patrimonio humanidadEn este post os vamos a hablar de los lugares más importantes que ver en Lubeck en una jornada. Visitar Lübeck era uno de los imprescindibles en este viaje al norte de Alemania. No podía ser de otra forma, dado que uno de los motivos que nos han llevado hasta aquí ha sido el de perseguir las huellas de la antigua Liga Hanseática, aquella vieja federación comercial de ciudades alemanas de la Edad Media, que obtuvo buen parte de las bondades del comercio europeo, casi de forma exclusiva. Y es que Lübeck no solo fue una de las más importantes ciudades hanseáticas, si no que en realidad los historiadores sitúan a esta ciudad como la fundacional de aquel movimiento que acabaría agrupando poblaciones como Hamburgo, Bremen, Rostock, Wismar y, posteriormente, Tallin, Danzig (Gdansk) o Riga.

No es extraño, por tanto, que varios de los monumentos que hay que ver en Lübeck hagan referencia a aquellos momentos de esplendor histórico, para una ciudad que había sido fundada en 1143 por Adolfo II de Holstein. Ya a finales del siglo XII y antes del advenimiento de la Liga Hanseática, Lübeck había obtenido el estatuto de Ciudad Libre Imperial algo que, de una u otra manera, mantuvo hasta entrado el siglo XX.

Un segundo dato merece la pena ser tenido en cuenta al visitar Lübeck. La ciudad está íntimamente con hasta tres Premios Nobel. No está nada mal para una población de unos 200.000 habitantes. Los escritores Thomas Mann, nacido en Lübeck, y Gunter Grass (residió en la ciudad durante largosm periodos) ganaron el de literatura, mientras el político Willy Brandt, natural de Lübeck, obtuvo el de la Paz. Tres de los museos que hay que ver en Lübeck hacen referencia a estos tres personajes, aunque la premura del tiempo solo nos permitió visitar el dedicado a Thomas Mann.

Lübeck, cuyo centro histórico está incluido dentro de la lista del Patrimonio de la Humanidad desde 1987, tiene suficientes argumentos para que su visita merezca algo más que una simple excursión desde Hamburgo. Sin embargo, si solo disponéis de una jornada, aprovechadla para disfrutar de la belleza de esta libre y hanseática ciudad.

ALQUILER DE COCHES EN ALEMANIA. Alemania es un país ideal para ser recorrido en coche. Las vías están siempre en perfecto estado y acaba siendo más barato que en tren, que suele tener tarifas bastante caras. Si vas a alquilar, te recomendamos el metabuscador de rentalcars, que ofrece un 15% de descuento. Míralo aquí.

Que ver en Lubeck
Que ver en Lubeck

DONDE DORMIR EN LÜBECK

LUBECK. PARK INN BY RADISSON. Un hotel excelente con una ubicación perfecta, a tres minutos de la estación central de trenes y de la Puerta de Holsten, entrada a la ciudad medieval. Habitaciones amplias y modernas y un muy buen desayuno para un hotel de una de las más prestigiosas cadenas.

QUE VER EN LÜBECK EN 1 DÍA. LAS VISITAS IMPRESCINDIBLES.

Esto es lo que dio de sí nuestra jornada en Lübeck, una ciudad de fácil visita y con un centro histórico de lo más compacto. Os aconsejo que antes de iniciar vuestra visita, obtengáis un mapa en la Oficina de Turismo, que os facilitará el recorrido.

LA PUERTA DE HOLSTEN

Empezamos nuestro recorrido por los lugares más importantes que hay que ver en Lübeck por el más emblemático de todos ellos. La Puerta de Holsten era la más importante de las puertas medievales de la ciudad y tiene tras de si una historia de seis siglos. Se construyó para defender la ciudad cuando esta ya era una importante potencia comercial, gracias a su pertenencia a la Liga Hanseática. Solo que cuando fue terminada, las técnicas militares habían avanzado suficientemente como para que ya no fuera útil en este sentido. De esta manera, se tuvieron que alzar dos nuevas puertas, que fueron demolidas durante el siglo XIX.

La importancia de la Puerta de Holsten como emblema de la ciudad es tal, que el monumento ha sido el protagonista de algún billete de los antiguos marcos alemanes así como de las monedas de dos euros. Eso sí, estas últimas en una versión para coleccionista.

Aprovechamos para visitar el interior del la Puerta de Holsten, donde existe un museo donde se explica un poco la historia de la puerta, de la ciudad como puerto comercial durante la Edad Media y de la Liga Hanseática. Eso sí, el gran museo que hay que ver en Lübeck en relación a la Liga Hanseática lo veremos bastante más adelante.

Que ver en Lubeck

IMG_5925

ALMACENES DE SAL

Justo a la derecha de la Holsten Tor encontramos un conjunto de edificios que desempeñaban las funciones de almacén de sal. Se trata de edificios de ladrillo, tan habituales en el norte de Europa. En la actualidad han sido reconvertidos en centro comercial, pero la verdad es que la fotografía desde la otra orilla del canal que rodea la ciudad medieval merece mucho la pena.

Que ver en Lubeck

IGLESIA DE SAN PEDRO.

Son varias las iglesias del centro histórico que hay ver en Lübeck. Casi todas están cortadas por un mismo patrón: se trata de templos bastante monumentales, con una o dos torres, casi todos de estilo gótico y edificados en ladrillo.

El primero que visitamos es San Pedro. Y lo primero que nos llama la atención es la existencia de un bar dentro de la misma iglesia. Pensamos que asistir a misa debe ser, así, un poco más entretenido, aunque luego nos enteramos que no es cosa de los luteranos si no de que la iglesia ha sido desacralizada.

Lo mejor, en cualquier caso, es subir a la torre (no os apuréis, para ello hay un ascensor), para tener unas fantásticas vistas de toda la ciudad histórica, con la Puerta de Holsten, casi en primer plano.

IMG_5936

Imprescindibles de Lubeck

LA CATEDRAL DE LÜBECK.

No más de cinco minutos separa San Pedro de la Dom. Es decir, la catedral de Lübeck. Se trata de uno de los imprescindibles de Lübeck, aunque los comerciantes, en realidad los verdaderos amos y señores de Lübeck durante su época de máximo esplendor de la ciudad, preferían la iglesia de Santa María, que visitaremos más tarde.

Lo que más nos gusta en la Catedral, una iglesia de tres naves con un pequeño claustro, son las capillas laterales adjuntas a la nave derecha, que ya corresponden al barroco. Hay que tener en cuenta que esta iglesia debió ser reconstruida tras los terribles bombardeos del Domingo de Ramos de 1942, durante la Segunda Guerra Mundial. Los vitrales, por ejemplo, son de lo más moderno.

IMG_5971

IMG_5966

LAS CASA MUSEO DE GUNTER GRASS Y WILLY BRANDT.

Entre los varios museos que hay que ver en Lübeck destacan los tres que están dedicados a tres hijos de la ciudad que fueron galardonados con el Premio Nobel. Me refiero a los escritores Gunter Grass (este, en realidad, nacido en Danzig) y Thomas Mann, que ganaron el Premio Nobel de Literatura, y al político Willy Brandt, que hizo lo propio con el de la Paz de 1971. No está mal para una ciudad más bien pequeña, de poco más de 200.000 habitantes.

Buscamos Konigstrasse que se sigue por Grosse Burgstrasse para ir a buscar Burgtor, otra de las puerta monumentales. De esta manera acabamos pasando por delante de las dos casas museo que, por desgracia, no tendremos tiempo de visitar. Una pena. Sí que visitaremos, después, la Casa Museo de Thomas Mann.

Antes de llegar a Burgtor pasamos por delante de una precioso edificio de ladrillo que corresponde al Hospital del Espíritu Santo, que fue uno de los primeros de Europa, pues fue alzado a finales del XIII.

La Puerta Burgtor, ahora así, es bastante menos espectacular que la Puerta de Holsten y ha sido modificada en varias ocasiones. Fue edificada en estilo gótico tardío, también en ladrillo, y era conocida como la Puerta del Castillo, pues era aquí donde se alzó el Castillo Medieval de Lübeck que no ha llegado a nuestros días. Aunque bastante modificada, esta puerta es del siglo XV.

Que ver en Lubeck

MUSEO EUROPEO DEL HANSA

Como dije antes, entre los varios museos que hay que ver en Lübeck destaca este modernísimo Museo Europeo del Hansa. Se trata de una visita indispensable para todo aquel interesado en la historia y, particularmente, en la Liga Hanseática.

Como comenté durante la introducción, la Liga Hanseática fue una importantísima alianza comercial de distintas ciudades del norte de Alemania, que les permitió expandir las redes mercantiles a lo largo y ancho del continente europeo. Sus tentáculos llegaron hasta lugares tan dispares como Rusia, Suecia, Francia o Inglaterra, creando una serie de kontors, que no era más que ciudades donde se les permitía negociar bajo una condiciones ventajosas.

Ello permitió, no solo el intercambio comercial y el enriquecimiento de las ciudades de la Liga Hanseática, como Bremen, Lübeck o Hamburgo, si no el intercambio de materias primas pero también ideas en lo social, entre las distintas sociedades europeas de la Edad Media.

Pues bien, este Museo del Hansa nos muestra, de forma muy interactiva, qué era el Hansa, con qué comerciaba y la importancia histórica y económica que tuvo en la sociedad medieval. De verdad es que se trata de uno los lugares imprescindibles de Lübeck, y en el que deberéis invertir, al menos, una hora y media de vuestro tiempo. Eso sí, deberéis manejaros bien con el inglés.

IMG_5981

DONDE COMER EN LÜBECK. SCHIFFERGESELLSCHAFT.

Se trata de uno de los restaurantes más conocidos de Lúbeck. Una auténtica institución dentro de la ciudad y con una larga historia a sus espaldas. Se sitúa en la que era la sede la Cofradía de los Capitanes, que había sido fundada durante el primer tercio del siglo XVI y la verdad es que tiene una decoración de lo más bonita, con vitrales, mucha madera y un montón de maquetas de barcos colgando del techo. La comida, también resulto de lo más apetitosa.

IMG_5985

CASA MUSEO DE THOMAS MANN. BUDDENBROCK.

Otro de los museos que hay que ver en Lübeck es conocido como Buddenbrockhaus. El nombre hace referencia a la más famosa de las novelas escritas por el galardonado ganador del Premio Nobel de Literatura Thomas Mann, hijo de esta ciudad.

El museo se ubica en una casa muy antigua, que fue comprada por los padres de Mann. Por una parte se recrean los escenarios de la novela Buddenbrock, que sucede en Lübeck aunque el libro no cita jamás la ciudad, y por otra, explica aspectos biográficos del citado autor.

Que ver en Lübeck
IMG_5991

IGLESIA DE SANTA MARÍA.

La última de las iglesias imprescindibles que hay que ver en Lübeck es la de Santa María, adyacente a la plaza del ayuntamiento. Era la favorita de los mercaderes de la ciudad, auténticos amos y señores de Lübeck, y poco tenía que envidiar a la Catedral en cuanto a tamaño. Nuevamente nos encontramos frente una iglesia de ladrillo, de estilo gótico. Su nave central es altísima y llega hasta los 38.5 metros de altura. Según parece, un récord para una iglesia de ladrillo. Sin embargo, lo que más nos gusta es el precioso reloj astronómico.

Que ver en Lübeck
Reloj astronómico de Lubeck

AYUNTAMIENTO DE LÜBECK.

Casi que llegamos al fin de esta ruta que nos ha llevado por los lugares más bonitos que hay que ver en Lübeck. En la plaza del Ayuntamiento nos encontramos, claro está, la Casa Consistorial de la ciudad. Se trata de un edificio precioso, muy al estilo centroeuropeo. Sabemos que la Sala de Audiencias es preciosa, pero solo se visita en tours guiados en alemán y no nos cuadra para nada con nuestros horarios, de manera que tenemos que renunciar a ella.

Visitar Lubeck
IMG_5951

EL MAZAPÁN DE LÜBECK. CAFE NIEDEREGGER.

Un última visita que no puede faltar en Lúbeck es la del Cafe Niederegger, que queda justo enfrente del ayuntamiento. Se trata de una auténtica institución en la ciudad, como si del Sacher de Viena o el New York de Budapest se tratara. Además, es aquí donde se debe degustar una de las especialidades de la ciudad: el mazapán. Desde luego, quien no le guste el mazapán tiene muchas otras opciones, pero en Niederegger preparan el delicioso mazapán de mil y una formas, entre las que destacan, claro está, un buen número de tartas. Incluso su capuccino tiene sabor a mazapán. Lo cierto es que tanto la tarta de chocolate y mazapán como el citado capuccino están verdaderamente deliciosos, de manera que no puedo si no recomendaros que os toméis un respiro entre las visitas a los museos y monumentos más importantes que hay que ver en Lübeck, para disfrutar de esta verdadera especialidad local.

Por cierto, en el segundo piso de esta cafetería-confitería se ubica un pequeño museo donde se explica la historia del mazapán. Es de libre acceso, de manera que no os lo podéis perder.

IMG_5997

Bueno, y hasta aquí dio de si nuestra visita a Lübeck, una ciudad que os va a encanar y llena de lugares de interés.

Que ver en Lubeck

Suscríbete al blog


Puedes darte de baja en cualquier momento haciendo clic en el enlace al pie de página de nuestros correos electrónicos. Para obtener información sobre nuestras prácticas de privacidad, visita nuestro sitio web.

Usamos Mailchimp como nuestra plataforma de newsletters. Al hacer clic a continuación para suscribirte, aceptas que tu información será transferida a Mailchimp para su procesamiento. Obtén más información sobre las prácticas de privacidad de Mailchimp aquí.

¿Qué te ha parecido el artículo?


0 de 5.0 (0)

Comentarios:

6 comentarios en “Que ver en Lübeck en 1 día. Viaje al corazón de la Liga Hanseática.


24 de febrero de 2019

Lübeck parece un lugar precioso. Por las fotos que nos enseñas, es el tipo de pueblo medieval y con mucho encanto, de los que me gustan visitar. Pero leyendo tu post me ha surgido una duda, lo de la liga hanseática es exclusiva de Alemania?, porque recuerdo que en Noruega, concretamente en Bergen, también estaba la liga hanseática…igual me estoy liando..

    27 de febrero de 2019

    No, Netikerty. La liga Hanseática la formaron también otras ciudades de fuera de la Alemania actual. Y luego, había los kontors, que eran como mercados ubicados en otros países, que comerciaban con las ciudades de la Liga Hanseática.

25 de febrero de 2019

¡Qué chula la puerta Holsten! Y la catedral no digamos. Esa parte del norte de Alemania no la conozco nada de nada, no sé por qué pero siempre me he decantado más por el sur… Desde luego, va tocando volver porque ¡hay tanto para ver! Apuntadísimo. Un abrazo

    27 de febrero de 2019

    Así es Patricia. Yo creo que la Puerta de Holstein es una de las puertas medievales más bellas de Europa. ¡Tienes que visitar el norte de Alemania, Patri! Tiene lugares con mucho encanto, también.

25 de febrero de 2019

Sin duda nos has descubierto una ciudad para visitar que no entraba en nuestros planes. La puerta de Holsten me ha conquistado. Alemania la tenemos muy pendiente 😉

Saludos

    27 de febrero de 2019

    Nosotros llevábamos un tiempo queriendo visitar la tríada Hamburgo, Bremen, Lubeck, y la verdad es que nos ha encantado, Margalliver. Si tienes la oportunidad, no lo dudes!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La empresa trata tus datos para facilitar la publicación y gestión de comentarios. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, supresión y oposición, entre otros, según nuestra Política de privacidad.