MALLOS DE RIGLOS. Ruta Circular por uno de los paisajes más sorprendentes de Aragón.

La Ruta Circular por los Mallos de Riglos es una de las más bellas rutas senderistas que pueden realizarse en Aragón. Tras haber disfrutado de dos excelentes días de muntanya el Parque Nacional de Ordesa y las Pasarelas del Río Vero de Alquézar, el listón se situaba francamente alto. Sin embargo esta Ruta Circular por los Mallos de Riglos no nos ha defraudado en absoluto. Al contrario, lo consideramos un sendero ideal para disfrutar de un paisaje sorprendente y situado, a además, a escasa distancia de otra visita imprescindible en esta zona de Aragón: el Castillo de Loarre.

De esta manera, nosotros hicimos noche en Bolea y aprovechamos el día para visitar los Mallos de Riglos y los Mallos de Agüero por la mañana y el Castillo de Loarre por la tarde.

Ruta Circular Mallos de Riglos
Ruta Circular Mallos de Riglos

QUE SÓN LOS MALLOS DE RIGLOS

Los Mallos de Riglos son unas singulares moles rocosas formadas de conglomerado prepirenaico situadas justo por detrás de la localidad de Riglos, que le presta el nombre. Esta población pertenece al municipio de Las Peñas de Riglos que, a su vez, pertenece a la comarca oscense de La Hoya de Huesca.

La formación de los Mallos de Riglos se debe a la erosión de estos conglomerados prepirenaicos. En este sentido, al filtrarse las distintas corrientes de aguas se formaron un conjunto de enormes grietas o fracturas que terminaron con el aislamiento de las distintas moles, que actualmente llamamos Mallos.

Estos Mallos de Riglos han sido bautizados con distintos nombres, como el Mallo Pisón, quizá el más impresionante de los todos, el Firé (el que queda más al este), la Visera o El Colorado. La cuestión es que la imagen del pequeño pueblo de Riglos justo por delante de los Mallos es francamente de impresión y una de las fotos más extraordinarias que se pueden obtener en Aragón. Lástima que el día no haya sido 100% soleado. Por la foto, digo, pues para disfrutar de la Ruta Circular por los Mallos de Riglos lo hemos agradecido.

Por cierto, la imagen de estos Mallos de Riglos nos ha recordado mucho a la de las montañas de Meteoras de Grecia, aunque a nivel geológico, el conglomerado se parezca mucho más al de la Cordillera de Montserrat en Cataluña.

Ruta Circular Mallos de Riglos

Senderismo Mallos de Riglos
Senderismo Mallos de Riglos

 

RUTA CIRCULAR POR LOS MALLOS DE RIGLOS.

La Ruta Circular por los Mallos de Riglos supone una excelente ruta senderista que rodea, casi por completo, estos gigantes oscenses. Realizaremos el circuito de manera antihoraria, es decir, en el sentido contrario al de las agujas del reloj. Sin embargo es perfectamente posible realizar el sendero en el sentido de las horario, como realizaron Ramón y María Belen, autora del blog Mis Viajes y Sensaciones.

Empezamos a caminar sobre las 10.15 de la mañana. El día está parcialmente nublado. Sabemos que la Ruta Circular por los Mallos de Riglos tiene una longitud de unos 5.5 kilómetros y que se cubren en entre dos horas y media y tres.

Justo al inicio del pueblo una señal de madera nos invita a tomar el camino de la derecha. Debemos seguir el sendero marcado con dos líneas paralelas azul marino. No parece que el camino tenga pérdida posible, aunque en algunas aisladas ocasiones dudamos en la dirección a tomar.

Empezamos a ascender paulatinamente y es que esta Ruta Circular por los Mallos de Riglos no transcurre, precisamente, por la base de los Mallos en cuestión. Al contrario, no solo se trata de una ruta de circunvalación sí no también de ascenso, pues el trayecto nos llevará hasta una cima montañosa que nos permitirá disfrutar de los Mallos desde su vertiente norte y desde las alturas. En total, el desnivel es de unos 400 metros, de manera que aunque no podamos hablar de una ruta exigente sí que merece la pena comentar que hay que superar un buen repecho y que no se trata de un sendero plano.

IMG_2455
Senderismo Mallos de Riglos

Senderismo Mallos de Riglos
IMG_2442

La Ruta senderista transcurre, en ascenso como comentamos, entre varias de estas moles, dejando a nuestra izquierda el Mallo Colorado, o eso creemos. Subimos, por tanto, por la vertiente este de los Mallos. Pronto dejamos de ver el pequeño pueblo de Riglos. Sin embargo, nos llama la atención la enorme planicie que surge justo al sur de Riglos y que se extiende decenas de kilómetros.

La parte más espectacular, al menos en cuanto a vistas, es la que se disfruta desde los distintos miradores que se han adecuado para disfrutar de los Mallos desde el norte. En este sentido, durante esta Ruta Circular por los Mallos de Riglos nos encontraremos con, al menos, cuatro bellos miradores. Quizá el más espectacular de todos es el conocido como Mirador de Bentuso. Tenemos enfrente a los Mallos Pisón y Firé. Y justo en la separación que queda entre ambos se vislumbra la planicie con el río Gallego en primer plano. No menos impresionante son el conjunto de rapaces que no dejan de planear en todo momento. Si desde el pueblo las veíamos a lo lejos, a nivel del Mirador Bentuso las podemos observar a nuestra altura, volando a gran velocidad. De todas ellas, el buitre leonado es el más espectacular, aunque también existen otras impresionantes aves, como el halcón peregrino. En muchos momentos son más de una docena las rapaces que se dejan ver simultáneamente.

Tras pasar un buen rato en el mirador seguimos con nuestra Ruta Circular por los Mallos de Riglos. Lo que queda a partir de ahora es camino de descenso. En algunos momentos, con tramos bastante más pedregosos y empinados que durante la subida, de manera que toca extremar las precauciones. Durante el descenso aún pararemos en un par de miradores más, a la vez que nos maravillamos con algunos escaladores que ascienden el Mallo Pisón, la más maravillosa mole de los Mallos de Riglos. Descendemos por el sendero que deja al Pisón a la izquierda y el Firé a la derecha. Y Marc, por cierto se sorprende, no solo con los escaladores si no también con el enorme eco con que la montaña responde.

Tras una hora de bajada llegamos nuevamente al pueblo. Hemos completado la Ruta Circular por los Mallos de Riglos en unas dos horas y media. Algo más, si acaso, aunque hemos realizado varias paradas. Sin prisas, pero sin pausa.

Merece la pena comentar, aunque sea una obviedad, que para realizar esta Ruta Circular por los Mallos de Riglos no hay que olvidarse de vestir calzado adecuado (zapatillas deportivas es suficiente), crema solar (en verano) y abundante agua. La verdad es que se trata de una ruta fácil pero que tampoco me atrevería a catalogar como apta para toda la familia. Los 400 metros de desnivel que hay que superar en esta Ruta Circular por los Mallos de Riglos hacen que se requiera de un mínimo de condición física para superarla sin  problemas.

IMG_2448
IMG_2445

 

DONDE DORMIR EN LOS MALLOS DE RIGLOS.

En Riglos, el pueblo que queda en la base y que da nombre en los Mallos de Riglos, hay bien poca cosa. Un bar si acaso. Nada hay tampoco en Agüero, donde nos desplazamos posteriormente para realizar la Ruta Circular por los Mallos de Agüero.

Es por todo ello que utilizamos como base el tranquilo pueblo de Bolea, que se localiza a una treintena de kilómetros de Riglos y a solo 5 de Loarre, donde se encuentra uno de los monumentos imprescindibles de Aragón: el Castillo de Loarre. De esta manera pudimos realizar la Ruta de los Mallos de Agüero, la Ruta Circular por los Mallos de Riglos y la visita al Castillo de Loarre en una misma jornada. Y sin prisas, os lo aseguro.

Debajo os pongo el hotel en que estuvimos hospedados, que fue un auténtico hallazgo y, además, muy bien de precio. De haberlo sabido, hubiéramos pernoctado aquí alguna otra noche.

HOTEL BOLEAHOTEL CASA RUFINO. Sorprendente es poco. Uno de los hoteles con mejor relación calidad-precio en que hemos estado, en el centro de este pequeño pero encantador pueblo. Habitaciones muy amplias. Además, al vernos llegar con un niño nos dieron un pequeño apartamento con cocina y salón de estar incluido. En el mismo restaurante se cena de fábula y a muy buen precio. Podéis ver los precios o reservar en este enlace
SI QUIERES VER OTRAS ENTRADAS SOBRE ESPAÑA CLICA AQUÍ
Si te ha gustado la entrada, COMPÁRTELA!!!

13 comentarios en “MALLOS DE RIGLOS. Ruta Circular por uno de los paisajes más sorprendentes de Aragón.

  1. ¡Qué moles más singulares! Y enclavadas en qué paisajes más bellos. No conocía este sendero. Me lo guardo entre lugares a los que quiero ir muy muy pronto.

    • Es un lugar muy bonito y los recorridos senderistas no son nada complicados Alejandro. Si tienes oportunidad de visitar la zona, no lo dudes!

  2. No había escuchado este nombre nunca y me ha parecido una ruta súper bonita. Me encantan las formas como de cartón piedra, el pueblo de Riglos parece tan pequeñito a su lado!
    Un abrazo montañeros!!

    • La verdad es que yo tampoco había oído hablar de ellos hasta hace un par de años. Pero este año, al fin, nos lo propusimos y mereció muchísimo la pena.
      Tu mochila tiene que perderse por ahí, Maruxaina!

  3. Vamos a ir ahora en Octubre por esa zona y la verdad es que me da mucha pena no poder hacer esta ruta ni la de las pasarelas del río Vero por culpa de mi pie, que todavía no está preparado para suelos irregulares. Tendré que conformarme con leer tus descripcionees y ver tus fantásticas fotos (y pasar mucha envidia)
    Un abrazo
    Carmen

    • Es una pena, pues. Yo creo que por poco que tu pi mejore, la Ruta del Río Vero es muy facilona y plana. Solo el primer tramo hace pendiente.
      Un beso, Carmen, y a recuperarse!

  4. Una ruta super chula por lo que cuentas y veo en las fotos. Y además dos horas y media está genial, ni mucho, ni poco. ;)

    • Así es. Una ruta nada exigente y que se puede hacer en un tiempo razonable. Tanto, que por la tarde nos fuimos a los Mallos de Agüero, que son semejante.
      Un beso Kris.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>