El Templo Colgante de Datong, también conocido como Monasterio Colgante de Datong es uno de los dos motivos que nos ha llevado a visitar Datong, una gran ciudad china que se encuentra a unos 350 kilómetros al oeste de Beijing y que cuenta también con las cuevas Yungang, uno de los más extraordinarios conjunto de grutas budistas que se pueden encontrar en todo el mundo.


Templo colgante de Datong

El Templo Colgante de Datong (o Templo Xuan Kong Si) se encuentra a menos de 90 kilómetros de Datong, pero como las carreteras no son nada buenas en este rincón de China, tardamos unas dos horas en hacer el recorrido.

El Monasterio Colgante de Datong impresiona nada más tenerlo delante. Construido enteramente en una pared vertical y a unos 75 metros de altura, es difícil creer que fuera posible la construcción de un templo de estas características y en esta localización tan extrema, hace más de 1500 años. Más si cabe, si hacemos caso a la historia, que explica que este Templo Colgante es la obra de un solo hombre, el monje budista Liao Ran.

El Templo Colgante de Datong merece la visita aunque sea por su magnífico emplazamiento, a medio camino de un enorme precipicio y suspendido directamente en la roca, pero además tiene la particularidad de ser uno de los pocos templos en el que se puede encontrar la combinación de las tres religiones más importantes de china: el budismo, el taoísmo y el confucianismo.

Templo colgante de Datong
Visitar Templos colgantes de Datong
Templo colgante Datong
Templo colgante Datong

Para construir el Xuan Kong Si, que es el nombre en chino del Templo Colgante, se incrustaron las vigas de madera que lo sostienen, directamente en la roca, en un ejercicio de equilibrio realmente inverosímil. Las salas y los corredores muestran una sensación de seguridad sólo relativa. Mientras lo visitamos, preferimos pensar que si no ha caído en 1500 años, quizá pueda esperar al menos un par de horas en hacerlo.

Paseamos así por los corredores que unen las diversas salas, todas de madera, el material en que está construido prácticamente de forma exclusiva el Templo Colgante de Datong.

lgunas de la cuarentena de estancias del monasterio están colgadas literalmente del precipicio, pero las más interiores están excavadas en la roca, hecho que las hace igualmente espectacular. De hecho, cuando se construyó el Monasterio, no se utilizaron los pilares de madera que vemos en la actualidad. Los pilares fueron añadidos más tarde, pues mucha gente no se atrevía a subir al monasterio.

Templo colgante Datong
Monasterio colgante Datong
IMG_0452
Monasterio colgante Datong
Sin duda, las seis salas exteriores, unidas por corredores y puentes que quedan colgados en la roca, son las más espectaculares y las que justifican que el Templo Colgante de Datong deba ser incluido en una ruta por China.

En algunas de estas habitaciones encontramos las veneradas figuras de las religiones chinas a las que está dedicado el monasterio. Así, encontramos figuras del propio Confucio, Lao Tse (fundador del taoísmo) o del Buda Sakyamuni, Sidarta Gautama (el fundador del budismo).

Algunos fieles parecen orar y honrar estas figuras, entre ellos algunos monjes budistas que vamos encontrando por el complejo y que, al igual que nosotros, están visitando el Templo Colgante de Datong. Algunos visten con la típica túnica roja, pero en otros casos, la vestimenta es naranja o violeta, lo que nos hace pensar que forman parte de diferentes ramas de las que se compone el budismo.

La visita no se alarga más allá de una hora, pero sin duda, persistirá mucho más en nuestra memoria, este extraordinario monasterio colgado de la pared de un precipicio.

informacionLa ciudad de Datong queda a medio camino de la capital de China, Beijing y de la preciosa ciudad de Pingyao, Patrimonio de la Humanidad. Las tres están comunicadas en tren por lo que es una muy buena opción tomar este medio de transporte para hacer la ruta Beijing – Datong – Pingyao – Luoyang – Xian.

IMG_0459
IMG_0461
IMG_0462
IMG_0463

CÓMO LLEGAR AL TEMPLO COLGANTE DE DATONG

Lo más habitual es ir de Beijing a Datong en tren (hay trenes nocturnos) o en autobús. Una vez en Datong, hay que tomar un autobús en la estación de autobuses que te lleva hasta el Templo Colgante de Datong. El trayecto se hace parte en bus y parte en taxi, que está incluido en el precio del autobús, pese a que a menudo, algunos taxistas intentan estafar a los turistas, sobre todo en el trayecto de vuelta.

Nuestra opción fue alquilar un taxista desde Beijing, que nos llevó de la capital a Datong y a las cuevas Yungang (la otra atracción imprescindible de Datong) y al día siguiente, al Templo Colgante de Datong. De vuelta a Beijing, paro en la Gran Muralla China, sección Badaling, se manera que esto nos ayudaba a economizar el tiempo. Como éramos tres personas, nos salía a cuenta hacer el recorrido en taxi, pues con un poco más de presupuesto teníamos mucha más comodidad, tanto en el transporte como en forma de libertad horaria.

En coche, no tardamos ni cuatro horas en ir de Beijing a Datong. El taxista nos costó unos 120 euros por persona, con los desplazamientos a los tres enclaves incluidos (Cuevas Yungang, Monasterio Colgate y Gran Muralla).

Suscríbete al blog


Puedes darte de baja en cualquier momento haciendo clic en el enlace al pie de página de nuestros correos electrónicos. Para obtener información sobre nuestras prácticas de privacidad, visita nuestro sitio web.

Usamos Mailchimp como nuestra plataforma de newsletters. Al hacer clic a continuación para suscribirte, aceptas que tu información será transferida a Mailchimp para su procesamiento. Obtén más información sobre las prácticas de privacidad de Mailchimp aquí.

¿Qué te ha parecido el artículo?


0 de 5.0 (0)

Comentarios:

30 comentarios en “TEMPLO COLGANTE DE DATONG, CHINA. El Monasterio imposible.


Netikerty BlogAnden
1 de marzo de 2015

Que impresionante parece, incluso viéndolo en foto. En vivo debe ser una cosa increible…

Marga
3 de junio de 2015

Realmente impresionante el templo colgante. gracias por compartirlo

    Jordi
    9 de junio de 2015

    Gracias a ti por pasarte por el blog y comentar. Realmente, es un temnplo de vértigo!

Caty
12 de noviembre de 2017

Hola.
Somos un matrimonio bastante mayor (79 y 71 años) aunque estamos perfectamente de salud y somos viajeros empedernidos acostumbrados a correr mundo.
Sin embargo tenemos una duda de China: Los templos colgantes de Datong y las grutas de Yungang. Os pregunto:
– ¿Merece la pena tanto traslado y tanto viaje? Yo tengo un vértigo horroroso (no puedo asomarse más de un segundo piso) y no sé si es conveniente ir o será demasiado angustioso para mí, incluso puede ser una pérdida de tiempo y dinero…
– Dudamos entre las grutas de Datong y las de Luoyang ¿ Cuál son más bellas ?
Espero vuestra información porque estamos muy dudosos y tenemos que ir cerrando el itinerario con la Agencia china.
Muchas gracias.

    Jordi
    12 de noviembre de 2017

    Buenas tardes Caty.
    Realmente si sufres de vértigo los monasterios colgantes no me parecen la mejor opción. Desde abajo son bonitos, pero creo que la gracia está en subir.
    Entre las cuevas de Luoyang o las de Datong se me hace muy difícil escoger. Las dos merecen muchísimo la pena y os gustarán por igual. A mi, desde luego, sí que me mereció la pena llegar a Datong. El viaje por carretera es bastante cómodo en la actualidad y a medio camino puedes parar en Badaling a ver la muralla. Pero ya te digo, tanto si escogéis Datong como si escogéis Luoyang os encanatarán. A Luoyang legamos en tren, creo que de camino a Xian.

Jordi
1 de marzo de 2015

Más en fotos que in situ,…pero supongo que para os que tienen vértigo de verdad sí que debe ser más duro.

Responder a Jordi Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La empresa trata tus datos para facilitar la publicación y gestión de comentarios. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, supresión y oposición, entre otros, según nuestra Política de privacidad.