Ermita de San Baudelio

La Ermita de San Baudelio de Berlanga, un pequeño templo situado a solo 10 kilómetros de la población soriana de Berlanga de Duero, es uno de los hitos artísticos más importantes que ver en la Provincia de Soria.

Este pequeño templo aislado en medio de la nada, está considerado como la Capilla Sixtina del Arte mozárabe español, tal es su importancia tanto a nivel arquitectónico como artístico. En este último sentido, las pinturas murales existentes en el interior del templo, permiten incluir la Ermita de San Baudelio de Berlanga de forma destacada dentro de la Ruta del Románico de Soria.

Ermita San Baudelio

ORIGEN DE LA ERMITA DE SAN BAUDELIO DE BERLANGA

La Ermita de San Baudelio tiene origen hace casi un milenio, aproximadamente a finales del siglo XI. Posiblemente fueron artistas mozárabes quienes diseñaron esta pequeña ermita, como se puede apreciar, por ejemplo, con el uso del arco de herradura, tan típicamente musulmán aunque en realidad este era herencia del arte visigodo.

Probablemente, la Ermita de San Baudelio fue erigida pocos años o décadas después de la conquista cristiana de estas tierras que  hasta el año 1060, llevaban algunos siglos en manos de los árabes. Sin embargo, la existencia de una gruta en la misma iglesia, hace creer que algún eremita habría habitado la zona a finales del siglo X y quizá a partir de ello, se habría organizado algún tipo de cenobio o pequeña comunidad. Habrían sido seguidores de San Baudelio, mártir galo-romano cuyas reliquias (o al menos, una pequeña parte) habrían recalado en esta Ermita de San Baudelio.

Visitar la Ermita San Baudelio

LA VISITA A LA ERMITA DE SAN BAUDELIO DE BERLANGA

Como decía, la Ermita de San Baudelio se ubica en un paraje donde poco más hay, a unos 10 kilómetros de la bonita población de Berlanga de Duero. Lógico, teniendo en cuenta que el origen ya hemos comentado que habría sido un pequeño eremitorio rupestre, algo anterior a la construcción del templo.

La Ermita de San Baudelio está compuesta por dos cuerpos rectangulares. El mayor haría las funciones de nave y el menor, de ábside. La ermita, exteriormente muy simple, está edificada básicamente con mampostería, aunque en su base existen algunos sillares.

Como único acceso al templo encontramos una puerta en arco de herradura. En el interior, el acceso al ábside desde la nave principal, también se realiza mediante un arco en herradura, en este caso mucho mayor.

Una de las características de la Ermita de San Baudelio de Berlanga es la existencia de un pilar central del que parten ocho arcos que sustentan la bóveda. Por encima del pilar queda un espacio del que se cuenta que en su momento habría podido dar cobijo a algún tipo de reliquias o de libros sagrados.

Interior de la Ermita San Baudelio

Ermita San Baudelio

En la misma nave encontramos lo que viene a ser una suerte de tribuna del coro, en forma de arcos de herradura que se sustentan sobre columnas. Se puede acceder a la tribuna alta mediante una escalera que, sin embargo, está cerrada a las visitas turísticas, supongo que por precaución.  Si miramos a mano izquierda, por debajo de esta tribuna, veremos el acceso a esta gruta primitiva de la que hemos hablado.

Ermita San Baudelio

Ermita San Baudelio

Especial atención merecen las pinturas murales existentes en la Ermita de San Baudelio aunque, por desgracia, muchas de ellos fueron arrancadas y vendidas (actualmente se pueden encontrar parte de ellas en museos norteamericanos, pero también en el madrileño Museo del Prado) y las que se conservan lo hacen en bastante mal estado.

Se trata de pinturas al templo sobre yeso que originariamente habrían ocupado todo el interior de la Ermita de San Baudelio. Una de las características es que la temática religiosa comparte espacio con la mitológica y la profana, como así nos lo hace notar el responsable de la ermita.

Ermita San Baudelio

De esta manera, escenas de cacerías o varios animales (incluyendo dromedarios y elefantes) se alternan con escenas bíblicas, incluyendo la curación del ciego o la resurrección de Lázaro. La verdad es que los animales los vemos con facilidad, así como la existencia de varias figuras que interpretamos de santos. Sin embargo, las escenas bíblicas cuesta bastante de interpretar, porque se conservan muy parcialmente y en muy mal estado.

Por lo visto, el Museo del Prado conserva seis escenas que, aunque son de titularidad del Metropolitan Museum de Nueva York, han sido cedidas a la institución española para su exposición. Aquí podéis ver los seis fragmentos de los que os hablo.

San Baudelio de Berlanga

VISITAR SAN BAUDELIO DE BERLANGA. HORARIOS Y PRECIOS.

Horarios de visita:

Horario de  invierno (del 1 Octubre al 31 Marzo):

  • De miércoles a sábado: de 10:00 a 14:00 y de 16:00 a 18:00
  • Domingos y festivos: de 10:00 a 14:00

Horario de verano (del 1 Abril al 30 Septiembre):

  • De miércoles a sábado: de 10:00 a 14:00 y de 16:00 a 20:00
  • Domingos y festivos: de 10:00 a 14:00

Precio:

En la actualidad, visitar la Ermita de San Baudelio es gratuito.

Suscríbete al blog


Puedes darte de baja en cualquier momento haciendo clic en el enlace al pie de página de nuestros correos electrónicos. Para obtener información sobre nuestras prácticas de privacidad, visita nuestro sitio web.

Usamos Mailchimp como nuestra plataforma de newsletters. Al hacer clic a continuación para suscribirte, aceptas que tu información será transferida a Mailchimp para su procesamiento. Obtén más información sobre las prácticas de privacidad de Mailchimp aquí.

¿Qué te ha parecido el artículo?


5 de 5.0 (5)

Comentarios:

2 comentarios en “Ermita de San Baudelio de Berlanga, la Capilla Sixtina del Arte mozárabe.


Carlos Arroyo
20 de agosto de 2021

Visitar la ermita de San Baudelio de Berlanga es una maravilla. Lástima que parte de los frescos se hayan perdido y otros estén en museo. Pero pese a esto, nos pareció un lugar precioso.

    Jordi Martinez Baylach
    23 de agosto de 2021

    Así es, Carlos.
    A nosotros también nos pareció una maravilla la ermita de San Baudelio de Berlanga. Una pena lo de los frescos. Además, entre tantos tesoros, la parte que está en El Prado, acaba pasando muy desapercibida. En la ermita lucirían mucho más, desde luego.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La empresa trata tus datos para facilitar la publicación y gestión de comentarios. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, supresión y oposición, entre otros, según nuestra Política de privacidad.