El Castillo de Praga es mucho más que un castillo. En realidad, se podría decir incluso que es de todo menos un castillo. O al menos, lo que habitualmente entendemos por castillo. Lo que sí que es el Castillo de Praga es un enorme complejo arquitectónico situado en lo alto de una colina que domina la capitall checa y que alberga varios de los lugares que vienen desempeñando el poder político y religioso del estado, primero bohemio y ahora checo. De hecho, el Castillo de Praga se localiza en el distrito de Hradcany, que significa precisamente colina del castillo, y que hasta 1784 fue una población independiente de la misma Praga.

CÓMO LLEGAR AL CASTILLO DE PRAGA.

El Castillo de Praga está en lo alto de una colina. Las rampas son bastante empinadas, pero la verdad es que el paseo merece la pena. Estas son las 2 formas de acceder al Castillo de Praga:

  • A pie: desde el Puente de Carlos tenéis aproximadamente 1 kilómetro de subida que se cubre en unos 15 minutos, pasando por la iglesia de San Nicolás de Malastrana y subiendo por las calles Nerudova o Thunovska.
  • En transporte público: podéis tomar los tranvías 22 o 23.
Si vas a visitar Praga, probablemente te interesa leer nuestro post acerca de los 25 lugares que hay que ver en Praga (con mapa incluido). Es una guía con las visitas imprescindibles para la capital de la República Checa.

VISITAR EL CASTILLO DE PRAGA. HORARIOS Y PRECIOS.

Para visitar el Castillo de Praga debéis contar con una mañana entera. Los lugares que ver en el Castillo de Praga son varios, de manera que a no ser que queréis echar un rápido vistazo os va a ocupar un buen rato.  Además, hay que saber que deberéis comprar un ticket para conocer los lugares más importantes que ver en el Castillo de Praga.

Podéis visitar el Castillo de Praga por vuestra cuenta o con la ayuda de un guía en español.

  1. VISITA AL CASTILLO DE PRAGA POR VUESTRA CUENTA. Aunque las posibilidades son varias, la visita al Castillo se Praga se dividen en lo que aquí llaman circuitos. Nosotros realizamos el Circuito A, pero la verdad es que con el Circuito B veréis lo más interesante.
  • Circuito A. 350 CZK (13.5€): Antiguo Palacio Real,  Basílica de San Jorge, Callejón de Oro, Catedral de San Vito, Exposición Historia del Castillo de Praga y Palacio de Rosenberg. Si queréis añadir el Tesoro de San Vito y la Pinacoteca del Castillo habrá que añadir otros 350 CZK. Y si queréis alquilar una audioguía, tendréis que desembolsar otros 350 CZK.
  • Circuito B. 250 CZK: Antiguo Palacio Real,  Basílica de San Jorge, Callejón de Oro y Catedral de San Vito. Este tour por libre (en este caso, con una explicación introductoria) se puede reservar por anticipado aquí y te ahorarás las colas.
  • Circuito C. 350 CZK: Tesoro de San Vito y Pinacoteca del Castillo de Praga.
  1. VISITA GUIADA CON UN GUÍA EN ESPAÑOL. Una muy buena posibilidad es contratar una visita guiada al Castillo de Praga en español (podéis mirar los precios y contratar aquí), que incluye la ruta por el castillo de la mano de un guía especializado, con entradas incluidas, además del recorrido por el Barrio de Mala Strana que queda por debajo del Castillo de Praga, y donde podéis visitar la iglesia del Niño Jesús de Praga. En estas visitas guiadas te ahorrarás las habituales colas para entrar a cada lugar, que en verano son bastante importantes.

El horario de visita al Castillo de Praga es de 06.00 a 22.00, aunque los edificios a visitar abren entre las 09.00 y las 17.00 (hasta las 16.00 entre 1 de noviembre y 31 de marzo).

Os dejo esta tabla con los precios de las entradas al Castillo de Praga.


QUÉ VER EN EL CASTILLO DE PRAGA. LAS VISITAS MÁS IMPORTANTES.

LA PINACOTECA DEL CASTILLO Y EL TESORO DE SAN VITO.

Entramos al Castillo de Praga por la entrada principal, donde se ubica una verja que da acceso al complejo.  Es en esta localización donde se realiza todos los días la ceremonia del cambio de guardia. No os penséis que se trata de un espectáculo como el de Londres, porque es bastante más sencillo. Pero bueno, si os pilla por aquí os podéis acercar.

IMG_1173

Nos encontramos con dos patios rodeados por edificios bastante modernos que albergan distintas oficinas oficiales. En el segundo de los patios se ubican también la Pinacoteca del Castillo de Praga y el Tesoro de San Vito.

La Pinacoteca del Castillo de Praga (a la que no entramos) alberga las pinturas que Rodolfo II empezó a coleccionar desde finales del siglo XVI. Está considerada la más antigua de la República Checa. No os esperéis encontrar con un Museo del Prado ni nada semejante, de manera que creo que podéis destinar vuestro tiempo en Praga a otros lugares más interesantes. O, al menos, eso hicimos nosotros. En el Tesoro de San Vito se pueden visitar un buen número de obras litúrgicas y reliquias, incluido el brazo de San Vito, a quien está dedicada la catedral.

CATEDRAL DE SAN VITO

Tras estas 2 visitas pasamos a otro gran patio donde se ubican varios de los monumentos más importantes que hay que ver en el Castillo de Praga. El primero, es la Catedral de San Vito, el más majestuoso templo de Praga y de todo el país y una de las catedrales góticas más impresionantes de toda Europa.

La Catedral de San Vito fue levantada a partir del siglo XV y nos recuerda bastante a la Catedral de Colonia con sus dos grandes torres culminadas por sendas agujas que dominan la fachada occidental. Tan impresionante como esta fachada occidental resulta la sur, donde se ubica una enorme torre de casi 100 metros de altura a la que podréis acceder tras superar casi 300 escalones.

Desde luego, no debéis dejar de entrar a la Catedral de San Vito, que está repleta de tesoros y que era el lugar de coronación de los Reyes Bohemios. En el coro de la Catedral se ubica el Mausoleo Real. A ambos lados quedan un conjunto de capillas góticas realmente de impresión y que albergan otros monarcas bohemios además de distintos patrones de la nación.
La capilla más importante es la de San Venceslao, que alberga los restos del más venerado de los santos de la República Checa. Desde aquí se accede a la Cámara de la Corona, donde se pueden visitar las Joyas de Coronación de los monarcas bohemios.

Por último, os llamará la atención la tumba de San juan Nepomuceno, otro de los patrones checos, realizada con plata maciza. Es una obra cumbre de la orfebrería europea medieval.

¿Vas a visitar PRAGA POR LIBRE? Quizá te interesaría contratar el trayecto en coche entre el aeropuerto y el hotel por solo 18 euros por coche. En este caso el chofer te estará esperando en el aeropuerto y no tendrás que preocuparte de nada porque te llevará hasta el hotel. El precio es POR COCHE!!! Podéis mirar en ESTE ENLACE, las distintas posibilidades y contratarlas.

IMG_1146
IMG_1155

IMG_1162

PALACIO REAL

Nuestro siguiente objetivo es el Palacio Real, el otro gran edificio que hay que ver en el Castillo de Praga. Queda justo enfrente de la Catedral de San Vito. Al principio se alzó en la colina un primer palacio de madera, allá por el siglo X. Aquel primer edificio fue sustituido por un palacio románico durante el siglo XII que sería ampliado a partir del siglo XIV, ya en estilo gótico.

El recorrido del Palacio Real de Praga pasa por distintas dependencias, pero quizá sea la del Salón de Vladislao la más impresionante de todas ellas. Se trataba de una de las salas de mayor tamaño entre los palacios góticos del momento y está cerrada por una bonita bóveda gótica. Con más de 60 metros de largo, las dimensiones de la sala son tales, que no solo permitía la celebración de banquetes si no incluso de torneos medievales.

Otros lugares de interés del Palacio Real de Praga son la Capilla de todos los Santos, que fue alzada por el mismísimo Carlos IV, o la Ala Teresiana, que es ya del primer tercio del siglo XVIII.

que ver en el Castillo de Praga

IGLESIA DE SAN JORGE

El siguiente lugar que hay que ver en el Castillo de Praga es la románica iglesia de San Jorge, que queda justo por detrás de la Catedral de San Vito. Este templo es uno de los más antiguos del país, pues fue alzado durante el siglo X. Sin embargo, tras un incendio debió ser reconstruido a partir de 1142. La fachada, neoclásica, es bastante posterior y llama la atención por su color granatoso.

Se trata de un edificio harmonioso, aunque austero. Su única nave está cerrada por una bóveda de cañón como corresponde al estilo románico.

IMG_1147

CALLEJÓN DEL ORO

Uno de los lugares más bonitos de Praga es este pequeño callejón que queda encajonado la zona noreste de la colina del castillo. Aquí encontramos un conjunto de pequeñas casitas que fueron habitadas por los guardianes de la Catedral y posteriormente por orfebres.

La verdad es que este callejón de suelo empedrado y casitas pintadas de color pastel resulta encantador, aunque no es raro que esté atestado de turistas que luchan por tomar una foto en condiciones. Y eso de que para acceder al mismo hay que pagar entrada (incluida en los circuitos A y B).  La casita estrella es la número 22, que fue utilizada por Franz Kafka como vivienda entre 1916 y 1917.

En la actualidad, la mayoría de viviendas se dedican a la venda de souvenirs, como no podría ser de otra forma en el que es uno de los lugares más turísticos del Castillo de Praga y de toda la ciudad.

que ver en el Castillo de Praga

PALACIO DE ROSENBERG

El Palacio Rosenberg o Rozmberk es un palacio que en su origen fue renacentista y alzado a mediados del siglo XVI, por parte de esta rica familia. Sin embargo, durante el siglo XVIII fue transformado en Residencia de Damas Nobles, una institución fundada por María Teresa de Bohemia, en 1753. Aquí residían 30 hijas de familias nobles que se habían arruinado. Esta visita resultó algo menos interesante, de manera que quizá con el circuito B del castillo de Praga sea suficiente (el palacio de Rosenberg solo se visita con el circuito A).

Y esto es lo que da de si la visita al Castillo de Praga, una de los lugares que nadie se puede perder en la capital de la República Checa y que, como os decía, os va a ocupar una mañana entera.

Suscríbete al blog


Puedes darte de baja en cualquier momento haciendo clic en el enlace al pie de página de nuestros correos electrónicos. Para obtener información sobre nuestras prácticas de privacidad, visita nuestro sitio web.

Usamos Mailchimp como nuestra plataforma de newsletters. Al hacer clic a continuación para suscribirte, aceptas que tu información será transferida a Mailchimp para su procesamiento. Obtén más información sobre las prácticas de privacidad de Mailchimp aquí.

¿Qué te ha parecido el artículo?


5 de 5.0 (1)

Comentarios:

9 comentarios en “El Castillo de Praga. Centro del poder civil y religioso de la Praga medieval.


16 de enero de 2019

Parece una de estas ciudadelas medievales más que un castillo 😉

Cuánto tiempo crees que llevará verlo bien?

    16 de enero de 2019

    Así es. Nada tiene que ver con lo que nosotros conocemos como castillo. Para visitarla requieres unas 3 o 4 horas, dependiendo de lo que te entretengas en cada sitio.
    Un abrazo, José. Y gracias por comentar!

16 de enero de 2019

Qué buenos recuerdos me trae el castillo de Praga, me enamoró la ciudad y esta zona muchísimo más. Hicimos la visita por nuestra cuenta y nos perdimos algunos detalles (nada irreparable), y la verdad es que tras leerte me apetece volver. La catedral nos encantó y las vistas desde arriba son impresionantes. No recordaba lo de la casita utilizada por Franz Kafka como vivienda en el callejón de oro, voy a ver de nuevo mis fotos 😉
Un abrazo
PD: Que mono el niño, tan pequeñito…

17 de enero de 2019

Otro gran reportaje!
Como mola Praga y el callejón del Oro.
Recuerdo que la primera vez que visité Praga no habia que pagar por ver la casa de Kafka

17 de enero de 2019

La verdad es que nuestro primer contacto con Praga no fue demasiado bueno. Se nos hizo una visita demasiado larga y hacia mucho frio. Pero a decir verdad, el castillo de Praga es uno de los lugares que más nos gustó. Leyendo tu artículo he vuelto a rememorar aquel increíble lugar.

    29 de enero de 2019

    Tendréis que regresar a Praga con buen tiempo, chicos!

18 de enero de 2019

Estuve en Praga hace ya bastante tiempo y tengo un especial recuerdo del callejón, no recordaba el nombre.

Gracias
Enrique

23 de enero de 2019

Este verano fui de nuevo a Praga después de 10 años y volví a visitar el Castillo de Praga. La verdad que que es una ciudadela impresionante, con la catedral de San Vito , sus palacios y demás hacen de esta una visita imprescindible en Praga.

Nosotros la visitamos con la Praga Card que incluye el Circuito A.

Saludos.

23 de enero de 2019

Uno de los imprescindibles de Praga. Desde la subida paseando hasta allí a la plaza que le precede (en la que por cierto se rodó Amadeus, ya sabes, mi vena cinéfila) a el recinto del castillo, todo es una maravilla. Yo lo he visitado las tres veces que he estado en la ciudad, aunque solo puede subir a la torre de la Catedral en la primera ocasión, en invierno cierra y no pudo ser. Me han dado ganas de volver otra vez…¡¡¡qué bonita es esta ciudad!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La empresa trata tus datos para facilitar la publicación y gestión de comentarios. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, supresión y oposición, entre otros, según nuestra Política de privacidad.