KREMLIN DE MOSCÚ. Visita a la Plaza de las Catedrales del Kremlin y la Armería.

Visitar el supone uno de los momentos más esperados por todos los turistas que visitan la capital rusa. A uno le vienen a la cabeza imágenes de conspiraciones de todo tipo cuando piensa en la sede del gobierno ruso. Pero más allá de ello, el Kremlin de Moscú es uno de los lugares históricos más inolvidables en toda visita a Moscú.

En este post os contaremos qué supone visitar el Kremlin de Moscú, cuáles son sus orígenes, qué se puede visitar y que no su puede

QUE ES EL KREMLIN DE MOSCÚ.

La palabra Kremlin significa algo así como fortaleza. Es decir, que el Kremlin de Moscú sea la sede actual del gobierno de la nación no es más que una circunstancia que nada tiene que ver con su nombre, por más que en la actualidad parezca que Kremlin signifique precisamente Gobierno de . En este sentido, otras ciudades de importancia como Suzdal, Smolensk o Astracan, por poner solo tres ejemplos, disponen de su propio kremlin.

El origen del Kremlin de Moscú lo debemos encontrar en la ciudad eslava que creció a partir del siglo XI y que disponía de una pequeña fortaleza. De hecho, no es hasta mediados del siglo XII cuando se empieza a hablar de Moscú como tal. Por aquel entonces, el kremlin o recinto fortificado suponía un tercio en relación al total de la población.

Poco a poco Moscú ganó relevancia hasta convertirse en la sede de un principado que terminaría por dar lugar a una monarquía, la de los zares de Rusia. Estamos hablando de los siglos XIV en adelante, que es cuando se erigen nuevas murallas, se restauran y amplifican las anteriores y cuando se empieza a desarrollar un importante programa constructivo en el interior de la fortaleza. La mayoría de los lugares que hay que ver en el Kremlin y particularmente varias de sus catedrales corresponden a aquella época.

El Kremlin, con el paso de los años y con la unificación de Rusia, se convierte en la sede del gobierno zarista pero también en el principal centro religioso y cultural de Rusia.

A partir de 1713 y durante más de 200 años, Rusia pierde la capitalidad del estado en favor de San Petersburgo. Sin embargo, tras la Revolución de Octubre de 1917 el gobierno se traslada nuevamente al Kremlin de Moscú. Ello se llevó por delante dos de los monasterios situados en la fortaleza (Chúdov y de Ascensión) y el Kremlin fue cerrado al público en general.

En la actualidad, el Kremlin vuelve a ser visitable, forma parte del Patrimonio de la Humanidad desde 1990 y es la sede del Gobierno y del Senado de Rusia.

hotel NOVEDAD. Desde hace poco tiempo es posible CONTRATAR EXCURSIONES EN MOSCÚ desde España. La mayoría de ellas con guía en español y sin necesidad de perder tiempo en colas. .

Estas son las opciones más interesantes:

Que ver en el Kremlin de Moscú

QUÉ VISITAR EN EL KREMLIN DE MOSCÚ

Son varios los lugares que se pueden visitar en el Kremlin de Moscú. Sin embargo, dejadme que os cuente, antes, lo que no se puede visitar.

Como hemos dicho, aquí se encuentran las sedes del gobierno y del senado del estado, de manera que es lógico que varias de las dependencias oficiales estén cerradas al público.

El Gran Palacio del Kremlin, por ejemplo, es el edificio del siglo XIX donde el Presidente de la República realiza las recepciones oficiales. Solo es posible visitarlo previa invitación de la presidencia o en los contados tours mensuales que, además, son carísimos: más de 500 USD.

Tampoco suele poder visitarse el Palacio Estatal del Kremlin, una suerte de Palacio de Congresos de 1961. Sus formas nos remiten a la época comunista. La excepción a esta norma viene dada porque este palacio es también la sede del Ballet del Kremlin y es utilizado como sala de conciertos. De manera que si acudís a una representación, podréis visitarlo también.

Sí que podremos visitar en el Kremlin la Armería (uno de los mejores museos de Moscú) y el complejo de la Plaza de las Catedrales.

Que ver en el Kremlin de Moscú

Quieres visitar el KREMLIN DE MOSCÚ de la mano de un guía en ESPAÑOL. Con este tour podréis disfrutar de un tour en español donde se incluirá no solo la visita con la guía de habla hispana si no también las entradas a las Catedrales del Kremlin. También evitaréis las largas colas del verano. Eso sí, el tour lo debéis reservar con antelaciónPodéis mirar en ESTE ENLACE, los precios y contratarlos.

EL COMPLEJO DE LAS CATEDRALES DEL KREMLIN

Para mi gusto, el complejo de las Catedrales es lo más importante que hay que ver el Kremlin. Una entrada conjunta, de 500 rublos, permite acceder a la zona y visitar cada una de las cuatro iglesias, además de las Cámaras del Patriarca de Moscú y el Campanario de Iván el Grande.

