Visitar el Castillo de Spis fue lo primero que hicimos durante la tercera jornada de nuestro viaje de una semana a Eslovaquia. El Castillo de Spis no solo es uno de los más famosos que se pueden visitar en Eslovaquia, si no que está considerado como una de las fortalezas de mayor tamaño de toda Europa. Este lugar, además, forma parte de la lista del Patrimonio Mundial en un conjunto en que también toma parte la ciudad de Levoca, que visitamos el día anterior y los enclaves de Spis Kapitula y Podhradie Spis, que se ubican a poquísimos kilómetros del Castillo de Spis y de los que luego os hablaré.

EL CASTILLO DE SPIS EN LA HISTORIA.

Todo indica que debemos encontrar los albores del Castillo de Spis en el siglo XIII. Se trataba, por aquel entonces, de una primera fortaleza románica, de la que quedan algunos vestigios y que con el tiempo fue aumentado de tamaño hasta poder albergar a hasta 2000 personas.

Está documentado que en 1241, el Castillo de Spis fue un importante bastión de defensa de la invasión tártara. Posteriormente, fue residencia real (de los reyes húngaros, que fueron quienes dominaron el país durante 800 años) hasta que la fortaleza fue cedida a la nobleza del momento. Familias cuyo nombre se va repitiendo en las distintas poblaciones que visitamos, como los Zapolya, los Thurzo y los Csaky se hicieron, en uno u otro momento, con el control del Castillo de Spis. Los Thurzo (de ellos hablamos en nuestro post acerca de Banska Bystrica), por ejemplo, convirtieron la fortaleza en una bella residencia renacentista. Finalmente, el Castillo de Spiss fue abandonado a partir de 1780, tras un devastador incendio.

Sin embargo, en las últimas décadas, este lugar ha sido escenario de distintos tipos de restauraciones y remodelaciones que lo han llevado a la situación actual. Desde luego, sus mejores tiempos ya no regresarán jamás, de manera que en la actualidad el Castillo de Spis no es más que un venerable y extraordinario conjunto en ruinas que domina majestuosamente una colina que se yergue justo al lado del pequeño núcleo poblacional de Podharie Spis.

Visitar el Castillo de Spis

VISITAR EL CASTILLO DE SPISS

El Castillo de Spis abre a las 10 de la mañana y, dado que nos habíamos alojado en la cercana población de Levoca, allá estábamos para cuando abrieran las puertas. El coche se deja en un pequeño aparcamiento en el que no caben más de una veintena de vehículos. Cuando regresaremos de visitar el Castillo de Spis, no solo este parking estará lleno si no que una laguísima hilera de coches han ido aparcándose a lo largo de la carretera de acceso al castillo, ocupando casi por completo uno de los sentidos. Por tanto, si queréis visitar el Castillo de Spis y podéis, hacedlo a primera hora.

Desde el parking debemos subir una última rampa de acceso que nos lleva, en no más de cinco minutos, a que sería un primer patio de armas del Castillo de Spis, que es donde se encuentran las taquillas. La entrada tiene un coste de 8 euros. Con ella, nos entregan una audioguía en inglés (previo depósito de 10 euros). También existe la posibilidad de realizar el recorrido mediante una visita guiada, aunque solo está disponible en eslovaco.

Visitar el Castillo de Spis nos ocupa aproximadamente una hora. Al principio siguiendo la ruta audioguiada y, posteriormente, por nuestra cuenta, porque la grabación es bastante tostón.

La verdad es que aunque el Castillo de Spis está en ruinas, la visita resulta bastante entretenida dado lo impresionante de las dimensiones. Para acceder a la fortaleza en sí, hay que subir una segunda rampa desde donde están situadas las taquillas. Abajo, luego las visitaremos, se disponen otro conjunto de murallas que incluyen varios torreones.

Visitar el Castillo de Spis

Precio Visitar el Castillo de Spis

Para acceder al interior de esta fortificación interior superamos un par de puertas más, originalmente románicas. Dentro ya, se disponen varias dependencias en dos pisos. Algunas de ellas están museizadas, explicando el origen del castillo y sus distintos moradores. En un par de las habitaciones más amplias se presenta una muestra de diferentes artilugios que eran utilizados para las torturas. Nada que no hayamos visto en otros “Museos de la Tortura”, pero que no dejan de impresionarnos. Al visitar Bratislava veremos otra muestra de elementos de tortura en el Museo del Ayuntamiento Viejo. En otras dependencias nos encontramos con cañones y sus proyectiles, de distinto tamaño. También encontramos la que fue la capilla del Castillo de Spis, de estilo gótico, aunque posteriormente reformada.

Visita al Castillo de Spis

Visita al Castillo de Spis

Capilla Castillo Spis

La visita al Castillo de Spis sigue con sus terrazas y la que es la torre del homenaje, de al menos veinte metros de altura. Desde lo alto se llegan a observar los Altos Tatras que visitamos ayer. Justo enfrente quedan los restos de lo que fue el palacio renacentista de los Zapolya. De él ha quedado bien poco.

Visita al Castillo de Spis

Tras la visita a toda esta zona interior de la fortaleza, descendemos por la misma rampa por la que habíamos accedido, para salir a lo que son las terrazas que permiten hacer el camino de ronda por el conjunto de murallas y baluartes más exteriores del Castillo de Spis. La verdad es que con tantas puertas, recovecos, baluartes, torres y murallas era de suponer que el Castillo de Spis era verdaderamente inexpugnable.

Como os decía, visitar el Castillo de Spis nos ocupa aproximadamente una hora. Tras ella, tomamos el coche para visitar los otros dos lugares que forman parte del Patrimonio de la Humanidad: Spis Kapitula y Podhradie Spis.

Visita al Castillo de Spis

vistas desde el Castillo de Spis

PODHARADIE SPISS O SPISSKA PODHARADIE

Podhradie Spis es un pequeñísimo núcleo poblacional que se localiza a los pies del Castillo de Spis. No tardamos ni cinco minutos en llegar desde la fortaleza y en aparcar en la plaza de la población que es, en realidad, lo más bonito del pueblo.

Aunque la plaza no puede competir en belleza con la que hay que ver en Banska Bystrica o Bardejov (esta la visitaremos hoy mismo), la verdad es que con sus viviendas color pastel, todas de dos pisos y bastante uniformes y, particularmente, con la estampa del Castillo de Spis asomando por encima de ellas, conforman un precioso conjunto.

En esta plaza de María (Marianske Namestie), que así se llama, hay que reseñar un par de monumentos de interés: la sempiterna columna mariana en agradecimiento al final de la peste y una iglesia de fachada neoclásica e interior gótico que resulta ser de confesión evangélica, como así nos lo confirma el hecho de que quien está oficiando la misa dominical es una mujer. Cerca de esta plaza encontramos una segunda iglesia, que es románica y de rito católico.

Podhradie Spis

Podhradie Spis

SPISSKA KAPITULA

Lo último que queremos visitar antes de dirigirnos hasta Bardejov, que será el siguiente destino, es lo que a veces se conocer como Vaticano eslovaco. Se trata de la Catedral de Spis o Spisska Kapitula, un enorme edificio gótico dedicado a San Martín, rodeado de un conjunto de seminarios que quedan encerrados en una suerte de muralla.

La verdad es que la visita resulta un fiasco pues aunque nos presentamos allí en presunto horario de apertura, la susodicha Catedral permanece cerrada a cal y canto, sin ningún cartel que indique si está cerrada de forma permanente o a qué hora se abre. Llamamos a varias de las puertas de los edificios de enfrente, pero nadie nos abre, de manera que nos marchamos por donde hemos venido, sin poder visitar la Catedral en cuestión y bastante contrariados. Posteriormente, hemos leído en varios blogs en lengua inglesa que no hemos sido los único en encontrarnos con este inconveniente. Nadie, o al menos entre los que hemos leído, ha llegado a entender el porqué estaba cerrada la iglesia en cuestión, de manera que, por si queréis visitar el Castillo de Spis, avisados estáis de que conocer la Catedral no parece tarea tan fácil.

Spisska Kapitula

Catedral de Spis

De esta manera, tras visitar el Castillo de Spis y Podhradie Spis e intentarlo con la Catedral, nos damos por vencidos y tomamos dirección norte. Nuestro próximo objetivo es visitar Bardejov, otro lugar que forma parte del Patrimonio de la Humanidad. Antes, aún pararemos unos minutos en la iglesia de Hervatov, otra maravilla edificada en madera y que también está incluida en la lista del Patrimonio Mundial.

Suscríbete al blog


Puedes darte de baja en cualquier momento haciendo clic en el enlace al pie de página de nuestros correos electrónicos. Para obtener información sobre nuestras prácticas de privacidad, visita nuestro sitio web.

Usamos Mailchimp como nuestra plataforma de newsletters. Al hacer clic a continuación para suscribirte, aceptas que tu información será transferida a Mailchimp para su procesamiento. Obtén más información sobre las prácticas de privacidad de Mailchimp aquí.

¿Qué te ha parecido el artículo?


0 de 5.0 (0)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La empresa trata tus datos para facilitar la publicación y gestión de comentarios. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, supresión y oposición, entre otros, según nuestra Política de privacidad.