Que ver en Florencia en 3 días. Las 11 visitas imprescindibles de la capital del Renacimiento.

patrimonio humanidadQue ver en Florencia en 3 días. Florencia es una de las ciudades más bellas de Italia y capital de una de las regiones más atractiva del país transalpino, la Toscana. Para los viajeros, es habitual poder disfrutar de 2 o 3 días en Florencia ya sea al incluirlo como etapa de un viaje a Italia o como centro y base de operaciones desde donde recorrer la Toscana.

En este post os contaremos qué hacer y qué ver en Florencia en 2 o 3 días, que es el tiempo que la mayoría de viajeros destinan a la ciudad. Creemos que 3 días son suficientes y casi que necesarios si uno quiere conocer no solos sus calles y monumentos si no también algunos de sus muchos museos. Si no sois de museos, seguramente 2 días sean suficientes para disfrutar de lo más interesante que hay que ver en Florencia cuyo centro histórico, por cierto, está declarado Patrimonio de la Humanidad.

FLORENCIA. UNA PEQUEÑA RESEÑA HISTÓRICA.

Como siempre, antes de hablaros de los monumentos que hay que ver en Florencia, os haré un breve repaso de historia de la ciudad.

Como muchas otras poblaciones establecidas en los viejos dominios de la Antigua Roma, el origen de Florencia lo encontramos en un asentamiento para soldados veteranos establecido en tiempos de Julio César, llamado Florentia. Sin embargo, aquel primer asentamiento no tardó en crecer y en pocos siglos se convirtió en una próspera ciudad comercial.

Ostrogodos, bizantinos y lombardos se alternaron en el poder durante los siglos siguientes, aunque a principios de la Alta Edad Media, la ciudad más importante de la región y capital del Ducado de Toscana era Lucca y no Florencia. Sin embargo, es a partir del año 1000 cuando la ciudad se relanza. Florencia seguía bajo las huestes lombardas, pueblo de origen germánico. En esta época, el margrave lombardo trasladó la capitalidad de la región a Florencia, desarrollándose un completo programa de obras públicas y religiosas entre las que destacan la remodelación de todo el conjunto catedralicio y la construcción de la Basílica de San Miniato, dedicada al primer mártir de la ciudad.

Entre los siglos XIII y XVI la ciudad de Florencia se convierte en una de las más poderosas del occidente italiano hasta el punto que su moneda, el florín, se convierte en la más importante de todo el continente.

Varias familias de la alta alcurnia florentina se alternaron en el gobierno de la ciudad, casi convertida en ciudad-estado. A partir del siglo XV son los Médici los que dictarán los designios de la poderosa ciudad. Se trata de una familia que no solo pasará por sus célebres mecenazgos de artistas y científicos, si no por haber proporcionado hasta tres Papas a la Cristiandad e, incluso, 2 reinas de Francia. Durante el Renacimiento y bajo el gobierno Médici, Florencia se mantiene como una ciudad próspera y cuya importancia, como decimos, no se circunscribe al ámbito comercial si no también, al artístico y humanístico. Y siempre bajo el auspicio de la familia gobernante. La mayor parte de los grandes monumentos que hay que ver en Florencia corresponden a este periodo comprendido entre los siglos X y XVII.

A mediados del XVIII se puede dar por concluido este periodo de máximo esplendor, coincidiendo con la caída del gobierno Médici y con la incorporación de la Toscana a los reinos austríacos de los Habsburgo. Durante el XIX Toscana es incorporada al recién creado Reino de Italia. Incluso, durante seis años, ostenta la capitalidad del estado, siendo sustituida por Roma en 1871.

IMG_0537

QUE VER EN FLORENCIA EN 3 DÍAS. 11 VISITAS IMPRESCINDIBLES.

PLAZA DE LA SIGNORIA Y LOGGIA DEL LANZI

La Plaza de la Signoria o de la Señoría de Florencia es una de las más monumentales de la ciudad. Quizá la más importante juntamente con la Plaza del Duomo. De hecho, si esta última representa el poder religioso de la ciudad, la Plaza de la Señoría es la representante del poder civil.

Es aquí donde encontramos el Palacio Viejo. Se trata de un edificio de principios del siglo XIV, destacado representante del gótico civil toscano y que albergaba al gobierno de la ciudad de Florencia.

El aspecto exterior es el de un palacio fortificado, como muestran sus almenas e, incluso, su alta torre que se alza hasta los 95 metros de altura. Justo enfrente del Palacio Viejo observamos una copia del David de Miguel Ángel, cuyo original está ahora ubicado en la Galería de la Academia.

Desde luego, el Palacio Vechio es uno de los grandes edificios que hay que ver en Florencia. No debéis quedaros en su exterior, pues su interior tiene mucho interés. Entre las distintas estancias que se visitan, la más destacada es la conocida como Sala de los Quinientos. Se trata de un espacio diáfano, de 54 metros de longitud por 22 de anchura, decorada con frescos obra de Vasari.

Otro edificio que nos llama la atención en la Plaza de la Señoría es una galería, de nombre Logia dei Lanzi. Es decir, de los lanceros. Se trata de un edificio de transición del gótico al renacimiento que recibe este nombre porque era aquí donde acampó un cuerpo de mercenarios de origen alemán, los lansquenete, que acompañó al ejército de Carlos V cuando éste se dirigía a Roma.

Sin embargo, es el arte lo que ocupa este espacio desde ya el siglo XVI. Una suerte de primer museo o espacio expositivo. Aquí están ubicadas algunas bellas obras de Giambologna o Cellini, como su famoso y delicado bronce Perseo con la cabeza de Medusa.

Otros palacios cierran la plaza, como el Tribunal de las Mercancías o el Palacio Uggucioni.

IMG_0366
IMG_0422
Que ver en Florencia

Que ver en Florencia

IMG_0423

CATEDRAL DE SANTA MARIA DEL FIORE, BAPTISTERIO Y CAMPANILE

La segunda plaza en importancia es la que alberga una de las catedrales más famosas del mundo: Santa María del Fiore, la bella catedral de Florencia. Y no solo la catedral, si no que, lógicamente, también se localizan aquí dos más de los grandes monumentos que hay que ver en Florencia: el Campanille de Giotto y el Baptisterio. Y es que, como sucede el muchas otras ciudades de Italia, los cuerpos de los tres edificios en cuestión están aquí separados.

La Catedral de Florencia es conocida por su bella cúpula, obra de Filipo Brunelleschi, que Miguel Ángel exportó para la Basílica de San Pedro de Roma. Se trata de un templo gótico, del siglo XIII y XIV, de enormes dimensiones (160 metros de longitud). La citada cúpula de Brunelleschi, bastante posterior pues se terminó en 1520, corresponde ya al Renacimiento. Giorgio Vasari fue el responsable de decorar el interior de la misma, con un bello Juicio Final que se encuentra entre las grandes obras de la Historia del Arte. Merece la pena subir a la cúpula por dos motivos: para observar de cerca el citado fresco y para disfrutar de las maravillosas vistas de la ciudad que desde la cumbre se obtienen.

Sin embargo, el interior de la nave, aun siendo bello, no es de los más espectaculares que hemos visto si exceptuamos la citada cúpula que se alza hasta los 90 metros de altura.

La fachada de Santa María del Fiore es bastante posterior al resto de la Catedral. Se trata de una obra neogótica, preciosista y a base de mármoles de distintos colores al más puro estilo toscano. Fue terminada en las postrimerías del siglo XIX.

Justo enfrente de la fachada encontramos el Baptisterio de la Catedral. Aunque sus puertas de bronce son una maravilla (en especial las famosas Puertas del Paraíso, obras de Lorenzo Ghiberti), el interior merece muchísimo la pena y sería un error no visitarlo. La cúpula está diseñada a base de mosaicos de estilo veneciano que representan distintas escenas del Antiguo Testamento incluido, también aquí, el Juicio Final.

El tercero de los cuerpos de la Catedral lo compone su famoso campanario, el Campanille de Giotto. Se trata de otra obra cumbre del gótico toscano, diseñada en mármol de varios colores. Giotto trabajó sobre el proyecto que dejó inconcluso Arnolfo di Cambio, diseñador de todo el conjunto, aunque tampoco él vio terminada la torre. También se puede subir a lo alto del Campanille, aunque nosotros optamos por subir únicamente a la cúpula.

IMG_0382

Catedral de Florencia

Interior Catedral Florencia

IMG_0434

IMG_0492

informacionUna buena manera de conocer FLORENCIA es realizando una EXCURSIÓN ORGANIZADA EN ESPAÑOL. Esta es la que tiene MEJOR RELACIÓN CALIDAD-PRECIO y la MÁS RECOMENDADA en la red. La puedes contratarla en este enlace.

BASÍLICA SAN LORENZO Y CAPILLAS MÉDICI

La familia Médici está íntimamente relacionada con la Florencia más resplandeciente. Fueron los años dorados de la ciudad, cuando la ciudad se convierte en cuna del arte renacentista de la mano de los Médici, que actúan como mecenas. La Basílica de San Lorenzo fue mandada construir por Cosme I de Médici, importante banquero, político y fundador de la dinastía que lleva su nombre. Brunelleschi fue el primero que trabajó en la obra, aunque su importancia se debe a que parte de su interior fue diseñado por el genio de Miguel Ángel. Hablamos de la sacristía nueva, que se completó a mediados del siglo XVI con un completo programa arquitectónico y escultórico para las tumbas de Juliano II y Lorenzo II de Médici. Se trata de uno de los grandes monumentos que hay que ver en Florencia. Imprescindible.

Que ver en Florencia

MERCADO DE SAN LORENZO y MERCADO CENTRAL

Algo que hay que hacer en Florencia es pasear por sus mercados. Como mínimo, por estos dos, que son bien céntricos y contiguos. El mercado de San Lorenzo se encuentra en las inmediaciones de la basílica del mismo nombre. Es un mercadillo al aire libre, bastante popular, aunque cada vez más tomado por la clásicas paradas dedicadas a la venta al turista que tanto abunda por este barrio. El segundo, a escasos metros del de San Lorenzo es el Mercado Central cubierto. Se trata de un mercado eminentemente gastronómico, con productos italianos de mucha calidad, entre los que destacan quesos, vinos y aceites.

IMG_0484

PONTE VECCHIO

Pocos puentes hay en el mundo tan famosos como el Ponte Vecchio o Puente Viejo de Florencia. Se trata de una de las típicas imágenes de Florencia. Este puente, del siglo XIV, sustituyó a los varios puentes anteriores, casi todos de madera, que eran arrasados cada vez que había una crecida del río Arno.

Como buena ciudad comercial que era Florencia desde tiempos del renacimiento, el puente Vechio estaba (y está) copado de tiendecitas a ambos lados. Particularmente, eran los orfebres los que ocupaban los puestos y lo siguen haciendo hoy en día. El corredor vasariano, un pasadizo por encima del Ponte Vechio, conecta el Palacio Viejo de la plaza de la Signoria con el Palacio Pitti, localizado en la otra orilla del Arno.

Que ver en Florencia

GALERÍA UFFIZI

Uno de los grandes museos que hay que ver en Florencia. Probablemente, el más importante del mundo en cuanto a arte renacentista. