Visitar el Alcázar de Córdoba

El Alcázar de los Reyes Cristianos de Córdoba o, simplemente, Alcázar de Córdoba, es el segundo de los monumentos más importantes que ver en Córdoba.

Desde luego, ningún elemento patrimonial puede hacer sombra a la maravillosa Mezquita-Catedral de Córdoba. Sin embargo, qué duda cabe que visitar el Alcázar de Córdoba resulta indispensable para comprender el pasado musulmán de la ciudad, así como su conversión en ciudad cristiana.

EL ALCÁZAR DE CÓRDOBA. DE FORTALEZA MUSULMANA A ALCÁZAR DE LOS REYES CRISTIANOS.

Aunque este monumento sea conocido oficialmente como Alcázar de los Reyes Cristianos, lo cierto es que la fortaleza fue alzada mucho antes de la irrupción de las tropas cristianas en la ciudad, de la mano de Fernando III de Castilla y de León, el 29 de junio de 1236.

En este sentido,  Alfonso XI de Castilla ordenó la construcción de una nueva residencia, en 1328. Ésta se alzó, precisamente sobre los cimientos del antiguo Alcázar Califal o Alcázar Omeya de Córdoba, que fue sede del gobierno musulmán de Al-Andalus desde que los musulmanes llegaran a la Península Ibérica en el siglo VIII, hasta la caída de Córdoba.

Poco ha quedado de aquella época de esplendor del Alcázar musulmán de Córdoba, aunque sí que es posible visitar los Baños Califales a los que se accede, por cierto, desde fuera del actual Alcázar de los Reyes Católicos de Córdoba. En la actualidad podemos ver los restos de la muralla de aquel viejo alcázar musulmán integrados dentro de la fachada éste palacio episcopal.

Tras la llegada de los cristianos, el Alcázar de Córdoba fue convertido en Palacio Episcopal. Y no fue hasta casi un siglo más tarde, que Alfonso XI de Castilla mandó alzar un nuevo palacio que, como decía, es el conocido como Alcázar de los Reyes Cristianos de Córdoba.

Alcázar de los Reyes Cristianos de Córdoba

VISITAR EL ALCÁZAR DE CÓRDOBA. ALGUNOS DATOS PRÁCTICOS.

HORARIOS. De Martes a domingo de 8.45 a 15.15.

PRECIOS.

  • Entrada General. 5€.
  • Estudiantes hasta 26 años: 2,50€

CÓMO LLEGAR. La entrada principal se ubica en la Calle Caballerizas Reales. Desde la Mezquita de Córdoba hay que bajar por la Calle Torrijos y doblar a la izquierda por Amador de los Ríos, hasta el final (a 200 metros).

VIAJAR A CÓRDOBA. Córdoba no tiene aeropuerto, por lo que lo más habitual es llegar a la ciudad por carretera o por tren, mediante los trenes de alta velocidad AVE. Podéis mirar el capítulo de ofertas de Voyage Privé Córdoba.

PARA MÁS INFORMACIÓN. Podéis leer en la web de turismo de Córdoba.

VISITAR EL ALCÁZAR DE LOS REYES CRISTIANOS. LOS LUGARES IMPRESCINDIBLES.

LAS TORRES DEL ALCÁZAR DE CÓRDOBA

Lo habitual al visitar el Alcázar de los Reyes Cristianos de Córdoba es empezar el recorrido subiendo a la Torre de los Leones y a la Torre del Homenaje. Ya desde la primera se disfruta de unas maravillosas vistas de todo el conjunto del Alcázar de los Reyes Cristianos, pero también de los alrededores. Por ejemplo, del patio de la Caballerizas Reales que queda justo enfrente.

Una pequeño tramo de muralla nos permite acceder a la Torre del Homenaje, antes de seguir la visita por los interiores del Alcázar de Córdoba.

Vista desde Alcázar de los Reyes Cristianos de Córdoba

Caballerizas Reales desde el Alcázar de Córdoba

SALA DE LOS MOSAICOS

La Sala de los Mosaicos es una de las más impresionantes en el Alcázar de los Reyes Cristianos de Córdoba. Este gran salón barroco rectangular cubierto con una bóveda de lunetos es del siglo XVIII (bastante posterior al resto del edificio) y se desempeñó como Capilla de la Inquisición o de la Cárcel, durante su historia.

Sin embargo, lo que llama la atención en este salón es, precisamente, lo que le da nombre. Me refiero a los maravillosos mosaicos romanos encontrados en el subsuelo de Córdoba. Concretamente, en la zona que hoy corresponde a la Plaza de la Corredera. Entre los más reconocidos, merece la pena mencionar el Mosaico de Polifemo y Galatea o el de Psique y Cupido.

Mosaicos Alcázar de Córdoba

BAÑOS REALES DEL ALCÁZAR DE LOS REYES CATÓLICOS.

No hay que confundirlos con los Baños Califales de los que hablaré más tarde. Se trata de unos baños erigidos en 1338, en tiempos del Rey Alfonso, en favor de la que era su favorita, Leonor Núñez de Guzmán. El estilo empleado fue el mudéjar, lo que nos remite a la importancia que los artesanos de origen andalusí seguían teniendo tras la llegada de los cristianos.

Estos baños se encuentran justo por debajo del Salón de los Mosaicos del Alcázar de los Reyes Cristianos de Córdoba. En algunas de las estancias nos encontramos con los clásicos lucernarios estrellados. Se pueden distinguir, con facilidad, la zona de entrada, la de reposo, la templada y la caliente. Tal y como venía siendo desde los tiempos romanos, en realidad.

Baños Reales Alcázar de Córdoba

JARDINES DEL ALCÁZAR DE LOS REYES CRISTIANOS.

Para nosotros, la parte que más disfrutamos al visitar el Alcázar de los Reyes Cristiano fueron sus maravillosos jardines. Nos recuerdan, una vez más, la importancia que seguía teniendo la cultura musulmana durante los primeros siglos tras la Reconquista.

De hecho, la existencia de los jardines ya nos remite a la era musulmana, que es cuando fueron establecidos. Encontramos grandes albercas, delicadas acequias, domesticados setos, enormes arboledas o vistosos parterres. Incluso, un monumento dedicado a Cristóbal Colon y los Reyes Católicos.

Alcázar Cordoba

Jardines Alcázar de Córdoba

Alcázar de los Reyes Cristianos de Córdoba

Jardines del Alcázar de los Reyes Cristianos de Córdoba

Jardines Alcázar de Córdoba

LOS BAÑOS CALIFALES DE CÓRDOBA.

Como dije, los Baños Califales es uno de los monumentos de la Córdoba musulmana que ha llegado a nuestros días. La visita no se realiza desde el interior del Alcázar de los Reyes Católicos si no desde la Plaza del Campo de los Mártires.

Estos baños califales no fueron redescubiertos hasta 1903 y, en realidad, sacados a la luz hasta la década de los 60 del siglo pasado. Se sabe que fueron alzados en época de Alhakem II, aunque habrían seguido en uso tanto en época almorávide, como almohade, ya en el siglo XIII. En este hamam encontramos un conjunto de estancias edificadas mediantes muros de sillería y culminadas con las habituales bóvedas con lucernarios en forma de estrella. El espacio es extenso y parte ha sido rehabilitado (casi reconstruido diría yo).

baños califales de córdoba
baños califales de córdoba

Visitar el Alcázar de los Reyes Cristianos de Córdoba no os va a ocupar más de una hora y poco. Contad algo más de media hora para echar un vistazo a los Baños Califales de Córdoba.

Suscríbete al blog


Puedes darte de baja en cualquier momento haciendo clic en el enlace al pie de página de nuestros correos electrónicos. Para obtener información sobre nuestras prácticas de privacidad, visita nuestro sitio web.

Usamos Mailchimp como nuestra plataforma de newsletters. Al hacer clic a continuación para suscribirte, aceptas que tu información será transferida a Mailchimp para su procesamiento. Obtén más información sobre las prácticas de privacidad de Mailchimp aquí.

¿Qué te ha parecido el artículo?


0 de 5.0 (0)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La empresa trata tus datos para facilitar la publicación y gestión de comentarios. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, supresión y oposición, entre otros, según nuestra Política de privacidad.