Visitar las Bodegas de Oporto.

Visitar las es una de las experiencias que ningún viajero puede perderse en esta ciudad situada casi en la desembocadura del río Duero.

La ciudad de vive de manera casi indisociada al vino al que da nombre. Sin embargo, lo curioso es que ni las vides se cultivan en Oporto ni el vino se elabora en la ciudad y, en realidad, solo reposa en las Bodegas de Oporto una vez ha sido ya producido. Más incluso: ni tan solo es, en realidad, en la propia ciudad donde podremos visitar las Bodegas de Oporto, si no en Vila Nova de Gaia, la población que queda justo en la otra orilla del Duero y a la que se llega tras superar el precioso puente de hierro de Dom Luis, uno de los emblemas de la ciudad.

Si vas a visitar Oporto igual te interesa leer nuestro post acerca de los lugares que hay que ver en Oporto. Es una guía con las visitas imprescindibles que no te puedes perder en una primera visita a la ciudad.

Visitar las Bodegas de Oporto

EL VINO DE OPORTO: DESDE EL DUERO HASTA OPORTO.

Como comentaba, el vino de Oporto no se elabora en la ciudad si no en región vinícola del Duero, situada unos 100 kilómetros río arriba. Se trata de una cuenca hidrográfica que goza de un microclima realmente especial, que favorece el crecimiento de las distintas variedades de vides, que luego resultarán en el dulzón vino de Oporto.

Una excursión que realmente merece la pena es que la que os lleva hasta esta región del Alto Duero, incluida dentro de la lista del Patrimonio Mundial, donde se puede visitar alguna de las muchísimas quintas que se dedican a cultivar la vid en los precioso bancales escalonados, y a elaborar estos famosos caldos. Nosotros la realizamos al cabo de un par de días y regresamos encantados.

La cuestión es que es una vez que el vino de Oporto ha sido elaborado cuando éste es trasladado, río abajo, hasta las bodegas sitas en Vila Nova de Gaia. Es decir, cuando hablamos de visitar la Bodegas de Oporto nos referimos, en realidad, a conocer alguna de las bodegas donde envejece (que no elabora) el vino de Oporto, en Vila Nova de Gaia.

Desde la antigüedad, el vino era transportado mediante unas embarcaciones tradicionales de madera, llamadas rabelos, que en la actualidad podemos encontrar en la orilla del Duero al acercarnos a visitar las bodegas de Oporto. Desde luego, la modernidad ha convertido estas embarcaciones en poco más que recuerdos de un pasado glorioso, puesto que en la actualidad el vino de Oporto es trasladado hasta las bodegas de Vila Nova de Gaia de otras formas más modernas y eficientes. Particularmente con grandes camiones provistos de enormes tanques de acero inoxidable.

Visitar las Bodegas de Oporto

VISITAR LAS BODEGAS DE OPORTO

Durante nuestra segunda jornada en la ciudad, uno de los primeros objetivos era el de visitar una de las bodegas de vino de Oporto. Y la verdad es que aunque en teoría es tarea fácil, nos resultó un pelín más complicado.

Son muchas las bodegas de Oporto que ofrecen visitas guiadas. Entre ellas, las más reconocidas de la ciudad, como Calem, Ferreira o Sandeman, por ejemplo. Casi todas ellas empiezan las visitas guiadas a las 10 de la mañana y son de pago (visitar las bodegas de Oporto era gratis hace unos años, pero ahora ya no es así y toca pasar por caja). Sin embargo, lo cierto es que aunque en sus páginas webs hablan de la existencia de visitas guiadas en varios idiomas, incluido el español, no reflejan exactamente en qué horarios se realizan estas rutas.

La cuestión es que antes de las 10 de la mañana ya estábamos delante de las bodegas Sandeman para ser los primeros en realizar la visita. No había nadie más esperando, por lo que creíamos que podríamos realizar el primer recorrido del día. Sin embargo, cuando abrieron las puertas nos indicaron que la primera visita en español no era hasta las 12 de la mañana y que hasta aquel momento sólo había visitas en portugués y francés. Fue una decepción porque Sandeman es una de las bodegas más reconocidas y sabemos que ha hecho una inversión tremenda en los últimos años a fin de renovar su centro de visitantes así como las rutas guiadas.

¿Quieres ASEGURARTE HACER UNA VISITA GUIADA A LAS BODEGAS DE OPORTO ?
Recuerda que en este tour por las Bodegas de Oporto es mucho más completo que el habitual e incluye:

  • Visitarás las bodega Sandeman en una ruta en español.
  • Degustación de 5 vinos de Oporto con surtido de quesos en la bodega Sandeman
  • Degustación de 3 vinos de Oporto con surtido de quesos locales en la Real Companhia Velha.
  • Web en castellano

RESERVA AQUÍ TU VISITA GUIADA A LAS BODEGAS

Nos fuimos a las bodegas Calem, que están a unos 50 metros y nos pasó lo mismo. No había visita guiada hasta las 12 del mediodía (AÑADIDO: ahora puedes reservar en Calem el tour en español para asegurártelo aquí). La cuestión es que en Calem nos hablaron de la posibilidad de realizar la visita a las cercanas bodegas Burmester, bastante menos conocidas aunque, curiosamente, más antiguas y que pertenecen al mismo grupo empresarial que Calem. Así fue como terminamos realizando la ruta guiada por las Bodegas Burmester. Al fin y al cabo, se trataba de visitar unas bodegas de Oporto y aunque no fueran las más conocidas no nos iríamos de la ciudad sin este imprescindible. Pagamos 15 euros por persona y el recorrido incluyó, no podría ser de otra forma, una cata, al final de la visita.

IMG_5470
Visitar las Bodegas de Oporto
Visitar las Bodegas de Oporto

La ruta por las bodegas Burmester dura unos 30 minutos. La verdad es que se trató de una visita personalizada, pues nadie más nos acompañó. Primero nos explicaron un poco acerca de la historia del vino de Oporto, de su elaboración (por lo visto se añade un aguardiente de vino entre en 2º y 5º día de fermentación, lo cual la para en seco; ello es lo que le da su carácter dulzón tan característico) y de su traslado hasta Vila Nova de Gaia, donde envejece en las enormes barricas de roble que tenemos la oportunidad de visitar.

Las bodegas Burmester son, como digo, más bien pequeñas, y nada que ver con los gigantes Calem o Sandeman. Sin embargo, la visita, entre enormes barricas que contienen miles de litros de vino, resulta de lo más amena.

Al visitar las Bodegas de Oporto conoceremos la existencia de distintas variedades de vino, desde el blanco, que por visto debe servirse en frío, hasta los distintos tintos, ya sean los tawny, los vintage  u otros.

Por lo visto, tras bastante tiempo en  las grandes barricas, donde los caldos terminan por desarrollar sus características, el vino es embotellado y será vendido al cabo de más o menos tiempo. Sin embargo, la variedad vintage es la única entre los vinos de Oporto que envejece en la propia botella y no en las barricas.

Nos cuenta la guía que el vino más añejo que venden en las bodegas Burmester es del año 1952 y que tiene un precio de 456 euros. Sin embargo, nos cuenta también que los vinos con 20 años de maduración tienen una calidad excepcional.

Tras visitar estas bodegas de vino de Oporto, el recorrido termina con la cata de 4 variedades de vino de Oporto: un blanco, un vintage, un tawny y un Porto de 20 años. Como no somos expertos en vino solo podemos decir que los cuatro nos parecieron riquísimos y distintos los unos en relación a los otros. La verdad es que disfrutamos mucho de la cata.

IMG_5478
IMG_5479

Como no puede ser de otra forma, quien quiera puede adquirir en la tienda las botellas que desee de la variedad que más le haya gustado, aunque íbamos alertados de que es en los colmados de la ciudad suele resultar bastante mejor de precio, algo que también corroboramos nosotros.

La verdad es que visitar las bodegas de Oporto es algo que nadie debe perderse en esta población. Nos pareció una actividad de lo más interesante, a la vez que forma parte directa de la idiosincrasia de la ciudad de Oporto.

CLICA AQUÍ PARA VER TODOS LOS POSTS ACERCA DE OPORTO

6 thoughts on “Visitar las Bodegas de Oporto.

  1. No tenía ni idea de que los vinos no se elaboraban en las bodegas de Oporto. Sabía que los viñedos estaban en otro lugar, pero que las bodegas son realmente para envejecer el vino es algo que me acabas de descubrir.
    ¡Vaya experiencia con las visitas! A mí me da mucha pereza investigar horarios, sobre todo si hay muchas opciones. Creo que me hubiera desistido a la segunda 😉 Menos mal que los perezosos ahora tenemos vuestro post con el cómodo “click aquí para reservar la visita”. Me ha parecido muy útil.
    Gracias 😉

    • La verdad es que nos dimnos un buen chasco cuando no pudimos visitar las 2 primera bodegas. Creo que tener la reserva hecha és una opción que hay que valorar.
      Un beso Kate!

  2. Totalmente de acuerdo, visitar unas bodegas es algo imprescindible si se visita Oporto. Nosotros visitamos Graham´s porque era la visita que nos incluía nuestro hotel, y nos encantó.

    • Tiene muy beuna pinta, también Graham. Hay muichas opciones donde elegir, pero está claro que no se puede ir uno de Oporto sin visitar unas bodegas.
      Un abrazo!

  3. Coincidimos en que es una experiencia que nadie debería perderse, incluso nosotros que nos somos amantes del vino, ni del alcohol en general, nos resulto una visita más que interesante. Creo recordar que las bodegas que visitamos nosotros se llamaban: Croft o algo así. Ahora en unos días volvemos a Oporto, pero esta vez con la peque. Es una ciudad que a nosotros nos enamoro. Saludos 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *