Visitar la provincia de Huesca supone poder disfrutar de algunos de los más bellos paisajes de la Península Ibérica. Sin embargo, aunque es verdad que el macizo pirenaico se comporta como el principal atractivo de la provincia más septentrional de Aragón, no menos cierto es que Huesca ofrece mucho más que alta montaña.

En este post os vamos a dar 4 motivos para visitar Huesca. Hablaremos del Pirineo con el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido como punta de lanza, pero también de otros aspectos que ningún viajero debería olvidar al visitar Huesca.

4 MOTIVOS PARA VISITAR HUESCA

DISFRUTAR DE LOS PAISAJE MÁS BELLOS DE LOS PIRINEOS.

Probablemente sea al visitar Huesca cuando podamos gozar de los más espectaculares paisajes de alta montaña de España. Un espectáculo que es, además, de muy fácil acceso desde las distintas vertientes que dan paso al Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido.

Senda de los Cazadores de Ordesa

Aunque el acceso desde Torla, gracias a los autobuses lanzadera que permiten un fácil acceso a la Pradera de Ordesa, sea el más popular, éste no es el único.  También es posible llegar al Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido desde Escalona o Fanlo (Valle de Añisclo), desde Escuaín o desde Bielsa (que da acceso al Valle de Pineta).

Como dije, es el sector de Ordesa el más popular entre los viajeros. No se entendería visitar Huesca sin conocer esta maravilla geológica incluida dentro de la lista del Patrimonio de la Humanidad. Siguiendo el curso del río Arazas, el trayecto hasta la cascada de la Cola de Caballo, punto final del trekking más habitual del parque, es asequible a todas las familias. El ascenso es continuo pero sin dificultad alguna. Y los bellísimos pasajes y rincones, como las múltiples cascadas de las Gradas de Soaso (que dan nombre al sendero) se repiten cada pocos metros.

Visitar Huesca

Senda de los Cazadores de Ordesa

Algo más de esfuerzo supone alcanzar la Cola de Caballo desde la conocida como la Senda de los Cazadores. Aunque nosotros optamos por éste recorrido junto a Marc, la verdad es que el tramo inicial es bastante duro. La recompensa es disfrutar de la maravilla que es este valle de origen glaciar desde lo alto de la Faja de Pelay. La ruta circular que permite regresar a la Pradera de Ordesa se completa en unas ocho horas.

Cola de Caballo de Ordesa

No menos espectacular, aunque algo más fácil, supone la excursión a los Llanos de Larri desde el Parking de Pineta. Se trata de otro recorrido de tipo familiar, cuyos 11 kilómetros se completan en unas 4 horas. Está considerada la ruta familiar estrella del Valle de Pineta. A la sombra de los hayedos es posible gozar de este maravilloso paisaje pirenaico que tiene en las Cascadas de Cinca y en las glaciares praderas de los Llanos de Larri uno de sus puntos culminantes.

Visitar Huesca

Crédito de la foto: Sergio Somavilla

RUTA DEL ROMÁNICO EN HUESCA.

Si vais a visitar Huesca debéis reservar tiempo para disfrutar de su maravilloso arte románico, considerado entre los más bellos del norte peninsular.

Parada obligada, en este sentido, resulta la visita de la Catedral de Jaca, la oficiosa capital de los Pirineos Aragoneses, a la que merece la pena dedicarle una jornada entera. El templo, dedicado a San Pedro, está considerado como el primer edificio alzado bajo los cánones del Románico Pleno es toda España y sirvió de modelo a múltiples iglesias. Se trata de un templo de planta  basilical de tres naves. En su decoración nos llamará la atención la belleza de sus capiteles y ménsulas, así como las bolas situadas en las basas o el habitual ajedrezado jaqués, que ornamenta  parte del edificio.

Románico de Huesca - Catedral de Jaca

No menos espectacular resulta el Museo Diocesano de Jaca, donde se pueden visitar algunas de la joyas del románico aragonés, como el capitel del Rey David y los Músicos o las pinturas al fresco de la Iglesia de Bagües, considerada por algunos expertos como la Capilla Sixtina del Románico.

Ni media hora de viaje separan Jaca del Monasterio de San Juan de la Peña, otro lugar que debéis visitar en Hueca de forma obligada. En el claustro del Monasterio Viejo, edificado bajo un amenazante abrigo rocoso, podemos disfrutar del que quizá sea el más maravilloso conjunto de capiteles historiados románicos labrados jamás. Una auténtica biblia pétrea obra del Maestro de Agüero. El conjunto relata escenas del Génesis y de la Vida de Jesús, incluyendo algunos de los momentos más célebres de la vida pública del Mesías, como las Tentaciones de Cristo, la Pesca Milagrosa o las Bodas de Caná.

romanico en Huesca

Claustro San Juan de la Peña

Claustro San Juan de la Peña

Claustro San Juan de la Peña

 

Sin embargo, más allá de las mejores obras del románico incluidas todas en cualquier lista de Joya del Arte Románico europeo, en Huesca podemos visitar innumerables muestras del románico más humilde, como la iglesia de Santa María de Iguácel, primera muestra del románico europeo en el Alto Aragón, o la hermosa ermita de San Adrián de Sasabe, cerca de Borau, a la que podéis acceder si vais a visitar la mítica estación de Canfranc desde Jaca, tomando un desvió a mano izquierda, en dirección a Aisa.

Santa María de Iguácel

GOZAR DE LOS TREKKINGS FAMILIARES EN EL PREPIRINEO ARAGONÉS.

Más allá de la alta montaña que supone la visita al Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, algo que hay que hacer al visitar la provincia de Huesca es disfrutar de algunos de los muchos trekkings familiares que proponen las primeras estribaciones pirenaicas, en lo que genéricamente conocemos como Prepirineo.

Algunos de estos lugares los encontramos en el Parque Natural de la Sierra y Cañones de Guara. Parte de la bellísima población de Alquézar se ubica en este parque natural. Y es desde aquí desde donde se puede iniciar el sendero de las pasarelas del río Vero.

Visitar Huesca en familia - Pasarelas Río Vero

Visitar Huesca en familia - Pasarelas Río Vero

Se trata de unos de los mejores recorridos para hacer en familia en la provincia de Huesca. Apto para todos los públicos, no debéis olvidaros ni de las botas de montaña ni de los escarpines, pues no solo a medio recorrido se va a imponer un chapuzón en alguna de las múltiples pozas donde bañarse en el río Vero está permitido, sí no que parte de la ruta transcurre en el propio lecho fluvial. El sendero pasa por la Cueva Picamartillo y llega hasta el Puente de Villacantal. Después se accede a la zona de pasarelas metálicas que permite disfrutar de las gargantas fluviales desde lo alto, antes de llegar a la Central de Alquézar. Se trata de una de las rutas familiares más populares de Aragón, de manera que si vais a visitar Huesca con niños, se convierte en un recorrido de casi obligado cumplimento.

IMG_2109

Algo más complejo resulta la Ruta Circular por los Mallos de Riglos, en la comarca de La Hoya de Huesca. Sin embargo, os aseguro que se trata de otro de los paisajes más espectaculares del Prepirineo, con el pequeño pueblo de Riglos agazapado a los pies de unas curiosas formaciones rocosas formadas por conglomerados prepirenaicos convertidos en auténtica meca para los escaladores.

La Ruta Circular por los Mallos de Riglos se completa en dos horas y media aproximadamente. Nosotros las realizamos cuando Marc tenía 9 años sin problema alguno, aunque es cierto que algún tramo requiere algo más de exigencia que la Ruta de las pasarelas del río Vero.

Ruta Circular Mallos de Riglos

Ruta Circular Mallos de Riglos

LOS PUEBLOS MÁS BONITOS DE HUESCA.

Visitar Huesca sin conocer algunos de sus pueblos más bonitos sería impensable, ¿verdad? Cuatro de ellos forman parte de la asociación de los Pueblos más bonitos de España: Aínsa, Alquézar, Ansó y Roda de Isábena.

Aínsa, casi a los pies del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, es un hermoso pueblecito de montaña que dispone de un centro histórico de lo más compacto y preservado. Es en la porticada Plaza Mayor donde encontramos el epicentro de Aínsa. Desde aquí se accede a la iglesia de Santa María, desde cuyo campanario de disfruta de una bonitas vistas de toda la región. Sin embargo, en Ainsa, como en todos estos pueblecitos oscenses, lo que hay que hacer es perderse por sus empedrados callejones, dejándose impregnar de su carácter. Y disfrutar de su cocina local, por supuesto.

Viistar Huesca. Mejores pueblos.

Alquezar, puerta de entrada a las Pasarelas del Río Vero, os otro de los pueblos más bonitos que visitar en Huesca. Su conjunto urbano resulta de lo más armonioso, con estrechas callejuelas y construcciones casi todas de piedra o ladrillo. La parcialmente soportalada plaza Rafael Ayerbe es la más importante de la población, aunque su monumento más notable es la Colegiata de Santa María la Mayor, situada en la parte alta del pueblo, que en su origen fue una fortaleza musulmana.

Alquézar

Alquézar

Roda de Isábena es otra hermosa población que resulta obligado visitar en Huesca. Se localiza en la comarca de La Ribagorza, colindante ya con Catalunya. Se sabe de su importancia desde la época de las taifas musulmanas. Sin embargo, lo curioso es que esta pequeña población se convirtió en sede episcopal durante el siglo X. Es por ello que es aquí donde podemos visitar la Catedral de San Vicente, de origen románico, aunque con reformas del siglo XVII y XVIII. La cripta descubierta y el claustro, son dos de los momentos culminantes de la visita a este templo.

Roda de Isábena

Crédito de la foto: Gobierno de Aragón

Por último, destacaré Ansó, a los pies del Parque Natural de los Valles Occidentales y en la comarca de la Jacetania. Se trata de otro pequeño núcleo donde la práctica totalidad de las viviendas están edificadas en piedra. Aquí os llamará la atención los estrechos pasillos abiertos entre vivienda y vivienda. Son las arteas, que son características y casi únicas de Ansó. La gótica iglesia de San Pedro domina el burgo. En el interior llama la atención el recargado y dorado retablo barroco, que es el del siglo XVII.

No son estos, desde luego, los únicos motivos para visitar Huesca y su provincia. Los amantes de la historia y los castillos tienen en el Castillo de Loarre una de las visitas imprescindibles de la provincia.

Lugares más bonitos de Huesca

Visitar la provincia de Huesca

No menos espectacular resulta el Castillo de Monzón, situado en lo alto del promontorio que domina esta población de la comarca del Cinca Medio. De origen musulmán, la fortaleza de Monzón se convirtió, a mediados del siglo XII, en sede de la principal encomienda templaria de la Corona de Aragón. En la actualidad alberga el centro de interpretación del Temple.

Castillo de Monzón

Suscríbete al blog


Puedes darte de baja en cualquier momento haciendo clic en el enlace al pie de página de nuestros correos electrónicos. Para obtener información sobre nuestras prácticas de privacidad, visita nuestro sitio web.

Usamos Mailchimp como nuestra plataforma de newsletters. Al hacer clic a continuación para suscribirte, aceptas que tu información será transferida a Mailchimp para su procesamiento. Obtén más información sobre las prácticas de privacidad de Mailchimp aquí.

¿Qué te ha parecido el artículo?


0 de 5.0 (0)

Comentarios:

14 comentarios en “4 motivos para visitar Huesca en familia.


Juan Álvarez
12 de agosto de 2020

Todas las rutas que propones merecen la pena. El Valle de Otal desde San Nicolás de Bujaruelo, también es un recorrido bastante asequible para las familias. La verdad es que el PN de Ordesa da para mucho.

    Jordi Martinez Baylach
    13 de agosto de 2020

    Pues apuntado queda para otra ocasión, Juan. La verdad es que las excursiones posibles son muchísimas en el Parque Nacional de Ordesa.

Felisa R.
12 de agosto de 2020

Hola! Queremos visitar Ordesa a principios de septiembre. Serán 2 o 3 días a lo sumo. ¿Dónde te alojarías? Vamos con 2 niños de 8 y 10 años.

    Jordi Martinez Baylach
    13 de agosto de 2020

    Yo creo que una muy buena base es Ainsa, que es un pueblo precioso y desde el que podréis organizar varias excursiones familiares.
    Un abrazo y feliz viaje, Felisa!

Raúl
12 de agosto de 2020

Venga yo añado otro motivo, para mí los postres de Huesca son de los mejores que he probado, mis preferidos son la Trenza de Almudévar y , en especial, el Pastel Ruso de Huesca. Buenísimos. Saludos viajeros.

    Jordi Martinez Baylach
    13 de agosto de 2020

    Pues reconozco que no había oído hablar de ellos. Desde luego, la gastronomía es otro aliciente de Huesca!
    Gracias por comertar Raúl.

Eva
14 de agosto de 2020

Este verano he estado disfrutando de una parte de Huesca y no podría estar más de acuerdo. Su naturaleza, las rutas, los pueblos bonitos… Me quedé a las puertas de Ordesa por tiempo, tengo que volver a ver esa espectacular Cola de Caballo, y me parece impresionante el Monasterio de San Juan de la Peña. He estado por la zona de Benasque y también muy recomendable y con rutas preciosas y para toda la familia.

¡Un saludo!
Eva

Friki Por Viajar
14 de agosto de 2020

Más que 4 motivos, debería ser de obligada visita conocer la provincia de Huesca. Y más con lo que se puede ver por las fotos y el relato, super bonita. Y me lo aplico a mi mismo, que no conozco nada de la Comunidad Autónoma.

    Jordi Martinez Baylach
    20 de agosto de 2020

    Tal cual. Además, Huesca es mucho más que naturaleza. Hay montones de pueblecitos con mucho encanto y castillos con una historia tremenda, como el de Monzón o el de Loarre.
    Un saludo!

Alba - Descubrir Viajando
15 de agosto de 2020

Nosotros también estamos totalmente enamorados de Huesca y nos escapamos con la camper cada vez que podemos. Nos encanta la naturaleza que ofrece, los pueblecitos con encanto, la historia, los castillos…. y por supuesto, la gastronomía 🙂 . Huesca enamora y tiene algo que hace que quieras volver una y otra vez. La verdad es que la ruta por las pasarelas del Vero la disfrutamos mucho y eso que somos dos adultos 🙂 , y también alucinamos con los Mallos de Riglos, ¡nunca habíamos visto nada parecido!

Naiara de ModoTraveller
16 de agosto de 2020

Si ya le tenía ganas a Huesca, ¡ahora me has convencido! Somos muy de trekkings y de montaña. Y si hay opciones aptas para toda la familia mejor que mejor. ¡Gracias por las recomendaciones!

    Jordi Martinez Baylach
    20 de agosto de 2020

    Así es. Muchos de os trekking de Huesca son de lo más familiares, como los de Pineta o el de las pasarelas del río Vero. Sobretodo en verano, cuando puedes bañarte en los ríos, a los niños les encanta!
    Un abrazo, Naiara.

David Larache
16 de agosto de 2020

Hola!
Vamos a subir a Huesca a principios de septiembre. Estaremos 3 noche en Jaca, de jueves a domingo. ¿Qué excursiones nos recomiendas? Somos de BCN.
Gracias!

    Jordi Martinez Baylach
    20 de agosto de 2020

    Hola, David.
    Yo dedicaría un día entro a Jaca. Luego la estación de Canfranc es muy chula e histórica y está bastante cerca. Y luego el monasterio de San Juan de la Peña es una visita realmente obligada.
    Os va a encantar Hueca, David.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La empresa trata tus datos para facilitar la publicación y gestión de comentarios. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, supresión y oposición, entre otros, según nuestra Política de privacidad.