No quiero extenderme en grandes explicaciones en relación a cada uno de estos lugares pero sí que os quiero comentar cuatro cosas sobre cada uno de ellos.

CATEDRAL DE LA DORMICIÓN

Es el templo más importante que hay que visitar en el Kremlin. Se trata de la iglesia principal del Estado Ruso, con el sepulcro de los metropolitanos y patriarcas de Moscú. La Catedral fue fundada en 1326 en tiempos del Príncipe Iván Calitá. Sin embargo, la que podemos visitar en la actualidad es la tercera que se alza en este lugar y fue erigida a finales del siglo XV.

En la Catedral de la Dormición se realizaban las ceremonias de coronación de los zares de Rusia desde Iván IV, en 1547.

La Catedral está preciosamente decorada. No hay recoveco sin pinturas, la mayoría de las cuales son del siglo XVI. 4 columnas circulares sostienen la cúpula central. Se trata de una de las cinco cúpulas bulbosas tan típicas de la arquitectura rusa de las que dispone el templo. También el iconostasio es de impresión, como es habitual. Algunos de los iconos allí expuestos son del siglo XII.

Entre las obras de arte que encontramos en la Catedral de la Dormición destacan el relicario del metropolitano Iona o los lugares para orar del Zar y la Zarina. También encontramos un bellísimo pabellón para guardar reliquias que recuerda a la Capilla del Santo Sepulcro de Jerusalén.

Entre las pinturas de las paredes, la más memorable es la de Cristo Juez con Adán y Eva a sus pies.

Visitar el Kremlin de Moscú
Catedrales del Kremlin de Moscú
Catedrales del Kremlin de Moscú

IGLESIA DE LA DEPOSICIÓN DEL MANTO DE LA VIRGEN.

Es un templo mucho más pequeño coronado por una sola cúpula. Este templo estaba dedicado al uso de los Metropolitanos de Moscú y de los Patriarcas Rusos y fue erigido a mediados del siglo XV, en madera. A los pocos años, sin embargo, se alzó el actual, de piedra.

También aquí encontramos el habitual iconostasio y los frescos que decoran por completo las paredes del templo. Son pinturas del siglo XVII.

Para acceder a la iglesia hay que subir una escalera, A mano izquierda queda un pequeño museo repleto de obras de arte antiquísimas, como altorelieves y tallas de madera.

IMG_7041

CATEDRAL DEL ARCÁNGEL DEL KREMLIN             

La tercera de las catedrales del Kremlin que visitamos es la dedicada a San Miguel, que es el patrón del ejército Ruso. Se trata de un templo-sepulcro donde están enterrados buena parte de los Príncipes moscovitas así como los primeros Zares de Rusia.

El origen lo debemos encontrar en 1333, cuando Iván Calitá mandó erigir un pequeño templo de madera. Sin embargo, la actual Catedral del Arcángel es de principios del XVI. Iván el Terrible, a mediados de siglo, mandó pintar con frescos las superficies interiores, que narran la vida y milagros del Arcángel Miguel. Sin embargo, el iconostasio es algo posterior: de finales del XVII.

Como decía, en el interior de esta Catedral encontramos los sepulcros de los príncipes rusos y de los primeros zares. Entre ellos, el de Iván el Terrible y dos de sus hijos, el Príncipe Iván y el que fuera Zar, Fiódor Ivanovich

Visitar el Kremlin de Moscú
Catedrales del Kremlin de Moscú

CATEDRAL DE LA ANUNCIACIÓN DEL KREMLIN

La última de las catedrales del Kremlin que visitamos era la utilizada por los Zares y Príncipes rusos. Aquí se realizaban las ceremonias de carácter familiar de la dinastía reinante. Fue alzada en tiempos de Iván III y destaca por su juego de cúpulas doradas en forma de bulbo de cebolla, tan al estilo ruso.

Las decoraciones interiores se perdieron por un incendio de 1547, aunque no tardaron mucho en restituirse. Para acceder al interior del templo hay que subir unas escaleras y rodear unas galerías que se encuentran en los lados norte y oeste y que están igualmente decoradas con frescos. Desde esta, se entra a la iglesia por un labrado portal de piedra blanca con columnas corintias, muy ornamentado

En cambio, en la galería sur se ha dispuesto una suerte de museo de iconostasios con obras del siglo XV.

LAS CÁMARAS DEL PATRIARCA DE MOSCÚ Y LA IGLESIA DEL CONCILIO DE LOS DOCE APÓSTOLES.

Otro de los lugares que hay que ver en el Kremlin y que forma parte del Complejo de las Catedrales es el de las Cámaras del Patriarca de Moscú y la Iglesia del concilio de los doce apóstoles.

La iglesia fue consagrada en 1684 y es un templo coronado por cinco cúpulas azuladas que se erigen sobre cinco tambores. Fue decorado con pinturas  a finales del XVII, aunque poco queda de aquel momento. El iconostasio es también del XVII aunque fue traído el 1929 procedente de otro monasterio.

Junto a la iglesia encontramos las habitaciones de la Cámaras del Patriarca que se dicen que eran tan lujosas como las del Zar.  Encontramos varios muebles que decoran las distinta estancias cuyos sueles son revestidos  de azulejos.

Por último, entramos a la Cámara de la Cruz que es quizá la estancia más destacada. A nivel arquitectónico tiene su importancia pues por primera vez se cubrió una sala de 180 metros cuadrados con una sola bóveda, solo haciendo uso de columnas. Era aquí donde se reunían los concilios de la iglesia rusa, además de elegirse los obispos. Era, también, el recibidor habitual del Patriarca.

Encontramos en medio de la sala el horno para la preparación del crisma, una suerte de ungüento usado para todo tipo de celebraciones. Se preparaba cada cuatro años y estaba compuesto de una cincuentena de hierbas, raíces y aceites. El Crisma resultante podía ser utilizado tanto para consagrar una iglesia como para celebrar un bautizo real. También encontramos una enorme tina de plata usada para guardar el crisma que es una auténtica maravilla.

IMG_20171229_114458_resized_20180110_105105078
IMG_20171229_115046_resized_20180110_105101130

CAMPANARIO DE IVAN EL GRANDE

Uno de los edificios más altos que hay que visitar en el Kremlin, justo en la Plaza de las Catedrales. Se trata de una construcción en tres cuerpos, de los que el más alto es el que corresponde, al fin, al campanario. Por desgracia no se puede subir a la torre en cuestión y es verdaderamente una pena pues las vistas desde lo alto deben ser extraordinarias.

En la actualidad se utiliza como sala de exposiciones temporales. Durante nuestra visita, estaba dedicada a tesoros portugueses de la época dorada de la Navegación lusa.

Visitar el Kremlin de Moscú

LA ARMERÍA DEL KREMLIN

Mención aparte merece la Armería, el último de los grandes edificios que hay que ver en el Kremlin. He de decir que yo la visité en la primera ocasión que pude recorrer Moscú pero no en la última, cuando solo disponía de un día para pasear.

Se trata de uno de los museos más importantes de Rusia y el primero que se estableció como museo público, a principios del siglo XIX. Aunque el nombre pueda llevar a engaño, aquí encontraréis bastante más que armas y armaduras. Por ejemplo, muchas joyas. Entre ellas, la Corona del zar o del Monómaco, que era utilizado durante las ceremonias de coronación de la realiza rusa. También encontraréis aquí carruajes así como vestidos utilizados por la realeza.

Para visitar la Armería del Kremlin hay que pagar un billete de 700 rublos. Ahora bien, ¿merece la pena visitar este museo? Bueno, yo creo que si vais a estar un mínimo de tres días en Moscú y os gustan las artes aplicadas, sí que merece la pena. Si tenéis menos días para la capital rusa yo me dedicaría a visitar el Kremlin sin acceder a la Armería y disfrutaría del resto de la ciudad que tiene mucho que ofrecer.

Eso sí, visitar el Kremlin de Moscú y particularmente la Plaza de las Catedrales es uno de los must que no os debéis perder en esta ciudad.

Ahora os dejo con las visitas más importantes que hay que ver en Moscú en 3 días. Y si queréis leer acerca de la Plaza Roja de Moscú os dejo este post de Lilián Viajera.

19 thoughts on “KREMLIN DE MOSCÚ. Visita a la Plaza de las Catedrales del Kremlin y la Armería.

  1. Como siempre leer uno de tus posts no sólo significa viajar con la imaginación, sino aprender sobre geografía, arte o historia. Y en este caso, cuánto hay que ver en el Kremlin!!!

  2. Hola Jordi, nunca he contestado a tus posts que mandas, pero ahora sí, porque el viaje de Moscú hace un verano fué inolvidable , y de hecho queremos repetirlo pues nos quedaron varias cosas pendientes. Me encanta todo lo que cuentas y tus viajes son una maravilla.Gracias por alegrarnos la vida la vida.

    • Muchas gracias Nana por tus palabras. No sabes como nos gusta oirlas. A nosotros también nos encantó Moscú y esta vez me tocó repetir tras casi 10 años! Y fue corto, pero intenso.
      Un beso!

    • Muy chulo el Kremlin. La verdad es que es nuestra parte favorita de Moscú. No te lo pierdas si visitas Rusia!
      Un beso, Andrea.

  3. Menudo post más completo y lleno de información. Sabía que visitar el Kremlin era un must en Moscú, como tu dices, pero no sabía que había tanto y tan bueno. La campana rota de la foto, que impresionante no? ¿Tiene alguna historia?

    • Así es. La campana se llama Tsar Kolokol o dela Zarina y se rompió en un incendio, antes de ser colocada e su sitio. Pesa más de 200 toneladas y allí la han dejado, como decoración.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *