En este post os voy a contar acerca de 5 cosas que hay que hacer en Estambul en una primera visita a esta maravillosa ciudad. En otro post previo ya os hemos hablado sobre los lugares más importantes que hay que visitar en Estambul. Es decir, mezquitas, palacios o museos imprescindibles de la antigua capital otomana. Aquí os vamos a hablar de experiencias. Es decir, algunas cosas que tenéis que hacer en Estambul y que no os debéis perder.

ALGUNAS COSAS QUE HAY QUE HACER EN ESTAMBUL.

Fumar una shisha o pipa de agua.

La pipa de agua o narguile es muy típico de los lugares árabes o de cultura turca. De esta manera, algo que tenéis que hacer en Estambul es visitar un fumadero de shisha. Y hablo de un fumadero de shisha, porque aunque podéis probar la pipa de agua en muchos bares y terrazas, merece la pena visitar algún lugar específico donde los lugareños (y también los viajeros) acuden específicamente a disfrutar de este momento que para ellos resulta un acto social.

Hay que tener en cuenta que el sabor dulzón del aroma de la shisha da lugar a que la disfruten no solo los fumadores habituales, si no también los no fumadores (este es mi caso, por ejemplo). Uno de nuestro lugares favoritos para tomar la shisha es el Corlulu Ali Pasa Medresesi, cerca del Gran Bazar. Se trata de una antigua madrasa, repleta de alfombras y con un olor dulzón a pipa de agua que invita a entrar.

IMG_5740
IMG_0321

Tomar un te a la menta con vistas al Cuerno de Oro.

Podéis tomar un té a la menta (o de manzana) en muchos lugares de esta ciudad. Sin embargo, algo que hay que hacer en Estambul es disfrutar del atardecer desde lo alto del Café Pierre Loti. Allí vais a gozar de unas estupendas vistas del Cuero de Oro, de manera que nos parece un lugar excelente donde tomar un té a la menta y dejar pasar las horas.

IMG_5674

Tomar un baño turco.

En este post ya os hablamos de los mejores baños turcos de Estambul.Verdaderamente, disfrutar de este placer tan otomano es algo que no os debéis perder en esta ciudad. Entre los baños turcos históricos están el Cemberlitas o el Cagaloglu, que son los más caros (el servicio completo os costará unos 50 euros). Si no os queréis gastar tanto dinero podéis reservar en el Aga Hamami en este enlace. Es también un baño con siglos de historia y os permitirá conocer en qué consisten los baños turcos.

IMG_4178

Acudir a un espectáculo de los derviches giróvagos.

Otra cosa que hay que hacer en Estambul es acudir a un espectáculo de los derviches. Se trata de un baile místico típico de una orden sufí que tiene su origen en Konya. La verdad es que también podéis acudir a sus bailes en esta ciudad, pero esto sería en el seno de un viaje por toda Turquía, pues Konya se localiza a 700 km de Estambul.

Un buen lugar donde poder conocer los bailes de los derviches giróvagos es en el centro cultural Hocapaşa Culture Center. Debéis reservar en este enlace. Las bebidas están incluidas con el espectáculo y la verdad es que no sale nada caro.

Hacer un crucero por el Bósforo.

Otro de los clásicos de Estambul. Si disponéis de, al menos, tres días en Estambul, podéis dedicar una tarde a realizar un crucero por el Bósforo. Os permitirá conocer, desde un nuevo punta de vista, algunos de los palacetes de este estrecho (como el Palacio de Dolmabaçe o el Palacio de Berleybeyi) o llegar hasta las fortalezas próximas al Mar Negro, como Rumeli Hisari. Podéis contratar cruceros en inglés o en español.

Estambul que hacer

SEGURO DE VIAJE PARA TURQUÍA. Si vais a viajar a Turquía no os de viajes. Podéis leer en este post porque es necesario contratar uno de los mejores seguros de viaje cuando salimnos de nuestro país. ¿Por qué recomendamos el seguro de IATI?

  • Es una empresa española, lo que facilita el acceso, en caso de necesidad.
  • No hay que avanzar dinero en caso de necesitar usar la cobertura médica.
  • Disponen de distintos planes (nosotros recomendamos el IATI estandar, excepto si viajáis al USA, que recomendamos el IATI estrella y si viajáis con niños, que recomendamos el IATI familia).
  • Buenos precios y si contratáis a través de nuestro blog os lleváis un descuento del 5%.

Escuchar el espectáculo de los muecines desde lo alto de la Torre Galata.

Ya sabéis que algo que hay que ver en Estambul es la Torre Gálata, de origen genovés. Un momento ideal para subir a lo alto de esta atalaya es a media tarde, coincidiendo con la llamada a la oración desde centenares de minaretes de las mezquitas de Estambul. Estad atentos en los días previos a qué hora canta el muecín (cada día cambia de hora) y subid a lo alto de la Torre de Gálata unos minutos antes. Se trata de un momento mágico. Además, las vistas desde la Torre de Gálata son realmente espectaculares.

Estambul desde Galata

Tomar un filete de carne de caballa a orillas del Bósforo.

En Estambul vais a comer muy bien. Os aseguro que la comida otomana nada tiene que envidiar a la occidental y encontraréis muy buenos restaurantes en esta ciudad. Sin embargo, tampoco os debéis perder el placer de comer en las calles. Un buen lugar para degustar la comida lugar típica es junto al Puente de Gálata. Allí fondean un par de barcazas especializas en servir caballa a la parrilla. Estos bocadillos son muy típicos y resuelven un almuerzo bien barato. Eso sí, id con cuidado con las espinas!

IMG_5607

Visitar el mercado de Ortakoy y comerse una patata rellena.

Otra cosas que hay que hacer en Estambul es disfrutar de sus mercados. Aunque los más típicos son el Bazar de las Especies y el Gran Bazar, en realidad los hay a cientos. Cada barrio tiene sus mercados y muchos se ubican en plena calle. Uno de nuestros favoritos es el Mercado de Ortakoy, junto a la preciosa mezquita de estilo barroco otomano. En este lugar, más allá de disfrutar del ambiente del mercado, debéis disfrutar de una delicia de lo más apetitosa. Hablo de unas típicas patatas asadas y rellenas de varios ingredientes que os aseguro que están deliciosas. Para ello debéis visitar Ortakoy el domingo por la tarde.

Acudir a uno de los mercados de pescado de Estambul.

Ya os dije que Estambul está lleno de mercados. Y también de mercados de pescado, que hierben de actividad desde primera hora y, particularmente, cuando los pescadores regresan al puerto. Entre los mejores mercados de pescado de Estambul están el de Kumkapi (aquí hay muy buenos restaurantes donde podréis degustar el pescado fresco del mismo día) y el de Besiktas.

Comeros un helado en Istiklal Caddesi.

Otra cosa que hay que hacer en Estambul es pasear, una y otra vez, por la Avenida Istiklal Cadessi. Es lo que se conoce como la Estambul Europea, por su ambiente occidental. Aquí encontraréis tiendas de grandes marcas que se mezclan con puestos locales, vendedores de simit (una suerte de pan turco circular), cerezas o zumos de granada. Sin embargo, no os podéis perder degustar uno de los helados turcos típicos de esta avenida. Los heladeros van vestidos con el traje típico y recogen el helado con una utensilio alargado, a modo de pala, y hacen tocar la campanilla cuando han servido cada helado. Y os aseguro que están riquísimos, aunque su textura no tiene que ver mucho con los helados occidentales.

IMG_5598

Hasta aquí esta lista de 10 cosas que hay que hacer en Estambul. Os aseguro que más allá de visitar los lugares típicos, se trata de una ciudad donde vais a disfrutar de las experiencias que ofrece a cada momento.

Suscríbete al blog


Puedes darte de baja en cualquier momento haciendo clic en el enlace al pie de página de nuestros correos electrónicos. Para obtener información sobre nuestras prácticas de privacidad, visita nuestro sitio web.

Usamos Mailchimp como nuestra plataforma de newsletters. Al hacer clic a continuación para suscribirte, aceptas que tu información será transferida a Mailchimp para su procesamiento. Obtén más información sobre las prácticas de privacidad de Mailchimp aquí.

¿Qué te ha parecido el artículo?


0 de 5.0 (0)

Comentarios:

2 comentarios en “10 cosas que hay que hacer en Estambul en 1 primera visita turística.


26 de mayo de 2019

Qué de recomendaciones chulas. A nosotros, que viajamos con los peques, lo del crucero por el Bósforo nos llama y mucho. Con niños, los barcos suelen dar el toque de aventura que necesitan para seguir motivados y aportar más ganas para seguir descubriendo el lugar. Pero a mi me ha llamado la atención subir a la torre Gálata y escuchar los muecines. El ambiente que se crea tiene que ser muy curioso, ¿verdad? Me encantaría vivir este momento. Me guardo el post.

    4 de junio de 2019

    Creo que visitar Estambul con niños es un aciero. Es una ciudad que regala muchísimo y que para los niños es muy sensorial, con gustos, olores, y sonidos distintosm a os que están habituados.
    Un abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La empresa trata tus datos para facilitar la publicación y gestión de comentarios. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, supresión y oposición, entre otros, según nuestra Política de privacidad.