El Sur de Francia ha sido el escenario de nuestro viaje de otoño de este año. Ha sido una escapadita corta, de solo 6 días, pero suficiente para descubrir una pequeña parte del enorme patrimonio que atesora esta zona del país galo.

Aunque solo se ha tratado de una pequeña incursión a las regiones de la Provenza-Alpes-Costa Azul, Languedoc-Rosellón y Ródano-Alpes, preponderando las medianas y grandes ciudades, el viaje ha sido muy provechoso.

El leitmotiv principal de este viaje por el sur de Francia ha sido el de seguir la huella que la civilización romana dejó durante la colonización o conquista de las Galias. Y en concreto, en la Galia Narbonensis y a la Galia Lugdunensis, dos de las antiguas provincias romanas donde mejor se ha conservado el legado romano más allá de la península itálica. Ciudades como Arlés, Orange, Nimes o Lyon son ricas en patrimonio romano y no podían ser dejadas de lado durante nuestro recorrido.

Sin embargo, más allá de seguir la huella de Roma, no hemos podido evitar disfrutar de la encantadora ciudad de Aviñón, que fue durante un siglo entero capital de la Cristiandad, en un momento en que la corte pontificia se trasladó a esta ciudad ahora francesa, acarreando la construcción del más grande de los palacios góticos que jamás se hayan construido.

Quisiera comentar también que la génesis de este viaje hay que encontrarla en una conversación que tuve hace unos meses con mi amigo viajero Dani, autor del blog de viaje Viatges Pedraforca, donde me constató haber vuelto encantado de una escapada de fin de semana largo que había realizado a la bella ciudad de Lyon. Aprovechando la bastante reciente línea ferroviaria entre Barcelona y París, que tiene paradas en Nimes y Lyon, Dani había aprovechado para hacer esta escapada en tren y volvió encantado tanto de la ciudad como del transporte utilizado. Con estos antecedentes, diseñamos un itinerario completo que se pudiese realizar en tren, aprovechando las líneas de alta velocidad (el AVE-TGV) y las líneas regionales de SNCF, la empresa estatal francesa que se encarga de la explotación del ferrocarril en Francia.

IMG_7073

ITINERARIO REALIZADO.

Finalmente, este ha sido el itinerario que hemos llevado a término, de 6 días de duración, de martes a domingo.

  1. Barcelona – Nimes – Aviñón
  2. Aviñón – Arlés
  3. Arlés – Nimes
  4. Nimes – Orange – Lyon
  5. Lyon
  6. Lyon – Barcelona

Como podéis ver en 3 de las ciudades visitadas (Aviñón, Arlés y Nimes) hemos tenido toda una tarde y la mañana siguiente para visitarlas. Son ciudades pequeñas, que a menudo son incorporadas como paradas de tres o cuatro horas en los viajes organizados. Estas ciudades tienen suficiente encanto como para hacer noche en ellas y poder ser visitadas con un poquito más de calma.

Nuestra visita a Orange se ha centrado en un recorrido por su centro histórico, y en particular en la visita al fenomenal Teatro Romano y al Arco del Triunfo. Por último, Lyon es una ciudad mucho mayor y con muchos monumentos. Por este motivo le hemos dedicado desde la tarde del viernes hasta primera hora de la tarde del domingo, cuando hemos tomado  nuestro tren de regreso a Barcelona.

Catedral de Arlés

HIGHLIGHTS DE NUESTRO VIAJE POR EL SUR DE FRANCIA. PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD.

Como comenté, el motivo principal de nuestro viaje por el sur de Francia era el de seguir la huella romana legada desde la conquista de las Galias. Es por ello que varios de los puntos de mayor interés hacen referencia a este momento histórico. Estos han sido los puntos de máximo interés histórico y artístico durante nuestro viaje:

– AVINÓN: Palacio Papal y Puente de San Benezet.

– ARLÉS: Anfiteatro Romano y Museo del Arlés antiguo. Catedral de San Trófimo.

– NIMES: Anfiteatro Romano y Maison Carrée.

– ORANGE: Teatro Romano y Arco del Triunfo.

– LYON: Colina de la Fourviere (Basílica, Teatro Romano y Museo Galo-Romano), Vieja Lyon y Presqu’ile de Lyon.

Tanto Lyon como el Teatro Romano de Orange forman parte del Patrimonio de la Humanidad. La iglesia de San Honorato de Arlés forma parte del Camino de Santiago Francés que está también incluido dentro del Patrimonio de la Humanidad. También forman parte del Patrimonio de la Humanidad la mayoría de templos romanos pero también los románicos de la ciudad de Arlés (incluida la Catedral de San Trófimo), así como el Palacio Papal y el Puente de San Benezet en Aviñón.

Han sido propuestos para formar parte la lista del Patrimonio Mundial, los monumentos romanos de Nimes, aunque por el momento, no están incluidos en ella.

Palacio Papal de Aviñón

TARJETAS DE ABONO PARA VISITAR LAS CIUDADES.

La práctica totalidad de las ciudades disponen de sus propias tarjetas o City Pass que permiten visitar la ciudad de una forma más cómoda y económica. A menudo comentamos que este tipo de abonos no solo son una manera de visitar los diferentes monumentos de una ciudad de forma más económica, si no que además, te permiten hacer algunas visitas, que en caso de tener que pagarlas aparte seguro que no haríamos.

Estas son alguna de las tarjetas utilizadas o billetes combinados:

– AVIÑÓN: la tarjeta Avignon Passion es gratuita y la reparte la oficina de turismo. Consiste en pagar el billete entero en el primer monumentos visitado y a partir de las siguientes, obtener descuentos de entre en 10 y el 50%. Asimismo, existe un muy recomendable ticket conjunto entre el Palacio de los Papas y el Puente de Aviñón.

– ARLES: Tarjeta Advantage Pass. Válida durante 6 meses para visitar 9 monumentos y museos. Ideal. Una segunda tarjeta, la Pass Liberte, permite la visita a un máximo de 5 visitas.

– NIMES Y ORANGE: el Roman Pass tiene validez de un mes y permite la entrada combinada de los monumentos más importantes de Nimes (Anfiteatro, Maison Carrée y Tour Magne) y de Orange (el Teatro Romano).

– LYON: Lyon City Card. Transporte ilimitado dentro de la ciudad (funiculares incluidos), museos gratuitos y diferentes actividades también incluidas (espectáculos de guiñol, paseos en barco y visitas a pie). Modalidad de 1, 2 y 3 días.

Teatro Romano de Orange

TRANSPORTE UTILIZADO

Como comentaba, uno de los alicientes de este viaje por el sur de Francia era el de poder realizar el recorrido enteramente en tren. Ya en otro post comenté que pese a que nunca habíamos realizado un interrail sí que somos especialmente amantes de los viajes en tren. Sin embargo, esta ha sido la primera vez que hemos utilizado el tren como único medio de transporte.

Y la verdad es que no nos arrepentimos. Son varias las ventajas que ofrece el viajar en tren, entre las que nos gustaría destacar algunas:

– Facilidad y generosidad con el equipaje: no tener que estar controlando que todo tu equipaje te quepa en un trolley para no tener que pagar el suplemento de maleta de los aviones ha sido, verdaderamente, un alivio.

– Tiempos de embarque cortos: poder llegar a la estación con escasamente cinco o diez minutos de adelanto sobre el horario de partida del tren permite optimizar los tiempos destinados a cada ciudad.

– Llegada directa al centro de ciudad: A nadie se le puede escapar que no es lo mismo llegar a la estación de Sants o de Atocha que al aeropuerto del Prat o de Barajas. Exactamente lo mismo en Francia. No es lo mismo llegar al mismísimo centro de Lyon y tener el hotel a cinco minutos, que tener que tomar un transporte desde el aeropuerto de Lyon o París hasta el centro de la ciudad. Tiempo y dinero, vamos.

– Comodidad: desde luego, a no ser que uno tenga la posibilidad de viajar en clase business, viajar en tren es mucho más cómodo, a la par que te permite estar siempre conectado trabajar con tu computadora o levantarte a tomar algo a la cafetería del tren.

SNCF, la operadora francesa encargada del transporte ferroviario tiene su propia agencia, Voyages-sncf.com, que es la encargada de la venta y distribución de los billetes de tren. Las posibilidades son múltiples, ya sea desde comprar billetes sueltos a las diferentes modalidades de pases interrail, como el llamado Global Pass (permite viajar por hasta 29 países distintos durante un periodo de entre 5 días y 1 mes) o el One Country Pass (que permite viajar de 3 a 8 días durante un periodo de 1 mes). 

En su página web podéis encontrar más información, así como comprar los distintos billetes y abonos o reservar los asientos de los trayectos utilizados.

Y con este apartado pongo fin a este primer post introductorio sobre nuestro viaje al sur de Francia en tren. En los próximos iré desarrollando lo que ha sido la visita a cada una de las ciudades.

IMG_7416

SI QUIERES VER OTRAS ENTRADAS SOBRE FRANCIA CLICA AQUÍ
Si te ha gustado la entrada, COMPÁRTELA!!!

Suscríbete al blog


Puedes darte de baja en cualquier momento haciendo clic en el enlace al pie de página de nuestros correos electrónicos. Para obtener información sobre nuestras prácticas de privacidad, visita nuestro sitio web.

Usamos Mailchimp como nuestra plataforma de newsletters. Al hacer clic a continuación para suscribirte, aceptas que tu información será transferida a Mailchimp para su procesamiento. Obtén más información sobre las prácticas de privacidad de Mailchimp aquí.

¿Qué te ha parecido el artículo?


0 de 5.0 (0)

Comentarios:

23 comentarios en “VIAJE AL SUR DE FRANCIA EN TREN. Buscando el legado de la Antigua Roma en las Galias.


Viajando Odvyrcl
27 de octubre de 2015

Uuuuuuuy!!!!!! Me has hecho recordar!!! El primer viaje que hice cuando apenas tenia 18 (era una bebe) fue a Lyon de ahí nos llevaron a Aviñon y a Nimes. Lo que mas ubico es el anfiteatro de Nimes y un paseo con guia… A esa edad creo que solo veía al guia !!! jejeje por que no recuerdo nada mas. Habra que volver!!! Saludos 🙂

Nubes Viajeras
27 de octubre de 2015

y pensar que todavía resiste en pie todo este legado! los romanos eran unos verdaderos artistas de la construcción!

    Jordi
    27 de octubre de 2015

    Pues la verdad es que si, chicos, hay mucho que ver de aquella época y resulta francamente, fascinante!

billets de train France
31 de julio de 2018

Desde España es bastante fácil hacer rutas como éstas la cercanía entre los países y sus conexiones son excelentes. ¡Un viaje en tren siempre será una buena idea!

Saludos,

    Jordi
    31 de julio de 2018

    Así es. Nos encanta viajar en tren y Francia es un muy buen destino para ello.

Jordi
26 de octubre de 2015

Pues sí, Eva, se ve que los tentáculos de Roma llegaron a media Europa! Y la verdad es que visitar esta zona de Francia vale mucho la pena.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La empresa trata tus datos para facilitar la publicación y gestión de comentarios. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, supresión y oposición, entre otros, según nuestra Política de privacidad.