Kayak por el congost del montrebei

Hoy os vamos a hablar de algunos de los lugares más bonitos que ver en Cataluña. Se tratará de algunos de los más bellos paisajes, los mejores monumentos, iglesias y catedrales o los museos imprescindibles que visitar en Cataluña, más allá de Barcelona.

Muchas de los lugares incluidos en el artículo los hemos visitado en varias ocasiones. Algunos, sin embargo, eran desconocidos por nosotros hasta hace bien poco. Este año que el Covid nos ha impedido realizar grandes viajes, hemos podido dedicar algunos fines de semana a recorrer algunos de los lugares más bonitos de Cataluña que no teníamos el placer de conocer.

Para completar el artículo, hemos incluido lugares de casi la totalidad de las 43 comarcas catalanas (creo que hemos obviado menos de media docena). Buena parte de las visitas se pueden realizar como excursiones de un día desde Barcelona. Para otras, las más lejanas a la capital catalana, merecerá la pena de dedicar tres o cuatro días a explorar la zona. Es el caso de un recorrido por las Terres de l’Ebre o por las comarcas pirenaicas. Sin embargo, os aseguro que todas ellas atesoran un enorme interés ya sea histórico, cultural, paisajístico o lúdico, sin más.

He dividido este post acerca de los 55 lugares más bonitos que ver en Cataluña por provincias. De esta manera, he incluido 15 visitas de la provincia de Barcelona, 15 de las comarcas gerundenses, 15 de la provincia de Tarragona y 10 de las comarcas leridanas. Sin duda, tenemos un cierto debe con esta provincia, al que le deberíamos dedicar más tiempo.

LOS 55 LUGARES MÁS BELLOS QUE VER EN CATALUÑA FUERA DE BARCELONA

LA PROVINCIA DE BARCELONA.

1. SITGES

Sitges es una de las poblaciones más agradables de la costa barcelonesa. Supone una de las más típicas excursiones desde Barcelona, ya que se puede llegar de manera muy fácil en transporte público (en tren, por ejemplo). Más allá de disfrutar de su playa, en Sitges no debemos dejar de recorrer su centro histórico donde encontramos varias bonitas mansiones y palacetes que nos recuerdan que la población fue escogida por la burguesía de principios de siglo XX como centro vacacional.

El Museo Maricel, situado en el Palacio Maricel, acoge una importante colección de arte que va desde el románico hasta algunos de los más brillantes artistas del siglo XX en España, incluyendo obras desde el románico hasta el siglo XX. Autores como Madrazo, Fortuny, Rusiñol, o Casas están ampliamente representados en este museo. Igualmente necesaria resulta la visita al Cau Ferrat, que en su momento fue taller de Santiago Rusiñol y que en la actualidad alberga parte de su obra pictórica, además de muchas y variadas colecciones.

que ver en Sitges

Sitges

2. MONASTERIO DE MONTSERRAT

Visitar el Monasterio Montserrat equivale a conocer uno de los focos más importantes del sentimiento nacional catalán. Esta abadía benedictina, cuya llama permanece viva gracias a una nutrida comunidad de monjes que la custodia, es el hogar de la Moreneta, el nombre con que popularmente se conoce a la Virgen de Montserrat, la patrona de Cataluña. Además, el Monasterio se localiza en una de las más curiosas cordilleras de la Península Ibérica, un extraño macizo formado por conglomerado de guijarros sedimentarios, surgido hace millones de años en el lugar que una vez fue un mar interior. Las propuestas de trekking en familia se multiplican en el que es uno de los paisajes más bonitos que ver en Catalunya.

Monasterio de Montserrat

Lugares que ver en Cataluña

3. MATARÓ

Desde luego, Mataró no es ni la más bonita ni la más turística de las ciudades catalanes. Pero tiene algo de la que carecen el resto de los 947 municipios catalales: es mi ciudad, donde nací, estudié y donde vivo. Por ello, permitidme que os aconsejo que, al menos una vez en vuestra vida, le dediquéis una jornada. Os aseguro que la Casa Coll y Regás, joya del modernismo y obra de Puig y Cadafalch, merecen de por sí una visita. Pero no menos interesante resulta el barroco Conjunto de los Dolores de la Basílica de Santa María o el Clos arqueològic Torre Llauder, donde es posible conocer una antigua villa romana.

Mataró

4. MONASTERIO DE SANT CUGAT DEL VALLÈS

Una maravilla a medio camino entre el románico y el gótico, alzado hace más de 1000 años. El verdadero tesoro que conoceréis al visitar el Monasterio de Sant Cugat del Vallès es el bellísimo claustro, uno de los más importantes del románico catalán, que dispone de 144 capiteles ornamentados con motivos florales, geométricos o historiados.

Murallas Monasterio de Sant Cugat

Claustro del Monasterio de Sant Cugat

5. VIC

Visitar Vic, la capital de la comarca de Osona, supone un excelente plan para conocer una ciudad de provincias de marcado carácter catalán y donde se puede disfrutar de una de las mejores cocinas de la región.

Merece la pena conocer la ciudad en sábado, cuando la Plaza del Mercadal se convierte en el mercado semanal. Entre las visitas indispensables, destacar el muy bien conservado Templo Romano, el Museo Episcopal (alberga una de las mejores colecciones de arte románico del país) o la Catedral, cuya decoración mural fue encargada a Josep María Sert.

Vic

Vic

6. LA GARRIGA

La Garriga es una pequeña población en la comarca del Vallès Oriental, que hace ya cien años se convirtió en uno de los lugares de descanso favorito para la burguesía barcelonesa de principios de siglo XX.

Fruto de aquel florecer, fueron alzadas un buen número de mansiones modernistas que llevan la firma de Manuel Joaquim Raspall, que era también el arquitecto municipal. Es lo que se conoce como Modernismo de Veraneo.

Hoy en día es posible seguir la huella modernista de la mano de la Ruta Raspall de La Garriga. Un muy buen momento para hacerlo es durante las anuales jornadas modernistas que suelen celebrarse en octubre o durante las fiestas de Corpus Chisti, cuando las calles del municipio son ornamentadas con alfombras florales. En ambos momentos se celebran jornadas de puertas abiertas que permiten conocer el patrimonio de la población, que también incluye un refugio antiaéreo de la época de la Guerra Civil o la Casa-Museo de la Fundación Mauri, que recoge el rico legado del notario local Josep Maurí i Serra.

que ver en La Garriga

Que ver en Catalunya

7. PESEBRE VIVIENTE DE CORBERA DE LLOBREGAT

Los pesebres vivientes (celebraciones humanas del pesebre) son una tradición bastante arraigada en muchas poblaciones catalanas que lo representan durante las fiestas navideñas y donde actúan de forma amateur, buena parte de los lugareños de la población.

De todos ellos, el Pesebre Viviente de Corbera de Llobregat es uno de los más antiguos y el más bello que ver en Catalunya. Viene representándose desde 1962. Lo hace, además, en un marco incomparable, la Penya del Corb, un precioso espacio natural formado por un conjunto de grandes rocas de tonalidad rojiza que, por momentos, podría hacernos creer que nos encontramos en lejano oeste americano.

IMG_9047

pessebre vivent Corbera

8. RUTA MODERNISTA DE CANET

Como La Garriga, de la que ya hemos hablado, también la población de Canet, en la comarca de El Maresme, dispone de una excelente Ruta Modernista. En este caso, la ruta lleva la firma de Lluís Domènech i Montaner, el segundo arquitecto modernista más importante de España, tras Gaudí, que se estableció en esta pequeña población costera debido a sus lazos familiares.

Entre las visitas imprescindible de la Ruta del Modernismo en Canet de Mar destacan la Casa Roura, ahora convertida en restaurante, el Ateneu Canetenc, que fue el primer diseño de Domènech i Montaner en la villa o la Casa Museu Domènech i Montaner que son, en realidad, dos edificios diferenciados. Por una parte, la casa familiar que la esposa de Domènech, María Roura, heredó; y por otra parte, la vivienda que Domènech y Montaner adquirió y reformó, para convertirla en casa de veraneo.

IMG_5878

9. MONASTERIO DE SANTA MARIA DE L’ESTANY

La pequeña población de l’Estany, en la comarca del Moianès, estaría fuera de cualquier ruta turística si no dispusiera de un monasterio con uno de los claustros más bellos de Cataluña. Y pese a ello, son poquísimos los visitantes que se acercan hasta el Monasterio de Santa María de l’Estany, del siglo XI.

Como dije, el claustro es lo más descollante de este cenobio. Y concretamente, el programa iconográfico de los capiteles, donde resulta fácil distinguir pasajes como el de la Creación de Adán y Eva, el Pecado Original, la Natividad, las Bodas de Caná o la Entrada de Jesús a Jerusalén.

Monasterios más bonitos de Cataluña

Santa Maria de l'Estany

10. JARDINES ARTIGAS DE LA POBLA DE LILLET

Uno de los jardines más bonitos que ver en Cataluña lo encontramos en la población de La Pobla de Lillet, en la comarca del Berguedà. El artífice de esta maravilla del paisajismo fue el más grande arquitecto de modernismo en Catalunya: Antoni Gaudí.

Puentes, senderos, pérgolas, glorietas o fuentes es lo que encontramos en esta simbiosis entre naturaleza y urbanismo, casi única en la obra gaudiniana. Una muy buena manera de llegar a los Jardines Artigas de La Pobla de Lillet es de la mano del Tren del Ciment, vestigio de la histórica línea férrea que unía la población de Guardiola de Berguedà con la fábrica de cemento Asland, propiedad de la familia Artigas. Se toma en la población de la Pobla de Lillet.

IMG_7476

Jardines Artigas de la Pobla de Lillet

11. LA PASSIÓ D’ESPARRAGUERA.

Esparraguera es una población localizada a los pies de la Montaña de Montserrat, en la comarca del Baix Llobregat. Cada año, por Semana Santa, celebra una de las tradiciones artísticas más arraigadas de Cataluña. Me refiero a la representación de la Pasión de Cristo.

En la Passió d’Esparraguera, un montaje teatral en que, de una manera u otra, colabora buena parte de la población, nada tiene que envidiar a cualquier producción del West End londinense, tal es el virtuosismo de su puesta escena e interpretación. Una obra en que toman parte la friolera de unos 500 actores y que viene representándose desde hace más de 400 años.

_DSC3871m

12. EL PEDRAFORCA

Pocas montañas hay en Cataluña tan emblemáticas como el Pedraforca, un pico con dos cumbre, el Pollegó Superior (a 2506 metros de altura) y el Pollegó Inferior (a 2445 metros).

Su ascensión supone uno de los trekkings de media montaña más populares de Cataluña. Sin embargo, solo es recomendable para los más avezados en la práctica del montañismo. Quienes no lo son tanto, pueden conformar-se en disfrutar de su estampa desde alguno de los muchos miradores ubicados en la comarca del Berguedà. La vistas desde la bonita población de Saldes, por ejemplo, son excelentes.

IMG_7169

13. RUTA MODERNISTA DE SANT JOAN DESPÍ

De la mano de Josep María Jujol, discípulo de Antoni Gaudí, se puede seguir una excelente ruta modernista en Sant Joan Despí, población situada en la comarca del Baix Llobregat, a solo unos kilómetros de Barcelona.

La Ruta Modernista de Sant Joan Despí parte de la Masía de Can Negre, que fue remodelada por este arquitecto tarraconense, y sigue por obras tan curiosas como la Torre de la Creu (conocida popularmente como Torre de los Huevos), la Casa Serra-Xaus o la Casa Rovira. El recorrido se puede completar mediante una visita guiada o por cuenta propia.

Ruta Modernista de Sant Joan Despí

IMG_4947

14. TERRASSA Y SU FERIA MODERNISTA

En Terrassa, capital del Vallès Oriental, se celebra cada mes de mayo la más importante de las varias ferias modernistas de festejan en Cataluña. Durante tres jornadas, buena parte de los lugareños se visten como lo hacían los tarrasenses hace más de 100 años. Durante la Fira Modernista de Terrassa, además, se pueden visitar varias de las edificaciones modernistas que podemos encontrar en esta ciudad de marcado pasado industrial.

IMG_2862

Fira modernista de Terrassa

Muchas de estas edificaciones modernistas llevan el sello del que fuera arquitecto municipal, Lluís Muncunill, alumno aventajado de Lluís Domènech i Montaner. La Masía Freixa es una de sus obras emblemáticas, aunque la Casa Alegre de Sagrera, que hoy en día forma parte de los Museos de Tarrassa, es la mansión más bella del municipio.

No menos interesantes resultan la visita al Museu de la Ciència i la Tècnica o el conjunto monumental de la Seu d’Egara, un maravilla prerrománica con más de diez siglos de historia a sus espaldas.

IMG_2769

IMG_2827

15. CARDONA. EL CASTILLO Y LAS MINAS DE SAL.

Cardona, en la comarca de El Bages tiene, como mínimo, dos visitas de interés que la convierten en una de las mejores excursiones de un día desde Barcelona. La primera es el Castillo de Cardona, ahora convertido en parador de turismo, alzado en tierras fronterizas de la que fuera Marca Hispánica. Se trata de uno de los castillos más interesantes que ver en Cataluña. En el mismo recinto fortificado se ubica la iglesia de Sant Vicenç de Cardona, una de las más sobresalientes del arte románico en Cataluña, que dispone de una sorprendente nave central que se eleva hasta los casi 19 metros de altura.

Qué ver en Cataluña

A los pies del Castillo de Cardona, encontramos el segundo punto de interés de la ciudad: las Minas de Sal de Cardona. Se trata de un conjunto geológico formado por la continua sedimentación de sales de un primitivo mar interior, que se siguió de una posterior evaporación del elemento líquido, lo que dio lugar a este conjunto salino que fue explotado a lo largo de muchísimos siglos.

Hoy en día, las visitas guidas permite visitar el interior de esta maravilla que es la Mina de Sal de Cardona.

Lugares que visitar en Cataluña

Lugares que visitar en Cataluña

LA PROVINCIA DE TARRAGONA.

16. CIUDAD DE TARRAGONA

Las huellas de la antigua Tarraco romana son el leitmotiv de cualquier visita a Tarragona. Entre los lugares imprescindibles destacan el circo romano, cuyo sistema de bóvedas resulta único en cuanto a estado de conservación, y el maravilloso anfiteatro, alzado junto al Mar Mediterráneo. Las murallas, la Catedral o el Barrio del Serrallo son otras visitas que no pueden faltar en Tarragona.

Anfiteatro romano Tarragona

17. EL DELTA DEL EBRO

El Delta del Ebro es uno de los más interesantes ecosistemas que se pueden visitar en Cataluña. Revitalizado en los últimos años a nivel turístico, merece la pena iniciar la visita en Món Natura, un espacio que actúa como centro de visitantes y de interpretación. Visitar los arrozales del Delta, pero también sus salinas y sus mejilloneras o disfrutar de un arroz caldoso en Sant Carles de la Ràpita son otras de las posibilidades que ofrece el visitar el Delta del Ebro.

que ver en el Delta del Ebro

IMG_9623

18. VÍA VERDE DE LA TERRA ALTA

Una de las mejores experiencias en familia que se puede tener en las comarcas de Tarragona es de realizar la Vía Verde que transcurre por lo que era la antigua vía férrea del Val de Zafán, que unía las poblaciones de Puebla de Híjar, en Aragón, con Tortosa, en Cataluña.

El tercer tramo de esta ruta transcurre íntegramente por Cataluña (es lo que se conoce como la Vía Verde de la Terra Alta) y está acondicionado para el cicloturismo. Se trata de una ruta de lo más fácil, siempre en suave descenso, y que permite algunos descansos para relajarse, por ejemplo en el Santuario de la Fontcalda, donde es preceptivo tomar un baño en las aguas del río Canaletas, junto en el lugar donde éstas han horadado un angosto cañón. En este post puedes leer nuestra experiencia en la Vía Verde de la Terra Alta, entre Horta de Sant Joan y Benifallet.

Vía verde de la Terra Alta

IMG_20180602_130605

IMG_8647

19. MIRAVET

El Castillo de Miravet es uno de los lugares más icónicos que se deben visitar en un recorrido por las Tierra del Ebro. Se trata del que fue uno de los castillos templarios más importantes de la Península Ibérica.

Tras visitar el castillo, merece la pena dar una paseo por el encantador pueblecito de Miravet, con las edificaciones del mismo llegando hasta la orilla del Ebro. Es una de las imágenes más típicas que ver en Cataluña.

IMG_9441

20. HORTA DE SANT JOAN

Este pequeño pueblecito de la comarca de la Terra Alta enamoró a un joven Pablo Ruíz Picasso, que pasó aquí una larga temporada. No es de extrañar. Se trata de un pequeño pueblecito a los pies del macizo de Els Ports, edificado enteramente en piedra, con estrechas callejuelas y bellas edificaciones y plazoletas que se abren tras cada esquina.

Merece la pena visitar el Ecomuseo dels Ports, centro de interpretación del Parque Natural dels Ports. Desde la terraza de este museo se disfruta de unas maravillosas vistas de las Rocas de Benet, una de las formaciones rocosas más icónicas del macizo. No menos necesaria resulta la visita al Centro Picasso de Horta de Sant Joan, que muestra los facsímiles de la obra que Picasso pintó durante sus estancias en Horta de Sant Joan.

Visitar Terres de l'Ebre

21. LAS CATEDRALES DEL VINO DE TARRAGONA

Conocemos como Catedrales del Vino las distintas bodegas modernistas que se alzaron a principios de siglo XX en Cataluña. La mayor parte de ellas, en las comarcas de Girona. Casi todas ellas, fueron fruto de la unión entre los distintos productores de vid después de que la plaga de la filoxera devastara los campos durante las últimas décadas del XVIII.

La mayor parte de estas Catedrales del Vino llevan el sello del arquitecto modernista César Martinell que creo estos espacios siguiendo los preceptos del modernismo más industrial. Varias de estas bodegas siguen desarrollando la función para la que fueron creadas hace ya más de un siglo y están abiertas a las visitas y a las distintas experiencias enoturísticas. La Catedral del Vino de Nulles, la de Pinell de Brai o la de Gandesa son tres de nuestras favoritas.

IMG_9486

turismo Terres de l'Ebre

Catedrales del Vino

22. PINTURAS RUPESTRES DE ULLDECONA

El conjunto de pinturas rupestres que se pueden visitar en varias cuevas y abrigos rupestres esparcidos por todo el Arco Mediterráneo están incluidas dentro de la lista del Patrimonio de la Humanidad.

Uno de los conjuntos más accesibles lo encontramos en el Abrigo de la Ermita en el término municipal de Ulldecona. Lo que encontramos aquí son, básicamente, figuras esquemáticas que forman parte de lo mejor del arte rupestre levantino, principalmente con escenas de caza pintadas entre el año 7000aC y el 2000aC. Las visitas guiadas, la única manera de conocer el yacimiento, parten del Centro de Interpretación del Arte Rupestre adyacente al abrigo.

IMG_6210

IMG_6207

23. CARNAVAL DE CUNIT

Cunit es un pequeño municipio costero de la Costa Dorada, sin apenas interés más allá de sus playas. Sin embargo cada febrero celebra uno de los mejores carnavales de Cataluña, algo verdaderamente sorprendente para una población que no llega a los 13.000 habitantes.

Durante la Rúa de Carnaval, las comparsas que durante un año entero han estado ensayando sus coreografías lucen sus carrozas en un recorrido que convierte a Cunit en una pequeña Río de Janeiro.

Carnaval de Cunit

IMG_0524

24. MONASTERIO DE POBLET.

El Monasterio de Poblet es uno de los más bonitos monasterios de Cataluña y, probablemente, el mayor y mejor conservado de todos los monasterios cistercienses de Europa.

Además, esta abadía benedictina sigue viva, pues una veintena de monjes siguen manteniendo su llama encendida, como viene siendo así desde hace casi nueve siglos (exceptuando un breve periodo). El Monasterio de Poblet es un complejo de grandes proporciones, a medio camino entre el románico y el gótico, que dispone de un bello claustro y una gran iglesia donde fueron enterrados varios monarcas de la Corona de Aragón.

Monasterio de Poblet

Monasterios más bonitos de Cataluña

25. REUS Y SU RUTA DEL MODERNISMO.

Reus, la ciudad más importante de la Provincia de Tarragona, es tan importante a nivel monumental como la capital provincial. Si Tarragona tiene a la antigua Tarraco como su mayor valedor, en Reus encontramos una de las rutas modernistas más importantes que ver en Cataluña.

Aunque Antoni Gaudí nació en esta ciudad, quien la convirtió en un hito del modernismo fue Lluís Domènech i Montaner, el arquitecto del Palau de la Música Catalana y del Hospital de Sant Pau de Barcelona. La Ruta Modernista de Reus permite seguir algunas de sus mejores obras, incluyendo el Institut Pere Mata, la Casa Navàs, la Casa Rull y la Casa Gasull.

Reus Institut Pere Mata

Reus

26. PORT AVENTURA

No todo es playas, historia y cultura en las comarcas tarraconenses. También hay espacio para la diversión, sin más. En este sentido, desde hace 20 años, Port Aventura se ha convertido en el Parque de Atracciones más importante que ver en Cataluña.

Aunque demasiado masificado para nuestro gusto, en Port Aventura se puede disfrutar de algunas de las mejores atracciones existentes en España, incluido el Shambhala o el célebre Dragon Khan.

IMG_9511

27. ACUEDUCTO DE LES FERRERES.

Regresamos a la antigua Tarraco, porque a solo 5 kilómetros de la ciudad de Tarragona se puede visitar uno de los acueductos mejor conservados que nos ha legado el Imperio Romano. El acueducto de les Ferreres, conocido también como Pont del Diable, fue alzado en el siglo I a fin de abastecer de agua a la ciudad de Tarraco, capital de la provincia romana de la Hispania Citerior.

La parte más espectacular del acueducto es la que salva un valle gracias a una doble arquería a lo largo de 217 metros. En el punto más bajo del valle, el Acueducto de les Farreres alcanza los 27 metros de altura.

Visitar Acueducto de les Ferreres desde Tarragona

28. SIURANA

El pueblo de Siurana, un pequeño enclave perteneciente al municipio de Cornudella, de calles empedradas y trazado medieval, es uno de los pueblos más bonitos de Cataluña. No más de una treintena de lugareños soportan aquí los rigores del invierno.

Sin embargo, cada fin de semana son centenares los visitantes que se acercan hasta el que es uno de los enclaves escénicos más bellos que ver en Cataluña. Y el motivo no es solamente el de disfrutar de las calles y la gastronomía local. La maravillosa panorámica del valle del río Siurana y de su embalse, que se obtiene desde lo alto del que es conocido como el Salto de la Reina Mora es de lo que dejan sin aliento. Una vieja leyenda cuenta que Abdelazia, hija del valí de Siurana, antes de ser sometida por los cristianos prefirió saltar con su caballo desde tan imponente precipicio. Unas marcas existentes en la roca, que aseguran que fueron ocasionadas por las herraduras del caballo, así lo atestiguan.

Siurana que ver en Cataluña

Siurana que ver en Cataluña

29. MONTBLANC

No es de extrañar que Montblanc salga, también, en todas las listas de pueblos más bonitos de Cataluña. Su perímetro amurallado se conserva por completo, algo prácticamente único en estas latitudes. La Iglesia de Santa María, con su maravillosa puerta lateral de estilo renacentista, o el antiguo convento franciscano, convertido ahora en sala polivalente municipal, son otras dos visitas imprescindibles.
IMG_2626

30. SANTUARIO DE LA VIRGEN DE MONTSERRAT EN MONTFERRI

El Santuario de la Virgen de Montserrat de Montferri, en la Comarca del Alt Camp, se debe al genio de Josep María Jujol, del que ya hemos hablado. Jujol diseñó en esta ocasión, un pequeño santuario dedicado a la Virgen de Montserrat, inspirándose en las líneas naturales de las Montañas de Montserrat y de la gaudiniana Sagrada Familia. El resultado no puede ser más original.

IMG_9750

LA PROVINCIA DE GIRONA.

31. CIUDAD DE GIRONA

Son tantos los lugares que ver en Girona que haríais bien en dedicarle al menos un par de jornadas a esta capital catalana. Su casco histórico medieval es uno de los mejor conservados de la Península Ibérica y alberga lugares tan relevantes como la Catedral (la nave única más ancha del gótico mundial), el viejo barrio judío (imprescindible visitar el Centre Bonaçtruc ça Porta que desempeña las funciones de Museo Judío), la Basílica gótica de Sant Félix o los Baños Árabes, que de árabes solo tienen el nombre, porque en realidad son otra de las joyas del románico catalán que las comarcas gerundenses nos regalan.

Girona

Sant Pere Galligants Girona

Girona

32. JARDÍN BOTÁNICO DE BLANES

El Jardín Botánico Mar i Murtra es uno de los más bonitos de Cataluña y, en realidad, de todo el Mediterráneo. Creados junto a unos acantilados con vistas a la agreste Costa Brava, fueron idea del naturalista alemán Carl Faust. Hoy en día, pasear entre nenúfares, palmeras, cactus y cientos de especies vegetales resulta de lo más gratificante.

Jardín Botánico Marimurtra de Blanes

33. RUINAS DE EMPÚRIES

Las Ruinas de Empúries son las únicas de toda la Península Ibérica que conservan un yacimiento romano y otro griego.

Fueron, en realidad, los comerciantes griegos procedentes de Focea, en el Asia Menor quienes fundaron este asentamiento allá por el siglo VI aC. En la actualidad, es uno de los mejores conjuntos arqueológicos que ver en Cataluña. En el museo del lugar, no os debéis perder la estatua de Asclepio, auténtica estrella del yacimiento.

Santuario Asclepio de Empúries

Estatua de Asclepio en Empúries

34. BESALÚ

Casi de forma unánime, la población de Besalú es reconocida como el más bonito de los pueblos de Cataluña. Particularmente, entre los que conservan su carácter medieval.

El Pont Vell, el viejo puente de piedra sobre el río Fluvià, es su imagen más conocida. Sin embargo, cada recodo del núcleo histórico conserva el encanto que la pátina de los años le ha ofrecido. Entre las visitas imprescindibles de Besalú, merece la pena destacar el barrio judío (conserva unos baños rituales o miqvé casi únicos en la Península Ibérica), el antiguos hospital de Sant Julià o el Monasterio de Sant Pere, consagrado en 1003.

IMG_9613

35. VALL D’EN BAS.

Como Besalú, la Vall d’en Bas se localiza en la comarca de La Garrotxa. Este municipio se articula en distintos núcleos urbanos, a cuál más atractivo. Sant Privat d’en Bas (no os perdáis la longaniza que venden en Can Garí, en la misma plazoleta del pueblo), el Mallol o Hostalets d’en Bas merecen una visita reposada, sin prisas, disfrutando del pueblo, de la naturaleza que lo rodea y de su gastronomía.

Sant Privat d'en Bas

Visitar Vall d'en Bas

36. FAGEDA D’EN JORDÀ

Una Fageda d’en Jordà (el hayedo de Jordà) es uno de los paisajes más bellos que ver en Cataluña y uno de los lugares más icónicos de las comarcas de Girona. Se trata del hayedo que crece a menor altitud en Europa (a no más de 500 metros, cuando lo habitual es que los hayedos crezcan por encima de los 1000 metros de altura) y forma parte del Parque Natural de la zona Volcánica de la Garrotxa.

Aunque el mejor momento para visitar la Fageda d’en Jordà es el otoño, cuando las hojas recién caídas de los árboles cubren por completo la superficie boscosa, es también este el momento de mayores aglomeraciones y cuando más incómoda puede ser la visita.

lugares que visitar en Cataluña en otoño

IMG_9380

37. CASA DALÍ EN PORTLLIGAT

El genial pintor ampurdanés Salvador Dalí, máximo exponente del surrealismo del siglo XX, vivió en esta casa de la población de Port Lligat durante 52 años de su vida. Una curiosa mansión que modeló según su manera de entender la vida y que está considerada como un auténtico museo de su vida.

Durante la visita a la Casa de Dalí en Portlligat se pueden conocer las habitaciones de Dalí y de Gala, su esposa, la biblioteca, su taller o el curioso Salón Oval, donde Gala recibía a sus visitantes o se retiraba a descansar.

Casa Dalí de Portlligat

Casa Dalí de Portlligat

38. TEATRO MUSEO DE DALÍ EN FIGUERES

Seguimos con la figura de Dalí para hablar del que es el museo de arte más visitado de Cataluña. Me refiero al Teatro Museo de Dalí de Figueres, capital de la comarca del Alt Empordà.

Dalí había nacido en Figueres y, aunque vivió durante gran parte de su vida en Port Lligat, jamás quiso perder el cordón umbilical que lo unía a su ciudad natal. El Museo Dalí fue inaugurado en 1974 con el nombre de Teatro-Museo Dalí de Figueras. Desde entonces acoge una de las mejores colecciones de pintura del genio ampurdanés, con lienzos tan célebres como Gala desnuda mirando al mar o Leda Atómica.

Sin embargo, nuestra sala favorita en este museo es la que alberga la obra Palacio del Viento, de 1972, una gran pintura realizada al fresco y con óleo sobre tela, encolada en el techo, que ocupa todo el techo de esta habitación que ocupa el antiguo foyer del teatro y que tiene unas dimensiones asombrosas: más de once metros de longitud por 6 de anchura.

Teatro-Museo Dalí de Figueras

Museo Dalí de Figueras

39. RUTA DE LOS PUEBLOS MEDIEVALES DEL BAIX EMPORDÀ

Una ruta por media docena de pueblecitos medievales nos permite conocer un Empordà distinto al de la Costa Brava. Pueblos de piedra, con mucho encanto, con sus placitas porticadas, sus castillos y torres medievales y sus estrechos pasajes es lo que nos encontraremos en este recorrido que engloba algunos de los pueblos más bonitos del Empordà, como Peratallada, Monells, Vulpellac o Ullastret.

Lugares que ver en Cataluña

Lugares que ver en Cataluña

40. VALLE DE CAMPRODÓN

El Valle de Camprodón forma una subcomarca dentro de El Ripollès y está formado por cinco pueblecitos de media montaña surcados por el río Ter: Camprodón, Llanás, Molló, Sant Pau de Seguríes y Vilallonga de Ter. Lugares, todos ellos, tranquilos, formados por conjunto medievales con viviendas de piedras, casi siempre alzadas a orillas del río Ter.

Camprodón, la población que da nombre al valle, es la mayor de todas ellas. La benignidad de su clima la convirtió en un lugar de veraneo preferido para la burguesía barcelonesa de la primera mitad del siglo XX. Entre las visitas imprescindibles destacan el románico monasterio de Sant Pere y el Pont Vell, uno de los puentes medievales más bellos que ver en Cataluña.

Sin embargo, nuestro monumento favorito se ubica en el municipio de Beget, que pertenece a Camprodón, pero al que se llega tras casi 30 minutos de coche por una carretera repleta de curvas. En la preciosa Iglesia de San Cristóbal de Beget, uno de los tesoros del románico catalán, se puede conocer la maravillosa talla de un Cristo en Majestad del siglo XII.

IMG_8831

IMG_8845

41. TOSSA DE MAR

Desde que en los años 50 del siglo pasado varias películas hollywodienses fueran rodadas en la entonces marinera población de Tossa de Mar, este enclave de la Costa Brava se convirtió en uno de los destinos turísticos más populares de la costa mediterránea.

Tossa de Mar, con su bellísima fortificación en lo alto del risco que cierra la bahía homónima por su vertiente sur, es una de las poblaciones más bellas que ver en Cataluña. Además del castillo, merece la pena perderse por el marinero barrio de Sa Roqueta, por la ciudad baja y por las calitas que se abren al norte y al sur, como Es Codolar, casi pegada a la fortaleza, y Cala Pola, a treinta minutos de paseo desde el Camino de Ronda que parte de la Playa de Mar Menuda.

Caminio Ronda Tossa de Mar vista Es Codolar

42. LOS CAMINOS DE RONDA DE LA COSTA BRAVA

Los caminos de Ronda de la Costa Brava unen las distintas poblaciones y enclaves de la Costa Brava desde el sur hasta el Cap de Creus, ya a pocos kilómetros de Francia. Los senderos pegados a los acantilados, acondicionados casi siempre para poder ser recorridos sin dificultad alguna, permiten conocer y bañarse en las distintas calas que, de otra manera, no serían fácilmente accesibles a falta de embarcaciones.

Entre nuestros Caminos de Ronda preferidos, destacan el existente entre Lloret y Tossa de Mar o el que une S’Agaró con Sant Feliu de Guíxols.

Cataluña en otoño

visitar en Cataluña en otoño

43. SANT PERE DE RODES

Regresamos al románico para visitar otro de los monasterios más bonitos de Cataluña. Con casi mil años de historia a sus espaldas, el Monasterio de Sant Pere de Rodes no solo destaca por su arquitectura, sí no también por su enclave, en lo alto de un risco que permite disfrutar de unas maravillosas vistas del Cap de Creus y de la Bahía de Port de la Selva, el punto más al este de la Península Ibérica.

Visitar Monasterio de Sant Pere de Rodes

44. AIGUAMOLLS DE L’EMPORDÀ

Los Aiguamolls de l’Empordà es una de las zonas de humedales más ricas de la Península Ibérica y un ecosistema único en Cataluña. El lugar tiene categoría de Parque Natural y está surcado por una serie de senderos que permite disfrutar de la enorme avifauna que ocupa el espacio.

Los senderos parten de un muy bien acondicionado Centro de Visitantes. Entre las distintas especies existentes (por ejemplo, más de 100 pájaros distintos), no resulta difícil divisar flamencos, moritos comunes (un tipo de ibis), garzas reales e imperiales o cigüeñas blanca. El Parque Natural dels Aiguamolls del Empordà, incluye una playa casi virgen de más de 3 kilómetros de longitud: la Platja de Can Comes.

Qué ver en Catañuña Aiguamolls Empordà

Qué ver en Catañuña Aiguamolls Empordà

45. ESTANY DE BANYOLES

Si por algo es conocida la población de Banyoles, capital de la comarca del Pla de l’Estany, es por su lago, l’Estany de Banyoles. Se trata de la típica excursión que todos los colegiales catalanes realizan alguna vez (en realidad, varias veces) durante su etapa escolar. Todos ellos, desde luego, bastante más interesados en coincidir con el monstruo que desde hace generaciones se dice que aquí habita (cual Lago Ness) que por el hecho de encontrarse en el que es considerado el epicentro del conjunto cárstico más extenso de España. Efectivamente, este lago en forma de 8 que tiene una longitud de unos 2 kilómetros y una profundidad máxima de 40 metros, se formó en el cuaternario, hace 250.000 años.

Estany de Banyoles, Girona
Foto: Toni Martín

LA PROVINCIA DE LLEIDA.

46. LLEIDA

La ciudad de Lleida no es, desde luego, de las más turísticas de Cataluña. Por este motivo, cuando hace un par de años la descubrimos por vez primera, quedamos sorprendidos y a la vez maravillados con su rico patrimonio histórico, monumental y museístico.

Entre las visitas imprescindibles que ver en Lleida destaca el Castillo Templario de Gardeny, la gótica Seu Vella (catedral) y el Castillo del Rey localizados en lo alto de la Colina de la Seu Vella, el edificio de la Paería o la Capilla de Sant Jaume. En el apartado museístico, destaca el Museo de Lleida, donde podemos conocer desde mosaicos romanos a tallas góticas o escultura románica.

IMG_20180102_124128_resized_20180105_081703244

47. PENELLES

El pequeño pueblo de Penelles es conocido como el pueblo de los grafitis. No es de extrañar, pues desde que en 2016 se creara el Festival Gargar o Festival de Murales y Arte Rural, las calles de la población se han visto cubierta por más de 100 murales de lo que hoy se conoce como Arte Callejero. Una maravilla que ha puesto a Penelles en el mapa del turismo catalán.

Murales de Penelles

Murales de Penelles

48. VALLE DE BOÍ

Pocas regiones hay en Europa que atesoren la cantidad y calidad de iglesias románicas que podemos encontrar en el Valle de Boí. Hoy el día, la conocida Ruta del Románico del Valle de Boí permite recorrer las más notables, todas ellas incluidas en la lista del Patrimonio Mundial de la Humanidad.

Entre las más celebres, destacan Santa Eulalia de Erill la Vall, Sant Joan de Boí o Sant Climent de Taúll, verdadero emblema del valle y del románico catalán.

IMG_7259

IMG_20180103_133711_resized_20180107_104535572

49. EL CONGOST DEL MONT-REBEI

El Congost del Mont-rebei es uno de los más bellos paisajes que ver en Cataluña. Se trata de un enorme tajo que el río Noguera Robagorçana ha horadado a su paso por la Sierra del Montsec y que hace las veces de frontera natural entre Cataluña y Aragón.

Una de las mejores maneras de disfrutar de este lugar es realizando un trekking bastante fácil que parte del parking de La Masieta, en la orilla catalana, y llega hasta el albergue de Montfalcó, en la vertiente aragonesa. Otra muy buena manera de disfrutar de éste lugar, es realizando una ruta en kayak por el Congost del Mont-rebei, una excelente manera de compatibilizar la naturaleza con el deporte.

IMG-20160918-WA0020

WP_20160917_044

50. SOLSONÈS Y EL VALLE DE LORD

El Solsonés es una de las comarcas más despobladas y desconocidas de Cataluña. Con solo 15 municipios, entre dos de ellos (Solsona, su capital, y San Llorenç de Morunys) suman 10.000 de los 13.000 lugareños de la comarca. Todos ellos podría vivir en 3 islas de viviendas de la Eixample barcelonesa.

Sin embargo, la visita del Solsonès merece la inversión de un fin de semana. Solsona, la capital, dispone de un muy agradable centro histórico con catedral incluida, y a 5 km, la iglesia de Sant Esteve d’Olius tiene una de las más bellas criptas del románico catalán. Sin embargo, los parajes más bellos los debemos encontrar en la conocida como Vall de Lord. Desde el Santuario de la Mare de Déu de Lord o desde el Mirador de la Creu del Codó se disfruta de las mejores vistas del valle, con el embalse de la Llosa del Cavall, de aguas turquesas, dominando el paisaje.

Qué ver en Cataluña

51. ROCA DELS MOROS DE COGUL

Ya os comenté que un importante conjunto de pinturas rupestres repartidas por todo el arco mediterráneo están incluidas en la lista del Patrimonio de la Humanidad. Algunas de ellas las encontramos en los abrigos leridanos de la Roca dels Moros.

Nuevamente se trata de pintura esquemática, con predominio esta vez de escenas de danza. La más conocida recibe el nombre, precisamente, de La Dansa de Cogul. Las visitas son guiadas y se contratan en el adyacente centro de interpretación.

IMG_9367

IMG_9366

52. PARC NACIONAL D’AIGÜESTORTES I LLAC DE SANT MAURICI

El más bello de los parques nacionales que ver en Cataluña es el Parc Nacional d’Aigüestortes i Llac de Sant Maurici. Su extensión se reparte entre cuatro comarcas (l’Alta Ribagorça, el Pallars Sobirà, el Pallars Jussà y la Vall d’Aran) y las posibilidades en cuanto a excursiones se multiplican.

Una de las más accesibles es la que permite el acceso al Lago de Sant Maurici desde la población de Espot. Desde allí, una ruta de senderismo permite alcanzar el refugio d’Amitges. Se trata de una ruta que transita por varios lagos, como el Ratera y el Amitges, y que permite disfrutar de unas vistas maravillosas de todo el valle, con la imagen de la montaña de Els Encantats dominando la escena.

No menos espectacular resulta el sector de Aigüestortes, al que se accede desde el Valle de Boí.

Qué ver en Catañuña Sant Maurici

53. CATEDRAL DE LA SEU D’URGELL

La Seu d’Urgell es una pequeña población de 12.000 habitantes capital de la comarca del Alt Urgell y también de la diócesis de Urgell. Es por este motivo que aquí podemos visitar una catedral que, además, es la única catedral románica de Cataluña. Se trata de un bonito templo del siglo XII, de tres naves, y que dispone de un maravilloso claustro.

Un buen momento para visita la Seu d’Urgell es durante la Fira de Sant Ermengol, la mejor entre las muchas ferias queseras que se celebran anualmente en Cataluña.

Qué ver en Cataluña

54. LA CERDANYA

La Cerdanya es una comarca natural a caballo entre Francia y Cataluña. Se trata de uno de los destinos hibernales más apetecibles en la región, debido a las muchas estaciones de esquí existentes a ambos lados de la frontera. Además, la comarca está trufada de pequeños pueblos con enorme encanto, como Bellver de Cerdanya, Llívia, Prullans o Martinet. En invierno, casi siempre cubiertos de un manto de nieve.

Sin embargo, la Cerdaña es un destino interesante tanto en invierno como en verano, cuando se puede disfrutar y pasear relajadamente por algunos de paisajes más bellos que ver en Cataluña, como el Llac de Meranges.

IMG_9067

IMG_9072

55. MONASTERIO DE VALLBONA DE LES MONGES

El Monasterio de Vallbona de les Monges completa la trilogía de monasterios cistercienses que, junto a Poblet y Santes Creus, forman la conocida como Ruta del Cister de Cataluña. En este caso, se trata de único monasterio habitado por monjas (de ahí su topónimo). De hecho, este cenobio ha mantenido su comunidad monástica de forma continuada a lo largo de sus 850 años de historia, si exceptuamos los tiempos de guerra.

Vallbona de les Monges, en la comarca del Urgell, fue construido en el siglo XII, en un estilo de transición del románico al gótico. Uno de los aspectos arquitectónicos más destacados es el bello cimborrio gótico que se alza sobre la nave de la iglesia monástica, en lugar de encima del transepto.

El claustro, que también combina el estilo románico con el gótico, es otra de las maravillas de este cenobio. Una muy buena manera de disfrutar de Vallbona de les Monges es pernoctando en la misma hospedería, que está a cargo de las propias monjas.

Visitar Lleida provinciaFoto: Sansen, Laurent

Bueno, y hasta aquí esta lista de los 55 lugares más bonitos que ver en Cataluña. Desde luego, me he dejado muchísimos en el tintero, pues cada uno tiene sus favoritos. Seguro que vosotros también tenéis los vuestros.

Suscríbete al blog


Puedes darte de baja en cualquier momento haciendo clic en el enlace al pie de página de nuestros correos electrónicos. Para obtener información sobre nuestras prácticas de privacidad, visita nuestro sitio web.

Usamos Mailchimp como nuestra plataforma de newsletters. Al hacer clic a continuación para suscribirte, aceptas que tu información será transferida a Mailchimp para su procesamiento. Obtén más información sobre las prácticas de privacidad de Mailchimp aquí.

¿Qué te ha parecido el artículo?


0 de 5.0 (0)

Comentarios:

3 comentarios en “Los 55 lugares más bonitos que ver en Cataluña, fuera de Barcelona.


Raúl - Qué bonito es viajar
7 de octubre de 2020

Enhorabuena, fantástica recopilación, saludos viajeros.

Kris
17 de octubre de 2020

Qué bonito recorrido por Cataluña. No falta de nada, ni naturaleza, ni arte, ni parques de atracciones. Conozco pocos de los lugares que mencionas, pero prometo alguna vez dedicar esa jornada que dices a tu ciudad, Mataró. Me parece precioso que la hayas incluido en la lista con esas palabra.

Sergio
18 de octubre de 2020

Qué pedazo de guía, Jordi. Da gusto ver, con todo lo que viajas, lo bien que conoces tu tierra. Me viene además de perlas porque igual hago un proyecto dentro de poco por los alrededores de Barcelona :). ¡Un abrazo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La empresa trata tus datos para facilitar la publicación y gestión de comentarios. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, supresión y oposición, entre otros, según nuestra Política de privacidad.