ESTUAIRE. Un recorrido de arte entre Nantes y Saint Nazaire.

Estuaire es un recorrido de Arte contemporáneo que se localiza en la y Saint Nazaire, localidad situada en las desembocadura del río Loira. Ambas ciudades están separadas por unos 60 kilómetros.

Como decía, a lo largo del trayecto entre estas dos localidades se han alzado una serie de proyectos de arte contemporáneo. Concretamente, se invitó a un buen número de artistas a que pensaran en una obra de arte que supusiera la conjunción entre el paisaje, el arte y el río. La verdad es que el resultado es de lo más curioso y permite conocer un número de obras de lo más variopintas y que, muy a menudo, resultan de difícil interpretación. En total se pueden visitar 30 obras. Una docena se ubican en la misma ciudad de Nantes. La mayoría, las encontramos en el trayecto entre Nantes y Saint Nazaire. Y las 2 últimas, en esta última población.

CÓMO VISITAR LAS OBRAS DE ESTUAIRE.

EL COCHE. Lo más cómodo. Podéis conseguir un mapa en la oficina de turismo, donde se expone donde se localiza cada una de las 30 obras del recorrido. Hay que empezar por la orilla norte del Loira. Piosteriormente, cruzar a la sur con el transbordador gratuito de Couëron, para seguir por la ribera sur hasta Saint Nazaire. Una vez en esta ciudad de la desembocadura del Loira, cruzaréis a la orilla norte por el Puente de Saint Nazaire, para regresar a Nantes.

EN BICICLETA. El recorrido es muy agradable, siguiendo el Canal de Martiniére, en la orilla sur, aunque bastante largo y queréis llegar hasta Saint Nazaire.

EN CRUCERO. La embarcación tarda 2.5 horas en llegar a Saint Nazaire. Se regresa en autobús. Solo de abril a octubre.

Si vas a visitar Nantes igual te interesa leer nuestro post acerca de los visitas más importantes que ver en Nantes en 2 días. Es una guía con las visitas imprescindibles de la ciudad.

ALGUNAS DE LAS OBRAS DEL ESTUAIRE, EN NANTES.

Os voy a presentar algunas de las obras más curiosas del . Procuraré hacer las menos interpretaciones posibles, porque la verdad es que se me escapa bastante. Creo que lo mejor es disfrutar de ellas sin más, sin necesidad de buscarles tres pies al gato.

L’ABSENCE, de Atelier Van Lieshhout.

Una gran escultura de color azul chillón que recuerda, por aspecto y color, el tan popular slime con que juegan los niños en la actualidad. Como dije, la interpretación, si la hay, es libre, de manera que os la dejo a vosotros. En cualquier caso, el lugar se ha convertido en un bar de la Escuela Superior de Arquitectura.

Estuaire Nantes

AIR, de Rolf Julius.

Una obra auditiva y no visual, junto al llamativo edificio Manny. Al pasar por este lugar, al viajero se le abre un universo audible, con aves, repiques metálicos y otros sonidos que emergen del suelo.

Estuaire Nantes

MÈTRE A RUBAN, de Lilian Bourgeat.

Esta obra se ubica en el patio de una empresa que se dedica al a la venta de viviendas y edificaciones y a construir proyectos inmobiliarios y fue diseñada a propuesta de la misma compañía, Aethica. Que mejor que una gran cinta métrica que se sube por las paredes desbordando su propio patio.

IMG_9080

RÉSOLUTION DES FORCES EN PRÉSENCE, de Vincent Mauger.

Otra obra de difícil interpretación esta que se ubica a orillas del río, donde en su momento se ubicaban los astilleros de Nantes. Lo que más nos recuerda es el esqueleto de un gran animal. Incluso, quizá, un puerco espín. Pero, ¿qué más da lo que sea? La verdad es que la obra luce muchísimo, particularmente en días soleados como hoy.

Estuaire Nantes

LES ANNEAUX, de Daniel Buren.

18 anillos situdos en la Isla de Nantes, a orillas del río, y que nos prometen una conjunción entre el arte y el propio río. Los anillos se iluminan de noche.

Estuaire Nantes

ALGUNAS OBRAS DEL ESTUAIRE, ENTRE NANTES Y SAINT NAZAIRE.

LA CASA DENTRO DEL LOIRA, de Jean-Luc Courcoult.

Pues eso, una casa a medio hundirse en medio del río Loira, como si de una barco a la deriva se tratara. Por la noche, la luz permanece abierta en una de las habitaciones. Lo curioso es que la casa original se puede visitar en Lavau-Sur-Loire. De hecho, así lo hicimos (es la segunda foto) y hasta nos tomamos un café. Dicen que la propietaria elabora unas galettes y creps deliciosas.

Estuaire casa en el Loira

IMG_8920

MISCONCEIVABLE, de Erwin Wurm

El Canal de la Martiniére fue creado para salvar parte del Río Loira, en una zona donde habitualmente se acumula arena y resultaba proclive al embarrancamiento de las grandes navíos. Posteriormente, la idea de abandonó y el canal se convirtió en cementerio de embarcaciones.

Actualmente, todo el camino que queda junto al canal resulta ideal para ser disfrutado con tranquilidad, en una maravilla de paisaje que resulta de lo más relajante, con el canal en primer término y las vacas pastando durante buena parte del recorrido.

En medio de ello, surge un bote, de 9 metros de eslora, que parece querer escapar del cementerio que supone el canal para buscar su espacio en el gran río.

Nosotros encontramos el navío en restauración. En la segunda imagen (©G.Maccarinelli), os pongo la foto de la situación en que suele estar.

Estuaire de Nantes

Erwin Wurm, Misconceivable, Canal de la Martiniere, Le Pellerin, creation perenne Estuaire 2007 © Gino Maccarinelli/LVAN.

IMG_8861

EL JARDÍN ESTRELLADO, de Kinya Maruyama.

Este artista japonés se inspiró en la Osa menor, las constelaciones y los puntos cardinales para formar un conjunto arquitectónico de lo más peculiar, con torres, escaleras y otros elementos de los que resulta casi imposible pretender encontrar significado alguno.

IMG_8865

LA SERPIENTE DEL OCÉANO, de Huang Yong Ping.

Un esqueleto de lo que parece ser una serpiente, entre prehistórica y mitológica, surge del océano a pocos metros de la playa. La verdad es que el resultado es una obra de lo más enigmática e intrigante.

Estuaire Serpiente

EL OBSERVATORIO, de Tadashi Kawamata.

Este artista japonés ha diseñado una pasarela de madera a 40 cm del suelo, que une el pueblo de Lavau-Sur-Loire con una torre de observación, también de madera, que permite disfrutar de una sensacionales vistas sobre los humedales que rodean al Loira, así como los distintos campos donde las vacas pacen plácidamente. A lo lejos, queda el río. Resultó mágico descubrir una nutría emergiendo de los humedales.

Estuaire Nantes Saint Nazaire

VILLA CHIMENEA, de Tatzu Nishi.

En lo alto de una chimenea industrial se sitúa una casita con sensacionales vistas al Loira. La chimenea en cuestión, imita a las que tanto abundan en la región. Lo curioso es que la casita en cuestión se alquila y es bastante popular como regalo por estas latitudes. Si queréis hacer un regalo original, ya lo sabéis.

Estuaire Casa Chimenea

ESTUAIRE EN SAINT NAZAIRE.

LE JARDIN DU TIERS-PAYSAGE, de Gilles Clément.

Este jardín nos muestra que la vida puede resurgir incluso allí donde parece imposible que lo haga. Justo en la terraza de un edificio completamente de hormigón que no es más que lo que en su momento fue un enorme hangar secreto de submarinos alemanes durante la Segunda Guerra Mundial. Un lugar histórico y apasionante, pero que en su momento significaba todo menos la vida.

IMG_8906

SUITE DE TRIANGLES, de Felice Varini.

Ya conocimos la obra de Varini en Carcasona. Aquí, este artista ha diseñado un juego rayas y polígonos en rojo, dispuestos en multitud de edificios a lo largo de dos kilómetros. Solo cuando se sube a lo alto de una terraza se descubre que todo ello no es más que un perfecto conjunto de triángulos. Difícil describirlo, pero sensacional una vez allí.

Estuaire Saint Nazaire
IMG_8891

Bueno, y hasta aquí este recorrido por Estuaire, esta curiosa apuesta de arte contemporáneo entre Nantes y Saint Nazaire. La verdad es que resulta bastante difícil de etiquetar, con algunas obras que nos llegaron más que otras. Pero en esto consiste, precisamente, el arte contemporáneo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *