Lleida ha sido la primera parada de nuestra escapada de enero que nos permitirá visitar también las iglesias románicas de la Vall de Boí, además de disfrutar de una jornada de esquí en la Estación de Boí-Taüll.

En este post os explicaremos qué ver en Lleida en 1 día. Se trata, quizá, de la más desconocida de las cuatro capitales catalanas. Si Girona tiene la Costa Brava muy cerquita, Tarragona goza de las playas de la Costa Dorada. Es por ello que Lleida acaba siendo, desafortunadamente, un lugar de paso al que el visitante no le dedica el tiempo que merece. Una pena, francamente, porque parafraseando la frase que ha hecho famosa la ciudad de Teruel, Lleida también existe y os aseguro que tiene suficiente atractivo como para disfrutarla.

Lleida es una ciudad mediana, de unos 140.000 habitantes. Aunque se sabe que desde la Edad de Bronce ya habrían existido distintos asentamientos en la zona, son los iberos quienes la convierten en una plaza de bastante importante. Concretamente, la tribu de los ilergetes, que denominan Iltirta a aquella población. Los romanos la conquistan y convierten en municipio al que denominan Ilerda cayendo a manos musulmanas durante el primer tercio del siglo XIII.

Fue en 1149 cuando las tropas de Ramón Berenguer, con la ayuda de los caballeros templarios, conquistaron la ciudad para los cristianos, de manera que la práctica totalidad de los edificios que hay que ver en Lleida fueron construidos a partir de aquel momento. Algunos, sin embargo, sobre los cimientos de antiguas edificaciones musulmanas. Es el caso del Castillo del Rey, alzada sobre la Suda musulmana.

DÓNDE DORMIR EN LLEIDA.

HOTEL AC LLEIDAHOTEL AC LLEIDA. Ubicado a cinco minutos a pie del centro histórico y comercial de Lleida. Un muy buen lugar donde hospedarse, con habitaciones amplias y un desayuno muy completo, como siempre en los hotels de las distintas marcas de Marriot Hoteles. Recomendable al 100%, es una de la mejores opciones en la ciudad de Lleida. Podéis ver los precios o reservar en este enlace.

QUÉ VER EN LLEIDA EN 1 DÍA.

CASTILLO TEMPLARIO DE GARDENY.

Antes de visitar el centro histórico de la ciudad nos dirigimos a una de las dos colinas que hay que ver en Lleida. Me refiero a la colina de Gardeny donde se ubica lo que queda del antiguo castillo templario. Lleida se sitúa en plena Ruta Templaria, junto a Monzón, Peñíscola, Mirabet y Tortosa.

El origen de los templarios en la capital ilerdense lo debemos encontrar en la ayuda prestada por la orden militar a los condados catalanes dirigidos por Ramón Berenguer IV en la conquista de la ciudad a los moriscos. Como compensación, la orden del Temple consiguió una quinta parte de los terrenos conquistados. Entre ellos, la colina de Gardeny. Hablamos de 1149. La realidad es que a los pocos años se empezó a alzar una primera construcción templaria siendo Pere de Cartellà el primer comendador de la nueva residencia.

La Orden del Temple creció de manera bastante importante durante el primer siglo de estancia en tierras ilerdenses, comportándose como uno de los principales centros templarios de la corona catalano-aragonesa del siglo XIII.

Una veintena de caballeros templarios residieron en el castillo en los mejores momentos de la fortaleza, aunque bastante de lo que podemos contemplar en la actualidad corresponde a las distintas ampliaciones llevadas a término en los siglos siguientes, incluido un enorme perímetro de murallas así como distintos torreones.

Durante la visita podemos conocer las distintas dependencias que han llegado a nuestros días, incluida la iglesia y los dos torreones del castillo. Marc aprovecha para vestirse como un caballero templario. Entre pieles, mallas y espada lleva más de 20 kilos encima, aunque consigue mover el arma con bastante soltura.

El Castillo de Gardeny desempeñó funciones militares hasta la cercana fecha de 1997, momento en el cual el ejército acabó por abandonar la fortaleza y el ayuntamiento aprovechó para comprarlo y readecuarlo, dado su importancia patrimonial.

IMG_7133
IMG_7141
IMG_20180102_113048_resized_20180105_081702457

LA SEU VELLA Y EL CASTILLO DEL REY

Desde la Colina de Gardeny podemos visualizar nuestro próximo objetivo: la Colina de la Seu Vella. Aquí se ubica la antigua catedral de la ciudad, el más importante de los monumentos que hay que ver en Lleida.

La colina, por cierto, se encuentra también amurallada pues más allá de sus funciones como lugar de culto desempeñó también las militares durante muchos siglos. Nada queda, sin embargo, de la ciudad gótica que creció a los pies de la Seu y del Castillo del Rey.

La Catedral Vieja de Lleida es un edificio transicional del románico al gótico. En este sentido, si bien la cabecera es románica, casi el resto de la fábrica así como su maravilloso claustro son góticos. Es precisamente el claustro lo que más nos maravilla de la Seo. Se trata de uno de los claustros góticos más impresionantes que hemos podido visitar, con una altura que no recordamos haber visto jamás y con unas dimensiones de los ventanales realmente de impresión y que disponen de una tracería realmente espectacular. Una de las características del claustro es que en uno de sus lados está abierto a la ciudad, suponiendo un maravilloso balcón sobre la ciudad de Lleida.

Merece la pena subir a lo alto del campanario, otro excelente mirador sobre Lleida y que se eleva a 60 metros del suelo. Menos espectacular nos resulta la iglesia en sí misma, particularmente si la comparamos con otras catedrales góticas. Se trata de un templo de planta basilical de tres naves y con transepto. Más interesante resulta, sin embargo, rodear las distintas fachadas de la Catedral, particularmente la que da a la ciudad de Lleida, que es la más elaborada y que dispone de varias puertas bellamente labradas, como la Puerta de las Novias.

que ver en Lleida
IMG_7168
que ver en Lleida
IMG_7172
que ver en Lleida
IMG_20180102_124128_resized_20180105_081703244

En la misma colina de la Seu Vella se ubica también el Castillo del Rey, también conocido como la Suda. Fue palacio musulmán antes de haber sido conquistado por las huestes cristianas. Y la leyenda sitúa en este lugar la coronación de Jaime I en 1214, el más glorioso de los reyes catalanes, conquistador de Mallorca y Valencia. Poco queda de aquel castillo medieval, aunque sí la sala de coronación.

IMG_7153

EL CENTRO HISTÓRICO DE LLEIDA

Bajamos al centro histórico de Lleida, que se ubica a los pies de la Colina de la Seu Vella. Aquí nos encontramos con una larguísima calle comercial peatonal, de unos dos kilómetros de largo y que alberga más de 400 tiendas. El ambientazo navideño, en estas fechas, es máximo. Pero más allá de este momento, es evidente que este eje comercial le da a Lleida unos aires de capital del que no gozan otras poblaciones de tamaño similar. Podríamos decir que la Plaza de Sant Joan queda en medio de este eje, con la calle Mayor a un lado y la Calle Sant Joan al otro.

Varios de los monumentos que hay que ver en Lleida se encuentran en las inmediaciones de estas dos calles.

Uno de los edificios más bellos es el de la Paeria, localizado en la plaza del mismo nombre. Se trata de una construcción del siglo XIII cedida en 1383 por los Señores de Sanahuja a la ciudad. La Paeria es la sede del Ayuntamiento de Lleida y merece la pena echar un vistazo a su patio central y, particularmente, a los subsuelos de la misma, donde se ubican los vestigios arqueológicos de la ciudad medieval, incluida la antigua cárcel o Morra, situada seis metros bajo el nivel actual del suelo. Algunos vestigios se remontan, incluso, a la época romana ni más ni menos. Además, la visita es gratuita.

IMG_7191
IMG_7193
IMG_7195
Siguiendo por la Calle Mayor llegamos a la Catedral Nueva de Lleida, alzada a partir de 1761 y a medio camino entre el barroco y el clasicismo. Se trata de un edificio con planta de tres naves y que alberga la venerada imagen de la Virgen del Blau (del hematoma).

La leyenda cuenta que dicho hematoma surgió de un martillazo producto de la envidia de un maestro escultor en comprobar como su discípulo había realizado una obra más bella que la suya propia. Esta imagen medieval decoró la portalada principal de la Seu Vella antes de ser trasladada a la Catedral Nueva.

IMG_7206
Justo enfrente de la catedral se ubica el antiguo Hospital de Santa María, dispuesto alrededor de un bellísimo patio de finales del gótico que nada tiene que envidiar al de los más bellos patios del barrio gótico de Barcelona. Actualmente es la sede del Instituto de Estudios Ilerdenses y el patio acoge exposiciones temporales. Precisamente la actual afea bastante el patio en cuestión y no nos permite disfrutar con plenitud del mismo.

IMG_7200

APLEC DEL CARGOL DE LLEIDA. El aplec del Caracol apliega a más de 12.000 leridanos organizados en unas cien peñas. El objetivo no es otro que disfrutar durante tres días del plato estrella de Lleida: el caracol. Se trata de una fiesta de Interés Turístico Nacional, donde se llegan a consumir unas cuatro toneladas de caracoles.

EL MUSEO DE LLEIDA Y LA IGLESIA DE SANT LLORENÇ.

Subimos por la calle de San Anastasio para llegar, en menos de cinco minutos, hasta otro de los lugares que hay que ver en Lleida de forma imperativa. Me refiero al Museo de Lleida. Se trata de un edificio de bastante reciente construcción, que alberga el museo diocesano y comarcal, el más importante de la ciudad y que es fruto de la unión de dos importantes colecciones: las de Arte Sacro procedente del Museo Diocesano y la arqueológica procedente del Instituto de Estudios Ilerdenses.

El recorrido por el museo empieza con una parte histórica y antropológica que nos recuerda el paso de las distintas civilizaciones por la ciudad, incluidos los iberos, romanos, visigodos, musulmanes y, finalmente, cristianos.

El apartado artístico es francamente memorable, incluidos bellos mosaicos procedentes de antiguas villas romanas, un excelente juego de ajedrez tallado en cristal de roca y procedente de Áger o un buen número de pinturas y esculturas góticas de excelente talla.

IMG_7207
que ver en Lleida
IMG_7211
IMG_7213

Casi enfrente del Museo se ubica otra de las iglesias más bonitas que hay que ver en Lleida. Se trata de San Llorenç, que llegó a desempeñar las funciones de sede catedralicia en dos ocasiones y que es un ejemplo transicional entre el románico y el gótico. El campanario es francamente espectacular, gótico y octogonal y luce esplendoroso tras la última restauración de principios de milenio. En el interior destacan un buen número de bellas obras de arte, tanto por lo que se refiere a la pintura como a la estatuaria.

IMG_7208

UN ÚLTIMO PASEO POR EL CENTRO COMERCIAL DEL LLEIDA.

Antes de dar por concluida nuestra visita a la capital ilerdense damos un último paseo por la Calle Nueva, reparando en algún otro edificio que no habíamos visitado. Uno de ellos, la Casa dels Gegants, donde se cobijan los 12 gigantes de la ciudad así como los cabezudos y otras comparsas que animan la fiesta mayor de la ciudad.

También entramos en la pequeña Capilla de San Jaime, del siglo XIV, dedicada al santo en cuestión y que nos recuerda que Lleida es lugar de paso de una de las rutas del Camino de Santiago.

Finalmente llegamos a la Plaza de Sant Joan que actúa como verdadero centro de la ciudad y donde se ubica la iglesia del mismo nombre, del siglo XIX.

IMG_7197

Suscríbete al blog


Puedes darte de baja en cualquier momento haciendo clic en el enlace al pie de página de nuestros correos electrónicos. Para obtener información sobre nuestras prácticas de privacidad, visita nuestro sitio web.

Usamos Mailchimp como nuestra plataforma de newsletters. Al hacer clic a continuación para suscribirte, aceptas que tu información será transferida a Mailchimp para su procesamiento. Obtén más información sobre las prácticas de privacidad de Mailchimp aquí.

¿Qué te ha parecido el artículo?


4.3 de 5.0 (4)

Comentarios:

20 comentarios en “Que ver en Lleida en 1 día. Visita a la capital de la Terra Ferma.


Mauxi Leal
24 de enero de 2018

Tienes razón razón con lo de ciudad de paso. Injustamente, no le dedicamos el tiempo que merece. Nosotros paramos un par de horas, en nuestra ruta hacia el valle de Arán y nos quedamos con ganas de ver unos cuantos rincones.

    MIL Viatges - Blog de viajes y etnología
    24 de enero de 2018

    Tal como dices. Nosotros no la habíamos visitado jamás. Y eso que la tenemos a 2 horas. Y nos gustó mucho.

Maleta para tres
24 de enero de 2018

Somos de Tarragona, a Barcelona la tenemos muy a mano, en Girona estuvimos hace unos años y nos encanto, ahora nos queda por visitar Lleida. Esperamos pasar mas de un día. ¡Saludos!

    MIL Viatges - Blog de viajes y etnología
    25 de enero de 2018

    Hay que hacer este esfuerzo, porque merece mucho la pena, chicos!

Maleta para tres
24 de enero de 2018

Muchas gracias por el post, nos vendrá genial para un futuro no muy lejano. Solo hemos estado alguna vez de pasada, y ya va siendo hora de pasar un fin de semana alli 🙂 ¡Saludos!

    Jordi
    25 de enero de 2018

    Esto es lo que le pasa a Lleida, que el Pirineo tiene tantos alicientes que al final pasas de pasada por la capital y ni te paras. Y la verdad es que esta vez paramos y nos encantó!

Nuria Calafell Garrigosa
24 de enero de 2018

Y no dejéis de visitar el Museo, aunque no tenga las obras de Sixena vale mucho la pena

    MIL Viatges - Blog de viajes y etnología
    25 de enero de 2018

    Así es. Nos encantó el museo, aunque se haya quedado huérfano de la obras de Sixena, sigue teniendo muchísimo interés, Nuria.

Nada Incluido
25 de enero de 2018

El ave para siempre por ahí. La próxima me bajo 😀

    MIL Viatges - Blog de viajes y etnología
    25 de enero de 2018

    Así es! Ahora es más fácil que nunca.

Fernando
25 de enero de 2018

Buen post! tengo un amigo que estudió alli un año y me recomendaba visitarla, pero solo con el castillo ya me has convencido 😉 un saludo

    Jordi
    25 de enero de 2018

    Así es! Visítala en cuando puedas. Y pruebas los caracoles, a ver como se te da, Fernando.

Mª José Gragera
25 de enero de 2018

La primera escapada que hicimos con nuestra hija fue a Lleida cuando tenía tres meses (ahora tiene 12 años ya). Nos hospedamos en el mismo hotel, muy buena opción y cerca de todo. Además recuerdo que había buenos restaurantes cerca. Nos pareció una ciudad con mucho que ofrecer y, como dices, bastante olvidada a la sombra de las otras ciudades catalanas. Merece la pena la visita. ¡¡No recuerdo haber visitado el Castillo de Gardeny!! ¿Será posible que se me pasara?
Gracias por este post con los imprescindibles de Lleida. Me ha traído muchos recuerdos.
Un abrazo.

    Jordi
    25 de enero de 2018

    La verdad, María José, es que el castillo lleva pocos años abierto al públcio. Ha tenido que ser rehabilitado desoués de haber sido un lugar de uso militar desde hacía muchísimo tiempo.
    Ya tienes una excusa para regresar!

Andrea
25 de enero de 2018

De cuento me entero leyendo tu blog. Yo soy Argentina y nunca había oído de Lleida. Cataluña es un lugar al que siempre quiero volver y explorar. La próxima vez aprovecharé para hacer una visita al castillo.

    Jordi
    25 de enero de 2018

    Lleida es un poco la gran olvidada, incluso en Catalunya. y la verdad es que merece mucho la pena para en ella y disfrutarla un mínimo de un día.

Kris
25 de enero de 2018

Una ciudad que figura en pocas rutas viajeras y que veo que bien merece un visita. Solo por ese claustro hay que visitar Lleida, lo tengo claro clarísimo. Un abrazo.

GranPumuki
28 de enero de 2018

Pues yo también estuve solo de paso hace años. Tengo pendiente pasar al menos un fin de semana para conocer esta ciudad a fondo.

Gracias por tus recomendaciones Jordi

Saludos
GranPumuki

Maruxaina Bóveda
29 de enero de 2018

No he estado nunca en Lleida y con tus últimas publicaciones veo que me estoy perdiendo mucho. Me ha encantado el recorrido. El claustro de la Catedral Vieja es precioso y sin duda me probaría los trajes en el castillo. A ver si este año nos hacemos una escapada para seguir conociendo Cataluña.
Un abrazo!

    Jordi
    31 de enero de 2018

    Hola Maru. De verdad que el claustro nos dejó impresionado. Jamás habíamos visto un claustro de tales dimensiones. Sobretodo por la altura de la tracería. Lleida se merece una oportunidad!
    Un beso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La empresa trata tus datos para facilitar la publicación y gestión de comentarios. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, supresión y oposición, entre otros, según nuestra Política de privacidad.