FATEHPUR SIKRI. La ciudad fantasma de la India.

Fatehpur Sikri, es una población abandonada situada a solo 20 kilómetros de Agra, la ciudad donde se puede visitar el famoso Taj Mahal. Se localiza, en realidad, en el trayecto entre Jaipur, la ciudad rosa, y Agra.

Fatehpur Sikri fue el sueño del Emperador mogol Akbar. Fue construida entre 1571 y 1585, como auténtica ciudad palaciega, con la idea de que se convirtiera en la capital del Imperio Mogol. Y así fue durante unos catorce años, que fue lo que duró Fatehpur Sikri como capital imperial, antes de que esta ciudad sucumbiera a la falta de agua, fuera abandonada y pasará a dormir, por siempre más, el sueño de los justos.

La cuestión es que Fatehpur Sikri, la ciudad palaciega de Akbar que había sido dotada de todo tipo de edificaciones civiles y religiosas que la convertían en una ciudad urbanísticamente modélica, fue abandonada, pero jamás destruida. De esta manera, esta ciudad edificada en piedra arenisca rojiza puede visitarse tal como hubiera sucedido en el último tercio de siglo XVI. La Unesco incluyó la ciudad de Fatehpur Sikri dentro de la lista del Patrimonio Mundial en 1986.

Si vas a viajar a la India te puede interesar el procedimiento para OBTENER EL VISADO A LA INDIA. Actualmente ya no es necesario acudir al consulado de tu país. En este post te explicamos cómo tramitar el Visado a la India en 10 minutos.

Que ver en Fatehpur Sikri

QUE VER EN FATEHPUR SIKRI.

Estos son algunos de los edificios más significativos que hay que ver en Fatehpur Sikri.

BULAND DARZAWA, LA PUERTA IMPERIAL.

Una puerta espectacular que daba entrada a esta ciudad construida casi enteramente en arenisca. El Emperador Akbar mandó que fuera edificada tras la conquista de Gujarat, en 1573. Se accede a ella tras subir 42 escalones.

Puerta de Fatehpur Sikri

JAMA MASJID, LA MEZQUITA DEL VIERNES.

Toda ciudad dominada por el Imperio Mogol debía disponer de su mezquita mayor o del Viernes. Se trata de uno de los edificios que mejor han llegado a nuestros días. Se accede al patio del templo a través de la Buland Darzawa. De hecho, es precisamente el patio de la mezquita lo que ocupa el 80% del recinto. En medio del espacio, rodeado por cuatro galerías con arcadas, se sitúa un pabellón, que primero pensábamos que hacía las funciones de fuente de las abluciones, pero que en realidad resulta la tumba de un santón, del que luego hablaré.

La sala de oraciones, sin embargo, es bastante pequeña y mucho más alargada que profunda, recordando bastante a la Jama Masjid de Delhi, que fuera construida por el también Emperador mogol Sha Jahan, más de medio siglo más tarde. Lo cierto es que hay bastantes fieles dentro de esta sala de oración. Unos rezando, pero muchos otros tumbados, descansado o directamente durmiendo, algo que se repitió en casi todas las mezquitas que visitamos en la India.

Mezquita de Fatehpur Sikri
Mesquita_04
Mesquita_03

TUMBA DE SALIM CHRISTI

Es el pabellón de color blanco que se sitúa en medio de la Jama Masjid de Fatehpur Sikri. Está tumba está considerada uno de los mejores ejemplos del arte mogol de la India. Salim Christi fue un santo sufí que falleció en 1572. Ocho años más tarde le dedicaron este mausoleo en medio de la mezquita, edificado en mármol y culminado por una reluciente cúpula semicircular. Por lo visto, quien ata un hilo en la suerte de celosía que rodea el mausoleo ve cumplidos sus deseos. Isa no duda ni un momento y cumple con el ritual.

Fatehpur Sikri

IMG_0163

EL PALACIO DE JODHA BAI.

No todo son edificios de carácter religioso en esta ciudad. De hecho, varias de las construcciones que hay que ver en Fatehpur Sikri tienen carácter civil. Uno de ellos es el Palacio Jodha Bai, que es el más importante de la ciudad.

El Palacio de Jodha Bai, al que se accede por una gran entrada situada en el lado este, fue destinado a residencia de las distintas esposas del Emperador Akbar, de manera que a menudo se conoce como el Harem de Fatehpur Sikri. Como todos los grandes edificios de esta ciudad fantasma, fue edificado en arenisca rosa.

Que ver en Fatehpur Sikri
IMG_0149

LAS SALAS DE AUDIENCIAS.

Como después veremos en el Fuerte de Agra y ya vimos en el Fuerte Rojo de Delhi, el  Emperador recibía a los visitantes más importantes en su salón de audiencias, pero también a sus propios consejeros. El Diwan-i-Khas o pabellón de las audiencias privadas es realmente bello, dispuesto en dos pisos y culminado con cuatro torreones con cúpula semicircular en cada uno de sus cuatro esquinas.

El Diwan-i-Aam, sin embargo, es un pabellón que dispone de un amplio patio y que se utilizaba para las audiencias públicas del Emperador Akbar.

Fatehpur Sikri

CASA DE MARYAM O DE LA ESPOSA CRISTIANA.

Según parece, Akbar quiso unificar las distintas religiones, de manera que cuenta una leyenda que tomó cuatro esposas de cuatro religiones diferentes. María, fue una de ellas. Se trataba de una chica cristiana de origen portugués. La cuestión es que ésta disponía de su propio palacete, que alberga unas interesantes pinturas en su interior. Sin embargo, no se sabe si esta esposa cristiana llegó a existir en algún momento.

EL PANCH MAHAL.

Otro de los edificios más curiosos que hay que ver en Fatehpur Sikri es el Bagdir o Panch Mahal, edificado también en arenisca rosada y que dispone de cinco pisos superpuestos, cada uno de ellos más pequeño que el anterior y edificados en forma de galerías abiertas. El quinto y último se cierra con una cúpula semicircular. Podemos penetrar en la planta baja de este Panch Mahal, para pasear entre un verdadero bosque columnado, compuesto por 84 columnas.

La verdad es que el tiempo se pasa rápido en Fatehpur Sikri, paseando entre pabellones, palacetes y estanques, como el conocido como Anup Talao, en cuyo centro se sitúa una plataforma rodeada de una balaustrada.

IMG_0139
IMG_0140

Sin embargo, y como comentamos, lo cierto es que tanta construcción le duró bien poco al Emperador Akbar, quien gobernó el Imperio Mogol entre 1556 y 1605. La falta de agua convirtió en inviable su ciudad-palacio, debiendo ser abandonada a los catorce años de ser edificada. Sin embargo, y quizá por este motivo, la ciudad de Fatehpur Sikri se convirtió en algo así como lo que debió ser la ciudad ideal según la mentalidad mogol. Hoy en día, es una visita imprescindible en un viaje al Norte de la India; una parada obligada entre Jaipur y Agra.

CLICA AQUÍ PARA LEER TODOS LOS POSTS SOBRE LA INDIA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *