Esquiar a Boí Taüll Resort en los Pirineos de Lleida.

La estación de esquí de Boí Taüll ha sido la escogida este año para disfrutar de nuestra jornada anual de esquí. Ya sabéis que esquiar nos gusta bastante, sin embargo lo apretadas de nuestras agendas (trabajamos la mitad de los fines de semana, por ejemplo) da lugar a que, al final, solo podamos subir a pistas una o dos veces al año.

Además, lo solemos compatibilizar con alguna jornada dedicada al patrimonio de la zona donde esquiamos, de manera que en esta ocasión hemos aprovechado para visitar Lleida, que no la conocíamos, y recorrer las iglesias románicas de la Vall de Boí, uno de los conjuntos monumentales más interesantes del Pirineo.

IMG-20180105-WA0007
IMG-20180105-WA0009

LA ESTACIÓN DE ESQUÍ DE BOÍ-TAÜLL

La estación de esquí de Boí Taüll goza de una localización envidiable, en pleno Pirineo de Lleida. Fue inaugurada en el año 1988, de manera que a finales de año celebrará su 30 aniversario, y ha ido creciendo para convertirse en una de las más interesantes de los Pirineos.

Desde 2014 está bajo la administración de la Generalitat de Cataluña y la verdad es que funciona a pleno rendimiento tanto en invierno, con las pistas de esquí, como en verano, donde existen una completa red de senderos que permite gozar de agradables paseos familiares.

Se trata de la estación de esquí que dispone de una cota más alta entre las del Pirineo Catalán, que alcanza los 2757 metros de El Cap de les Raspes Roies, más conocido como Puig Falcó. La cota mínima se localiza también por encima de los dos mil, concretamente a 2038 metros.

Entre las más de 50 pistas de esquí las hay para todos los niveles. 10 verdes para los debutantes o 7 azules para los más precavidos, por ejemplo. Los más valientes pueden disfrutar de más de veinte pistas rojas y los expertos de una decena de pistas negras.

Una buena manera de conseguir buenos precios para esquiar en la estación de Boí-Taüll u otras estaciones de Pirineo es mediante una agencia especializada en viajes de esquí como viajes Estiber, donde os gestionarán el alojamiento, los forfaits o actividades adicionales.

si quieres ampliar el mapa de las pistas haz click en la imagen

NUESTRA JORNADA EN LA ESTACIÓN DE ESQUÍ DE BOÍ-TAÜLL

Aprovechamos que tenemos el alojamiento en el Pla de la Ermita de Taüll, a solo 5 kilómetros de pista, para no madrugar. Tras un copioso desayuno, a las 10 de la mañana estamos recogiendo nuestro material de esquí y a las 10.30 tomamos los primeros remontes.

Aunque el invierno ha sido crudo durante las primeras semanas, parece que con la llegada del año nuevo ha regresado el buen tiempo. El día luce espectacular y la verdad es que tiene pinta de que disfrutaremos de una muy buena jornada de esquí.

Empezamos calentando con una pista verde para pasar enseguida a las azules, la Basseta y la Junior, desde la estación superior del telesilla del Pla de les Bassetes. La verdad es que las pistas están francamente tranquilas de manera que no hay que hacer cola en ninguno de los remontes que tomamos.

IMG_20180104_124547_resized_20180105_075515770
IMG_20180104_124433_resized_20180105_075521181

Isa, muy precavida siempre, no accede a pasar a las pistas rojas durante toda la mañana y solo al final de la misma permite que Marc y yo nos dediquemos a hacer varias bajadas por nuestra cuenta en pistas un pelín más complicadas. Al fin conseguimos completar varias veces la pista roja de Mulleres y la verdad es que es un rato que disfrutamos de lo lindo. Marc, que va mejorando año tras año, baja las pistas sin dificultad alguna, siempre por delante de mí y la verdad es que con escasísimas caídas.

Tras casi tres horitas de esquí es momento de tomarnos un buen rato de descanso, de manera que nos acercamos hasta la zona de servicios para pedirnos un bocadillo caliente y un refresco. Merecidísmo, desde luego.

Tras el almuerzo, Isa parece haber tenido suficiente pero Marc y yo nos lanzamos a tomar el telesilla que nos lleva hasta el Port de l’Erta, a 2460 metros, donde realizamos una última hora dedicada, casi en exclusiva, a disfrutar de las pistas rojas de Boí-Taull.

La verdad es que la jornada ha resultado fenomenal. Un tiempo excelente, soleado y sin viento, nulas colas en los remontadores  y unos adecuados espesores de nieve. Nuestra primera experiencia en Boí-Taüll ha sido un éxito.

SI QUIERES VER OTRAS ENTRADAS SOBRE ESCAPADAS POR CATALUNYA CLICA AQUÍ
Si te ha gustado la entrada, COMPÁRTELA!!!

12 thoughts on “Esquiar a Boí Taüll Resort en los Pirineos de Lleida.

  1. No voy a mentirte: el esquí no es lo mio pero hace unas semanas apenas anduve por Caleao, en Asturias, disfrutando de la nieve. Eso sí es lo mío! Los pasajes nevados son increíbles. Igual si una vez me animo, tomaré la sugerencia de este centro de esquí.

  2. La verdad es que me da bastante envidia ver cómo los esquiadores disfrutáis de los paisajes de montaña de esta forma tan divertida. No he esquiado nunca en mi vida y ya, a estas alturas y con lo patosa que soy, prefiero no correr riesgos … 😉
    Eso sí la zona es preciosa. Hace dos años estuve haciendo la ruta del románico de la Vall de Boí y me encantó. Es un lugar perfecto para esquiar, para senderismo y lo que quieras.

    ¡Un saludo Jordi!

  3. A Carmelo le encanta y es todo un virtuoso en el tema esquiar, yo prefiero aprovechar la nieve de otra manera, y más si vamos al valle de Boí 🙂

  4. Perfecta combinación entre arte y deporte. ¡Qué lujo tener la nieve y esas iglesias únicas tan cerca!
    Marc está hecho todo un campeón, se nota que va todos los años y que es pequeño. Si yo me caigo la lío, si lo hace Javier parece que es de goma.

    ¡Estupenda jornada la vuestra en la nieve!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *