VESUBIO. Subir al volcán que sepultó Pompeya.

Subir al Vesubio es una de las actividades que nadie que visite el sur de Italia, y concretamente la región de la Campania, debería perderse. El Vesubio es, sin duda, uno de los volcanes más famosos del mundo entero.

El Monte Vesubio no sería nada más que uno más de los muchos volcanes dormidos que hay en el mundo si no fuera por un hecho que ha pasado a la historia como una de las tragedias naturales más importantes de la civilización romana. Hablamos, como no, de la noche del 24 de agosto del año 70, cuando el volcán entró en erupción para sepultar un buen número de poblaciones ubicadas en sus laderas, de las que Herculano y Pompeya son, qué duda cabe, las más famosas.

Aquel suceso, que enterró para siempre la bastante importante población de Pompeya, fue estupendamente documentado por Plinio el Joven. En una misiva que el historiador romano hizo llegar a su amigo Tácito, Plinio el Joven relata lo sucedido aquella noche así como el fallecimiento de su tío y padre adoptivo, Plinio el Viejo.

Lo cierto es que la magnitud de la tragedia fue tal, que la historia pareció detenerse durante siglos para las ciudades que quedaron soterradas bajo las cenizas emanadas por el enfurecido volcán. Ello ha dado lugar a que las excavaciones acometidas tanto en Pompeya como en Herculano hayan posibilitado la recuperación de la práctica totalidad de la ciudad, lo que supone poder comprender como eran exactamente las urbes romanas en el primer siglo de nuestra era. En este post podéis descubrir cómo fue nuestra visita a Pompeya, uno de los recintos arqueológicos más impresionantes del mundo entero.

Sin embrago, tras visitar también Herculano (la otra ciudad que quedara igualmente enterrada bajo las cenizas volcánicas y que, del mismo modo, ha sido milagrosamente recuperada) nuestro siguiente paso fue subir hasta la cima del volcán Vesubio, el verdadero protagonista de aquellos trágicos acontecimientos.

IMG_5200
Subir al Vesubio

SUBIR AL VESUBIO DESDE HERCULANO EN TRANSPORTE PÚBLICO

Desde la misma estación de trenes de Herculano (línea Circumvesubiana) parten los minubuses que en una media hora cubren el trayecto hasta la base del volcán. O mejor dicho, desde el último punto accesible en coche. Son solo quince kilómetros.  Las vistas de todo el golfo de Nápoles son extraordinarias durante el ascenso al Monte Vesubio.

Desde este último punto, se trata de tomar el sendero que en poco más de media hora permite al visitante acceder hasta el cráter del volcán Vesubio. Para ello hay que pasar por taquilla, pues Italia no es Islandia donde para visitar todos su atractivos naturales no se tenía que pagar un solo euro.

El sendero hasta la cima es algo empinado y pedregoso. Sin embargo, subir al Vesubio resulta apto para todos los visitantes. Durante el ascenso, dejamos algunos campos de lava en los márgenes del sendero.

El cráter del Vesubio tiene un diámetro aproximado de un kilómetro y una profundidad de unos 400 metros. La verdad es que es majestuoso y aunque uno haya visitado ya varios cráteres volcánicos, algunos de ellos más activos que el propio Monte Vesubio, no puede dejar de sorprenderse ante tamaña belleza. Eso sí, el olor a azufre es evidente, y en el cráter no es difícil distinguir algunas fumarolas que mantienen cierta actividad. Sin embargo, para ver fumarolas en mayor cantidad hay que acercarse hasta el cráter de la Solfatara, cerca de Pozzuoli, también a pocos kilómetros de Nápoles.

Subir al Vesubio
IMG_5207

Subir al Vesubio

¿Quieres visitar POMPEYA y el VESUBIO DESDE NÁPOLES? Merece la pena saber que existen excursiones de 1 día desde Nápoles con GUÍA EN ESPAÑOL para recórrer Pompeya y subir al Vesubio. En el precio está incluida la ENTRADA SIN COLAS AL VESUBIO Y A POMPEYA. Podéis mirar en ESTE ENLACE, las mejores opciones.

Las vistas hacia el exterior del monte Vesubio son bellísimas. Incluso más espectaculares que las que hemos observado durante el ascenso en minibús, de manera que la estampa del todo el golfo de Nápoles desde los casi 1300 metros de altitud donde se ubica el cráter merecerían por sí mismo el ascenso hasta aquí. Incluso la isla de Capri se puede distinguir al fondo de la panorámica.

Una horita aproximadamente es el tiempo que nos ocupa el recorrer la parte del sendero que transcurre por la arista del cráter. Tiempos suficiente, además, para deleitarnos con las vistas del cráter, a un lado, y del golfo de Nápoles, al otro.

Tras ello, es momento de regresar por donde hemos subido, donde el minibús nos llevará de regreso a Herculano. Desde allí, tomaremos nuevamente la línea de tren Circumvesuviana para retornar  a la ciudad de Nápoles.

IMG_5211
IMG_5217

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

SI QUIERES VER OTRAS ENTRADAS SOBRE SICILIA CLICA AQUÍ
Si te ha gustado la entrada, COMPÁRTELA!!!

15 comentarios en “VESUBIO. Subir al volcán que sepultó Pompeya.

  1. Siempre habíamos oído hablar de la visita a Pompeya pero, sinceramente, no habíamos caído en que es recomendable visitar el Vesubio para tener una perspectiva completa del suceso en cuestión.

    Una entrada muy interesante.

    ¡Saludos!

    • Merece mucho la pena chicos. Toda la Campania merece un viaje de 5 o 6 días y el Vesubio es uno de los must de la región.

  2. Tengo muchas ganas de visitar Pompeya y con este post veo que la visita no estaría completa sin la subida al Vesubio, así que me lo apunto para saber cómo llegar.
    Un abrazo!

    • Así es. La visita al Vesubio es el complemento a la visita a Pompeya y Herculano. Además, el bus sale desde Herculano, de manera que depoués de visitar la consecuencia (Herculano) es bune momento para visitar la causa (el Vesubio).
      Un abrazo!

  3. Qué tendrán los volcanes que nos fascinan tanto. En el caso del Vesubio ¿será esa historia que le acompaña? Cuando fui a Pompeya hace la torta de años no tuve en cuenta esta posibilidad, pero te aseguro que si regreso tomo nota de todo lo que leo en el post porque fijo que subo a ver ese crater. Un abrazo

    • A nosotros nos encantan los volcanes. Intentamos subir a los que podemos. Una de nuestras ilusiones es ver alguno con lava, pero de momento no hemos tenido suerte. El Pacaya, en Guatemala, erupcionó al día siguiente de regresar, por ejemplo.

  4. Estoy viendo la posibilidad de visitar Nápoles este año y por supuesto volver a Pompeya y si puede ser, ir a Herculano y subir al cráter del Vesubio, que la vez anterior no lo hicimos. Veo que es más o menos fácil al ascenso, así que habrá que subir, tanto por las vistas como por lo que supone asomarte al cráter de un volcán. Me voy a leer tus otras entradas napolitanas y a tomar notas. Un abrazo!

    • No me importaría regresar a Nápoles. Para mucha gente es una ciudad caótica pero a nosotros nos encantó. Su museo arqueológico es espectacular y si te gusta la pizza y el queso, vivita Trianon. Por cierto, tu que también “eres de piedras” no te puedes perder el yacimiento de Paestum. Llegamos en tren y fue una visita que nos encantó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>