NUEVA YORK. Misa Góspel en Harlem.

Acudir a una Misa Góspel en es casi una cita ineludible si se visita la ciudad de los rascacielos. El Góspel es un género musical de tipo espiritual y religioso surgido a partir del siglo XVIII en el seno de las comunidades afroamericanas de . Aunque inicialmente se inició como complemento de las misas protestantes y evangélicas, la popularidad de góspel americano ha ido en aumento con el paso del tiempo, de manera que en la actualidad los coros góspel se reparten por todo el mundo y la interpretación de este género musical va más allá de lo puramente religioso.

Sin embargo, una cosa es acudir a un concierto de góspel (con sus distintas variantes, como el góspel blues o el góspel negro) y otra muy diferente, asistir a una misa góspel dominical en alguna de las iglesias evangélicas. Y nada mejor que hacerlo en el barrio de Harlem, donde las posibilidades se multiplican.

DÓNDE ASISTIR A UNA MISA GÓSPEL Y ALGUNAS COSAS A TENER EN CUENTA.

Son varias las iglesias evangélica y luteranas que programan misas góspel cada domingo. Nosotros acudimos a la Abyssinian Baptist Church. Sin embargo, otros viajeros han acudido a la celebración dominical de la Greater File Chapel Baptist o la Bethel Gospel Assembly.

Lo primero que hay que en cuenta es que no se trata de espectáculos, si no de celebraciones litúrgicas. Es decir, hay que acudir a las misas góspel de Harlem con el respeto que se merecen. Muchas de las iglesias admiten turistas, aunque no todas ellas ni en todas las sesiones, por lo que haréis bien en informaros bien en el momento de vuestra visita (ya que esto puede cambiar en cualquier momento). En la Abyssinian Baptist Church, por ejemplo, se puede asistir a la Misa Góspel de las 11.30, pero no a la de las 9 de la mañana. Además, tenéis que tener en cuenta la existencia de un cierto código de vestimenta. Vais a ver que los feligreses se visten de domingo para asistir al que para ellos es el momento más sagrado de la semana. No se os ocurra presentaros a la iglesia con bermudas y chanclas porque probablemente no os dejen entrar.

En nuestro caso, cuando asistimos a la misa dominical de la Abyssinian Baptist Church nos dirigimos al punto de encuentro que se ubica fuera de la iglesia. Desde allí, nos situaron en la gradería superior de la iglesia, que es la zona reservada a los turistas. Es decir, los feligreses y los visitantes foráneos no suelen mezclarse en esta iglesia. Además, merece la pena comentar que la entrada no está garantizada en Abyssinian Baptist Church, si no que los asientos se reparten según vayan llegando los turistas. Nosotros llegamos antes de las 11 de la mañana para asistir a la misa Góspel de las 11.30 y fuimos de los últimos en ser admitidos.

También tenéis que tener en cuenta que en la mayoría de misas góspel de Harlem no están permitidas la toma de fotografías o las grabaciones en video, ni tampoco entrar a los oficios con mochilas.

Como os comentaba, hay dos manera de asistir a una misa góspel. La primera es por vuestra cuenta. En este caso os aconsejo que lleguéis al menos una hora antes, a fin de minimizar el riesgo de que la zona dedicada a los turistas esté llena. La segunda es mediante un tour organizado por Harlem que termine en una misa Góspel. En este caso, os aseguraréis la asistencia.

Si vas a viajar a Nueva York te puede interesa leer nuestro post acerca de los lugares que hay que ver en Nueva York de manera imprescindibles. Es una guía con las visitas que no te puedes perder en esta maravillosa ciudad.

CÓMO ES UNA MISA GÓSPEL EN HARLEM.

Merece la pena saber que las misas góspel son muy largas, de manera que vais a tener que estar unas tres horas en vuestro asiento. Es habitual que empiecen con varias canciones góspel que se van sucediendo y que son cantadas por el coro de la congregación. La verdad es que se trata de momento un realmente muy emocionante. Los integrantes del coro vas vestidos con túnica de color granate y se sitúan por detrás del altar, en una posición elevada. Se distribuyen en tres o cuatro hileras. Justo al lado del altar se sitúa un pianista, que es quien acompaña al coro. Además, los feligreses acompañan el ritmo de muchas de las canciones mediante palmadas.

Os dejo con una grabación de Youtube para que os hagáis una idea.

Aunque la mayoría de canciones son cantadas en coro, algunas las interpreta un solista o por un dueto. Durante algún momento de la misa góspel se pide la colaboración que, aunque es voluntaria, merece la pena atender.

La parte de los sermones, como también en las misas católicas, tiene también su importancia. Los feligreses atienden con especial respeto el sermón del pastor, aunque para los visitantes se trata del momento más pesado. Sin embargo, la sensación es que se trata de un sermón como más ameno. Incluso, en algunos puntos, los feligreses parecen interpelar con el pastor.

Nos llamó la atención durante la misa góspel a la que asistimos nosotros que, en un momento dado, empezaron a sumergir a feligreses en una suerte de pila bautismal que hay junto al altar. Suponemos que se trataba de la ceremonia del bautismo, aunque la verdad es que se nos escapó un poco el concepto.

La verdad es que, aun con una duración de tres horas, asistir a una misa Góspel de Harlem se convierte en uno de los momentos más emocionantes de cualquier viaje a Nueva York, de manera que ya sea asistiendo a una celebración por vuestra cuenta o dentro de un recorrido dominical organizado por Harlem, merece mucho la pena que no os la perdáis.

NOTA: durante la misa góspel no se permiten tomar fotografías. La foto de portada esta tomada de NY Times.

CLICA AQUÍ PARA LEER TODOS LOS POSTS DE NUEVA YORK

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *