LA CIUDAD VIEJA DE JERUSALÉN. La ciudad de los milagros.

patrimonio humanidadLa Ciudad Vieja de Jerusalén es uno de los lugares más importantes a nivel histórico que se pueden conocer en el mundo entero. En realidad, toda Jerusalén lo es. Una ciudad, como dice el tópico, con demasiados milagros por metro cuadrado. Bastantes más de los que es capaz de asumir o asimilar, lo cual le ha generado múltiples y constantes conflictos desde hace más de 3000 años.

En este post, sin embargo, no os hablaré de toda la Ciudad Santa, si no únicamente de la ciudad intramuros, la que es conocida como Ciudad Vieja de Jerusalén. Es decir quedarán fuera de este post lugares tan importantes como los barrios ultraortodoxos de Mea Shearim o el Cenáculo o lugar donde Jesús celebró la última cena.

IMG_8199

¿Sabes que puedes hacer varias VISITAS GUIADAS a JERUSALÉN?. Quizá te interese saber que puedes realizar VISITAS GUIADAS EN ESPAÑOL para conocer los lugares más importantes de la Ciudad Santa. También algunos TOURS GRATUITOS y EXCURSIONES A BELEN Y EL MAR MUERTOPodéis mirar en ESTE ENLACE, las distintas posibilidades y contratarlas.

QUE ES LA CIUDAD VIEJA DE JERUSALÉN.

La Ciudad Vieja de Jerusalén es un territorio realmente reducido, de no más de 0.9 kilómetros cuadrados, que se sitúa en lo que es conocido como Jerusalén Este, es decir los territorios que corresponden a Palestina y que están parcialmente ocupados por Israel.

La importancia de la Ciudad Vieja de Jerusalén, que ha sido incluida dentro de la lista del Patrimonio de la Humanidad, es que un buen puñado de lugares considerados santos por las tres religiones monoteístas más importantes se ubican aquí. Llama la atención que en apenas 300 metros podamos visitar el lugar donde Jesús murió crucificado, lo que queda del Templo de Jerusalén y el lugar donde Mahoma ascendió a los cielos. Es decir tres de los lugares más sagrados para el Cristianismo, el Judaísmo y el Islam.

La Ciudad Vieja de Jerusalén se divide en cuatro barrios: el armenio, el cristiano, el musulmán y el judío. Aunque este último no se resigna a ocupar los anteriores, algo que irrita especialmente a la comunidad musulmana. Encontramos un quinto espacio que es el ocupado por la Explanada de las Mezquita o el Monte del Templo, que es donde se ubica la famosa Cúpula de la Roca, uno de los edificios más importantes y bellos que hay que ver en la Ciudad Vieja de Jerusalén.

Además, la Ciudad Vieja de Jerusalén está rodeada completamente por una muralla que tiene un perímetro de unos 4 kilómetros y medio y cuya altura varía entre los 5 y los 15 metros. 43 torres de vigilancia defendían estas murallas y 8 puertas permitían el acceso a la Ciudad Vieja, aunque en la actualidad, la Puerta Dorada permanece cerrada.

IMG_8639

QUE VER EN LA CIUDAD VIEJA DE JERUSALÉN. LOS 4 BARRIOS DE LA CIUDAD VIEJA.

Como dije, la Ciudad Vieja de Jerusalén se divide en 4 barrios, de los que el barrio musulmán es el más extenso y el armenio el más pequeño. Sin embargo, al visitarla acabaréis pasando de un barrio al otro una y otra vez y, a menudo, sin daros cuenta de ello, de manera que más que dividir el post según barrios os voy a ir enumerando los lugares más importantes que hay que ver en la Ciudad Vieja de Jerusalén.

IMG_8801

LA PUERTA DE JAFFA Y LAS MURALLAS DE JERUSALÉN

La Puerta de Jaffa es una de las 8 que permite la entrada a la Ciudad Vieja de Jerusalén y, probablemente, la más importante de ellas. Además, encontraréis un punto de información turística justo al entrar por esta puerta en el que os proporcionarán un mapa de la ciudad.

Podéis acceder a las murallas de Jerusalén desde la Puerta de Jaffa. No está permitido hacer la ronda completa, pues el acceso está bloqueado a nivel del Monte del Templo, pero sí un buen tramo. Y la verdad es que la experiencia de ver la Ciudad Vieja de Jerusalén desde las alturas merece la pena.

IMG_8790

PUERTA DE DAMASCO

Otra de las puertas de acceso a la Ciudad Vieja de Jerusalén y una de las más interesantes. La Puerta de Damasco es la que da acceso al barrio musulmán (también podéis acceder a este barrio a través de la Puerta de Herodes). Se suele situar un activo mercadillo justo enfrente, donde podréis comprar baratijas y algún recuerdo de la ciudad.

LA VÍA DOLOROSA

La Vía Dolorosa supone uno de los recorridos más interesantes de la Ciudad Vieja de Jerusalén. Se trata, ni más ni menos, que el trayecto que siguió Jesús, con la cruz a cuestas, de camino al Monte del Calvario, el Viernes Santo. Es decir, el día que fue crucificado. Se trata, por tanto, de las catorce estaciones del Vía Crucis.

La Vía Dolorosa se ubica entre los Barrios musulmán y cristiano y tiene su inicio en la Puerta de los Leones, al este de la Ciudad Vieja, para terminar en el Santo Sepulcro. Todos estos lugares están adecuadamente indicados a fin de que los peregrinos realicen en cada punto las correspondientes oraciones. Pasaremos por donde Jesús fue sentenciado a muerte en el Palacio de Pilatos, por donde Jesús cayó por primera, segunda y tercera vez, por donde Simón el Cirineo ayudó a Jesús a cargar con la Cruz o por donde Jesús consoló a las mujeres piadosas que lloraban por él. Y, dicho sea de paso, en muchas de estas estaciones se han acabado por erigir capillas o iglesias que conmemoran la importancia histórica del lugar, como por ejemplo la Capilla de la Flagelación o de la Verónica.

También pasaremos, desde luego, por las estaciones finales que se encuentran dentro de la Iglesia del Santo Sepulcro (de la 10a a la 14a estación). Es decir donde Jesús fue clavado en la cruz, donde murió, donde fue bajado de la cruz y, finalmente, donde fue depositado en la tumba. Cada uno de los pasos está documentado en la Vía Dolorosa. Y donde no llega la historia, llega la fe, desde luego.

Es habitual encontrarse en esta Vía Dolorosa a grupos de peregrinos que realizan el mismo recorrido que la leyenda nos cuenta que hizo Jesús, también con una cruz a cuestas. Ni me imagino cómo debe ponerse la ruta justo por Semana Santa

IMG_8699
Que ver en la Ciudad Vieja de Jerusalén

EL SANTO SEPULCRO

Mención aparte, dentro de esta Vía Dolorosa, merece el Santo Sepulcro, que es el lugar más importante de la Ciudad Vieja de Jerusalén para los cristianos y, en realidad, uno de los sitios más sagrados para esta religión en todo el mundo.

En la Basílica del Santo Sepulcro encontraremos, como ya hemos comentado, las últimas 5 estaciones de la Vía Dolorosa. Uno piensa encontrarse el Monte Gólgota o Calvario a las afueras de la ciudad, que por esto es un monte. Pues bien, cuando llega a Jerusalén se encuentra con la sorpresa que la montaña en cuestión se ubica dentro de la ciudad amurallada. Y que no es un montículo, desde luego. Lo dicho, que donde no llega la historia que lo haga la leyenda.

Por cierto, fue Santa Elena, madre del Emperador Bizantino, quien se encargó de identificar a este lugar como donde Jesús fue crucificado. Enseguida se construyó una iglesia, aunque el templo que podemos visitar en la actualidad no es el original, desde luego.

No esperéis encontrar aquí ninguna gran catedral. La verdad es que la fachada es más bien modesta y podría ser la de cualquier iglesia de pueblo. La Basílica, que está custodiada por representantes de varias ramas del cristianismo, se mantiene con una luz ciertamente tenue, por no decir tenebrosa.

A mano derecha podréis tomar unas escaleras que os subirán a lo que se considera la cima del Monte Calvario. Es decir, donde Jesús fue crucificado, ni más ni menos. Ello queda indicado en un disco de plata situado en el suelo. Parece que Santa Elena atinó en el lugar exacto. Mucho dorado, plata por doquier, frescos varios y, lo dicho, un ambiente más bien tenebroso, el que encontraréis en el que es uno de los lugares más sagrados del Cristianismo. Desde luego, un lugar fascinante independientemente del fervor religioso de cada uno.

Al bajar del Gólgota llegamos hasta otro lugar de suma importancia. Es la conocida como Piedra de la Unción. Se trata de una losa donde yació el cuerpo de Jesús a fin de ser limpiado y perfumado por la Virgen y por María Magdalena. Eso según la tradición católica romana. No pocos creyentes aprovechan para rezar en tan sagrado lugar.

Finalmente llegamos a lo que es conocido como La Rotonda, que es de lo poco que queda del edificio original alzado tras el descubrimiento de Santa Elena, en el siglo IV. En una construcción llamada el Edículo se ubica, exactamente, el Santo Sepulcro de Jerusalén. Ni que decir que las colas son de aúpa, aunque ningún cristiano renuncia al momento, desde luego.

Una curiosidad de la Basílica del Santo Sepulcro es que, como dije, está custodiado por representantes de varias ramas del cristianismo, algunas de ellas bien desconocidas por nosotros. Y por lo visto, las rencillas entre ellos son bastante habituales. Sin embargo, es una familia musulmana quien custodia las llaves de la Basílica, los Nuseibe. El colmo, vamos.

IMG_8169
Que ver en la Ciudad Vieja de Jerusalén
IMG_8175
IMG_8171

IMG_8183

DONDE DORMIR EN JERUSALÉN

HOTEL SIEM REAPTHE POST HOSTEL. No resulta fácil encontrar un hotel bueno, cerca de la Ciudad Vieja de Jerusalén y de precio aceptable. Y este tiene los tres requisitos. A 100 metros de las murallas, dispone tanto de habitaciones compartidas como de habitaciones dobles con baño privado y bien equipadas, aunque pequeñas. El seayuno va incluido en el precio. Podéis ver los precios o reservar en este enlace

BARRIO MUSULMÁN.

Ya os he comentado que parte de la Vía Dolorosa se localiza en el Barrio Musulmán. Pero más allá de ello, no hay que desperdiciar momento alguno para perderse por los distintos zocos del barrio, donde una maraña de lugareños, aunque sobretodo de comerciantes y turistas no para de moverse arriba y abajo.

Merece la pena disfrutar de algún momento de relax en alguno de los cafés localizados en este arrabal, donde podréis disfrutar también de una shisha o pipa de agua. Eso sí, el ambiente es casi exclusivamente masculino.

IMG_8305
IMG_8313
IMG_8326
IMG_8301
Que ver en la Ciudad Vieja de Jerusalén

EL MURO DE LAS LAMENTACIONES

Y del lugar más sagrado para los cristianos al más sagrado del judaísmo y, desde luego, uno de los sitios más importantes que hay que ver en la Ciudad Vieja de Jerusalén. Me refiero al célebre Muro de las Lamentaciones. Para entrar a este punto hay que pasar por un control de seguridad, lo cual no nos extraña dado que los rifirafes entre musulmanes y judíos son constantes en esta ciudad.

El Muro de las Lamentaciones es de los pocos vestigios existentes del Templo de Jerusalén. Y, concretamente, del Segundo Templo. Pero, a diferencia de lo que mucha gente cree, no se trata de lo que queda del muro del templo, sí no de un muro de contención del Moriá, el monte ocupado hoy por la Explanada de las Mezquitas y que fue donde en la antigüedad se situó el Templo de Jerusalén.

La cuestión es que es aquí donde los judíos acuden a rezar una y otra vez. Sobre todo en shabat, pero no solo en shabat. Y, por cierto, las mujeres y hombres de manera separada, aunque ellas disponen de un espacio mucho más reducido.

La mayoría de fieles que allí acuden van vestidos en riguroso negro. Entiendo que no todos deben ser ortodoxos, pero la verdad es que lo parecen. Muchos de ellos rezan en silencio con la cara pegada al muro, aunque otros cantan y bailan a pocos metros del mismo, lo que nos llama la atención.

Como es sabido, entre los gruesos sillares del muro se depositan papelitos con oraciones o peticiones. Nosotros no llevamos papel alguno encima de manera que no lo hacemos. Es el muro de las lamentaciones un lugar ciertamente fascinante y al que regresaremos en distintas ocasiones durante nuestra estancia en Jerusalén.

IMG_8289

IMG_8271
IMG_8275
Que ver en la Ciudad Vieja de Jerusalén

¿QUIERES MIRAR EXCURSIONES ORGANIZADAS EN JERSUALÉN? Si tienes poco tiempo, te gusta ir con guía o simplemente prefieres una EXCURSIÓN ORGANIZADA, tienes varias posibilidades. Entra en este metabuscador para saber los mejores tours en JERUSALÉN.

LA EXPLANADA DE LAS MEZQUITAS O EL MONTE DEL TEMPLO

El Monte del Templo es el tercero de los grandes lugares que hay que ver en la Ciudad Vieja de Jerusalén y el más sagrado para el Islam en Jerualén. Se trata de una área elevada donde se ubican dos importantes mezquitas y donde, en su momento, se localizó el Templo de Jerusalén. Una zona conflictiva que se disputan judíos y musulmanes, aunque en la actualidad son estos últimos quienes custodian el lugar. Esto es así desde la Guerra de los Seis Días, en 1967.

En este sentido, lo que para musulmanes es la Explanada de las Mezquitas para los judíos es el Monte del Templo.

Desde luego, la explanada de las Mezquita es uno de los lugares más apasionantes de Jerusalén. Sin embargo, debido a distintas circunstancias, nosotros no la pudimos visitar. En fin, que esto es motivo suficiente para tener que regresar a Jerusalén algún día. Solo pudimos ver la explanada y la Cúpula de la Roca, desde los distintos miradores, incluido desde el Monte de los Olivos.

El horario para los no musulmanes está restringido entre las 7:30 y 10:30 de la mañana de sábado a jueves. Avisados estáis.

Para entrar a la explanada deberéis pasar una serie de check-point. Accederéis al pequeño montículo por un acceso que se ubica desde la plaza que queda justo enfrente del Muro de las Lamentaciones.

Allá arriba se ubica la Mezquita Al Aqsa, cuyo acceso también está prohibido a los infieles, y la Cúpula de la Roca, uno de los edificios más increíbles que jamás se hayan alzado. Su deslumbrante cúpula dorada domina el cielo de Jerusalén. En su interior encontraréis el lugar donde Mahoma subió a los cielos. Curiosamente, también aquí se localiza la piedra donde Abraham se dispuso a sacrificar a su hijo Ismael. Lo dicho, demasiados milagros por metro cuadrado y demasiada historia acumulada para una ciudad que ha demostrado ser incapaz de poder asumir tanta.

La Cúpula de la Roca es un edificio octogonal recubierto de azulejos de color azulado, que recuerdan a las decoraciones persas y uzbekas. Se trata de una construcción del año 668. La cúpula de oro, por cierto, resulta de una donación del Rey Husseín de Jordania y sustituyó a la original que se perdió, probablemente para fundir el oro a fin de poder pagar las numerosas deudas del califa de la época.

Desde luego debe ser un puntazo poder pasear por la explanada de las mezquitas. Pero, como dije, tendré que regresar a Jerusalén para poder disfrutar de este momento.

IMG_8214

EL BARRIO JUDÍO

El Barrio Judío es, junto al armenio, el barrio más pequeño de la Ciudad Vieja de Jerusalén. Sin embargo, la ocupación continua así como el hostigamiento con que parte de la población judía somete a la árabe da lugar a que poco a poco vaya ensanchando sus límites a costa de los barrios musulmanes y armenio.

La verdad es que en la actualidad el Barrio Judío es el más próspero de la Ciudad Vieja, debido a las constantes inyecciones de capital que recibe de parte de todos los sectores del judaísmo, incluido el estado hebreo.

Aunque tiempo atrás también aquí los musulmanes eran mayoría y, de hecho, algún minarete queda como vestigio de aquel tiempo, la realidad es que en la actualidad se trata de un barrio que nada tiene de multiétnico. Hasta el punto que los musulmanes tienen prohibido comprar propiedades en este barrio, ni más ni menos.

Más allá de ello, algunos de los lugares más interesantes que hay que ver en la Ciudad Vieja de Jerusalén se encuentran aquí. Como por ejemplo lo que queda del antiguo Cardo máximo, es decir, una de las vías principales de la Jerusalén de los primeros siglos. Podemos encontrar en esta calle que unía las puertas de Damasco y de Sión un conjunto de columnas que nos rememoran la antigua Aelia Capitolina. A lo largo de esta calle se dispone una suerte de zoco, mucho más limpio y ordenado que los distintos bazares del barrio musulmán. Aunque para nuestro gusto, bastante carente del carácter del que gozan los zocos árabes.

Desde luego el lugar más importante del barrio judío es el Muro de las Lamentaciones del que ya hemos hablado. Sin embargo, merece la pena echarle un vistazo a algunas de las sinagogas del barrio. Una de ella es la Sinagoga Hurva. El nombre significa “la ruina”. Y es que así quedó, en ruinas, tras ser destruida por los musulmanes en el siglo XVIII a poco tiempo de ser alzada. Sin embargo, en el XIX este templo renació de sus cenizas y ahora es la más importante de las sinagogas askenazis de Jerusalén. Por último, tras ser destruida nuevamente durante la Guerra Árabe-Israelí de 1948, fue reconstruida por completo en 2010.

También en el Barrio Judío encontramos las que se conocen como Las 4 sinagogas sefardíes, erigidas a partir del siglo XVI. Se trata de un conjunto o complejo de 4 templos yuxtapuestos e interconectados.

IMG_8816
IMG_8821
Que ver en la Ciudad Vieja de Jerusalén

EL BARRIO ARMENIO

El Barrio Armenio es el más pequeño de los 4 que componen la Ciudad Vieja de Jerusalén y, en realidad, su comunidad no está formada por más de 2000 personas. Pero no por ello es menos atractivo.

Lo más interesante del barrio es la fenomenal Catedral de Santiago, una iglesia del siglo XII que desempeña las funciones de Patriarcado Armenio de Jerusalén

La verdad es que no os podéis olvidar de visitar este lugar. Y si puede ser, durante alguna de las celebraciones que, por otra parte, suele ser el único momento en que se permite el acceso. Eso sí, estas celebraciones duran varias horas de manera que lo más probable es que con un ratito allí tengáis suficiente. Un reducido número de monjes armenios celebran sus oraciones y cánticos envueltos en una atmosfera ciertamente peculiar y cubiertos por la habitual capucha puntiaguda que rememora el Monte Ararat.

Esta Catedral Armenia de Jerusalén se articula a partir de una nave central de planta cuadrada cubierta por una cúpula sostenida por cuatro pilares. A ambos lados de la nave central se disponen sendas naves laterales, más pequeñas. Las paredes están recubiertas de  azulejos con motivos geométricos y el suelo, de alfombras.

La verdad es que es un lugar oscuro y sombrío pero recargado de una atmósfera ciertamente interesante y que lo convierte es uno de los lugares más interesantes que hay que ver en la Ciudad Vieja de Jerusalén.

IMG_8614
IMG_8600

LA CIUDADELA Y LA TORRE DE DAVID

El último lugar de la Ciudad Vieja que os comentaré es la Torre de David o Ciudadela que, en realidad, se localiza también en el Barrio Armenio. Debemos encontrar el origen de esta ciudadela en el siglo II aC, aunque lo que ha llegado a nuestros días es fruto de las múltiples reconstrucciones acontecidas a lo largo de los siglos. Cristianos, mamelucos, musulmanes y otomanos han intervenido de una u otra forma en el devenir de la Torre de David, que en la actualidad es una suerte de espacios y torreones que se sitúan junto a la Puerta de Jaffa y que recibe este nombre bíblico a raíz de que en su momento se pensó que era aquí donde se encontraba tanto el Palacio del Rey David como tu tumba.

Actualmente, la Ciudadela o Torre de David desempeña las funciones de Museo de la Ciudad, disponiendo de una serie de maquetas que hacen más compresible la Ciudad Vieja de Jerusalén.

IMG_8158

Y con la Ciudadela o Torre de David termino esta lista de los lugares más importantes e históricos que hay que ver en la Ciudad Vieja de Jerusalén, verdadero ombligo de esta maravillosa urbe.

SI QUIERES VER OTRAS ENTRADAS SOBRE PALESTINA E ISRAEL CLICA AQUÍ
Si te ha gustado la entrada, COMPÁRTELA!!!

20 thoughts on “LA CIUDAD VIEJA DE JERUSALÉN. La ciudad de los milagros.

  1. Éste es de esos post que me guardo. Muchas gracias por toda la información de una ciudad realmente interesante.
    Es uno de esos lugares a los que me encantaría, como dices, independientemente de las ideas religiosas debe ser emocionante y curioso estar en un lugar con tanta historia.
    Un saludo Jordi!

    • Pocos lugares hay más fascinantes que Jerusalén. Independientemente de que que profeses religión alguna.
      Seguro que lo visitas bien prontito!

  2. Me parece que es la típica ciudad que todo viajero debe conocer, por su historia tan antigua, pero también me parece una ciudad controvertida, judía, palestina,… conflictos. En cualquier caso tu entrada muy amena y que hace palpar la ciudad en todos su ámbitos. Saludos viajeros, LoBo BoBo

    • Así es. Una ciudad de conflicto casi irresoluble. Todos la quieren y todas la odian al mismo tiempo. O eso parece a veces. Eso sí, apasionante como pocas.
      Un abrazo y feliz fin de semana.

  3. Prefiero los países cálidos para la recreación. Palmeras, sol, arena, puedes comprar … belleza)) Así que mi esposo y yo recientemente regresamos de la República Dominicana, deleitados con este país, muchos lugares hermosos, comida deliciosa, especialmente fruta). Pedí una excursión a la isla de Saona, cuesta a bajo costo, y las impresiones de por vida son suficientes) Han visto incluso bandadas de delfines) ¡Una maravillosa variante de descanso en el invierno!

    • Bueno, en la vida hay que diversificar. A nosotros también nos encanta el caribe y lo hemos visitado varias veces, pero también Europa, Asia o Oriente Medio.
      Un abrazo!

  4. Fascinante lugar! Otro de esos pendientes de nuestra agenda viajera.
    Creo que Jerusalem es uno de esos lugares que más que expicarlo, hay que vivirlo, respirarlo tranquilamente por que por mucho que te cuenten, una vez allí, debe resultar todo tremendamente sorprendente como por ejemplo lo que comentas del Sant Sepulcro, los crisitanos enfrentdos con sus rencillas y las llaves las tiene una familia musulmana… ¡Interesante!
    Gracias por este paseo a través de la ciudad vieja.
    Eva

    • Así es. Un asunto de lo más curioso, este de las llaves. Pocos lugares hay tan fascinantes y llenos de historia y leyendas como Jerusalén.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *