patrimonio humanidadVisitar la Cueva de Altamira, en Cantabria, es actualmente muy difícil aunque no imposible (luego os comentaremos acerca de la posibilidad de visitar la Cueva de Altamira verdadera). Ello es debido a que las pinturas rupestres que albergan se deterioran con extrema facilidad con las visitas turísticas.

Sin embargo, desde hace unos años se ha habilitado, cerca de la cueva original, un complejo museístico que alberga la que es conocida como neocueva y que cobija una reproducción sorprendentemente fiel, tanto por lo que hace referencia a la morfología de la cueva como por lo que se refiere a las pinturas rupestres. Ello permite que el visitante se pueda hacer una idea bastante veraz de lo que es el yacimiento, sin visitar la cueva de Altamira original.En este post os hablaremos acerca de la importancia de la Cueva de Altamira así como lo que el viajero puede visitar y disfrutar en esta neocueva.

IMG_5416

LA CUEVA DE ALTAMIRA. UNA DE LA CUEVAS CON PINTURAS RUPESTRES MÁS IMPORTANTES DEL MUNDO.

Las pinturas rupestres de Altamira, cueva que se sitúa a poquísimos kilómetros de Santillana del Mar, fueron descubiertas por Marcelino Sanz de Sautuola en 1879. Este naturalista de Santander había sido alertado por Modesto Cubillas, un tejero asturiano, de la existencia de unas cuevas en las cercanías de Santillana del Mar.

Lo curioso es que al visitar la Cueva de Altamira por vez primera, Sanz de Sautuola no halló más que algunos signos a los que no dio importancia alguna. Y no fue hasta una segunda visita a Altamira, al cabo de tres años, cuando Sanz de Sautuola descubrió la que es considerada una de las maravillas del arte rupestre mundial. Y, en realidad, cuenta la historia que no fue el naturalista si no su hija que lo acompañaba quien habría sido la verdadera responsable del hallazgo, confundiendo unos bisontes por bueyes, y percatándose Sanz de Sautuola, enseguida, de que tales bueyes eran en realidad bisontes y que se trataba de un hallazgo verdaderamente excepcional.

Curioso es, también, que cuando el naturalista publicó el resultado de los hallazgos, los expertos mundiales en arte rupestre, y particularmente los de origen francés, no dieron por veraces los descubrimientos realizados. Y no fue hasta al cabo de veinte años, con Sanz de Sautuola ya fallecido, cuando se reparó este tremendo error histórico y las Cueva de Altamira y sus pinturas rupestres pasaron a ser consideradas como uno de los más importantes testigos del desarrollo del arte en la prehistoria.

La importancia de la Cueva de Altamira y de sus pinturas rupestres se debe a varios motivos que le han valido para ser incluidos dentro de la lista del Patrimonio de la Humanidad. Una lista, por cierto, que incluye hasta 40 sitios de arte rupestre repartidos en el mundo entero, tres de los cuales se ubican en la Península Ibérica.

El primero de los motivos es que las pinturas de la cueva tienen una datación que abarca desde los 35.000 años aC hasta el 12 o 13.000 aC. Es decir, un periodo amplísimo. Eso supone que visitar la Cueva de Altamira permite poder conocer los distintos estilos artísticos que fueron evolucionando a lo largo de estos más de 20.000 años. Grabados, dibujos simples, marcas y signos, dibujos gravetienses o imágenes mucho más elaboradas y bicromales serán solo algunos de las distintos estilos que hallaremos en las Cuevas de Altamira.

En segundo término, hay que considerar la gran cantidad de figuras, esquemas, signos y dibujos que se localizan en esta Cueva de Altamira y, particularmente en la Gran Sala de los Animales, conocida también como Sala de los Techos, entre otros muchos sobrenombres.

Los autores de tales pinturas habrían sido las distintas tribus de cazadores pertenecientes a la especie Homo Sapiens Sapiens, es decir la nuestra, que habría habitado la cornisa cantábrica a partir de año 35.000 aC (el Homo Sapiens Sapiens se habría originado en África sobre el año 40.000 aC).

Todo ello, un colorido, una vistosidad y una densidad pictórica con escaso parangón dentro del arte rupestre mundial y solo comparable al de algunos yacimientos del sur de Francia.

Altamira fue incluida en la lista del Patrimonio de la Humanidad en 1985. Posteriormente la distinción se extendió a otras cuevas, incluyéndose a partir de 2008 hasta 17 cuevas localizadas en Cantabria, el País Vasco y Asturias.

DATOS PRÁCTICOS Y EXCURSIONES PARA VISITAR CANTABRIA

hotel Si vas a visitar CANTABRIA quizá te interese saber que puedes adquirir algunas ENTRADAS POR ANTICIPADO. También puedes adquirir  VISITAS GUIADAS Y EXCURSIONES EN ESPAÑOL (también muy económicas) con lo que no perderás tiempo y tendrás la ENTRADAS INCLUÍDAS.

Estas son las opciones más interesantes:

IMG_5417
IMG_5422

VISITAR LA CUEVA DE ALTAMIRA Y LAS PINTURAS RUPESTRES

Durante algunos años fue posible visitar la Cueva de Altamira original. Sin embargo, el progresivo número de visitantes que se acercaban a la que pasó a conocerse como la Capilla Sixtina del Arte Rupestre motivo un progresivo deterioro en las pinturas. Ello conllevó que finalmente la cueva fuese cerrada al público en general y que visitar la Cueva de Altamira fuese solo permitido a estudiosos y científicos, previo solicitud de permisos que solo de manera excepcional eran expedidos

A partir de 2001 se abrió Museo Nacional y Centro de Investigación de Altamira, un bonito complejo que alberga un interesante museo que versa sobre Altamira y la Prehistoria pero que tiene como principal reclamo la existencia de la Neocueva. Es decir, una fiel reproducción de la Cueva de Altamira original, tanto por lo que respecta a la morfología de la misma como a la veracidad de las pinturas rupestres que allí se hallan. Especialmente por lo que hace referencia a la célebre Sala de los Animales o de los frescos.

En este sentido, aunque visitar la Cueva de Altamira original continúe siendo muy difícil (aunque no imposible en la actualidad), hacer lo propio con la neocueva supone una experiencia verdaderamente recomendable.

La visita se puede hacer con guía o sin ella. Y el precio es el mismo: 3 euros. De manera que escojo la primera opción. Mi sorpresa es que aunque me han dicho que es habitual tener que esperarse bastante a que te den turno, yo llego a las 5 menos 10 de la tarde y me dan hora para la visita guiada de las 5 de la tarde. Puede que sea por qué mi visita a la Cueva de Altamira coincide con temporada baja, a mediados de octubre.

La cuestión es que tras una sesión audiovisual de unos pocos minutos, muy pobre por cierto, la guía nos conduce hasta la neocueva de Altamira.

En los primeros metros en la neocueva nos situamos en lo que representa el vestíbulo de la Cueva de Altamira que era donde sus antiguos moradores hacían vida. Se nos explica cómo se llevaba a término esta vida común en pequeños grupos y sus quehaceres diarios que solían estar relacionados básicamente con la búsqueda de alimento (eran cazadores-recolectores). También se nos explica, vía la representación de un pequeño yacimiento arqueológico, las distintas fases en que el Homo Sapiens habitó la cueva, que ya hemos dicho que era desde el año 35.000 aC hasta más o menos el 10.000.

Posteriormente, entramos a lo que es la parte más espectacular de la visita a la Cueva de Altamira (a la neocueva, obviamente). Se trata de la fiel reproducción de la Sala de los Animales. Una enorme bóveda donde los artistas aprovecharon los relieves para dibujar y pintar varios tipos de animales distintos. Los más representados fueron los bisontes y caballos, aunque otros animales como cabras o jabalíes fueron igualmente dibujados. Los más simples fueron solamente esquematizados. Sin embargo, para los más elaborados se utilizó la policromía. O mejor dicho, la bicromía, con el uso de negros y ocres, utilizando además las particulares formas de la bóveda de la cueva para dar relieve y volumen a las figuras de los animales. Verdaderamente sorprendente.

¿Quieres visitar SANTILLANA DEL MAR Y LAS CUEVAS DE ALTAMIRA en una excursión organizada desde SANTANDER?. Quizá te interese saber que puedes realizar VISITAS GUIADAS EN ESPAÑOL para visitar este lugar tan importante de Cantabria. Visitaréis algunos la preciosa población de Santillana del Mar y Museo Nacional y Centro de Investigación de Altamira con la famosa neocueva. Con las ENTRADAS INCLUÍDAS Y SIN COLASPodéis mirar en ESTE ENLACE, las distintas posibilidades y contratarlas.

IMG_5410
IMG_5413

Para disponer de pintura negra, los artistas utilizaron óxidos de manganeso o carbón. Para los ocres, sin embargo, se usaron distintos óxidos de hierro. Los dibujos eran primeramente trazados con el uso de un buril. Con ello se trazaba el contorno. Posteriormente se pintaba en negro dicho contorno para, finalmente, rellenarse el interior con los colores ocres. Para extender la pintura se solía utilizar la mano aunque se piensa que en algunas ocasiones se podría haber utilizado alguna técnica de soplido.

En otras ocasiones los dibujos se limitan únicamente a contornos mucho más esquemáticos y a veces lo que encontramos son solamente grabados. No solamente figuras de animales podemos visualizar en la Cueva de Altamira. La guía nos enseña igualmente la existencia de algunas manos, unas en negativo y otras en positivo, así como varios signos de difícil significado. Desde luego, lo más espectacular es el conjunto de bisontes bicromos, que en un número considerable se disponen a lo largo y ancho de toda la superficie de la bóveda de la Sala de las Pinturas de la Cueva de Altamira.

La visita a esta neocueva tiene una duración de unos 20 minutos y la verdad es que merece mucho la pena.

IMG_5414
IMG_5409

La Cueva de Altamira (la neocueva) y el museo adyacente tiene un coste de 3 euros, con tarifa reducida de 1.5 euros para varios colectivos. La entrada es gratuita los sábados a partir de las 14.00 y todos los domingos, además de algunos días especiales. El precio incluye la explicación de un guía, aunque también puede hacerse la visita por libre, por el mismo precio.

¿ES POSIBLE VISITAR LA CUEVA DE ALTAMIRA ORIGINAL?

Cómo explicaba, tras los graves deterioros sufridos por la cueva de Altamira original a raíz de las visitas turísticas llevadas a término a mediados del siglo XX, se decidió echar el cierre de la misma a las visitas convencionales. Sin embargo, desde 2014 es posible nuevamente visitar la cueva de Altamira original. Este hecho acontece los viernes por la mañana, cuando cinco afortunados escogidos por sorteo tiene esta posibilidad.

Para ello hay que acudir el viernes por la mañana antes de las 10.30 y comprar la entrada correspondiente. Además hay que cumplimentar un boletín. Entre los asistentes se sortean, sobre las 10.40, las cinco plazas que permiten visitar la Cueva de Altamira original.

Los agraciados son vestidos con una indumentaria especial desechable, con gorro y mascarilla incluidos. Desde luego, la visita es estrictamente guiada  y de una duración muy determinada en cada sala. Qué duda cabe que debe ser un momento francamente especial. Sin embargo yo me quedé con las ganas de visitar la Cueva de Altamira original pues me he acercado a la misma un miércoles por la tarde.

En este post podréis encontar otros lugares que hay que ver en Cantabria.

CÓMO LLEGAR A LAS CUEVAS DE ALTAMIRA.

Las cuevas de Altamira (y el museo) se localizan a unos 4 kilómetros de Santillana del Mar. Tanto desde Santander como desde Torrelavega hay servicio de Autobuses hasta Santillana del Mar. Luego habrá que tomar algún taxi en Santillana.

La verdad es que lo mejor es alquilar un coche o recorrer Cantabria en coche propio, lo que te da bastante más libertad y acabas por economizar tiempo. Nosotros utilizamos un coche de alquiler de Goldcar que recogimos y devolvimos en el aeropuerto de Santander y la verdad es que el servicio fue exquisito.

Para llegar a Altamira desde Santander hay que tomar la A-67 con dirección a Torrelavega y luego la salida que lleva a Suances y Santillana del Mar a través de la carretera N-611. Cuando lleguéis a las cercanías de Santillana, la Cueva y el museo están indicados.

SI QUIERES VER OTRAS ENTRADAS SOBRE ESPAÑA CLICA AQUÍ
Si te ha gustado la entrada, COMPÁRTELA!!!

Suscríbete al blog


Puedes darte de baja en cualquier momento haciendo clic en el enlace al pie de página de nuestros correos electrónicos. Para obtener información sobre nuestras prácticas de privacidad, visita nuestro sitio web.

Usamos Mailchimp como nuestra plataforma de newsletters. Al hacer clic a continuación para suscribirte, aceptas que tu información será transferida a Mailchimp para su procesamiento. Obtén más información sobre las prácticas de privacidad de Mailchimp aquí.

¿Qué te ha parecido el artículo?


0 de 5.0 (0)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La empresa trata tus datos para facilitar la publicación y gestión de comentarios. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, supresión y oposición, entre otros, según nuestra Política de privacidad.