VISITAR EL BALNEARIO SZECHENYI. Los mejores baños de Budapest.

Visitar el Balneario Szechenyi supone visitar los mejores baños de . Se trata de una de las visitas imprescindibles de la capital húngara, tanto en verano como en invierno. Nosotros hemos tenido la oportunidad de visitar los Baños Szechenyi en dos ocasiones (en junio y en noviembre) y creedme que merece la pena en ambos casos.

Visitar los Baños Szechenyi de Budapest representa conocer uno de los lugares más turísticos de la ciudad. Cierto. Pero también es verdad que los propios húngaros siguen utilizando los baños como antaño, ya no como un lugar de esparcimiento si no como una auténtica terapia medicinal. No hay que olvidar que la balneoterapia está especialmente extendida en Centroeuropa, mucho más que en España. Incluso los sistemas sanitarios de estos países la promueven y la costean.

En este post te vamos a contar qué es el Balneario Szechenyi, como comprar entradas para los baños Szechenyi sin colas y cómo fue nuestra experiencia.

Como sabéis, los Baños Szechenyi de Budapest no son los únicos de la ciudad, aunque sí nuestros favoritos. Además, los Baños Szechenyi son los más baratos entre los distintos balnearios de Budapest, de menara que su visita no os saldrá nada cara

Para otros viajeros, los baños Gellert o los Rudas (estos son de tipo otomano) son tan o más bonitos que los Szechenyi. En este post podéis leer nuestra comparativa entre los distintos balnearios o baños de Budapest.

¿Quieres comprar las ENTRADAS ANTICIPADAS al BALNEARIO SZECHENY, SIN COLAS? Estas son las 2 posibilidades:

LOS BAÑOS SZECHENYI. BREVE HISTORIA.

El Balneario Szechenyi de Budapest fue edificado a partir de 1913, en un estilo a medio camino entre el neoclásico y el neobarroco. Los baños aprovechan el agua termal de carácter medicinal que brota en dos fuentes, a 74 y 77 grados de temperatura.

Gyozo Czigler fue el arquitecto encargado de la obra de este balneario que, desde el primer momento, disponía de una zona privada y una zona pública. Curiosamente, aunque en la actualidad cualquiera puede visitar el Balneario Szechenyi, el sistema sanitario del país sigue costeando parte de los tratamientos a quien lo necesita.

Todo el complejo fue ampliado en la década de los 30, de manera que de una piscina central al aire libre se pasa a tres piscinas. Además, el complejo dispone de un buen número de piscinas cubiertas, que en número de 15 se sitúan en los alrededores del Balneario Szechenyi. Alguna de ellas, diseñadas al estilo neoclásico con múltiples columnas, son verdaderamente preciosas.

Comprar entradas Baños Szechenyi

Visitar el Baños Szechenyi

VISITAR EL BALNEARIO SZECHENYI. NUESTRA EXPERIENCIA. COMPRA ANTICIPADA DE ENTRADAS PARA LOS BAÑOS SZECHENYI.

En la actualidad, todos los viajeros pueden visitar el Balneario Szechenyi. Solo hay que acercarse hasta la taquilla y adquirir unas entradas. Eso sí, tenéis que saber que el este balneario es la atracción número 1 de la ciudad, de manera que tenéis que comprar las entradas a los Baños Szechenyi con anticipación si os queréis asegurar la entrada. Durante los puentes y las vacaciones (Semana Santa y verano, particularmente) es habitual que las entradas se terminen y no podías entrar si no habéis comprado a la entrada de forma anticipada.

¿Quieres comprar las ENTRADAS ANTICIPADAS al BALNEARIO SZECHENY, SIN COLAS? Estas son las 2 posibilidades:

La diferencia entre las 2 posibilidades, lógicamente, es que en la segunda opción va incluida una sesión de masaje. Estos masajes en el tienen una duración de 20, 45 o 60 minutos. La verdad es que la diferencia de precio en la de 20 minutos (en relación a la entrada simple) es poca, con lo que merece la pena completar la visita a los Baños zéchenyi de Budapest con un masaje.

Al llegar al Balneario Széchenyi, tenéis que presentar vuestro bono en la taquilla preferente para los que han adquirido la entrada con anticipación (os saltaréis las colas).

Visitar el Balneario Szechenyi

En estos momentos os darán las llaves para vuestra taquilla (se trata de una pulsera, para que no la perdáis durante toda la jornada). Merece la pena saber que por 1 euro más tenéis derecho a un vestuario individual (en lugar de las taquillas). Nosotros lo hicimos así y la verdad es que merece la pena.

También tenéis que saber que hay que pagar por el alquiler de las toallas, de manera que no está de más que os llevéis vuestra propia toalla, a fin de ahorraros este pago. Por ejemplo, la toalla de alquiler son 2000 Ft (unos 6 euros).

Mejores balnearios de Budapest

Una vez cambiados no hay más que salir al exterior y disfrutar de las piscinas. Veréis que allí hay 3 piscinas exteriores enormes. Se trata de lugares para relajarse, de agua templada. Allí veréis como muchos húngaros disfrutan del ajedrez, uno de los deporte más populares del país, al que juegan en la misma piscina. Es habitual que mientras dos húngaros juegan, al menos 5 o 6 estén mirando la partida, en silencio. En las piscinas laterales no se requiere el uso de gorro, mientras que en la de natación, en principio sí que se requiere (se puede adquirir en la taquilla).

Una de las características del Balneario Széchenyi de Budapest es que las piscinas están calientes. Es por ello que visitar los baños en invierno es especialmente atractivo. En este momento, el vapor de aire que sale de las piscinas termales crea un ambiente realmente curioso. Eso sí, para ir de las taquillas al agua (escasamente 10 metros) hay que hacer una pequeña carrera, a fin de no quedarse petrificado de frío.

Visitar los baños Szechenyi

IMG_2133

Tras bañaros en las piscina exteriores, pasaréis a las piscinas interiores. Hay 15 diferentes, de distintas formas. La mayoría tienen el agua templada o caliente, pero también hay alguna de las piscinas que tiene el agua bien fría. Según parece, para la circulación lo ideal es alternar la piscina de agua fría con la de agua caliente. Pero vamos, nosotros pusimos las patitas en una de las piscinas de agua fría del Balneario Széchenyi de Budapest y salimos pitando!

Una de las piscinas, de estilo neoclásico y con múltiples columnas de distinto material, es la más bella de todo el complejo. No podéis visitar el Balneario Szechenyi sin dejar de bañaros ahí.

La verdad es que la experiencia de visitar el Balneario Szechenyi de Budapest merece mucho la pena, pues no se trata de un sitio únicamente turístico, si no que los propios húngaros siguen disfrutando de este placer, cómo llevan más de 100 años haciendo.

Visitar el Balneario Szechenyi

Entrada Anticipada Balneario Szechenyi

HORARIOS Y CÓMO LLEGAR AL BALNEARIO SZECHENYI DE BUDAPEST.

HORARIO. Podéis visitar el Balneario Széchenyi de Budapest desde las 06.00 hasta las 22.00. Debéis saber que si compráis la entrada por anticipado aquí, esta es válida para todo el día. Sin embargo, las piscinas interiores suelen cerrar sobre las 19.00.

CÓMO LLEGAR AL BALNEARIO SZECHENYI. No tiene pérdida, pues es muy fácil visitar el Balneario Széchenyi de Budapest en transporte público. Tiene su propia parada de metro (Szechenyi fürdo) y está justo al lado el Parque de Városliget, uno de los más bonitos de Budapest.

Por último os dejo 2 posts que os pueden interesar si vais a visitar Budapest:

CLICA AQUÍ PARA LEER TODOS LOS POSTS DE BUDAPEST

24 thoughts on “VISITAR EL BALNEARIO SZECHENYI. Los mejores baños de Budapest.

  1. Estuvimos solo un finde en Budapest y no nos dio tiempo a visitar sus baños. Muy chulo y útil el post, es una ciudad a la que espero volver así que no nos perderemos unas horas de relax en alguno de sus baños. También me atrae mucho el de Rudas.
    Lo bueno, por lo que veo en las fotos, es que no te obligan a llevar gorro porque yo lo tengo complicado 😉
    ¡Un abrazo!

    • Así es. El Rudas es muy bonito y a menuda es dejado de banda en una primera visita a Budapest. Normal, porque el Geller y el Szechenyi atraen muchísimo. Un abrazo, Maruxaina!

  2. Pues me he arrepentido muchas veces de no haberme animado a visitar alguno de los baños de Budapest… viendo y leyendo tu post la verdad es que me entran ganas de regresar a la capital húngara para disfrutar de ellos. 🙂

  3. Sin duda darse un baño en Szechenyi es una experiencia que todo viajero que visita Budapest debería hacer, incluso en invierno. Nosotros estuvimos en pleno mes de enero, con temperaturas bajo cero y lo disfrutamos muchísimo. Tanto, que repetiremos si algún día volvemos a Budapest. ?

    Saludos.

    • Nosotros hemos estado tanto en verano como en invierno y cómo dices tu, también en invierno merece mucho la pena.
      Saludos!

  4. Estuvimos hace unos años y antes de ir miramos mucho para ir, los primeros en la búsqueda fueron los Baños Széchenyi, pero al final lo dejamos de lado porque la peque tenía apenas dos años y pensamos que no era el mejor momento. Y tienes mucha razón seguro que merecen mucho la pena y lo que más nos atraía es lo que comentas de que los húngaros lo sigue utilizando. Saludos y esperamos poder ir en una futura visita a al capital húngara. 🙂

  5. Aunque no he tenido la oportunidad de conocer Europa, pues vivo en Costa Rica, es de mucha utilidad leer este tipo de post, pensando en que en esta parte del continente hablar de Europa se limita a Francia, Italia, España e Inglaterra, entonces saber que la visita al balneario es no solo disfrutar de lo relajante de las piscinas, sino también de un museo por su bella infraestructura neoclásica y neobarroco.

  6. Qué costumbre tan curiosa cuando por aquí no lo tenemos. Me llama mucho la atención la relajación que debe suponer la experiencia, tanta que están tranquilamente jugando al ajedrez. Tengo una curiosidad, el agua quema? En algunas aguas termales que he estado me resultaba desagradable de tan caliente que estaba el agua. Gracias por la explicación, muy completa!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *