Visitar La Boca, uno de los barrios más característicos de Buenos Aires, es algo que nadie debe dejar de hacer en la capital Argentina. Se trata de uno de los barrios más populares de Buenos Aires, pero también de los más turísticos, de tal manera que al recorrer su calle más emblemática, Caminito, enseguida nos damos cuenta que en esta parte en La Boca, todo está encarado al turista.

Nuestra visita a la Boca se limitará, básicamente, a un paseo por Caminito y a la visita al estadio de fútbol del que es uno de los clubes de fútbol más históricos a nivel mundial: el Boca Juniors.

¿ES LA BOCA UN BARRIO PELIGROSO? La Boca tiene fama de ser un barrio conflictivo e, incluso, peligroso. De esta manera, no está mal andar con cuatro ojos y no hacer mucha ostentación de propiedades. En Caminito, su punto más neurálgico, porque las aglomeraciones turísticas suelen resultar un lugar ideal para que los carteristas actúen. Pero más allá de esta colorida calle, La Boca es un barrio donde abundan las gentes humildes y, a menudo, necesitadas. De esta manera, aunque la práctica totalidad de sus habitantes no tiene por objetivo el atracar al turista, no son pocos los viajeros que han tenido experiencias desagradables en este barrio, de tal manera que mejor ser precavidos que lamentarse a posteriori.

VISITAR LA BOCA DE BUENOS AIRES. ENTRE CAMINITO Y LA BOMBONERA.

UN PASEO POR CAMINITO.

Llegamos a Caminito desde la Avenida Don Pedro de Mendoza, que transcurre a lo largo de la orilla sur del riachuelo, que os como se conoce al río Matanza justo antes de desembocar en el Océano Atlántico. Enseguida buscamos la Plaza de los Suspiros. Aquí queda la bifurcación que sale en todas las fotografías de La Boca. A la izquierda queda la Calle Magallanes y a la derecha, Caminito. La verdad es que aunque la segunda se lleva la fama, ambas son igual de atractivas y reservadas a los peatones. Se trata, en cualquier casa, de dos callejuelas bastante cortas, de no más de 150 metros de longitud a lo sumo.

Barrio de la Boca Buenos Aires

Lo que encontramos en estas calles son viviendas populares, que fueron edificadas con escasos medios y usando el ladrillo, pero sobretodo la madera y la chapa como material de construcción. Se trataba siempre de viviendas de gentes humildes, donde los inmigrantes solían vivir más bien hacinados, compartiendo espacio entre varias familias. Era conocidas como conventillos.

Sin embargo, el paso del tiempo ha convertido a Caminito (y la calle Magallanes) en el lugar tremendamente turístico y fotogénico que es hoy. La mayoría de edificios fueron pintados con vivos colores, a la par que los bajos de estos espacios dieron paso a todo tipo de servicios dedicados al turismo, con terrazas, bares y lugares de souvenires. A ello se han unido, a lo largo del tiempo, vendedores callejeros, estatuas humanas, pintores ambulantes o bailadores de tango.

Barrio de la Boca

En Caminito (y en la Calle Magallanes) se trata de pasear, sin más, y disfrutar del ambiente que allí se respira. No faltarán las fotos en el histórico bar-café la Perla, en la Plazoleta de los Suspiros. De carácter bohemio, tiene más de 130 años a sus espaldas.

No menos fotografiada resulta la esquina entre las Calles Magallanes y Caminito. Aquí se encuentra el célebre Havanna Caminito de Buenos Aires. En su balcón siempre saluda la figura de cartón de algún célebre personaje bonaerense. A veces Eva Perón, a veces Messi o Maradona; en ocasiones, el Papa Francisco.

Barrio de la Boca Buenos Aires

Quien quiera un poco de arte puede entrar, incluso, en el Museo Conventillo de Marjan Grum, creado por este artista esloveno que compró un conventillo de 1880 y que lo ha convertido en curiosa (y colorida) galería. Entre estatuas humanas, mercados ambulantes y tangos, el rato en Caminito nos pasa volando.

DATOS PRÁCTICOS.

  • El Aeropuerto Ezeiza es la principal puerta de entrada a Buenos Aires desde España. Encontraréis vuelos directos o con escalas, desde varios aeropuertos españoles. Para ir del aeropuerto al centro podéis tomar los muy lentos colectivos 51 y 8, el autobús de Tienda León o el Minubús de Ezeiza.
  • Para llegar al barrio de la Boca desde el centro de Buenos Aires deberéis tomar algunos de los muchos colectivo que os llevarán hasta allí. Por ejemplo, el 29, en 53 o el 64.
  • Si queréis que os organicen un viaje por Argentina, merece la pena echar un vistazo a la web de Evaneos que pone en contacto futuros viajeros con agencias locales y permite personalizar el viaje a Argentina.

Que ver en la Boca Buenos Aires

VISITA AL ESTADIO DEL BOCA JUNIORS

La visita a la Boca de Buenos Aires no sería completa sin visitar el museo y estadio del Boca Juniors, quizá el club de fúlbol más famoso de Argentina. En realidad el estadio recibe el nombre de Alberto J. Armando, que fue presidente de Boca Juniors durante 20 años. Pero la verdad es que el lugar es conocido en el mundo entero con el sobrenombre de La Bombonera.

Tomando la Calle José Garibaldi llegamos a la Bombonera en poco más de 5 minutos.

Un vez en el estadio realizamos el recorrido que permite visitar también las entrañas de este mítico estadio de fútbol. Los vestuarios, la sala de prensa, los lugares para los comentaristas y, por supuesto, la grada de la Bombonera. Es este un estadio que sorprende por lo empinada de su gradería más que por su espectacularidad. Desde luego, nada que ver con la visita al estadio de Maracaná de Río de Janeiro.

Estadio Boca Juniors

Tras la visita a la Bombonera, toca continuar el recorrido por el Museo de la Pasión Boquense, donde se cuenta la historia y los mejores momentos de este club de fútbol que atesora más de 110 años de historia a sus espaldas y que acumula algunos de los títulos más importantes del fútbol mundial. No falta la exposición de los mejores trofeos, incluidas sus Copas Libertadores, y el espacio dedicado a Diego Armando Maradona, el mejor jugador que ha vestido los colores de la entidad.

Estadio Boca Juniors

Que ver en la Boca Buenos Aires

La verdad es que la visita al barrio de La Boca cumple con nuestra expectativas. Se trata de uno de aquellos lugares que nadie debe perderse en Buenos Aires. Por su ambiente, por su historia y por su colorido.

Suscríbete al blog


Puedes darte de baja en cualquier momento haciendo clic en el enlace al pie de página de nuestros correos electrónicos. Para obtener información sobre nuestras prácticas de privacidad, visita nuestro sitio web.

Usamos Mailchimp como nuestra plataforma de newsletters. Al hacer clic a continuación para suscribirte, aceptas que tu información será transferida a Mailchimp para su procesamiento. Obtén más información sobre las prácticas de privacidad de Mailchimp aquí.

¿Qué te ha parecido el artículo?


0 de 5.0 (0)

Comentarios:

3 comentarios en “Visitar La Boca, Buenos Aires. Caminito y el Estadio de Boca Juniors.


Fuet i Mate
5 de diciembre de 2019

Bones,
Sabieu que a prop de la Plaza de Mayo hi ha un edifici que a dins té un altre edifici? Ni més ni menys que l’antic Congres i la seva visita és gratuïta. O que a la paret del ministeri de defensa encara hi ha les marques que va deixar la metralla quan l’exèrcit va bombardejar la plaça durant un concentració de gent que donava suport a Peron? Sabieu que l’Obelisco es va construir on hi havia l’antiga església de San Nicolás, la que dona nom al barri? I pels catalans, tenim diverses sorpreses: una font de canalets, un cúpula que parla català, una Moreneta amb la Senyera i un Casal Català amb Penya del Barça independentista.
Si passegeu per Avenida de Mayo no podeu passar per alt contemplar l’actual Casa de la Cultura, ex edifici del Diario la Prensa i entrar-hi, a la botiga us emportareu una sorpresa. Sabeu que són aquells tubs? O enlloc de fer un cafè al guirigutzat Tortoni, us recomano el 36 Billares, també és un bar notable, és cert que la decoració no té tant encant com el Tortoni, però us podreu immergir en la cultura porteña, enlloc de tenir per veïns a les taules espanyols o brasilers. O per la Boca podeu visitar la Usina del Arte gratuïtament o no podeu marxar del barri sense veure les obres de Quinquela, per entendre el passat d’aquest barri portuari.
Buenos Aires és una ciutat que s’aprecia més quan hi vius que de turisme, i més si vens d’Europa, acostumats a l’arquitectura sorprenent de les nostres ciutats. Per això la majoria de turistes només hi passen 3 o 4 dies i marxen amb la sensació que la ciutat és molt lletja i que no val la pena. És una concepció equivocada, els racons que amaga Buenos Aires i els secrets que us podem contar de cada un dels llocs turístics, ha canviat la percepció dels nostres amics.
Si necessiteu més informació sobre la ciutat o voleu que us expliquem alguns secrets més, racons que no surten a les guies o llocs on fer fotografies diferents, ens podeu trobar a: Bones,
Sabieu que a prop de la Plaza de Mayo hi ha un edifici que a dins té un altre edifici? Ni més ni menys que l’antic Congres i la seva visita és gratuïta. O que a la paret del ministeri de defensa encara hi ha les marques que va deixar la metralla quan l’exèrcit va bombardejar la plaça durant un concentració de gent que donava suport a Peron? Sabieu que l’Obelisco es va construir on hi havia l’antiga església de San Nicolás, la que dona nom al barri? I pels catalans, tenim diverses sorpreses: una font de canalets, un cúpula que parla català, una Moreneta amb la Senyera i un Casal Català amb Penya del Barça independentista.
Si passegeu per Avenida de Mayo no podeu passar per alt contemplar l’actual Casa de la Cultura, ex edifici del Diario la Prensa i entrar-hi, a la botiga us emportareu una sorpresa. Sabeu que són aquells tubs? O enlloc de fer un cafè al guirigutzat Tortoni, us recomano el 36 Billares, també és un bar notable, és cert que la decoració no té tant encant com el Tortoni, però us podreu immergir en la cultura porteña, enlloc de tenir per veïns a les taules espanyols o brasilers.
Buenos Aires és una ciutat que s’aprecia més quan hi vius que de turisme, i més si vens d’Europa, acostumats a l’arquitectura sorprenent de les nostres ciutats. Per això la majoria de turistes només hi passen 3 o 4 dies i marxen amb la sensació que la ciutat és molt lletja i que no val la pena. És una concepció equivocada, els racons que amaga Buenos Aires i els secrets que us podem contar de cada un dels llocs turístics, ha canviat la percepció dels nostres amics.
Si necessiteu més informació sobre la ciutat o voleu que us expliquem alguns secrets més, racons que no surten a les guies o llocs on fer fotografies diferents, ens podeu trobar a:
Fuet i Mate
Salutacions
Ares

pat
25 de abril de 2020

Hola !
bueno decir que el estadio no se llama Del Boca Juniors, se lo llama La Bombonera, por la forma, es el estadio del club Boca Juniors, saquemos el DEL !!!!
Pena enorme haber estado en ese barrio y no haber ido a la Fundacion Proa ni a a Usina del Arte, o el Museo Quinquela Martin, 3 Museos de Arte imperdibles.
Los tipicos conventillos del barrio estan pintados de diferentes colores porque los genoveses, si los de Italia, ya que el barrio fue fundado por italianos, ellos mismos pintaban con los sobrantes con que pintaban los barcos y claro no alcanzaba para pintar todo el edificio con un color.
Saludos

    Jordi Martinez Baylach
    25 de abril de 2020

    Muchas gracias, Pat. Los viajes dan para lo que dan. Siempre nos quedamos con ganas de más y acabas descartando más que lo que realmente visitas. Espero tener otra oportunidad de visitar Argentina.
    Un abrazo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La empresa trata tus datos para facilitar la publicación y gestión de comentarios. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, supresión y oposición, entre otros, según nuestra Política de privacidad.