La Iglesia de Boyana es uno de los lugares que hay que ver en Sofía de forma obligada. El motivo no es otro que la estupenda colección de frescos, que la convierten en uno de los templos ortodoxos más maravillosos de los Balcanes. Ello le valió para ser incluida en la lista del Patrimonio de la Humanidad.

COMÓ LLEGAR A LA IGLESIA DE BOYANA.

La iglesia de Boyana no está en el centro Sofía, la capital búlgara, si no a unos 10 kilómetros, en dirección suroeste, ya a las faldas del Monte Vitosha. Sin embargo, visitar la iglesia de Boyana por libre o mediante una excursión organizada resulta bastante fácil.

Para visitar la iglesia de Boyana desde el centro de Sofía tenéis dos posibilidades.

CONTRATAR LA EXCURSIÓN AL MONASTERIO DE RILA + LA IGLESIA DE BOYANA. La excursión en español al monasterio de Rila hace una parada en la iglesia de Boyana, lo que permite visitar dos lugares que forman parte del Patrimonio de la Humanidad durante la misma jornada. La verdad es que si tenéis pensado visitar el Monasterio de Rila desde Sofía, resulta una opción muy buena.

VISITAR LA IGLESIA DE BOYANA POR LIBRE. Podéis ir en transporte público, aunque es lento (como una hora) y hay que hacer transbordo. Una posibilidad es tomar el  autobús 9TM desde el Palacio Nacional de Cultura hasta Hladilnika (última parada). Luego el autobús 64 hasta la parada Boyansko Hanche. Este autobús se puede tomar en otros lugares. Sin embargo, a no ser que vayáis muy ajustados de presupuesto, pero no queráis contratar el tour a Rila+Boyana, casi que os aconsejo subir en taxi.

LA IGLESIA DE BOYANA

La Iglesia de Boyana, cuyo nombre real es el de Iglesia de San Nicolás y San Panteleimon, fue construida en una primera etapa allá por el siglo X. Sin embargo, el templo fue ampliándose y renovándose con el paso de los siglos, añadiéndose un nártex en el siglo XIII e, incluso, una antesala de doble piso hace relativamente poco: en el siglo XIX.

De hecho, desde el exterior se puede observar como este añadido del siglo XIX resulta realmente un pegote de la iglesia de Boyana original, que estaba construida en ladrillos. Este anexoo del siglo XIX, alzado en una mezcla de ladrillo, piedra y mortero es la parte que da hoy acceso a la iglesia.

La decoración de la Iglesia de Boyana, que es lo que convierte a este templo en uno de los lugares imprescindibles que visitar en Sofía, fue completada durante el siglo XIII. La verdad que se trata de un lugar donde la humildad de la fachada para nada hace suponer el virtuosismo de su interior.

Iglesia de Boyana

LAS PINTURAS DE LA IGLESIA DE BOYANA, EN SOFÍA.

Se podría decir que prácticamente ningún espacio en esta iglesia de Boyana queda sin estar pintado. Algo que, por cierto, veremos también dentro de unos días en varias de las iglesias ortodoxas de Arbanasi, otro lugar de visita imprescindible durante un viaje a Bulgaria, cuyos frescos también forman parte de la que es conocida como Pintura de la Escuela Artística de Tarnovo. Para que os hagáis una idea de lo tupida que resulta la decoración de la iglesia de Boyona, basta decir que está compuesta de 89 escenas donde están representados hasta 240 personajes. Todo ello, en un templo realmente pequeño.

 

En el ábside encontramos la imagen del Pantocrátor, que es la figura dominante en la iglesia. Otras imágenes representadas en la Iglesia de Boyana hacen referencia a los cuatro evangelistas o la Virgen entronizada. Además, estando esta iglesia de Boyana dedicada a San Nicolás y San Panteleimon, la vida del primer santo está representada hasta en 18 pinturas localizadas en el nártex. Por su parte, las representaciones de San Panteleimon debemos encontrarlas en el segundo piso.

 

 

También el donante de la iglesia está representado en el programa iconográfico de la iglesia de Boyana como solía ser habitual. Responde al nombre de Kaloyan y su esposa Desislava y, por lo visto, era nieto de San Esteban, rey de los serbios.

La verdad es que se trata de un programa iconográfico de lo más completo que, por desgracia, no tendremos la oportunidad de fotografiar, pues ello está estrictamente prohibido. Es por este motivo que las imágenes del interior de la iglesia de Boyana que ilustran este post están tomadas de internet.

Visitar la Iglesia de Boyana no ocupa en realidad mucho tiempo. Se trata de un templo de reducidas dimensiones. De hecho, a nosotros nos limitaron la visita a únicamente diez minutos, dado que el espacio interior es verdaderamente pequeño y no pueden visitar la iglesia de Boyana más que una pocas personas en cada turno. Sin embargo, fue suficiente como para disfrutar de un lugar que es de los más espectaculares que hay en todo el país.

Suscríbete al blog


Puedes darte de baja en cualquier momento haciendo clic en el enlace al pie de página de nuestros correos electrónicos. Para obtener información sobre nuestras prácticas de privacidad, visita nuestro sitio web.

Usamos Mailchimp como nuestra plataforma de newsletters. Al hacer clic a continuación para suscribirte, aceptas que tu información será transferida a Mailchimp para su procesamiento. Obtén más información sobre las prácticas de privacidad de Mailchimp aquí.

¿Qué te ha parecido el artículo?


0 de 5.0 (0)

Comentarios:

6 comentarios en “Iglesia de Boyana, en Sofía. Patrimonio de la Humanidad.


Margalliver
11 de agosto de 2020

Con la primera imagen ya me has despertado el gusanillo y apuntaré esta iglesia para visitarla. Los frescos de las iglesias ortodoxas me llaman mucho la atención, son preciosos. 10 kilómetros desde Sofía no es distancia para perderse esta maravillosa iglesia de Boyana.

    Jordi Martinez Baylach
    12 de agosto de 2020

    Así es. Visitar la iglesia de Boyana es imprescindible desde Sofía. Tanto en transporte público como en un tour que incluya Rila es fácil y la verdad es que la iglesia es una maravilla.

Mis viajes y sensaciones
16 de agosto de 2020

Pues tengo muchas ganas de ir a Bulgaria. Me apunto la iglesia porque son de las que nos gustan, con frescos son impresionantes.

    Jordi Martinez Baylach
    20 de agosto de 2020

    Desde luego, visitar la iglesia de Boyana es imprescindible, Belén. Un saludo.

DinkyViajeros
17 de agosto de 2020

¡Menuda joya a sólo 10 kilómetros de Sofía!

Nosotros todavía no conocemos Bulgaria aunque tenemos en mente visitarla tan pronto como se pueda… Lo que tenemos claro es que haremos la excursión al monasterio de Rila con parada en la iglesia de Boyana, así matamos dos pájaros de un tiro. 😉

Saludos.

    Jordi Martinez Baylach
    20 de agosto de 2020

    Así es. Visitar el Monasterio de Boyana es un imprescindible si se viaja a Sofía. Bulgaria es un país de hermosas iglesias conb frescos que te dejan sin palabras. Y la iglesia de Boyana es una de las más espectaculares en este sentido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La empresa trata tus datos para facilitar la publicación y gestión de comentarios. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, supresión y oposición, entre otros, según nuestra Política de privacidad.