Las Domes de Fabedougou son unas curiosas formaciones geológicas que tuvimos la oportunidad de conocer el último día de nuestro viaje por Burkina Faso, ya de regreso hacia Malí.

Se trata de un lugar, como casi todo el país, francamente desconocido por el turismo occidental. Pero merece la pena acercarse hasta allí, y de paso visitar las cercanas y refrescantes cataratas Karguifela.

LAS DOMES DE FABEDOUGOU, UNA RAREZA GEOLÓGICA.

Las Domes de Fabedougou se tratan de un tipo de originales y poco comunes formaciones, aunque hay quien las empareja a las Bungle Bungle del Parque Nacional Purnululu de Australia (y comparando fotografías, lo cierto es que se parecen mucho). A diferencia de las formaciones australianas, las Domes de Fabedougou se pueden disfrutar con total tranquilidad, habida cuenta de que son más bien pocos los turistas que hasta allí se acercan.

Se trata de unas formaciones geológicas que tienen una antigüedad de casi 2 millones de años, cuyo origen se sitúa en un momento en que esta zona estaba ocupada por un océano y, por lo tanto, sumergida. La cuestión es que los distintos tipos de sedimentos fueron ocupando la zona y quedaron al descubierto al secarse el océano en cuestión. La erosión de este tipo de piedra, de tipo arenisco, hizo el resto. Ello ha hecho posible que hoy podamos visitar este conjunto geológico maravilloso donde uno se puede deleitar buscando todo tipo de figuras, pero que en suma no es más que un conjunto de pequeños montículos de curioso diseño.

Son varias las pequeñas formaciones geológicas, que a lo sumo no tienen más que unas decenas de metros de altura, a las que se permite acceder a su cima, sin requerir grandes esfuerzos. Otras, esos sí, son únicamente aptas para ser coronadas por escaladores.
La verdad es que nos deleitamos un buen rato haciendo un pequeño trekking por la zona y subiendo a algunas de estas cupulillas que forman las Domes de Fabedougou. No estaremos más que una media hora en la zona. Lo suficiente para conocerla y disfrutar de ella. Además, el calor aprieta y tampoco es cuestión de abrasarse.

Domes de Fabedougou
Domes de Fabedougou
Domes de Fabedougou
Domes de Fabedougou

CASCADAS KARGUIFELA Y LAGO TANGRELA.

Visitadas las Domes de Fabedougou es momento, como decíamos, para deleitarnos y refrescarnos en las Cascadas de Karguifela que no distan más que unos pocos kilómetros de aquí. Debemos ser una quincena los viajeros los que hasta aquí hemos llegado, mitad nativos, mitad foráneos.

Aunque estamos en época seca, la verdad es que los saltantes de agua presentan un caudal suficiente para que podamos refrescarnos. A más de treinta grados a la sombra, se agradece. Y particularmente, por quien esto escribe, que es bastante fan de todo tipo de cascadas y saltantes de agua, particularmente si en ellos está permitido el baño.

cataratas Karguifela
cataratas Karguifela
La jornada aun nos depara una última sorpresa. Se trata de poder disfrutar de un bello atardecer en el lago Tangrela, una pequeña laguna de no más de tres kilómetros cuadrados, poblado por una pequeña familia de hipopótamos a los que nos acercamos a bordo de una ligera embarcación a remos. Según nos dicen, estos animalitos tienen carácter sagrado y no atacan a los humanos. Sin embargo, los hipopótamos son más fieros de lo que uno podría pensar, de manera que nuestro guía prefiere mantenerse a una distancia prudencial.

.
Las cascadas de Karguifela, las Domes de Fabedougou y el atardecer en el Lago Tangrela han supuesto un maravilloso día de naturaleza por el sud oeste de Burkina Faso. Mañana, antes de regresar a Mali, aun tendremos tiempo de conocer el País Senufo y la enigmática etnia que lo puebla, otra más de los distintos pueblos que conviven en este país, como los Lobi o los Gan, ya que ha hemos tenido la oportunidad de conocer.

Suscríbete al blog


Puedes darte de baja en cualquier momento haciendo clic en el enlace al pie de página de nuestros correos electrónicos. Para obtener información sobre nuestras prácticas de privacidad, visita nuestro sitio web.

Usamos Mailchimp como nuestra plataforma de newsletters. Al hacer clic a continuación para suscribirte, aceptas que tu información será transferida a Mailchimp para su procesamiento. Obtén más información sobre las prácticas de privacidad de Mailchimp aquí.

¿Qué te ha parecido el artículo?


0 de 5.0 (0)

Comentarios:

5 comentarios en “BURKINA FASO. Domes de Fabedougou, Cascadas de Karguifela y Lago Tangrela.


ipaelo (Whattimesailing)
9 de noviembre de 2016

¡Qué curiosas las rocas!

La verdad que esos días calurosos se agradecen las lagunas, cataratas o cualquier sitio donde refrescarse un poco.

Bonitas fotos. 🙂

    Jordi
    10 de noviembre de 2016

    Muy curiosas! Así es, cuando supimos que nos podíamos bañar en las cataratas tuvimos una buena alegria. Un abrazo!

Carmen
10 de noviembre de 2016

Woww que pasada de lugares Jordi! Me han encantado la formaciones rocosas y esas cascadas son una gozada!! He disfrutado un montón viendo tu post, así que si algún día puedo ir seguro que alucinaré. En cuanto a lo que comentas lo de los hipopótamos, de que dicen que son sagrados y que no atacan a los humanos, yo por si acaso también mantendría una distancia prudencial, he leído cosas de ellos nada agradables, deben de tener muy mal caracter.
Un saludo
Carmen

Mercè
10 de noviembre de 2016

Després de llegir aquest article i veure les boniques fotos, crec que ja sé on serà la meva propera destinació africana 🙂
Abraçades als tres!

Mauxi Leal
13 de noviembre de 2016

Otra gran sorpresa este destino. Uno de esos lugares en los que nunca había pensado para un viaje, pero ahora me pica la curiosidad para saber más. Gracias!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La empresa trata tus datos para facilitar la publicación y gestión de comentarios. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, supresión y oposición, entre otros, según nuestra Política de privacidad.