Subir al Preikestolen desde Stavanger: uno de los mejores trekking de Noruega.

Subir al desde Stavanger es, sin duda alguna, la excursión más popular que se puede realizar desde esta ciudad de la agreste costa oeste de , considerada como una de las puertas de entrada a los Fiordos de .

Aunque subir al Preikestolen (también conocido como El Púlpito de Noruega) resulta imprescindible (en realidad, el principal motivo que trae a muchos viajeros hasta Stavanger), no hay que olvidar que éste no es el único trekking que merece la pena realizar en la región. Durante nuestra estancia en la ciudad, a parte de visitar los lugares más interesantes que ver en Stavanger, dedicamos dos jornadas más a realizar el trekking del Kjerag (bastante más duro que subir al Preikestolen) y a recorrer el Magma Unesco Geopark, otro de los enclaves que merece la pena conocer desde Stavanger. De ello os hablaré en otro post.

En este post os vamos a contar aspectos prácticos acerca de cómo realizar la excursión al Preikestolen desde Stavanger y cómo fue nuestra experiencia.

CÓMO HACER LA EXCURSIÓN AL PÚLPITO DESDE STAVANGER.

Para realizar la excursión al Preikestolen desde Stavanger tenéis dos opciones: hacerlo por vuestra cuenta o contratar una excursión al Púlpito desde Stavanger con todo incluido.

SUBIR AL PREKESTOLEN POR VUESTAR CUENTA.

Si estáis hospedados en Stavanger, esto es lo que debéis hacer:

1. Tomar el Ferry entre Stavaneger y Tau. Hay muchos ferrys a lo largo del día. El ticket se compra en el mismo ferry y tiene un coste de 62 NOK por trayecto. Nosotros pagamos con nuestra targeta Bnext, que permite pagar sin comisiones y con el cambio oficial. No hay posibilidad de pagar ida y vuelta (se paga por trayecto).

2. Una vez en Tau, hay que tomar el autobús entre Tau (desde el mismo muelle de los ferry) hasta el párking del Preikestolen. Tiene un coste de 135 NOK por trayecto / 220 NOK ida y vuelta.

3. Desde el párking del Preikestolen no os queda más que subir hasta el Púlpito. Contad con 2 horas de subida y 1 hora y media de bajada.

4. Al regresar de vuestra subida al Preikestolen, hay que hacer el viaje de regreso a Stavanger (primero el bus entre el párking del Preikestolen y Tau y luego el ferry entre Tau y Stavanger).

Ferry Stavanger Tau

NOTA. nosotros dormimos la noche anterior del trekking al Púlpito, en Tau. En el Lilland Hotel (muy recomendable). De esta manera nos ahorramos madrugar, de manera que tomamos el bus de las 09.00 de la mañana para ir de Tau hasta el párking del Preikestolen.


Dormir en Tau

SUBIR AL PREIKESTOLEN EN UNA EXCURSIÓN ORGANIZADA DESDE STAVANGER

EXCURSIÓN AL AMANECER. Otra posibilidad, en este caso más fácil de organizar, es contratar una excursión completa desde Stavanger. Se trata de una excursión al amanecer, que os permitirá subir al Preikestolen antes de lo que lo hagan todos los visitantes. Incluye la recogida desde vuestro alojamiento en Stavanger, el trayecto hasta el Preikestolen, el desayuno y el guía profesional hasta el Púlpito. El premio es que vais a disfrutar del Púlpito casi solos.

EXCURSIÓN POR LA MAÑANA. Si no queréis madrugar tanto, tenéis dos opciones:

Subir al Preikestolen

¿SE PUEDE SUBIR AL PREIKESTOLEN CON NIÑOS?. CONSEJOS Y ALGUNAS COSAS A TENER EN CUENTA.

Después de subir al Preikestolen, la idea que me ha quedado es que se trata de un trekking de nivel medio, con un nivel técnico prácticamente nulo aunque con unos 330 metros de desnivel (de manera que la subida es prácticamente continua en el trayecto de ida). De ninguna manera me ha parecido un trekking peligroso (el trekking del Kjerag, por ejemplo, sí que tiene tramos mucho más complicados).

De esta manera, creo que es posible subir al Preikestolen con niños a partir de 7 u 8 años, siempre que estén algo habituados a ir por montaña. Sin embargo, merece la pena tener en cuenta algunos aspectos, antes de realizar la excursión al Púlpito desde Stavaneger (comunes a cualquier trekking de media montaña).

Algunos consejos básicos para subir al Preikestolen.

  • Tened en cuenta la previsión del tiempo. Se puede mirar en esta web, que en Noruega nos dijeron que es la que más acierta. Tened en cuenta de que si llueve, el terreno puede tener tramos bastante resbaladizos. Con nosotros acertó plenamente los 4 días en que estuvimos por la zona de Stavanger

  • Llevad calzado de trekking. Unas simples zapatillas deportivas no son adecuadas para el tipo de terreno, con mucha piedra.

  • Entre mediados de junio y mediados de septiembre suele hacer buena temperatura. Sin embargo, si vais a subir al Preikestolen a partir de otoño hasta principios de verano, id preparados con ropa impermeable y resistente al viento. Por debajo de los 5 grados os puede merecer la pena llevar gorro y guantes

  • Llevad suficiente agua. Al menos 1 litro por persona. No tendréis lugares de avituallamiento durante la subida al Púlpito. Igualmente, tened en cuenta que el trekking tiene una duración total de unas 4 horas, de manera que merece la pena traer algo de comer (fruta, bocadillos o barritas energéticas no os van a sobrar).

SUBIR AL PREIKESTOLEN. NUESTRA EXPERIENCIA.

Nos hemos alojado en el Hotel Lilland de Tau de manera que nos ahorramos el madrugón. El desayuno es estupendo en este hotel, de manera que hemos cargado fuerzas suficientes para acometer la subida al Preikestolen.

Además, preparamos una mochilita con agua suficiente, unas piezas de fruta y barritas energéticas. Parece que la climatología no nos acompañará. El día es muy neblinoso y frío, de manera que también cargaremos con un impermeable, guantes finos (los utilizaré en la parte final del ascenso) y gorro (que no me llegaré a poner).

Tomamos el bus desde el embarcadero de Tau que nos llevá hasta el párking del Preikestolen en menos de 30 minutos. Es viernes de finales de septiembre y el día no acompaña, de manera que el bus va medio vacío y tampoco en el párking del Preikestolen nos encontramos con muchos coches que hayan llegado aquí por sus propios medios.

Al inicio de la subida al Preikestolen nos encontramos con un panel que nos indica las principales características del trekking al Púlpito:

  • Longitud total: 3.800 metros.
  • Ascenso desde los 270 metros hasta los 604 (334 metros de desnivel).
  • El perfil del ascenso, donde destaca la existencia de tres rampas bastante exigentes, que se alternan con tramos más planos.

Subir al Preikestolen perfil
Empezamos a subir al Preikestolen con muchas ganas, aunque un poco moscas por la niebla, pues enseguida nos damos cuenta que desde la plataforma del Púlpito no será posible visualizar el Lysefjord. El primer tramo es exigente. Se trata de casi medio kilómetro en continuo ascenso, de los que los primeros 300 metros son sobre tierra y, posteriormente, sobre escalones construidos con piedra de la zona.

Subir al Preikestolen desde Stavanger

Mi cuñado Ricard, muy habituado a las travesías de montaña me comenta, con algo de sarcasmo, que no nos han dejado tiempo ni para calentar. Durante este primer tramo, dominado por un bosque más tupido del que encontraremos más arriba, se abre algún claro, donde podemos observar el lago Revsvatnet a mano derecha.

Excursión al Preikestolen desde Stavanger

El recorrido está perfectamente señalizado, tanto con una marcas de color rojo en forma de T sobre piedras, como por unos hitos de color blanco que indican el trayecto recorrido desde el inicio del trekking y cuanto nos queda por llegar hasta el Preikestolen.

trekking preikestolen

Un poco más arriba llegamos a una turbera plana que se supera gracias a la existencia de unas pasarelas de madera. Tras este tramo más facilón toca una nueva subida. Se trata de unos 300 metros con bastante pendiente, que se puede superar gracias a la existencia de escalones y piedras convenientemente situadas. No se trata, ni mucho menos, de un tramo complicado, aunque sí un poco más exigente. Nos lo tomamos con calma, pues no tenemos prisas. Y si tenemos que ir parando, para tomar un poco de agua o simplemente para descansar, lo hacemos.

Subir Púlpito Noruega

A partir de esta segunda subida los paisajes se hacen mucho más abiertos, con menos vegetación. Desde luego, en un día soleado resultaría bastante más espectacular, pero la verdad es que la naturaleza ha sido generosa en este pedacito de mundo y disfrutamos muchísimo de nuestra subida al Preikestolen.

Hay que comentar que buena parte de la subida se realiza sobre grandes placas de granito. Por la noche ha lloviznado, de manera que a menudo están algo mojadas. Sin embargo, no resultan excesivamente resbaladizas. Eso sí, llevar zapatillas de trekking me parece imprescindible.

Durante el ascenso nos cruzamos con algunas lagunas de origen glaciar y también con un refugio de montaña, desabastecido, pero que puede ser utilizado en casos de emergencias. En esta zona debemos andar también sobre enormes placas graníticas, pero se trata de una zona bastante plana. Enseguida tendremos la oportunidad de divisar, a lo lejos, el fiordo. Será el primer momento durante esta subida al Preikestolen en que tenemos el Lysefjord a tiro de vista. Ello no puede decir otra cosa de que estamos en el tramo final del trekking al Púlpito.

Subir al Preikestolen

Subir al Preikestolen desde Stavanger

Subir al Preikestolen

Púlpito desde Stavanger
Refugio preikestolen

Los últimos 500 metros no resultan nada complicados. Hay que superar una zona de pasarelas de madera y, posteriormente, un tramo algo más estrecho, donde el abismo queda a nuestra izquierda. No diría que sea peligroso, ni mucho menos, pero si vais a subir al Preikestolen con niños, merece la pena tener especial cuidado en este último tramo.

Un esfuerzo más y finalmente llegamos a nuestro objetivo: el Preikestolen, el famoso Púlpito de los Fiordos de Noruega, se abre antes nuestros ojos. Se trata de una maravillosa plataforma de planta cuadrada, de unos 25 metros de lado. Puro granito suspendido, milagrosamente, más de 600 metros por encima del Fiordo de Lyse.

Allí realizamos las fotos de rigor, acercándonos al abismo. Hay quien se sienta en el borde, desde luego, pero nosotros somos más precavidos. Es momento para disfrutar del esfuerzo realizado y del momento, aunque la niebla no nos permite gozar plenamente del Púlpito y del Fiordo de Lyse.

Subir al Preikestolen niebla

Tour al Pulpito desde Stavanger
Subir al Preikestolen

Tras tomar un tentempié emprendemos en regreso, que es por el mismo camino. Entre que el trayecto es de bajada y que no paramos tanto para hacer fotografías, se completa en hora y media aproximadamente. En total, habrán sido cuatro horas: dos horas para subir al Preikestolen, media hora en la plataforma granítica y hora y media para bajar.

Aunque hemos comido algo de fruta y barritas energéticas en el Púlpito, nos dirigimos al Preikestolen Mountain Lodge, situado en el mismo párking, para tomar una sopa caliente. Después, y antes de tomar el camino de regreso a Stavanger, aún nos acercamos hasta el lago Revsvatnet.

IMG_3257

IMG_3260

La verdad que subir al Preikestolen desde Stavanger resulta una de las mejores experiencias que se pueden tener en los Fiordos de Noruega. Aunque la climatología no nos haya respetado al 100%, lo hemos disfrutado muchísimo. Sin embargo, espero poderr regresar algún día, esta vez en pleno verano, para tener más posibilidades de gozarlo con un día claro y despejado.

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

CLICA AQUÍ PARA VER TODOS LOS POSTS ACERCA DE NORUEGA

4 thoughts on “Subir al Preikestolen desde Stavanger: uno de los mejores trekking de Noruega.

  1. ¡Qué pasada! Me ha encantado la excursión, cómo lo has contado y las opciones que hay. Creo que lo de hacer noche en Tau es una buenísima idea.
    Me gusta lo bien detallado del camino, pues había visto fotos y relatos en otros blogs, pero no tenía idea de cómo era el paseo hasta allí.
    El lago con esas casas de tejados con hierba no me lo perdería tampoco.
    Muy buenos consejos y muy útiles. Lástima la niebla!
    Un saludo.

    • La verdad, María Jose, es que no hay pérdida posible. En Noruega esto lo tienen muy bien estructurado.
      Un abrazo!

  2. Habíamos vista alguna foto de esta ruta, pero no teníamos mucha información. Últimamente y aprovechando que la peque cada vez aguanta mejor, nos estamos aficionando a realizar y a tener en cuenta este tipo de rutas. Yo creo que nos quedaríamos con la opción organizada en este caso. Y si dices que es posible subir al Preikestolen con niños a partir de 7-8 años, creo que mejor esperaremos unos años. Por cierto, aunque sea obvio, los paisajes son una pasada. Merece la pena sólo por ver esas imágenes en directo. Un saludo 🙂

  3. Gracias a este artículo nos hacemos más a la idea de cómo es la subida hasta el Preikestolen. Llevamos un tiempo pensando en hacer algún crucero por los fiordos noruegos que tenga escala en Stavanger para hacer el trekking desde allí. Igual el año que viene es el definitivo.

    En cualquier caso, tendremos que ponernos un poco en forma para no tardar demasiado en la subida y que el barco se vaya sin nosotros…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *