La catedral más alta del mundo está en Ulm, una ciudad alemana del estado de Baden-Wurtemberg que inicialmente no teníamos pensado visitar durante nuestro viaje por la Selva Negra. Finalmente, ampliamos el recorrido inicialmente diseñado con otros enclaves fuera de la Selva Negra, como la preciosa ciudad de Heidelberg, cuna del romanticismo alemán, o como las ciudades de Tubingen o Ulm, recomendación esta última de un buen amigo que tuvo la oportunidad de vivir en esta ciudad durante un par de años.

La Catedral de Ulm es de esos edificios que justifican por sí mismo la visita de una ciudad. No en vano, no sólo se trata de la Catedral gótica más alta del mundo, sino que se trata del edificio de piedra más alto del mundo. Pero más allá de la catedral, hay varios puntops de interés que ver en Ulm, como los que nos llevarán a visitar su extraordinario ayuntamiento o el barrio de Fischerviertel, que algunos quieren llamar la Pequeña Venecia (una más) en la ribera del río Danubio, que pasa por Ulm.

Por cierto, en la ciudad de Ulm nació, en 1879, uno de los científicos más importantes de la historia y quizás el más famoso: Albert Einstein.

Qué ver en Ulm

QUE VER EL ULM: DE LA CATEDRAL AL BARRIO DE LOS PESCADORES

CATEDRAL DE ULM, LA CATEDRAL MÁS ALTA DEL MUNDO.

La Catedral de Ulm es el edificio más destacado y el más importante que ver en Ulm. No en vano, los 161 metros de altura de su única torre campanario suponen el edificio de piedra más alto del mundo y al mismo tiempo, la catedral gótica más alta del mundo.

Es además, la segunda más grande entre las catedrales alemanas, tras la de Colonia, otra catedral altísima y que nosotros incluimos en la lista de las catedrales católicas más bonitas del mundo. La Catedral de Ulm, que inicialmente era una catedral católica pero que después de la Reforma se convirtió en templo protestante, tiene una longitud de 125 metros, una anchura de 42 y su nave, se levanta hasta los 42 metros de altura.

Catedral más alta del mundo

Claro que como ocurre en otras catedrales góticas, el campanario es muy posterior al resto de la catedral, que data del siglo XIV. De hecho, el campanario no se acaba hasta el 1890, cuando se consiguen reunir los fondos para finalizar tan magna obra, que estuvo parada a la altura de 100 metros durante tres siglos. Curiosamente, el diseño de este campanario es obra de Ulrich Von Esinger, autor también del campanario de la rosada Catedral de Estrasburgo, que hemos tenido la oportunidad d conocer en este viaje por Alsacia y Selva Negra.

La Catedral de Ulm superó el registro de la Catedral de Colonia, en un momento aquel, semejante al actual, donde varias ciudades se disputaban el honor de tener la catedral más alta del mundo (actualmente, la carrera se ha trasladado a ser la sede del rascacielos más alto del mundo, que se encuentra actualmente en Dubai)

Dentro de la catedral disfrutamos de sus esbeltas columnas que terminan con las clásicas nervaduras góticas, de su precioso coro de madera, de las múltiples esculturas que cuelgan de las columnas, o de los bonitos vitrales. Pero el motivo principal para visitar la catedral más alta del mundo es el de tener la posibilidad de subir a su campanario, lo que es posible, previo pago.

Las vistas desde arriba son espléndidas, como no puede ser de otra manera, y la verdad es que da incluso un poco de vértigo mirar hacia abajo. Eso sí, para llegar al mirador del piso superior hay que pagar un pequeño tributo más allá del coste de la entrada: se trata de los 768 escalones que deben subirse. Es decir, que vale la pena tomarse su tiempo para subir hasta arriba del todo.

La Catedral de Ulm sufrió un fuerte susto el 17 de diciembre de 1944, cuando a poco de terminar la Segunda Guerra Mundial, la aviación aliada bombardeó la ciudad. Por suerte, a pesar de que gran parte de la plaza de la catedral sufrió las consecuencias del bombardeo, el templo quedó casi indemne.

Catedral más alta del mundo
Catedral Ulm
Interior Catedral Ulm
IMG_0783
IMG_0765

AYUNTAMIENTO DE ULM

Muy cerca de la Catedral, en dirección sur, encontramos el precioso edificio del Antiguo Ayuntamiento de Ulm, otro de los edificios que ver en Ulm. Se trata de un edificio gótico con clara influencia renacentista que data de 1540, aunque el edificio actual es sustituto de un primer ayuntamiento que dataría del siglo XIV.

El ayuntamiento de Ulm es uno de los edificios más bonitos que se pueden encontrar en toda Alemania y tiene un fuerza visual innegable, con los múltiples frescos que decoran sus fachadas, las preciosas ventanas góticas delicadamente decoradas o el extraordinario reloj astronómico, que es una copia del original que databa del siglo XVI. En la fachada del ayuntamiento encontramos esculpidas las figuras del Príncipe elector y el Emperador.

Como muchos otros edificios de este tipo, en un primer momento el ayuntamiento de Ulm se construyó para hacer funciones de lonja de comercio. En la cara sur del edificio, destaca la decoración que forman los diversos escudos de las naciones con que la ciudad de Ulm mantenía relaciones comerciales, entre ellos, Castilla y Cataluña.

No nos perdemos tampoco, la colorida fuente que queda justo en frente del ayuntamiento, la Fischkasten o Caja de los Peces, llamada así dado que era el lugar utilizado por los pescaderos para mantener fresca su mercancía.
Ayuntamiento de Ulm
IMG_0836
Ayuntamiento de Ulm
Reloj astronómico de Ulm
Qué ver en Ulm

BARRIO DE LOS CURTIDORES Y PESCADORES.

Seguimos dirección suroeste para llegar al que es conocido como Fischerviertel, que se trata del antiguo barrio de los curtidores y los pescadores, una de las zonas más pintorescas de la ciudad. En esta zona, las casas, a menudo construidas con la ayuda de los típicos entramados de madera, se sitúan junto a los canales que desembocan al río Danubio, que queda al sur de esta zona.

Casas con entramados de madera y flores en las ventanas y tranquilos canales equivale a zona de paseo por antonomasia, y al mismo tiempo, una buena zona para cenar, pues no son pocos los restaurantes que encontramos en este barrio. Paseamos entre las casas, subiendo y bajando puentes y entrando por los diversos callejones, algunos de ellos muy estrechos, que comunican las distintas zonas. Finalmente, terminamos por acercarnos hasta la orilla del Danubio, donde paseamos por una estrecha pasarela elevada con vistas al río, por un lado, y al Fischerviertel, por el otro.

IMG_0848
IMG_0849
IMG_0859
IMG_0866
IMG_0860
IMG_0858

Nuestro paseo por Ulm termina con el final de la tarde. Después de haber visitado la extraordinaria biblioteca barroca del monasterio de Wiblingen, que se encuentra a sólo 5 kilómetros de Ulm, nos han quedado unas tres horas para visitar Ulm, con su maravilloso ayuntamiento, el bonito barrio de los curtidores y pescadores y, sobre todo, la Catedral más alta del mundo.

Suscríbete al blog


Puedes darte de baja en cualquier momento haciendo clic en el enlace al pie de página de nuestros correos electrónicos. Para obtener información sobre nuestras prácticas de privacidad, visita nuestro sitio web.

Usamos Mailchimp como nuestra plataforma de newsletters. Al hacer clic a continuación para suscribirte, aceptas que tu información será transferida a Mailchimp para su procesamiento. Obtén más información sobre las prácticas de privacidad de Mailchimp aquí.

¿Qué te ha parecido el artículo?


0 de 5.0 (0)

Comentarios:

14 comentarios en “Qué ver en Ulm, además de la Catedral más alta del mundo.


9 de julio de 2015

Cada día que pasa, después de leer artículos como este, me enamora cada vez más Alemania. Me maravilla el gótico; me encanta todo lo hanseático; el colorido de los edificios y hasta ….los Xcientos escalones para subir a los campanarios, aunque me duelan los gemelos.
Anotada queda esta visita, Jordi. Buen artículo, ciudadano.

    15 de julio de 2015

    Gracias José Manuel. La verdad es que es un país apasionante y con un montón de registros diferentes. Nosotros tampoco nos cansamos de volver!

10 de julio de 2015

Conozco Ulm y su altísima catedral. Aun conservo en alemania amigos y dos de ellos viven allí.

10 de julio de 2015

¡Quién dijo vértigoooo! Es la única vez que lo he sentido: los temblores en las piernas, los sudores fríos… Eso sí, ¡merece la pena! Qué bonitas fotos has puesto, me ha llevado de vuelta a Ulm, que para mí también fue colofón de mi viaje al sur de Alemania por la Selva Negra.
Un abrazote

    15 de julio de 2015

    jejeje, es verdad!!!

10 de julio de 2015

Paramos en Ulm para visitar su catedral cuando ibamos de camino a Austria, pero no conocemos nada más de la ciudad, y veo que nos perdimos cosas, el ayuntamiento muy bonito.

    15 de julio de 2015

    Sí, María Belén. Lo conocido es la catedral, pero por suerte un amigo que allí había residido me dijo que guardara unas cuantas horas pasear por el barrio de pescadores. Y valió la pena!

10 de julio de 2015

Tómo buena nota!!

10 de julio de 2015

Espectacular este lugar!!!!! muy muy pintoresco!!! se vé que vale la pena conocerlo…
gracias!!!

    10 de julio de 2015

    Así es, sin ser de las ciudades más conocidas del país, vale mucho la pena!

10 de julio de 2015

Dejé mensaje en tu blog… pero igual reitero… este lugar me encantó!!!

11 de julio de 2015

Toma… pues yo también pensaba que la catedral más alta era la de Colonia!

11 de julio de 2015

PReciosa zona, cuando hicimos el recorrido por la Selva Negra la teniamos para visitar, pero al final el tiempo se nos hechó encima y no pudimos. PAra la próxima!

12 de julio de 2015

Nunca te acostarás sin aprender algo nuevo! 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La empresa trata tus datos para facilitar la publicación y gestión de comentarios. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, supresión y oposición, entre otros, según nuestra Política de privacidad.