EXCURSIÓN A SAINT EMILION DESDE BURDEOS.

patrimonio humanidadLa excursión a Saint Emilion desde Burdeos resulta casi imprescindible si se quiere entender la importancia de la viticultura en la región de Aquitania, en Francia y en Europa entera.

Situada a una hora de camino de la capital de la capital regional, la visita a esta medieval población resulta ideal como excursión de un día desde Burdeos. Los lugares más importantes que hay que ver en Saint Emilion se pueden completar en una mañana. Al fin y al cabo, la población es más bien pequeña y los lugares de interés se visitan relativamente rápido.

Sin embargo, merece la pena dedicarle un poquito más de tiempo a Saint Emilion y a los numerosos dominios que la rodean. De esta manera os sugiero quedaros a comer y realizar, por la tarde, algún tour por los viñedos de alguno de los dominios vitivinícolas que ofrecen esta posibilidad.

Saint Emilion forma parte de la lista del Patrimonio de la Humanidad desde 1999. No solo la población medieval, si no todo el paisaje cultural que lo rodea, con evidente significación de las vides. De hecho, los viñedos de Saint Emilion fueron los primeros en ser incluidos dentro de la lista del Patrimonio Mundial de la Humanidad.

Que ver en Saint Emilion
Que ver en Saint Emilion

Y es que, cuando hablamos de Saint Emilion no solo debemos tener en cuenta este pequeño municipio medieval de no más de 2000 habitantes y que cada año recibe la friolera de un millón de turistas ávidos de conocer todo aquello que rodea al mundo del vino y la cata. En Saint Emilion debemos tener en cuenta lo que se conocer como El Grand Saint-Emilionnais, la región histórica que creció alrededor de la población y que dispone de casi 8000 hectáreas, de las que 5400 están cultivadas por vides que pertenecen a 820 productores y que se distribuyen en 8 municipios, de los que Saint Emilion es solo el más conocido. Números de impresión que convierten la comarca en la destinación estrella dentro del vino de Burdeos.

Los vinos de Saint Emilion forman parte de la Denominación de Origen Protegida Saint Emilion o Saint Emilion Grand Cru. Además, existen 4 denominaciones satélites: Lussac, Puisseguin, Montagne y Saint-George. De esta manera, algo que hay que ver en Saint Emilion es alguno de los chateau o dominios bodegueros. Nosotros visitamos, por la tarde, Chateau Saint George que pertenece a una de estas DOP satélites.

Excursión a Saint Emilion desde Burdeos

IMG_3511

QUE VER EN SAINT EMILION

Nosotros dedicamos la mañana a visitar la ciudad medieval y por la tarde a conocer uno de los muchos chateau que rodean la ciudad. Luego os hablaré de ello. Estas son las visitas que no os debéis perder si visitáis Saint Emilion.

LA COLEGIATA

Al llegar a Saint Emilion nos acercamos hasta la oficina de turismo donde nos proporcionan un mapa que nos muestra los lugares más importantes que hay que ver en Saint Emilion. Una puerta que se abre desde la misma oficina de turismo nos lleva hasta el maravilloso claustro de la Colegiata Agustina de la ciudad. Se trata de un lugar francamente bello y relajante, que resulta ideal para iniciar el recorrido. Fue alzado entre los siglos XII y XV, de manera que los estilos románico y gótico conviven en el mismo edificio.

Del claustro pasamos a la iglesia, también románica y gótica, bastante grande tratándose de un pueblo tan pequeño y que nos recuerda la importancia religiosa que tuvo esta población durante la Edad Media. Aquí llegaron a establecerse hasta 5 órdenes monásticas.

Salimos a la iglesia y nos situamos en la Place du Clocher. Es decir del campanario. Se trata del altísimo campanario de la iglesia monolítica de la que os hablaré luego. Desde su balcón superior, 196 peldaños más arriba, se disfruta de unas maravillosas vistas. Sin embargo, desde la misma plaza no dejéis de asomaros al maravilloso balcón que nos ofrece una no menos espectacular vista de la Ciudad Baja.

IMG_3518

Que ver en Saint Emilion

Saint Emilion se divide en la Ciudad Alta y la Ciudad Baja. En la primera se ubicaban los principales centros de poder, mientras que el pueblo llano residía en la Ciudad Baja. Para subir desde la Ciudad Baja a la Alta encontraréis 4 callejuelas de enorme pendiente y pavimento de piedra (y resbaladizo). Son los Tertre: el de la Tente, el des Vaillants, el de la Cadène y el de la Pórte de Saint Martin.

LA PUERTA Y LA CASA DE LAS CADENAS

Tomamos la Calle Girondins, trufada de tiendas dedicadas a la venta y degustación de los vinos de la región (a esto vienen la inmensa de viajeros que llegan a Saint Emilion), pero también de tiendecitas que venden todo tipo de alimentos gourmet, especialmente pates y foie, así como el dulce típico de la villa: lo macarrones. Se trata de una receta del siglo XVI ideada por las monjas ursulianas que se ha convertido en otro de los símbolos de Saint Emilion.

Bajamos por la Rue de la Cadene, pasando por debajo de un amplio arco que separaba la ciudad alta de la baja mediante una cadena, ahora desaparecida. Aquí encontraréis la última vivienda con entramado de marea de Saint Emilion.

IMG_3541

EL MERCADO CUBIERTO

A la derecha nos quedan los antiguos mercados medievales cubiertos de la villa, que era también utilizado como almacén y lugar para el comercio del grano. Aquí se ubicó, en la época medieval, el ayuntamiento de Saint Emilion, manteniendo esta ubicación hasta principios del siglo XX.

Excursión a Saint Emilion desde Burdeos

LA IGLESIA MONOLÍTICA

Ahora sí, llegamos a la plaza de la iglesia monolítica donde se localiza el monumento más importante que hay que ver en Saint Emilion. Se trata de la mayor iglesia monolítica de Europa. Es decir, excavada en la misma piedra. Se trata de un lugar fascinante y cuya austera fachada con únicamente tres ventanas góticas que dan a la calle, nos impide presagiar lo que encontraremos en su interior: un enorme templo cuyas tres naves tienen una longitud de 38 metros y una anchura de 20.

Para visitarla debéis apuntaros a una visita en la oficina de turismo (nosotros no hicimos por internet, dos días antes; las hay en español). El templo se excavó de arriba abajo, entre los siglos XII y XV. Sus proporciones son verdaderamente fascinantes, con varios enormes pilares excavados que sostienen todo el edificio, aunque en los últimos años han tenido que ser reforzados porque justo encima de la misma se ubica el campanario que queda algo desplazado del centro de la iglesia y que estaba amenazando a la propia iglesia monolítica.

Durante la visita guiada se accede también a la Cueva de Saint Emilion, que es otro de los lugares legendarios que hay que ver en Saint Emilion, pues fue aquí donde se retiró el ermitaño que dio nombre a la villa, allá por el siglo VIII. Por lo visto, este monje de Vannes pasó 17 años viviendo en la cueva, momento en que adquirió una enorme fama. Particularmente gracias a varios milagros en que participó. Desde luego, se hace difícil creer que lo que visitamos sea la cueva original, pero la verdad es que la leyenda es bonita y el sitio merece ser descubierto.

Durante el recorrido se visita, también, una iglesia románica que conserva algunos frescos originales, así como una necrópolis medieval bastante inquietante y que también está excavada en la misma roca.

IMG_3555

 

SAINT EMILION. ALGUNOS DATOS PRÁCTICOS.

CÓMO LLEGAR. Lo más fácil es en automóvil propio o de alquiler. Desde Burdeos son 50 kilómetros por la N89. Burdeos y Saint Emilion también están conectados por tren.

DONDE DORMIR. Nosotros no nos hospedamos en Saint Emilion, pero es una posibidad a tener en cuenta, pues la población cuenta con bastantes alojamientos con encanto. Podéis comparar precios de hoteles en cualquier buscador.

MÁS INFORMACIÓN. La página web de turismo de Saint Emilion aporta bastante información. Sin embargo os aconsejo acudir a la oficina física, donde os darán un mapa e información sobre la villa.

EL CLAUSTRO DE LOS CORDELIERS

Otro lugar muy tranquilo que merece la pena visitar en Saint Emilion es el antiguo claustro de los Cordeliers, cuyo monasterio franciscano fue ocupado por esta orden hasta la revolución francesa. Se trata, como digo, de un lugar relajante y, al menos durante nuestra visita, con más bien pocos visitantes.

Debajo del complejo monástico se ubican una serie de cavas subterráneas donde madura el Cremant de Bordeaux, uno de los espumosos más populares de la región. Se pueden recorrer en visitas guiadas aunque nosotros nos contentamos con degustar sus caldos en el establecimiento que se ubica justo antes de entrar al claustro.

También compramos una cesta con varios productos, como fuet, paté de oca, olivada y patatas a fin de hacer un pic nic en los jardines del monasterio. La verdad es que la experiencia estuvo bien y tanto el lugar como el manjar, especialmente la olivada y el paté, nos gustaron tanto como el lugar. La entrada al claustro de los Cordeliers es gratuita.

Excursión a Saint Emilion desde Burdeos
IMG_3575

LA TORRE DEL REY.

El último monumento que hay que ver en Saint Emilion de forma obligada es la Torre del Rey, un enorme bastión situado en la parte alta de la ciudad y que corresponde a la época medieval de la misma.

Poco queda en este espacio. Sin embargo, las vistas a disfrutar desde la terraza superior de este monumento lo convierten en uno de los lugares más importantes que hay que ver en Saint Emilion. Desde aquí, no solo se puede gozar de una maravillosa perspectiva de la población si no de los muchísimos viñedos que se extienden en todas las direcciones alrededor de la villa

IMG_3590
IMG_3587

Casi que os diría que con la visita a la torre del Rey termina esta lista de lugares que hay que ver en Saint Emilion de forma imperativa. Pero más allá de ello, lo interesante aquí es deambular, sin más, perdiéndose en los múltiples callejones, subiendo y bajando de la ciudad baja a la alta por los pintorescos tertres y, sobretodo, disfrutando de alguna cata o degustación en alguna de las múltiples vinotecas y tiendas especializas en el mundo del vino que, al fin y al cabo, es lo que atrae año tras año, el más de un millón de visitantes que llegan a este pequeño burgo de Aquitania.

SAINT EMILION CON NIÑOS. Si visitáis Saint Emilion con niños podéis pedir en la Oficina de Turismo el folleto Las Pistas de Robin. Se trata de una suerte de gincana para que los niños descubran la ciudad medieval respondiendo una serie de acertijos. Disponen de folletos en español..

VISITA AL CHATEAU DE SAINT GEORGE.

Otro lugar que hay que ver en Saint Emilion de forma imprescindible es alguno de los viñedos que rodean la ciudad o sus inmediaciones. Es lo que llamamos el Grand Saint Emilion, donde ya hemos comentados que no solo se elaboran las dos DOP de Saint Emilion si no varias más que se consideran satélites.

Nosotros visitamos el Chateau Saint George, que año tras año elabora cientos de miles de botellas de vino rosado y que forma parte de la más pequeña de las DOP de los vinos de Burdeos: la Saint George.

Esta bodega, que lleva siendo controlada por una misma familia desde hace tres generaciones, está situada en las inmediaciones de un precioso castillo: el Castillo de Saint George, cuyo arquitecto que lo reformó es el mismo que alzó el Grand Teatro de Burdeos. Eso sí, el trazado renacentista y neoclásico tiene como base un castillo medieval con bastantes más siglos de historia a sus espaldas.

Merece la pena comentar que muchos de los dominios vitivinícolas de la región reciben el nombre Chateau, aunque no haya ningún castillo que lo represente. No es el caso de Chateau Saint George.

Excursión a Saint Emilion desde Burdeos
IMG_3596
IMG_3601

Pues lo dicho, aquí disfrutamos de una visita a los viñedos, donde pudimos probar distintas cepas de uva, como Cabernet, Muscat, Moscatel y Merlot, a la vez que se nos explico acerca de los distintos procesos por los que pasan, año tras año, estas centenarias vides.

Tras la visita a las viñas entramos en lo que es el Castillo en sí mismo, que es donde se almacenan primero en enormes tinas de aluminio y después en barricas de robles estos venerables caldos, hasta llegar el momento de su embotellamiento que se produce, curiosamente, durante únicamente cinco días al año.

Algo que nos sorprendió, igualmente, es saber que las barricas de robles son vendidas, al cabo de tres años, a bodegas de la Rioja, donde son utilizadas durante varios años más antes de ser vendidas, a su vez, a bodegas irlandesas encargadas de elaborar wisky.

La visita al Chateau Saint George termina, como no podría ser de otra forma, con una cata de varias añadas.

Excursión a Saint Emilion desde Burdeos
IMG_3592
IMG_3607
IMG_3609

La verdad que recorrer alguno de los dominios vitivinícolas que rodean la ciudad es algo que hay que hacer en Saint Emilion. Se trata de empaparse de esta cultura del vino que tanta importancia tiene en la región y, en realidad, en el país entero.

10 thoughts on “EXCURSIÓN A SAINT EMILION DESDE BURDEOS.

  1. Francia ha sido nuestro “gran descubrimiento” en 2018. Después de haber estado 8 días recorriendo la Bretaña y Normandía en verano, en unos días volvemos al país galo, esta vez al sur, a Toulouse. Pero ya nos hemos apuntado Saint Emilion para cuando vayamos a Burdeos, que seguro será muy pronto. ¡Francia engancha! ?

    Saludos.

  2. Oh me encanta este pueblo y hasta ahora no lo conocía, qué casco antiguo tan bonito y esos viñedos son una pasada, ahora en otoño tiene que ser un paisaje precioso cuando se pongan color ocre, ¡tengo que planear una escapada a Francia pero ya!
    Un abrazp

    • Tienes que visitar esta zona de Francia, Patri. Es preciosa y se come y se bebe de primera. Un lugar 100% recomendable.

  3. Estuvimos en Saint-Emilion hace más de 10 años y compramos unos vinos. La pena que la iglesia monolitica no estuviera abierta para visitarla, nos quedamos con ganas. Y como Burdeos no lo conocemos pues volveria a Saint-Emilion.

    • Precisamente la iglesia monolítica fue una de las sorpresas del viaje. Sabíamos de los viñedos, pero este lugar fue realmente muy emocionante de conocer.
      Un abrazo, Belen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *