos medicación para la alergia.

Con carácter general, nosotros nos llevamos un Antihistamínico de última generación (de los que no provocan somnolencia) como BILASTINA (nombre comercial: BILAXTEN 20 mg) y una crema tópica con corticoide para las picadas (por ejemplo, LEXXEMA).

Si sois alérgicos y en ocasiones os han tenido que tratar con corticoides orales, añadidlo también a vuestro botiquín de viaje: PREDNISONA (nombre comercial: DACORTIN 30 mg).

Solo en caso de haber padecido algún shock anafiláctico en alguna ocasión, resulta imprescindible llevarse BOLIS PRECARGADOS DE ANDRENALINA SUBCUTÁNEA de 0.3 mg. En estos viajeros, éste en un medicamento que deben llevar siempre encima y que su médico les habrá prescrito.

En caso de viajar a un lugar donde podamos prever la existencia de muchos mosquitos y especialmente si se trata de una zona endémica de malaria, no hay que dejar de llevarse en el botiquín de viaje un REPELENTE DE MOSQUITOS.

Recomendación para las alergias/picadas:


  • En caso de que seáis alérgicos o que reconozcáis la alergia: empezad con el antihistamínico. En caso de dudar, habrá que consultar un médico, lógicamente.
  • En caso de picadas de insecto: si son de moderada intensidad, podéis empezar con corticoide tópico.

MEDICACIÓN PARA LOS MAREOS.

No falta en nuestro botiquín de viaje la clásica BIODRAMINA. La utilizamos poco, pero sobretodo Isa suele marearse al subir a embarcaciones. En este caso, hay que tomarla al menos media hora antes de embarcar.

PROFILAXIS PARA LAS QUEMADURAS SOLARES

En caso de tener previsto el viajar a zonas donde estemos expuestos al sol (playas y piscinas, trekkings, zonas de alta montaña, paseos por las ciudades en verano…), no hay que olvidarse la CREMA SOLAR DE ALTA PROTECCIÓN.

ANTIBIÓTICOS DE AMPLIO ESPECTRO.

Nosotros llevamos siempre encima un ANTIBIÓTICO DE AMPLIO ESPECTRO. Pero ojo, hay que tener en cuenta que nosotros somos médicos y sabemos cómo utilizarlo.

Acerca de los antibióticos y los viajes hay que tener en cuenta algunos aspectos:

  • El antibiótico que es sensible a los patógenos de nuestro medio puede no serlo a los patógenos del país al que viajamos.
  • En antibiótico no debería ser administrado, con carácter general, como automedicación. Ante un cuadro que se suponga infeccioso y potencialmente tratable, deberíais hacer uso de vuestro seguro de viaje y consultar con un médico. El médico os indicara si es necesario la toma de antibiótico y cuál requerís. Sin embargo, en algunas latitudes puede no ser fácil conseguir antibiótico, por lo que resulta útil llevarlo en el botiquín de viaje.
  • Solo en caso de no tener posibilidad de acceso a un médico se podría valorar iniciar antibiótico en caso de presentar un cuadro que el viajero identifique por haberlo sufrido en otras ocasiones. Un ejemplo sería el de una mujer que tenga infecciones de orina de repetición y que empiece con un cuadro de dolor y urgencia miccional.
  • Por último, comentar que los antibióticos no se venden en España sin receta médica, ni tampoco corren a cargo de la Seguridad Social como botiquín de viaje “por si acaso”.

¿Qué antibióticos nos llevamos nosotros? Habitualmente, AMOXICILINA-ÁCIDO CLAVULÁMICO y/o CIPROFLOXACIONO 500mg.

Cuando Marc era más pequeño también nos llevábamos tratamiento antibiótico intramuscular, pero esto era porque nosotros sabemos en qué ocasiones debemos utilizarlo (por suerte, el antibiótico siempre regresó a casa sin ser usado).

PROFILAXIS PARA LA MALARIA Y FIEBRE AMARILLA.

En caso de viajar a una zona endémica de malaria, deberéis llevar profilaxis para ésta infección. Debéis saber que existen varios patógenos que causan la enfermedad (distintas especies de Plasmodium) y que cada uno requiere una profilaxis distinta.

En caso de viajar a zonas potencialmente endémicas deberéis consultar al servicio de Medicina Tropical que os toque por zona. Allí os indicarán si requerís realizar la profilaxis y qué tipos.

A parte de tomar la medicación que os prescriban, huelga decir que debéis tomar las adecuadas protecciones a fin de evitar al máximo las picadas (repelentes, mangas largas por la noche, dormir con mosquiteras,…). Os adjunto esta infografía del Instituto Guatemalteco de la Seguridad Social acerca de lo que hay que tener en cuenta para la prevención de la malaria, más allá de la profilaxis química.

Nosotros, en Barcelona, utilizamos la Unitat de Medicina tropical i Salut internacional Drassanes.

En el mismo servicio de Medicina Tropical os indicarán si os debéis administrar cualquier otra vacuna, como por ejemplo, la Vacuna de la Fiebre Amarilla. Podéis requerirlo en dos casos:

  • Porque viajáis a una zona endémica de esta enfermedad.
  • Porque el país os requiera el certificado de vacunación para dejaros entrar.

Recordad que en algunos paises es obligatorio llevar el certificado de vacunación de la fiebre amarilla. Este es el de Isa.

¿QUÉ NO LLEVA NUESTRO BOTIQUÍN DE VIAJE?     

  • Aunque somos médicos y podemos reconocer la clínica, no solemos llevarnos medicamentos para enfermedades que podamos tratar a nuestra vuelta en caso de sufrirlas. Dos ejemplos claros son los ANTIFÚNGICOS y ANTIPARASITARIOS (aunque una vez en Luxemburgo, tuvimos que comprar tratamiento para los piojos).
  • Tampoco llevamos tratamiento para los VÓMITOS. Debéis saber que la METOCLOPRAMIDA puede dar efectos secundarios bastante espectaculares, de manera que no deberíais tomarla sin prescripción previa.
  • Tampoco solemos llevar tratamiento para las conjuntivitis, aunque si alguien de nosotros empezara con clínica, enseguida iniciaríamos lavados con suero fisiológico a fin de evitar la progresión de la enfermedad. Sin embargo, si sois propensos a tener conjuntivitis bacteriana u orzuelos de repetición sí que os pueden merecer llevaros un antibiótico tópico (TOBRAMICINA EN CREMA, nombre comercial: TOBREX).
  • Tampoco nos llevamos tratamiento para las otitis externas (las de las piscinas). Sin embargo, si sois propensos (particularmente, los niños) a coger este tipo de infección y vais a hacer bastante uso de las piscinas durante las vacaciones, puede merecer la pena llevarse el antibiótico tópico por vía ótica que habitualmente os prescriban (CIPROFLOXACINA TÓPICA, por ejemplo, nombre comercial: CETRAXAL ÓTICO).

Bueno, creo que esto es lo que hay que llevarse como botiquín de viaje. Se trata, al fin y al cabo, de ser algo precavido, aunque tampoco alarmista. Y, como os dije al principio, tener asegurada la cobertura sanitaria en destino (ya sea mediante la tarjeta sanitaria europea o mediante un buen seguro de viajes).

Suscríbete al blog


Puedes darte de baja en cualquier momento haciendo clic en el enlace al pie de página de nuestros correos electrónicos. Para obtener información sobre nuestras prácticas de privacidad, visita nuestro sitio web.

Usamos Mailchimp como nuestra plataforma de newsletters. Al hacer clic a continuación para suscribirte, aceptas que tu información será transferida a Mailchimp para su procesamiento. Obtén más información sobre las prácticas de privacidad de Mailchimp aquí.

¿Qué te ha parecido el artículo?


0 de 5.0 (0)

Comentarios:

8 comentarios en “Botiquín de viaje. ¿Qué medicaciones debes llevarte para un viaje?


Dias de la Semana
3 de marzo de 2020

Hola! Recomiendas consultarlo con un farmaceutico? Tengo el vuelo en unos días, gracias por adelantado me parece un blog muy bueno.

    Jordi Martinez Baylach
    4 de marzo de 2020

    Buenos, nunca está de más consultar con un farmacéutico. Pero que sea el farmacéutico, no un auxiliar de farmacia. Éste el el botiquín de viaje que nos llevamos nosotros, con nuestra experiencia como viajeros pero también como médicos.

Maruxaina Bóveda
11 de marzo de 2020

Hola Jordi,
Está genial el artículo y más al escribirlo vosotros como facultativos, me da más confianza. Nosotros no solemos llevar nada, salvo cuando viajamos a Asia, y el año pasado fue la primera vez en mi vida viajera que me puse mala. Una gastroenteritis en mi querida Marruecos…
Cuando me pregunten por este tema los enviaré a este post, claro y conciso para no ir cargados de medicamentos inútiles.
Un saludo.

    Jordi Martinez Baylach
    18 de marzo de 2020

    Así es, Maruxaina. Tan importante cómo qué debe llevar un botiquin de viaje es qué no debe llevar. Si no, al final, vas cargando por si acaso, con cosas que no son necesarias.
    Un abrazo!

Kris
14 de marzo de 2020

Creo que hace tiempo llevo un botiquín tal y como nos cuentan. Me ayudaron a diseñarlo en el Hospital Carlos III con sus recomendaciones. Por suerte pocas veces hemos necesitado usarlo, pero si nos vino bien el antibiótico para una cistitis que tuve en Indonesia y el suero oral para un problema intestinal de mi pareja en India. Yo además de todo eso siempre llevo aciclovir, por mi tendencia a las calenturas en los labios.

    Jordi Martinez Baylach
    18 de marzo de 2020

    Es Suero oral es indispensable en un botiquín de viaje. Raro es el viajero que tarde o temprano no acabe utilizándolo. Mi última vez, en Senegal.
    Un abrazo, Kris.

Belén (Mis viajes y sensaciones)r
15 de marzo de 2020

Me parece muy completo pero como tampoco he viajado a países lejanos no me ha hecho falta, solamente suelo llevar paracetamol. Pero lo tendré encuenta.

    Jordi Martinez Baylach
    18 de marzo de 2020

    Así es. Si viajar por España o los paises del entorno, todo resulta más fácil. Pero llevar un buen botiquín de viaje cuano viajas lejos te aporta bastante seguridad, aunque casi siempre regresa (por suerte) sin ser utilizado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La empresa trata tus datos para facilitar la publicación y gestión de comentarios. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, supresión y oposición, entre otros, según nuestra Política de privacidad.