Hacía años que no regresábamos a Lloret de Mar, una población de la Costa Brava que en su momento fue núcleo pescador crecido al calor del regreso de los indianos que habían hecho fortuna en las Américas y que desde la década de los 70 del siglo pasado se había convertido en prototipo del turismo de sol, playa y fiesta. Sobre todo, mucha fiesta.

Esto último es lo que atrae cada año a decenas de miles de extranjeros, sabedores de que en Lloret de Mar se puede salir de fiesta hasta altas horas de la madrugada y, además, disfrutar a precios moderados en ocio nocturno.

Pero más allá de este este tipo de turismo, son bastantes más los atractivos que convierten Lloret de Mar en un buen destino para dedicarle algunos días.

Tuvimos la oportunidad de regresar a a Lloret de Mar durante la celebración del quinto aniversario de la asociación de blogueros de viaje de Barcelona, BCNTb, de la que no somos miembros, pero mantenemos buena relación con varios de los integrantes. Es esta celebración, por tanto, una buena ocasión para encontrarnos entre amigos que tenemos un mismo denominador común: nuestra pasión por viajar.

La verdad es que la comisión organizadora del Aniversario de BCNTb se curró de lo lindo el fin de semana y nos mostró un amplio abanico de actividades que hacer en Lloret de Mar en un fin de semana. Por si no nos quedaba claro, hay mucho más que ver en Lloret de Mar más allá de sus playas y sus bares.

Estas son algunos de los lugares que visitamos durante nuestra estancia en la población, así como otros que hemos tenido la oportunidad de conocer en otras ocasiones (al fin y al cabo, vivimos a 45 minutos de coche de Lloret).

QUÉ VER Y QUE HACER EN LLORET EN 3 DÍAS.

Golf Lloret Pitch&Putt

La verdad es que jamás habíamos tenido la oportunidad de jugar al golf y en Lloret de Mar sí que la tuvimos. En realidad, al Pitch&Putt. Supongo que la mayoría ya sabéis lo que es, pero para los neófitos os lo comento en un par de frases. En esencia se trata de lo mismo que el golf (es decir, darle a la pelota de golf con los distintos palos a fin de meterla en el agujerito). Las diferencias, sin embargo, son básicamente dos: que el número de hoyos suele ser menor (habitualmente, 9 en lugar de los 18 de un campo de golf) y la longitud de cada hoyo mucho menor (menos de 150 metros en comparación de los más de 300 en un campo de golf). Además, jugar al Pitch&Put es bastante más barato.

La cuestión en que acudimos al Golf Lloret Pitch&Putt para disfrutar de lo lindo de una soleada matinal. Primero nos enseñaron los distintos golpes que se pueden hacer (el drive, el approach y el putt), así como los distintos palos con que se golpea la pelota en cada ocasión. Posteriormente, pasamos a un campo de entrenamiento donde estuvimos una media hora practicando. Y, por último, disputamos una partida a 4 hoyos. Para ello nos distribuimos en grupos de 4 o 5 integrantes.

La verdad es que el golf ni es tan fácil como parece en la televisión ni tan difícil como parece durante tus 30 primeros golpeos. En una mañana tuvimos la oportunidad de mejorar bastante, de manera que la matinal pasó de lo más entretenida. Estoy seguro que esta no será la última vez que juguemos al Pitch&Putt.

IMG_9353
IMG_9361

Museo del Mar

Son varios los museos que hay que ver en Lloret, pero de todos ellos el más interesante es el Museo del Mar, que se localiza en el paseo marítimo de la playa de Lloret.

Este museo nos cuenta la relación de Lloret con el mar y, particularmente, la vida de los pescadores y navegantes de la población en los siglos pasados. Muchos de ellos se embarcaban para pasar larguísimas temporadas en alta mar, que los llevaban hasta el golfo de Cádiz.

Fueron tiempos en que las mercancías llegadas del nuevo mundo debían ser repartidas por todo el levante español y que las producidas en tierras catalanas eran igualmente distribuidas por toda la costa mediterránea.

El Museo del Mar nos cuenta también acerca de los muchos indianos que dejaron su patria chica para buscar fortuna en las Américas. Aquellos que regresaron a Lloret habiendo amasado riqueza son los que fueron conocidos como indianos. Muchos de ellos alzaron pequeñas y grandes mansiones en el paseo marítimo de Lloret. De hecho, el Museo del Mar se ubica en Can Garriga, una casa indiana. Los Garriga hicieron fortuna en Cuba en los 60 del siglo XIX.

IMG_9396

Playas de Lloret.

No se puede escribir sobre Lloret sin hablar de sus playas. Son varios los arenales que hay que ver en Lloret de Mar, pero tres de ellos son los más famosos: la Platja de Lloret, la Platja d’en Plaja y la Platja de Fenals.

La Playa de Lloret o Platja de Lloret es la mayor de todas ellas y la que se localiza enfrente del paseo marítimo de la población. Se trata de un arenal de un kilómetro de largo y de muchos metros de amplitud. La arena es blanca pero nada fina y la verdad es que puede albergar a muchísimos visitantes.

Al final de esta playa se encuentra la Platja d’en Plaja, que no es más que la continuación de la anterior y que forma una pequeña calita justo enfrente del castillo d’en Plaja, del que recibe su nombre. La foto de esta playa con el castillo al fondo es una de las imágenes más conocidas de la población. No os penséis que se trata de un castillo muy antiguo, pues fue alzado en la década de los 30 del siglo pasado.

Otra de las playas que hay que ver en Lloret es la Playa de Fenals. Es este otro largo arenal, de unos 700 metros de longitud, separada de la playa de Lloret por una suerte de cabo. Suele ser algo más tranquila por estar más alejada del nécleo poblacional.

IMG_9367
IMG_9383

Salida en Catamarán

La verdad es que no quisimos desaprovechar la oportunidad de hacer una salidita en catamarán la noche del domingo. La embarcación parte de la playa de Lloret y recorre la costa catalana en dirección norte hasta llegar a Tossa de Mar.

Se trata de un recorrido entretenido, aunque la verdad es que no fue el mejor día en cuanto a condiciones marítimas, de manera que el catamarán en cuestión se movía más de lo que nos hubiera gustado y más de uno terminó por devolver el desayuno.

El catamarán, además, se convierte en una suerte de pista de baile con las canciones del verano sonando a tutiplén y con varios animadores animando al personal. Desde luego, había quien no había tenido suficiente con la fiesta de la noche y creo que no dejó la pista de baile en las dos horas que duró el trayecto de ida y vuelta.

Para nosotros fue la actividad más “guiri”, pero bueno, reconozco que fue entretenida.

IMG_9404

Casino de Lloret

Ahora que los juegos de toda la vida están tan de moda, no está de más recordar que en Lloret se ubica uno de los casinos más emblemáticos de Cataluña. Aunque a nivel internacional no sea tan popular como el Casino Barcelona, que gracias a su ubicación a escasos metros de la Vila Olímpica y la celebración de torneos internacionales de gran calibre como el PokerStars Championship Barcelona en agosto cada vez atrae a más turistas y curiosos, el Gran Casino Costa Brava es una de las más famosas atracciones de esta localidad y este año será una de las paradas del Laroush Poker Series, en concreto del 12 al 15 de julio y del 6 al 9 de diciembre.

Aunque en esta ocasión no lo he visitado, es el único casino que he tenido la oportunidad de conocer. Fue hace más de 10 años y junto a nuestro grupo de amigo reunimos una pequeña suma para pasar un buen rato. No os penséis que se trataba de mucho dinero, creo que serían 30 euros por barba. La verdad es que con aquel dinero estuvimos un par de horitas entreteniéndonos en varias mesas de juegos. Y, finalmente, salimos lo comido por lo servido (en realidad un poco menos), pero pasamos un buen ratito.

Jardines de Santa Clotilde

Los jardines de Santa Clotilde son una de las visitas que hay que hacer en Lloret de Mar de forma obligada y, sin embargo, quedan a menudo relegadas en pos de otras atracciones de la ciudad.

Se sitúan al sur de Lloret y sobre un acantilado desde el que se tienen grandes vistas de las playas de Lloret. Este espacio, repleto de setos y estatuas, recuerda a los jardines renacentistas italianos. Hay que pagar 5 euros para acceder a los Jardines de Santa Clotilde, pero os aseguro que merece mucho la pena.

IMG_9393
IMG_9387

Gnomo Park

El domingo por la tarde, antes de regresar a Mataró realizamos una última visita en Lloret de Mar. Se trata del Gnomo Park, una suerte de parque infantil donde hay muchísimas atracciones para los más pequeños, incluidos las típicas camas elásticas.

Sin embargo, si acudimos aquí fue disfrutar de una partida de Minigolf, algo que hacía un tiempo que queríamos hacer. Pues bien, pasamos un buen ratito entre la naturaleza del Gnomo Park y completando nuestro recorrido en minigolf por debajo del par.

IMG_20180527_161934

DÓNDE DORMIR EN LLORET DE MAR

HOTEL CLEOPATRA. Durante estos 3 días que visitamos Lloret nos alojamos en este hotel de cuatro estrellas del centro de la población. El Cleopatra está ambientado en el antiguo Egipto y este año celebra el 50º aniversario. Sin embargo, está completamente reformado, dispone de piscina y sauna y las habitaciones son amplias. El desayuno también estuvo más que bien y, lo mejor de todo, estaba a tiro de piedra tanto de la playa como de las atracciones más importantes que hay que ver en Lloret de Mar.

IMG_20180525_201556

Suscríbete al blog


Puedes darte de baja en cualquier momento haciendo clic en el enlace al pie de página de nuestros correos electrónicos. Para obtener información sobre nuestras prácticas de privacidad, visita nuestro sitio web.

Usamos Mailchimp como nuestra plataforma de newsletters. Al hacer clic a continuación para suscribirte, aceptas que tu información será transferida a Mailchimp para su procesamiento. Obtén más información sobre las prácticas de privacidad de Mailchimp aquí.

¿Qué te ha parecido el artículo?


2 de 5.0 (2)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La empresa trata tus datos para facilitar la publicación y gestión de comentarios. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, supresión y oposición, entre otros, según nuestra Política de privacidad.