El arte neogótico surgió, primeramente en Europa, durante el siglo XIX, de la mano de otros estilos agrupados en lo que se denomina historicismo, un movimiento que pregonaba un retorno a estilos artísticos (principalmente arquitectónicos) del pasado.  Si bien el siglo XVIII fue el del neoclasicismo (que en realidad había sido también un tipo de historicismo), el siglo XIX vio nacer el neorrománico, en neobizantino o, el que nos ocupa, el neogótico. En ocasiones, los artífices de aquel movimiento se encargaron de mezclar varios de aquellos estilos, para dar lugar a lo que se denomina arquitectura ecléctica. Algunos de las mejores obras del modernismo catalán podrían englobarse en este término (sobretodo, las de Puig i Cadafalch), pero también algunos de los castillos y palacetes románticos que durante el siglo XIX alzaron algunos de los monarcas de Europa: como el Palacio da Pena de Sintra o el Castillo de Neuschwanstein. En ambos casos, algunas de sus estancias son neogóticas, aunque otras son neobizantinas o neorrománicas.

En este post os vamos a hablar acerca de 10 obras maestras del Arte neogótico. Y, particularmente, de la arquitectura neogótica. Se trata de una nueva colaboración que he realiza con el que es uno de los viajeros más prolíficos del país y excelente bloguero, Florencio Moreno, autor de la bitácora Mundandy.

10 OBRAS MAESTRAS DE LA ARQUITECTURA NEOGÓTICA.

PALACIO DE WESTMINSTER, la gran joya británica del arte neogótico.

Las Casas del Parlamento o Palacio de Westminster es uno de los lugares más conocidos de Londres y una de las joyas de la arquitectura neogótica mundial. No podría faltar encabezando esta lista.

El edificio se alzó justo donde ya existía un antiguo palacio que en el pasado se había desempeñado como residencia real. Sin embargo, la vieja estructura se vino abajo en 1834 por causa de un incendio que convirtió en ruinas casi mil años de historia. Un nuevo palacio, a orillas del Támessis, se edificó en el mismo lugar, en estilo neogótico. Concretamente, en estilo neogótico perpendicular, tan habitual de las Islas Británicas. El edificio, uno de los más grandes de Europa, dispone de varias torres. La más famosa de todas, la Torre del Reloj que alberga la mítica campana que le da sobrenombre: la Big Ben.

Westminster Arte neogótico en Reino Unido

PARLAMENTO DE BUDAPEST

Cual barco varado a orillas del río Danubio a su paso por la capital húngara, el Parlamento de Budapest se alza otra de las obras maestras de la arquitectura neogótica. Me refiero al Parlamento de Hungría, que fue construido durante los últimos años del siglo XX, probablemente inspirándose en el británico, con el que tiene evidentes semejanzas.

No solo el exterior mantiene la estura típica del neogótico, incluyendo altos pináculos y una enorme galería corrida ornamentada con arcos apuntados en la fachada que da al Danubio. También muchas de las estancias del interior presentan las típicas nervaduras góticas del gótico, aunque a menudo con profusión de dorados que lo acercarían a un estilo más ecléctico.

IMG_2491

Visitar el Parlamento de Budapest

AYUNTAMIENTO NUEVO DE MÚNICH

Uno de los edificios más importantes que ver en Múnich es el Ayuntamiento Nuevo que se alza en la plaza más importante de la ciudad, Marienplatz. Se trata de otro edificio enorme, cuya fachada ocupa todo el lado norte de la plaza, con casi 100 metros de longitud. Los bajos están soportalados mediante arcos apuntados. Algo escorado a la izquierda, se sitúa la enorme torre que recuerda los grandes campanarios de las catedrales góticas con aguja incluida. Se alza hasta los 85 metros de altura.

que ver en Múnich

AYUNTAMIENTO DE VIENA.

También Viena dispone de varias obras maestras de la arquitectura neogótica, incluyendo la iglesia votiva del Divino Salvador o este magnífico Ayuntamiento de Viena  que fue alzado a partir de 1872 en la Rathaus Platz o Plaza del Ayuntamiento.

Como los tres edificios anteriores, también el Ayuntamiento es una construcción más ancha que alta, aunque su torre campanario, que en este caso está situado justo en medio de la fachada, se alza hasta los 98 metros. Curiosamente, los sótanos del edificio, que están ocupados por restaurante, están cerrados por bóvedas de medio punto, como si de una cripta neorrománica se trataran. Sin embargo, los grandes salones interiores del ayuntamiento sí que fueron diseñados siguiendo los preceptos del gótico, incluyendo galerías corridas en el Salón de Fiestas, que recuerdan los triforios de las catedrales góticas.

MAISON DU ROI

En la Grand Place de Bruselas encontramos otra de las joyas del arte neogótico. Me refiero a la Maison du Roi (la Casa del Rei), cuya localización y diseño, podría hacer creer que se trata de un edificio medieval.

Pues no. El edificio que en la actualidad es la sede del Museo de la Ciudad de Bruselas, uno de los más interesantes que ver en Bruselas, fue edificado a partir de 1870. Pese a su nombre, el lugar jamás fue habitado por rey alguno. De hecho, también es conocido como Broodhuis o Salón del Pan, porque en su origen fue precisamente una panadería. La cuestión es que, siguiendo los preceptos llegados de Francia y que tenían en Viollet le Duc su máximo exponente, el viejo edificio medieval fue completamente reformado en estilo neogótico actual, a partir de la segunda mitad del siglo XIX bajo el diseño de Victor Jamaer. La fachada principal tiene tres cuerpos. El primero son unos grandes soportales que recuerdan las logias italianas. El segundo, una galería corrida que ocupa toda la fachada. Y el tercero, un cuerpo cerrado por grandes ventanas. En el centro se alzó una gran torre que incluye el casi universal carrillón, tan habitual de este tipo de edificios.

Arte neogótico

ABADÍA DE SAN OUEN, RUAN, como ejemplo de cómo el arte neogótico permitió terminar los grandes edificios medievales.

El Arte Neogótico permitió, durante el siglo XIX, terminar grandes iglesias y catedrales de la Edad Media que habían quedado inconclusas en su momento y que, tras varios siglos, podían finalmente culminarse con el mismo estilo con el que habían sido concebidas. Os pongo dos ejemplos.

El primero de ellos, el de la Abadía de San Oeun, uno de los tres grandes edificios góticos que ver en Ruan. La iglesia abacial de esta abadía había sido construida a partir del primer tercio del siglo XIV. Pues bien, después de quedar inconclusa, la fachada occidental puedo alzarse a partir de 1845 en estilo neogótico, lo que permitió darle la uniformidad de estilo al conjunto arquitectónico de la que carecen otras iglesias que han ido edificándose a lo largo de los siglos. Esta fachada occidental es obra de arquitecto Henry Grégoire y recuerda al de las grandes catedrales francesas, incluyendo tres grandes portalones, un enorme rosetón y dos torres que se culminan con sendas agujas neogóticas. El arquitecto tomó como inspiración la Catedral de Colonia.

Saint Ouan de Rouan

CATEDRAL DE BARCELONA

También la Catedral de Barcelona quedó inconclusa en su momento. De hecho, podemos encontrar fotografías del siglo XIX que no nos permitirían reconocer la fachada occidental del templo barcelonés.

Fue el impulso que recibió la capital catalana a raíz de la celebración de la Exposición Universal de 1888 cuando se decidió edificar una fachada occidental que permitiese dar por finalizadas las obras de la Catedral de Barcelona. El resultado fue una de las obras maestras del arte neogótica en España y uno de los lugares más interesantes que ver en Barcelona. La fachada, que solo dispone de una sola gran portalada con las clásicas arquivoltas góticas, tiene una anchura de unos 40 metros y queda flanqueada por sendas torres de 60 metros de altura. Más espectacular resulta la torre que cierra el cimborrio, cuya aguja alcanza los 70 metros y se culmina con la estatua de Santa Elena.

Barcelona - Catedral de Barcelona

Crédito: Matthew Robey

CATEDRAL DE SAN PATRICIO, EN NUEVA YORK. Una obra maestra del arte neogótico en Norteamérica.

El arte neogótico no se circunscribió a Europa, desde luego. Fue exportado a todos los continentes. Uno de los ejemplos más notables lo encontramos en la neoyorkina Catedral de San Patricio, en la céntrica Quinta Avenida de Nueva York.

Alzada entre grandes rascacielos, los más de 100 metros de altura de este templo quedan empequeñecidos por los colosos. Sin embargo, este templo, fue edificado a semejanza de las grandes catedrales europeas a partir de 1858, con una gran portalada dominando la fachada occidental que es flanqueada por dos puertas más pequeñas, un gran rosetón por encima del portalón centran y sendas torres culminadas con agujas neogóticas.  Empequeñecida por los rascacielos, el interior de la catedral resulta incluso más espectacular que su fachada, con las clásicas nervaduras góticas y claves cerrando las bóvedas del templo.

Arte neogótico en Estados Unidos

crédito: Stephen Butler

CATEDRAL DE SAN JOSÉ EN HANOI, VIETNAM. La arquitectura neogótica en la Indochina colonial.

También a Asia llegó el arte neogótico. Particularmente, fueron los colonos franceses quienes se encargaron de alzar varios templos neogóticos a lo largo y ancho de sus posesiones en Indochina. Una de las joyas del arte neogótico en Asia es la Catedral de San José en Hanoi, la capital de Vietnam. Desde luego, no resiste comparación con las grandes catedrales europeas, pero situada en medio del bullicio vietnamita, encontrarse un templo neogótico de grandes proporciones resulta de lo más curioso.

IMG_5859

CASTILLO DE HLUBOKA, REPÚBLICA CHECA

Regreso al Viejo Continente para hablaros del Castillo de Hluboka. El historicismo del siglo XIX hizo especial hincapié en el mundo de los castillos. Fue una época en que no solo los monarcas del momento, si no también algunos de los más acaudalados burgueses de la época, deseaban de disponer de su propio castillo de aires medievales. Encontramos en Europa varios ejemplos de castillos neogóticos o eclécticos alzados durante el siglo XIX.

En la República checa pudimos visitar este bonito Castillo de Hluboka, cuyo origen lo debemos encontrar en el siglo XIII. Sin embargo, el aspecto actual se debe a las reconstrucciones llevadas a término durante el siglo XIX, cuando Johann Adolf II von Schwarzenberg, su propietario, quiso disponer de un castillo que recordara el Castillo Windsor en Inglaterra. El resultado fue esta joyita del arte neogótico, erigido en color blanco inmaculado y que dispone de varias torres perimetrales ornamentales, además de lo que vendría ser una torre del homenaje, más alta.

Joyas del Arte neogótico

Y hasta aquí esta lista de 10 obras de arte de la arquitectura neogótica. Os dejo ahora con la selección que ha preparado Florencio Moreno para su blog Mundandy.

Suscríbete al blog


Puedes darte de baja en cualquier momento haciendo clic en el enlace al pie de página de nuestros correos electrónicos. Para obtener información sobre nuestras prácticas de privacidad, visita nuestro sitio web.

Usamos Mailchimp como nuestra plataforma de newsletters. Al hacer clic a continuación para suscribirte, aceptas que tu información será transferida a Mailchimp para su procesamiento. Obtén más información sobre las prácticas de privacidad de Mailchimp aquí.

¿Qué te ha parecido el artículo?


0 de 5.0 (0)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La empresa trata tus datos para facilitar la publicación y gestión de comentarios. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, supresión y oposición, entre otros, según nuestra Política de privacidad.