RAMBLAS DE BARCELONA. 17 visitas para el paseo más emblemático de Barcelona.

Las Ramblas de Barcelona suponen el paseo más emblemático de la capital de Catalunya y uno de los más populares de Europa. Es verdad que este kilómetro y medio que unen la Plaza de Catalunya con el monumento a Colón no deja de ser una paseo, a menudo masificado, donde lo importante puede ser disfrutar del recorrido en si mismo, sin más.

Pero también hay tener en cuenta que son muchos los edificios y monumentos que ver en las Ramblas de Barcelona, de manera que no está mal tener una pequeña guía para no perderse algunos de los rincones más significativos del paseo. Algunos de ellos son ciertamente monumentales, pero otros son  simples comercios de proximidad, de los de toda la vida, que han convertido este recorrido, en uno de los más entrañables para los barceloneses.

Ramblas de Barcelona

La Rambla de Barcelona (o Ramblas de Barcelona, pues de las dos maneras suele denominarse) se divide en cinco tramos: la rambla de Canaletas, la de los Estudios, la de San José o de las Flores, la de los Capuchinos y la de Santa Mónica. En realidad esto tiene nula importancia, pues el paseo no deja de ser un continuum que a paso ligero se podría visitar en poco más de media hora. Sin embargo, como he dicho, no es poco lo que hay que ver en las Ramblas de Barcelona, de manera que dependiendo del ritmo de paseo de cada uno, y de si se quiere visitar algún edificio de forma más detallada, la duración del recorrido puede alargarse bastante más.

Si vais a venir a Barcelona una posibilidad es alojaros en un apartamento en lugar de hacerlo en un hotel. Dispondréis de un espacio mas grande y así os sentiréis como en casa durante vuestras vacaciones. En esta web podéis mirar varios apartamentos cercanos a las Ramblas.

Os dejo con las 17 visitas que, para nosotros, son imprescindibles durante un paseo o visita por las Ramblas de Barcelona.

Si está preparando un viaje a Barcelona puede que te interese el post sobre los 20 lugares imprescindibles de Barcelona. Aquí encontrarás todos los lugares que no te puedes perder en Barcelona.

QUE VER EN LAS RAMBLAS DE BARCELONA. LAS 17 VISITAS IMPRESCINDIBLES.

PLAZA DE CATALUNYA

Es una de las plazas más emblemáticas de Barcelona. Un icono en si mismo aunque no es precisamente de las más bonitas de la Ciudad Condal. Rodeada de algunos de los centros comerciales más emblemáticos de Barcelona, como el FNAC o El Corte Inglés, la plaza pasa por ser uno de los manifestódromos más conocidos de la ciudad, aunque su verdadera alma reside en los niños jugando y dando de comer a las palomas de la plaza. Un clásico de la Plaza Catalunya, de toda la vida.

Plaza de Catalunya de Barcelona

FUENTE DE CANALETAS

Una de las fuentes más populares de Barcelona, de hierro colado y construida a finales del siglo XIX. Cuenta la leyenda que quien de ella bebe es seguro que vuelve a Barcelona. Es decir, que en cierta manera hace las funciones de la Fontana de Trevi romana.  El lugar es también el sitio preferido por los barcelonistas para celebrar los títulos del club de fútbol de la ciudad.

Fuente de Canaletas de Barcelona

FARMACIA NADAL

Farmacia esquinera y uno de los comercios más emblemáticos de la Rambla de Barcelona. Era la antigua farmacia Masó Arumí. El modernismo catalán legó un montón de grandes edificios a la ciudad de Barcelona, pero también pequeños comercios de barrio, entre ellos varias farmacias. Una de ellas es esta, aunque tiene un estilo quizá algo más noucentista, con sus preciosos mosaicos policromados.

Farmacia Nadal de las Ramblas de Barcelona

REAL ACADEMIA DE CIENCIA Y ARTES DE BARCELONA

Uno de los grandes edificios que hay que ver en las Ramblas de Barcelona y que muy a menudo pasa desapercibido. Por desgracia, solo podremos disfrutar de su fachada, pues se trata de un edificio privado. Se trata de una construcción de 1894 a medio camino entre el eclectismo y el modernismo y que antecede al pleno modernismo. Es una obra de Josep Domènech i Estapà, que era uno de los arquitectos más importantes del momento.

IMG_0375

PUESTOS DE FLORES

Este es el tramo conocido como Rambla de las Flores. Y para hacer honor al nombre solo hace falta echar un vistazo a la multitud de floristerías que encontramos en esta parte de la rambla y que le dan verdadero olor (y también olor) a este paseo. Atrás quedaron los años donde los puestos de flores se alternaban con los de venta de mascotas de animales. Las nuevas regulaciones municipales lo impiden.

IMG_0367

PALACIO DE LA VIRREINA

Otro de los edificios monumentales que se encuentran en la Rambla de Barcelona, bajando a mano derecha. Este fue un edificio privado mandado construir por Manuel de Amat, antiguo Virrey de Perú, al regresar a Barcelona, en 1776. Es conocido como Palacio de la Virreina, porque a la muerte (prematura) de Amat fue utilizado como vivienda, por su mujer.  Se trata de un suntuoso palacio con tintes barrocos. Ahora sirve de lugar de exposiciones temporales por lo que no está de más echar un vistazo al edificio para saber qué se cuece en cada momento. En particular, no hay que dejar de visitar su patio central, que forma parte de la Sede de Cultura del Ayuntamiento de Barcelona.

IMG_0368

CASA BEETHOVEN

Otro de los pequeños comercios emblemáticos de la ciudad de Barcelona. No se trata de una gran tienda si no de un pequeño comercio dedicado a la venta de partituras de música. No hay que perderse el encanto de su desordenado interior. Se trata de un edificio de 1880

IMG_0369

MERCAT DE LA BOQUERIA

Uno de los mercados más iconográficos de Barcelona se encuentra a pocos pasos de la Casa Beethoven. Hablo del Mercat de la Boqueria que es el nombre por el que se conocer el Mercat de Sant Josep. Aunque los orígenes del mercado se remontan a 1840, la cubierta actual es de 1914. Es uno de los lugares más turísticos de Barcelona y, desde luego, uno de los puntos que hay que ver en las Ramblas de Barcelona, aunque a menudo esté atestado de japoneses  cámara en mano. Las frutas y verduras suelen estar dispuestas aquí con suma elegancia. No es este un mal lugar para tomarse algún zumo de fruta natural o para hacer algún brunch a media mañana. Los precios no son económicos pero tampoco disparatados.

IMG_8465

CASA BRUNO QUADROS

En la otra acera, el siguiente edificio que nos llama la atención es la Casa Bruno Quadros, también conocida como Casa del Paraguas. El estilo ecléctico de la fachada, reformada por Josep Vilaseca no pasa desapercibida a ningún transeúnte, aunque el hecho de que la planta baja esté actualmente ocupada por una entidad bancaria le resta algo de encanto.

Se trata de un edificio esquinero. Destacan los ventanales del entresuelo con un conjunto de balcones en los siguientes pisos para terminar con una galería en corredera en el ático. Sin embargo, lo que más llama la atención son los lacados y policromados con motivos japoneses de la planta baja y el gran dragón que sostiene una bella farola y que se ubica, de forma esquinera, en el primer piso. Por debajo de dicha farola, un paragua nos recuerda que la planta baja era ocupada por una tienda de paraguas.

IMG_0354
IMG_0355

MOSAICO DE MIRÓ

Justo enfrente de la Casa Bruno Quadros y en plena Rambla de Barcelona encontramos una obra de Joan Miró en forma de mosaico circular. Parece ser que la obra de arte representa algo así como el símbolo de la totalidad y la perfección. Desde luego, el diseño y el color no dejan lugar a dudas de que se trata de la obra de uno de los artistas más universales que ha dado Catalunya.

IMG_0356

GRAN TEATRO DEL LICEU

Enfrente del Mosaico de Miró, en la otra acera de la Casa Bruno Quadros, se ubica el gran templo de la lírica de Barcelona. El Gran Teatre del Liceu. El Liceu es a Barcelona lo que la Fenice a Venecia o la Scala a Milan. En teatro renació de sus cenizas tras el gran incendio que sufrió en 1994 y que devastó el teatro por completo. Los grandes tenores y sopranos de los últimos 200 años han pasado por el teatro y han alabado su acústica, que parece ser que pasa por ser una de las mejores del mundo entero.

El Gran Teatre del Liceu tiene una programación estable de Ópera, aunque sus precios no suelen ser económicos. Más barato es realizar alguno de los tours guiados que se ofrecen a diario.

IMG_0357

CAFÉ DE LA ÓPERA

Justo delante del Gran Teatro del Liceu encontramos el Café de la Ópera, otro excelente lugar para hacer un descanso y tomar un café antes de continuar el paseo por las Ramblas de Barcelona. El establecimiento actual corresponde a una reforma en estilo modernista de un café anterior, llevada a término en 1928. Desde entonces ha sido un lugar de reunión y tertulia de artistas, anarquistas, políticos o bohemios varios.

IMG_0358
IMG_0359

PLAÇA REIAL

Unos dos cientos metros más abajo encontramos una bocacalle que desemboca en la Plaça Reial de Barcelona, una de las más bonitas de la ciudad. Su preciosa fuente central y las dos espléndidas farolas, obras de juventud de Gaudí, no pasan desapercibidas. La Plaza Reial es un espacio uniforme y porticado, con edificios señoriales que la rodean por completo y que en tiempos, suponían la residencia de algunas de las familias barcelonesas más acaudaladas. 

IMG_0360
IMG_0361

PALACIO GÜELL

Justo enfrente de la bocacalle que lleva a la Plaça Reial, en la otra acera, encontramos la salida a la Calle Nou de la Rambla. A menos de 50 metros se encuentra una de las primeras viviendas que un joven Antonio Gaudí diseñó en Barcelona. Se trata, ni  más ni menos, del palacio que el genial arquitecto diseñó para el que sería su mecenas durante toda su vida: Joan Güell. Vale la pena disfrutar de los interiores de este palacio en alguna de las visitas audioguiadas que se ofrecen a diario. El Palau Güell es una vivienda suntuosa, pero alejada de los diseños tan particulares que el propio Gaudi proyectaría para las posteriores Casa Milá o Casa Batlló, cuando llegó al cénit del modernismo.

IMG_1724

MONUMENTO A PITARRA

Unos metros más allá encontramos el monumento a Frederic Soler, dedicado al dramaturgo catalán más conocido como Pitarra. El diseño del monumento fue encargado al arquitecto modernista Pere Falques, autor también del Monumento a Rius i Taulet de la Avenida Lluís Companys o de los famosos bancos-farola del paseo de Gracia. Para la parte escultórica del mismo se confió en Agustí Querol.

Aunque los trabajos de construcción empiezan en 1897, la obra no es inaugurada hasta 1906. Curiosamente, el monumento fue bastante criticado en su momento, debido a su grandiosidad, hasta el punto de que a punto estuvo de ser retirado. El personaje de Pitarra se muestra pensativo sobre las máscaras de la comedia y la tragedia.

IMG_0365

PUESTOS DE PINTORES Y RETRATISTAS

Es en esta zona final de la Rambla, que ya es conocida como Rambla de Santa Mónica donde se ubican buena parte de los pintores y retratistas que hacen las delicias de los millones de turistas que año tras año visitan la Ciudad Condal. Por unos pocos euros se podrá disfrutar de una caricatura que los avezados artistas pueden esbozar en pocos minutos. Un retrato en colores y bien detallado es bastante más caro, desde luego.

IMG_0366

MONUMENTO A COLÓN

Tras, aproximadamente, un kilómetro y medio de trayecto, llegamos al final del paseo, donde se ubica el último de los grandes monumentos que hay que ver en las Ramblas de Barcelona. El Monumento a Colón es una de las citas ineludibles para los turistas, que si lo desean pueden subir a su cima, a 57 metros de altura, desde donde se disfruta de una excelente perspectiva de Barcelona y, en concreto, de las Ramblas. Barcelona utilizó los grandes acontecimientos internacionales que organizó (como las Exposiciones Universales del 1888 y 1929 y los Juegos Olímpicos de 1992) para reorganizarse urbanísticamente. El Monumento a Colón corresponde a las mejoras realizadas en 1888 y al igual que sucedió con la Torre Eiffel o el Atomium, construidos ambos a raíz de sendas Exposiciones Universales en París y Bruselas, enseguida se convirtió en uno de los iconos de la ciudad. El arquitecto encargado de las obras fue Gaietà Buïgas. Sin embargo, para el programa escultórico se contó con gran cantidad de artistas, entre ellos Josep Llimona, autor también del Monumento al Doctor Robert de la Plaza Tetuán, una de las esculturas modernistas más bellas de las calles de Barcelona.

Aunque siempre se ha dicho que el dedo de Colón señala a América, no es difícil comprender la inexactitud del detalle, pues el dedo señala, en realidad, el Mar Mediterráneo que está justamente en dirección contraria a América.

IMG_9008

Y con la visita al Monumento a Colón termina este paseo que nos ha llevado a descubrir algunos de los edificios, comercios y monumentos más importantes que ver en las Ramblas de Barcelona.

COMO LLEGAR A BARCELONA

Llegar a Barcelona, ya sea en avión o tren, no es nada difícil, pues es una de las ciudades mejor comunicadas de Europa. Son varias las compañías aéreas low cost y tradicionales vuelan a Barcelona. Vale la pena consultar las empresas que permiten, con los cupones de viaje, conseguir descuentos en los vuelos (ahora hacen una promoción de Semana Santa, donde por inscribirte entras en un sorteo de 100€ en Rumbo) . Para llegar al centro de Barcelona en transporte público, se puede utilizar el metro, el autobús y en tren (este último, solo desde la T2). 

Los trenes de larga distancia que llegan a Barcelona lo hacen a la estación de Sants, también bien comunicada con el resto de Barcelona, gracias a la red de metro.

 

SI QUIERES VER OTRAS ENTRADAS SOBRE ESCAPADAS POR CATALUNYA CLICA AQUÍ
Si te ha gustado la entrada, COMPÁRTELA!!!

32 thoughts on “RAMBLAS DE BARCELONA. 17 visitas para el paseo más emblemático de Barcelona.

  1. Como siempre completisimo y superdocumentado!!Un placer este blog! Nos enteramos de cosas muy interesantes!! Y que ciudad Barcelona,una de mis top!!!!!!!saludos

    • Muchas gracias, Abel. La verdad es que Barcelona da mucho de si. Como la tenemos a una horita de tren, los fines de semana nos perdemos a menudo por ahí.
      Un abrazo y buen fin de semana!

    • Si. Yo creo que en una tarde o mañana se hace sin problemas. Luego si ya quieres entretenerte más en algún sitio, como hacer la visita al Liceo o al Palau Güell, pues ya se te va más tiempo, Laura Maria.

  2. Genial recorregut per La Rambla. El meu edifici preferit és la Casa del Paraigua però tots ells formen un conjunt únic. Saps que no m’he fixat mai en el Cafè de l’Òpera? A la propera hi entraré a fer un cafetó.
    M’ha encantat aquesta entrada.

    • Moltes gràcies M.Teresa! Ho has de fer, Teresa. El cafè de l`ópera és un dels clàssic de Barcelona, com la xocolata del carrer Petritxol o dels Quatre Gats.

    • La verdad e que aunque siempre esté llena de gente también lo está de vida Y si se mira “arriba” hay un montón de edificios que valen la pena.

    • Quan estudiava a Barcelona era un clàssic anar a berenar xocolata al carrer Petritxol, i què bons eren aquells suïssos!!! Als Quatre Gats també hi he estat, és un lloc amb molt d’encant.
      Bon cap de setmana

  3. Pues mira que he pasado veces y nunca me había fijado en el mosaico de Miro. Tambien me faltan los edificios de comercios. La próxima vez me voy con tu articulo bajo el brazo

  4. Quin passeig més maco has fet per les Rambles! Lloc especial que no és el mateix pels matins, tardes o nits…

    Recordo perfectament la botiga de paraigües de la Casa Bruno Quadros; fins i tot diria que vaig comprar-ne algun per la meva mare.
    El Cafè de l’Òpera, la Plaça Reial i els Quatre Gats (al carrer Montsió) eren els llocs on em trobava amb els amics. Abans, però, anava a la plaça Sant Felip Neri amb la guitarra, cantava unes cançons i quan havia recollit cinc pessetes i mitja comprava un paquet de Celtes sense filtre i una caixa de llumins, per fumar-lo entre tots.
    Temps era temps…
    Un petó!

    • És veritat. El passeig, com la plaça de Marrakech, canvia amb les hores! A mi m’encanta. Encara que sovint estigui massificat em segueix agradant passejar per les Rambles. Fa un parell de mesos vam anar a fer una xocolata amb xurros als Quatre Gats i fa menys, vaig anar passar-me per la plaça Sant Felip Neri. Emocionant, però d’infaust record. Les pedres encara parlen, a la plaça.
      Jejeje, Verge Santa els Celtas…droga dura!!!!
      Jo m’enrecordo que el meu avi em feia anar a comprar Ducados negres.

  5. Me encanta Jordi, mira que hace años que no voy por Barcelona…tengo que volver y regresar a las Ramblas para disfrutar de una de mis calles favoritas. Por cierto la Plaza Real, me encanta, me parece de lo más bonito de Barcelona (ya sabes que tengo el gusto algo particular).

    • Es verdad. La Plaza Real es un sitio muy agradable, con buenas terrazas y restaurantes nada caros y que valen la pena. Tienes que volver!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *