Visitar el Castillo de Cracovia es otro de los imprescindibles de la que fuera capital de Polonia en época medieval. Era desde el Castillo de Cracovia, también conocido como Castillo de Wawel por situarse en la colina homónima, donde se situaba el poder civil y religioso del estado.

No es de extrañar, por tanto, que aquí se ubique tanto el Palacio Real de Cracovia como el templo religioso más importante del país: la Catedral de Wawel. De hecho, el Castillo de Cracovia supone el punto final de la que es conocida como Vía Real de Cracovia, que era la ruta que realizaban los monarcas polacos el día de su coronación. Era, precisamente, en la Catedral de Wawel donde eran coronados los reyes polacos hasta el siglo XVIII

El Castillo de Cracovia, sin embargo, no responde a lo que habitualmente conocemos como un castillo. En cierta manera, pasa exactamente igual que en el Castillo de Praga del que ya hemos hablado. Se trata de un conjunto de edificios de carácter tanto religioso como civil que suponían la cúspide de los poderes del estado medieval. Además, al igual que el conjunto de la capital checa, el Castillo de Cracovia se sitúa en lo alto de la colina que domina la ciudad, que es de muy fácil acceso desde el centro histórico y que es conocida como Colina de Wawel.

Vais a requerir un máximo de un par de horas para visitar el Castillo de Cracovia. A no ser que queráis deleitaros mucho en los distintos museos. En este post os vamos a contar algunos de los lugares más importantes que hay que ver en el Castillo de Cracovia.

Si vas a visitar Cracovia, igual te puede interesar realizar una visita guiada al Castillo de Cracovia en español. Tiene una duración de una hora y media y comprende las entradas a la Catedral de Wawel y a la Cueva del dragón. Es muy barata y se contrata aquí.

Qué ver en el Castillo de Cracovia
Castillo de Cracovia

QUÉ VER EN EL CASTILLO DE CRACOVIA.

CATEDRAL DE WAWEL

Lo habitual es acceder a la Colina del Castillo de Cracovia por una larga pendiente que rodea la colina. No hay una puerta de entrada como tal en el castillo, si no que acceso se ubica al pasar entre dos edificios, uno de los cuales es claramente uno de los torreones defensivos que circundaba la fortaleza en la época medieval.
Justo antes, tenéis unos muy buenos miradores sobre el río Vistula, que queda justo por debajo del castillo. El primer gran edificio que veréis a la izquierda es la Catedral de Wawel, la más importante del país y uno de los lugares que hay que ver en Cracovia de forma imprescindible.

La Catedral de Wawel es una auténtica amalgama de estilos. No podría ser de otra forma para un templo que tiene 1000 años de historia, aunque el edificio actual es del siglo XIV. Está dedicada a San Estanislao y San Wenceslao y su estilo principal u original es el gótico, con tres naves, deambulatorio, transepto y ábside. El conjunto de capillas laterales son ya de época renacentista y fueron añadidas posteriormente. Muchas de ellas se pueden ver desde la fachada sur del templo, que es la que da a la plaza. Desde aquí, la catedral resulta de lo más ecléctica.

Como dije ya, la Catedral del Wawel era el lugar de coronación de los monarcas polacos, a la par que se convirtió en Panteón Real. Uno de los hitos de la iglesia es, desde luego, la preciosa y renacentista Capilla de Segismundo, del primer tercio del siglo XVI, dedicada a Segismundo I y Segismundo II. Sin embargo, la mayoría de monarcas polacos fueron enterrados en la Cripta de la Catedral, junto a otros héroes de la nación polaca.

Otro punto especialmente querido por los polacos es la Campana de Segismundo, que se localiza en lo alto de la Torre de Segismundo. Esta campana tiene casi 5 siglos de historia a sus espaldas y un peso de 12 toneladas.

La entrada general a la catedral es gratuita. Sin embargo, sí que hay que pagar por el acceso a la cripta y a las distintas capillas que en su conjunto forman el Panteón Real. Si contratáis una visita guiada a la Colina del Castillo, en español, está incluida la entrada a la catedral (también a la Torre) y a la Cueva del dragón, de la que luego os hablaré.

Si vas a viajar a Cracovia en las próximas fechas quizá te interesen también los artículos más leídos sobre Cracovia en este blog:

Qué ver en el Castillo de Cracovia

PALACIO REAL DE CRACOVIA

Tras visita la Catedral pasamos por un portalón que queda por debajo de un edificio pintado de color rosa y con ventanas renacentistas, y que da acceso al Palacio Real de Cracovia. De hecho, nos ubicamos justo en el patio renacentista del Palacio. Alrededor nuestro queda la edificación palaciega, de tres pisos. En la planta baja y la primera, destacan los arcos de medio punto sobre columnas. En la planta superior, la galería corrida con columnas y bajo cubierta. Encontramos, en este punto, restos de la pintura original, aunque más bien poca. Y es que el Palacio Real de Cracovia fue abandonado cuando la capitalidad fue traspasada a Polonia.

En la actualidad, el Palacio Real de Cracovia está dividido en varios museos. Algunos muestran los antiguos y suntuosos Salones de Estado y Apartamentos Reales, con tapices, pinturas y muebles de la época (estas últimas solo pueden conocerse mediante una visita guiada). Sin embargo, no os penséis que vais a visitar aquí el típico palacio real barroco, repleto de dorados y estucos, porque no es así.

Otras zonas están dedicadas al Tesoro y la Armería y a una exposición que nos muestra cómo era la Colina del Castillo hace 1000 años (la exposición Wawel Perdido).
Os dejo la web del Palacio Real con horarios y precios, pero ya os sigo que a no ser que dispongáis de muchos días para visitar Cracovia, mejor que dediquéis vuestro tiempo a otros menesteres y os conforméis con la visita exterior del patio del Castillo.

Palacio Real de Cracovia
Castillo de Cracovia
Qué ver en el Castillo de Cracovia

LA CUEVA DEL DRAGON

Otro de los lugares que hay que ver en el Castillo de Cracovia es la Cueva del Dragón. Ya sabéis que las leyendas sobre dragones que atemorizaban las poblaciones son propias de distintos civilizaciones y pueblos. Pues bien, parece que Cracovia también disponía de su dragón. No os voy a explicar la leyenda entera, aunque sí que os diré que termina con el dragón bebiéndose toda el agua del Vístula y reventando.

La cuestión es que desde el Castillo de Cracovia podemos penetrar en las entrañas de la colina de Wawel, en lo que es la Cueva del Dragón, para salir justo a orillas del río Vístula. Es algo que gusta especialmente a los niños, pero lo cierto es que es una muy buena manera de abandonar este lugar. A la salida de la cueva toca fotografiarse con la estatua que representa el famoso dragón de Cracovia.

IMG_4624
IMG_4627
Y esto es lo que da de si la visita al Castillo de Cracovia, un lugar de imprescindible visita durante vuestra estancia en la más bonita de las ciudades de Polonia.

Suscríbete al blog


Puedes darte de baja en cualquier momento haciendo clic en el enlace al pie de página de nuestros correos electrónicos. Para obtener información sobre nuestras prácticas de privacidad, visita nuestro sitio web.

Usamos Mailchimp como nuestra plataforma de newsletters. Al hacer clic a continuación para suscribirte, aceptas que tu información será transferida a Mailchimp para su procesamiento. Obtén más información sobre las prácticas de privacidad de Mailchimp aquí.

¿Qué te ha parecido el artículo?


0 de 5.0 (0)

Comentarios:

6 comentarios en “CASTILLO DE CRACOVIA. El poder civil y religioso de la Polonia medieval.


27 de febrero de 2019

Pues da bastante de sí la visita al castillo!
Muchas gracias por narrarlo tan bien. Tengo muchas ganas de visitar Cracovia. Sin duda iremos por allí!!

    27 de febrero de 2019

    Muchas gracias, Naiara. La ciudad te va a encantar. Te está esperando!
    Un beso.

27 de febrero de 2019

Cracovia es una de mis ciudades (sin contar las grandes) favoritas de Europa. Recuerdo nuestra visita con mucho cariño, pero nosotros, no se bien porqué, no visitamos la cueva del dragón. Nos hablaron de la leyenda del dragón y nos enseñaron la estatua del mismo, pero la guía no nos llevó a la cueva….le tengo ganas a la ciudad….me gustaría volver….pero en invierno

    27 de febrero de 2019

    Estamos totalmente de acuerdo, Héctor. Para nosotros es también una de las ciudades más bellas. La verdad es que la cueva quedaba un pelín escondida. Si no te contaban donde quedaba, podías perdértela.
    Un abrazo!

1 de marzo de 2019

Nos gusta leer tu blog porque no sólo encontramos datos prácticos para planificar nuestros viajes sino también algo de historia y experiencia personal en tus relatos.
No conocemos Cracovia, pero cuando vayamos, ten por seguro que nos llevaremos bien guardado este post en el móvil. ??

Saludos.

    7 de marzo de 2019

    Muchas gracias chicos. Cracovia es una ciudad con mucho encanto. Seguro que os gustará muchísimo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La empresa trata tus datos para facilitar la publicación y gestión de comentarios. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, supresión y oposición, entre otros, según nuestra Política de privacidad.