CASTILLO DE FREDERIKSBORG. Excursión desde Copenhague al Castillo Real de Christian IV.

El supone una de las excursiones desde Copenhague más fáciles de realizar y más interesantes.

Situado en la población de Hillerod, en el norte de Selandia, la más grande de las islas de , solo dista una cuarentena de kilómetros de la capital danesa. Además, el Castillo de Frederisksborg está estupendamente conectado con Copenhague por vía férrea, de manera que la excursión es realmente sencilla se realizar. Más aún, resulta interesante combinar la visita a este castillo con una segunda fortaleza situada algo más al norte e igualmente bien conectada con el tren. Me refiero al Castillo de Kronborg, conocido como el Castillo de Hamlet. Ambos fortines se pueden visitar en una misma jornada si se parte temprano de Copenhague, aunque de este segundo castillo os hablaremos en otra ocasión.

IMG_5152

EL CASTILLO DE FREDERIKSBORG, EL CASTILLO REAL DE CHRISTIAN IV DE DINAMARCA.

El Castillo de Frederiksborg fue construido en época de Christian IV, como residencia real. Este monarca ostentó el reinado de Dinamarca durante 59 años ni más ni menos, siendo el más longevo de todos los reinados de Escandinavia.

Sin embrago, antes de que el Castillo de Frederiksborg fuera alzado ya había existido en este mismo emplazamiento otra fortaleza algo menor, erigida en tiempos de Federico II, a mediados del siglo XVI. En realidad, el nombre de Castillo de Frederiksborg hace referencia, por tanto, al monarca que construyó el castillo anterior y no el que podemos visitar en la actualidad.

Christian IV era hijo de Federico II y nació en aquel primer castillo. Sin embargo, a finales de siglo XVI se decide la demolición de la primitiva fortaleza para alzar uno de los palacios renacentistas más impresionantes de . Para ello se contrató a uno de los mejores arquitectos flamencos del momento,  Hans van Steenwinckel, el Viejo. Sin embargo, el maestro de obras murió al cabo de poco tiempo, de manera que a partir de 1601 son sus hijos Hans y Lorenz quienes se encargaron de completar el proyecto.

Si viajáis a Copenhague podéis realizar varias excursiones a los alrededores con guía de habla española, incluidas la visita al Castillo de Frederiksborg o al de Kromborg o un free tour por Copenhague. Podéis leer acerca de los tours en español y contratarlos en este enlace.

El Castillo de Frederiksborg se alza en tres islotes del lago conocido como Lago Slotssøen, que significa únicamente Lago del Castillo. Se trata de un majestuoso palacio de cuatro plantas que dispone de una gran cantidad de salones, incluyendo una maravillosa capilla. Además del castillo, sorprende gratamente el fantástico jardín barroco que se sitúa más allá del lago y desde el que se observa una panorámica de la fortaleza francamente bella. Este jardín fue añadido ya en el siglo XVIII.

No es de extrañar que el Castillo de Frederiksborg nos recuerde a algunos de los edificios más bellos de los Países Bajos o Flandes, pues el diseño corresponde a aquella tradición, utilizando el ladrillo rojo como material principal de construcción y siendo culminado por hastiales escalonados y volutas tan típicas de la arquitectura del norte de Europa. Además, las distintas torres esquineras así como la torre del reloj, le dan un empaque especial para el que es el mayor de los castillos renacentistas de Escandinavia.

IMG_5206

Una pena, sin embargo, que nuestra visita al Castillo de Frederiksborg no coincidiera con una jornada soleada. El día amaneció frío y gris e, incluso, algo neblinoso.

Como decía, el Castillo de Frederiksborg se alza sobre tres islas. Entramos a la primera de ellas pasando por encima de un puente. Enseguida nos encontramos con un portal que indica el año de construcción del mismo, 1736, que es bastante posterior al palacio.

IMG_5147
IMG_5149

Seguimos avanzando por un segundo puente que nos lleva a la segunda isla. A ella accedemos por el arco que se sitúa en los bajos de un gran torreón. En el patio que se abre tras el portal de acceso se localiza una bonita fuente dedicada a Neptuno, que viene a simbolizar la importancia de la monarquía danesa durante el siglo XVII. La fuente que podemos ver en la actualidad es una copia de la original, pues aquella fue llevada a Suecia en el año 1659 y actualmente ornamenta los jardines del Palacio de Drottningholm que pertenece a la monarquía sueca.

Castillo de Frederiksborg
IMG_5155
Castillo de Frederiksborg

Justo por detrás de la Fuente de Neptuno ya queda el Castillo de Frederiksborg, aunque para acceder al mismo tenemos que sortear un tercer puente de piedra, de unos pocos metros. La verdad es que la imagen desde esta situación es maravillosa, aunque algo enturbiada por este día neblinoso y oscuro.

Durante la visita al Castillo de Frederiksborg podremos conocer las distintas dependencias que se visitan en un recorrido que no se alarga más allá de la hora. En la actualidad, el castillo desempeña las funciones de sede del Museo de Historia Nacional y dispone de un buen número de pinturas y mobiliario de la época.

Además, es posible disfrutar de varias estancias realmente palaciegas como las que se ubican en el Ala del Rey y el ala de la Princesa o las estupendas sala de las Rosa y el Gran Salón o Riddersalen, que se sitúa por encima de la Capilla Real y que es la más impresionante de las estancias del palacio.

Como decía, la Habitación o Estancia de la Rosa es una de las más sorprendentes y se ubica en el Ala del Rey.  En su momento desempeñó las funciones de comedor real y arquitectónicamente llama la atención por el conjunto de bóvedas rebajadas que se sustentas sobre pilares.

IMG_5175

Sin embargo, la más bella de las distintas estancias que se visitan durante el recorrido por el Castillo de Frederiksborg es el conocido como Gran Salón. Al igual que la Estancia de la Rosa y muchas otras, este salón debió ser reconstruido tras los incendios acontecidos en 1859. La verdad es que la decoración del mismo y sus dimensiones no pasan desapercibidos. Los mármoles que decoran el suelo, el maravilloso artesonado dorado, las pinturas y tapices que nos recuerdan las hazañas de Christian IV y que ornamentan las paredes o la extraordinaria lámpara de araña que pende del techo forman parte de las más espaciosa de todas las estancias de Frederiksborg.  Salvando las distancias, nos recuerda un poco el Salón de los Quinientos del Palacio Vecchio de Florencia.

Seguimos recorriendo las distintas estancias del Castillo de Frederiksborg, incluyendo las salas de audiencias y los distintos aposentos reales. Isa, incluso, tiene la oportunidad de colocarse una copia de la corona real danesa y la verdad es que da bastante el pego.

Castillo de Frederiksborg
Castillo de Frederiksborg
IMG_5181
IMG_5176

Para llegar al Castillo de Frederiksborg podéis tomar el tren en la estación centran de Copenhague con dirección a Hillerød. Son unos 40 minutos de trayecto. Desde la estación de Hillerod hay que andar unos 20 minutos hasta el castillo. El precio de la entrada general al palacio es de 75DKK. Podéis leer la información actualizada en la web del Museo de Historia.

LA CAPILLA Y LOS JARDINES DEL CASTILLO DE FREDERIKSBORG.

Otro de los lugares que no hay que dejar de visitar en el Castillo de Frederiksborg es la Capilla Real que se ubica en el ala occidental del mismo, que es la que queda a la izquierda conforme se entra al patio de distribución desde la Fuente de Neptuno.

Corresponde a la misma época de construcción del palacio, pues para 1617 ya estaba terminada. Además, es la original de la época en el sentido de que fue de los pocos lugares que se escaparon del incendio de 1859.

Se trata de un templo de formas muy alargadas, culminado por un conjunto abovedado ricamente ornamentado con estucos. Los pilares que sostienen las bóvedas disponen de columnas adosadas. En medio de varias de ellas se disponen distintas esculturas.

IMG_5163

Finalmente, regresamos al patio donde se ubica la fuente de Neptuno para pasar por un arco que queda a mano izquierda y que nos permitirá llegar, tras un breve paseo, hasta los maravillosos jardines del Castillo de Frederiksborg, de estilo barroco y que corresponden ya a mediados del siglo XVIII. Sin embargo, hay que decir que durante más de un siglo los jardines permanecieron abandonados, de manera que los arbustos colonizaron por completo el espacio. No fue hasta el 1993 cuando se reemprendió la reconstrucción de los jardines según los planes originales de Johan Cornelius Krieger, jardinero real de la corte de Federico IV.

IMG_5204
Castillo de Frederiksborg

Desde este punto, con los jardines en primer plano, el lago inmediatamente por detrás y, justo al final, el palacio renacentista, se dispone de una panorámica de excepción. Supone un excelente broche de oro para nuestra visita al Castillo de Frederiksborg.

Por último, os dejo el link con las visitas más importantes que hacer en Copenhague.

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

SI QUIERES VER OTRAS ENTRADAS SOBRE DINAMARCA CLICA AQUÍ
Si te ha gustado la entrada, COMPÁRTELA!!!

14 thoughts on “CASTILLO DE FREDERIKSBORG. Excursión desde Copenhague al Castillo Real de Christian IV.

  1. Ciertamente es un castillo bellisimo,nuestro preferido de Dinamarca.Una joya daneza que hicimos el mismo dia del de Kronborg o de “Hamlet”,tambien hermoso. Una jornada inolvidable . Que recuerdos!!!! Graciasss!.

    • Así es. Los 2 castillos son perfectamente combinables. Lástima que nosotros tuvimos una jornada un poquito fea, con bastante niebla. ¿Fuiste a Roskilde?

      • No fui. No tuve tiempo. Ademas de Copenhagen y los dos castillos con sus pueblos, hicimos Odense, por la casa de Handerson, Svendvorg, y ferry a Aeroskobing en la bella isla Aero, bellisimo,de cuento ese pueblo. Quizas sea el mas bello de Dinamarca. Ños encanto Dinamarca.

  2. aunque soy holandesa y Dinamarca no pillaba muy lejos nunca he ido. Además dicen que los daneses y su vida es parecida a la vida en los Países Bajos. A ver si vamos un día y visitamos este castillo, A mi me encantan las visitas a castillos y palacios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *