Terminó 2016 y es momento de hacer un pequeño repaso de lo que ha acontecido durante los últimos doce meses en cuanto a viajes. Ha sido este 2016 un año muy difícil en lo personal, lo cual ha redundado en que nuestro periplo viajero no haya resultado tan favorable como en otros periodos.

El segundo trimestre del año, en concreto, fue especialmente duro, con tres de nuestros familiares más próximos batallando contra sus respectivas enfermedades. Dos de ellos siguen en la lucha y el tercero, mi padre, nos dejó para siempre. Lo hizo en paz y a los 86 años. Ley de vida y bien poco que lamentarse ante una persona que pudo ser autónoma hasta el último suspiro de su vida. Ni más ni menos.

Ello conllevó que por primera vez tuviéramos que suspender el viaje más importante del año, el que nos tenía que llevar durante unos 23 días por África (por Sudáfrica y Swazilandia con una extensión a las Cataratas Victoria). Era un viaje especialmente deseado, pues habíamos esperado a que Marc tuviera ocho años para poder disfrutar con él de la aventura. El viaje había sido minuciosamente preparado con más de medio año de antelación, habida cuenta de las peculiaridades del país en cuando a capacidad hotelera, particularmente en lo que hace referencia a los Parques Nacionales, y a la necesidad de tomar varios vuelos internos. Poco recuperamos de la importante inversión realizada pero lo peor (más allá de las circunstancias que ocasionaron su suspensión) ha sido la sensación de que no se ha tratado solamente de un aplazamiento del destino. El tiempo dirá si algún día retomamos la idea de visitar Sudáfrica, pero la sensación de burn-out, tras bastantes decenas de horas de preparación del viaje que resultaron ser en  balde, dejaron bastante exhausto a quien estas palabras escribe.

Desde luego, no todo ha sido negativo este año en cuestión de viajes. Hemos podido descubrir un buen número de lugares de sumo interés; hemos podido conocer, por primera, lo que significa hacer un crucero; hemos podido seguir descubriendo algunos de los lugares más significativos del modernismo catalán y visitar algunas de las ciudades y lugares más interesantes de la península ibérica, por ejemplo.

En fin, que os dejo con algunos de los mejores momentos viajeros de 2016, antes de desearos feliz 2017.

EXTREMADURA Y ALENTEJO.

El primer viaje del año, recién inaugurado 2016, nos llevó a Extremadura, comunidad española que no teníamos el placer de conocer, en compañía de mis sobrinos y cuñados. Haciendo base en Mérida, pudimos conocer otros bellos rincones como Zafra, Cáceres, Trujillo o el Monasterio de Guadalupe. Y aprovechando la cercanía con el Alentejo portugués recorrimos parte de esta región para conocer Elvas o Évora, dos ciudades que forman parte del Patrimonio de la Humanidad.

IMG_0263

IMG_9730

FIN DE SEMANA EN LOS PIRINEOS FRANCESES.

Aprovechamos un fin de semana largo de febrero para visitar el departamento de los Pirineos Orientales de Francia. Esquiamos en la estación de Font Romeu y  recorrimos algunos bellos enclaves como Sant Martí del Canigó o Vilafranca de Conflent.

Sant Martí del Canigó

PANAMÁ.

Panamá fue, en marzo, el protagonista de nuestro viaje de Semana Santa de 2016. La excusa perfecta fue la de poder visitar a uno de mis mejores amigos, que desde hace un par de años reside y trabaja en este país centroaméricano. Más allá de conocer la megalópolis de Ciudad de Panamá, pudimos recorrer algunos de los más bellos parajes de América, como el archipiélago de San Blas y visitar una de las obras de ingeniería más importantes de todo el siglo XX, como es el Canal de Panamá.

IMG_1009

Monos capuchinos

CRUCERO POR EL CARIBE.

Aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid (o sea, que visitábamos Panamá) nos embarcamos en nuestra primera experiencia crucerista por el Caribe. Las bellas playas de Aruba y Curazao, la actualmente caótica Caracas y la bellísima Cartagena de Indias fueron las escalas. Espero que no sea este nuestro único crucero por el Caribe.

IMG_1742

IMG_1598

REUS, CAPITAL MODERNISTA DE CATALUÑA, Y LAS COMARCAS DE TARRAGONA.

Uno de los objetivos del año era el de seguir conociendo algunas de las obras más importantes del modernismo catalán. Ello nos llevó, a finales de abril, a visitar la ciudad de Reus, una de las capitales catalanas de este movimiento. De la mano de nuestra amiga bloguera Teresa Trilla, estupenda anfitriona, pudimos descubrir obras tan fascinantes como el Instituto Pere Mata o la Casa Navas, dos de las obras más importantes de Lluís Domènech i Montaner.

El mismo fin de semana nos llevó a recorrer algunos de los parajes y monumentos más importantes de las comarcas de Tarragona, como la bella población medieval de Montblanc, el excepcional monasterio cisterciense de Poblet o los extraordinarios parajes de la sierra de Prades y Siurana.

IMG_2352

Monasterio de Poblet

SAN MARINO, URBINO, RAVENA Y PADUA.

El objetivo de un vuelo a Bolonia, a finales de mayo, era el de asistir a la Final de la Champions de Fútbol que se celebraba en la cercana Milán. Sin embargo, el Fútbol Club Barcelona no alcanzó la misma y con los billetes de avión en la mano fue una buena excusa para armar una pequeña escapada que me permitiese conocer uno de los estados más pequeños de Europa: la República de San Marino. Los días restantes me sirvieron para recorrer algunas bellas ciudades italianas que no tenía el placer de conocer (como Urbino) o reencontarme con otras ya conocidas en anteriores viajes, pero de sumo interés (como Ravena o Padua).

Visitar San Marino

IMG_3624

SICILIA

Aunque parecía que nuestro verano viajero transcurriría sin pena ni gloria, finalmente pudimos armar un viaje de ocho días por Sicilia. Se trató de un recorrido bellísimo descubriendo alguno de los lugares más fascinantes del pasado griego (como Siracusa o Agrigento) y romano (la fenomenal Villa del Casale) de la isla, así como varios de sus parajes naturales más interesantes (como el volcán Etna o las Golas de Alcántara). Fue un viaje ciertamente liberador tras unos meses de bastante tensión.

Templo de Segesta

IMG_4037

CONGOST DEL MONT-REBEI

Conocer el Congost del Mont-Rebei fue el leitmotiv de nuestra escapada de tres días por  tierras leridanas. Se trata de uno de los parajes más bellos de Cataluña, que jamás habíamos podido recorrer. Aprovechamos este fin de semana de tres días de setiembre para disfrutar de Áger y su cielo estrellado en el Parque Astronómico del Montsec, además de recorrer el Congost del Mont-Rebéi tanto desde lo alto de los acantilados como desde el mismo río, gracias a una bonita jornada de kayak.

WP_20160917_010

TRIÁNGULO DALÍ DEL AMPURDÁN.

Aunque había visitado el Teatro-Museo de Dalí en Figueras hacía más de veinte años, esta vez quisimos completar la visita con una ruta más completa, a fin de recorrer lo que se conoce como Triángulo Dalí. Se trata de los lugares más importantes por donde aconteció la vida y obra del genial pintor catalán. Octubre nos llevó, durante un fin de semana, a conocer el Castillo de Púbol, la Casa de Port Lligat y el propio Teatro-Museo Dalí de Figueres.

Museo Dalí de Figueras

SALAMANCA, ZAMORA Y CIUDAD RODRIGO.

Aunque ya conocía Salamanca de una anterior visita (de hace casi 15 años) en octubre pude regresar a la que es una de las más bellas ciudades de Europa. Además pude completar el recorrido con sendas visitas a dos poblaciones que no había tenido la oportunidad de conocer: Zamora y Ciudad Rodrigo. Monumentales las dos.

IMG_6953

IMG_6427

SANTIAGO DE COMPOSTELA, LUGO Y LAS MÉDULAS

Tras más de treinta años sin pisar Galicia, noviembre me trajo una escapada a Santiago de Compostela, la capital gallega, que pude completar con un recorrido por Lugo (cuyo máximo interés era recorrer sus murallas romanas, que forman parte del Patrimonio de la Humanidad). Con un día sobrante, alquilé un coche que me llevó hasta Las Médulas, con la idea de poder conocer uno de los parajes más sorprendentes de la Península Ibérica: las minas romanas de las Médulas, en la provincia de León.

IMG_7780

Las Médulas

RUTA DE TRES DÍAS POR EL BERGUEDÁ

También en noviembre pudimos disfrutar, en familia, de una escapada de tres días por la comarca barcelonesa del Berguedá, una de las más bellas y con más contrastes de Cataluña. Revisitamos lugares que ya conocíamos (como Castellar de N’hug o las Fuentes del Llobregat) y visitamos otros rincones que no habíamos tenido la oportunidad de recorrer hasta la fecha, como las interesantes Colonias Industriales del Ter o los Jardines Artigas de La Pobla de Lillet.

IMG_7155

RUTA POR VALONIA.

Casi a finales de año, en diciembre, hemos emprendido nuestra última escapada de 5 días. Ello nos ha permitido conocer Valonia, la región más meridional y menos conocida de Bélgica. Tournai, Mons, Namur o Lieja has sido algunas de las ciudades que hemos podido recorrer. Pero también hemos conocido algunos lugares de gran importancia histórica, como Waterloo, escenario de una de las batallas más importantes de la historia.

Que ver en Tournai

Pues estos han sido los viajes más importantes que hemos podido realizar durante 2016, además de alguna otra escapada de fin de semana. Además hemos seguido recorriendo parte de la Ruta del Modernismo de Cataluña, lo que nos ha llevado a conocer la obra de Josep Maria Jujol en Sant Joan Despí, la de Doménech i Muntaner en Canet de Mar u obras tan destacadas como el Palau de la Música Catalana o la Casa de les Punxes de Barcelona.

IMG_4947

Solo me queda desearos a todos los seguidores feliz año 2017 y que nos traiga salud y, en la medida de lo posible, algún viaje para poder seguir saciando nuestro vicio.

Suscríbete al blog


Puedes darte de baja en cualquier momento haciendo clic en el enlace al pie de página de nuestros correos electrónicos. Para obtener información sobre nuestras prácticas de privacidad, visita nuestro sitio web.

Usamos Mailchimp como nuestra plataforma de newsletters. Al hacer clic a continuación para suscribirte, aceptas que tu información será transferida a Mailchimp para su procesamiento. Obtén más información sobre las prácticas de privacidad de Mailchimp aquí.

¿Qué te ha parecido el artículo?


0 de 5.0 (0)

Comentarios:

14 comentarios en “RESUMEN VIAJERO DE 2016. Un año con demasiadas sombras.


8 de enero de 2017

Et segueixo i em sap greu que aquest any hagi anat així, però no defalleixis, ara ja tens tota la info de Sudàfrica i no et serà gens difícil tornar a programar-ho. Aprofita i fes d’aquest viatge, un homenatge. I si no és ara, doncs més endavant, que els països no marxen enlloc. Una salutació i bon any 2017 viatger!

    Moles gràcies Ruth! No defallim, no. D’idees i somnis no ens en faltes. A la que poguem tornarem a estar en ruta. Ja sigui en viatges més llargs o més curts. Que tinguis molt bon any!

8 de enero de 2017

Aquest any ha estat un pal molt gran… entenem que et sentis així amb Sudafrica. Ens alegra per un altre cantó que hàgiu pogut disfrutar de tants viatges i escapades durant aquest any en família. Uns destins preciosos 🙂

    Si, les coses vénen com vénen a vegades. Però cal sobreposar-se i encarar-ho. i tot i aixì, hem pogut anar fent coses. Bon any, companys!!!

Desearte Jordi un gran 2017 viajero, pero sobretodo salud para vosotros y para la familia, los «palos» más duros siempre te los da la vida.

Un abrazo, familia

    9 de enero de 2017

    Muchas gracias Victor. Así es. Hay que encarar el 2017 con ilusión y optimismo. Nosotros pondremos de nuestra parte, te lo aseguro. Feliz año a vosotros también!

8 de enero de 2017

Has podido completar un buen año viajero pese a los inconvenientes. Suerte y salud para 2017!

    Gracias Jorge. Que tengas tu también un buen año!

10 de enero de 2017

Gracias Jordi por ese resúmen tan bueno como todos tus blogs, que me han servido de base para muchos de mis viajes, especialmente porque realmente me permiten informarme de lo que realmente se justifica conocer en cada sitio que visito.
Deseo que tu año esté pleno de viajes tan exitosos como los que siempre haces.

    10 de enero de 2017

    Muchas gracias Miriam por tus palabras y me alegra que nuestro blog te sirva para pensar en tus propios viajes!
    Un saludo bien fuerte y te deseo que tengas un muy buen año 2017.
    Un beso!

11 de enero de 2017

A pesar de les tristes circumstàncies heu pogut visitar força destins. Malauradament, abans o després a tothom toca que algun dia els plans es capgiren i no tot surt com era esperat.
Espero que d’aquí un temps us torneu a plantejar Sudàfrica perquè realment s’ho val. De totes formes, t’entenc perfectament perquè vaig viure una situació semblant. Va ser a l’any 96, dos dies abans de marxar cap a Indonèsia va morir l’avi i vam cancel·lar el viatge. Fins a dia d’avui, no he tingut ganes de tornar a preparar aquell viatge, però espero que algun dia em torni la il·lusió per aquest destí.

Una abraçada i espero que tingueu un 2018 ple de viatges i, sobretot, de salut.

    12 de enero de 2017

    Així és. Els que preparem els viatges de dalt a baix (aquests que son més complicats) sabem que no sempre és fàcil coordinar-ho tot. S’ha de tenir en compte molt detalls, quadrar vols interns, tenir alguns hotels reservats si son llocs que et pots quedar sense allotjament (com estàs vivint ara amb Islandia), etc,… de manera que el desencís al haver-lo d’anular és força gran.
    En fi, que de moment allà es queda Sudàfrica i el temps dirà s’hi i tornem o no.
    Una abraçada i desitjar-te salut i viatges pel 2018!

13 de enero de 2017

Qué decir!
Pero aunque suene a frase hecha: «vamos che, que no decaiga y que sigan los buenos rumbos!»
Abrazos!!!

    Eso seguro, Juan Manuel. A la que podamos estamos nuevamente en ruta!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La empresa trata tus datos para facilitar la publicación y gestión de comentarios. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, supresión y oposición, entre otros, según nuestra Política de privacidad.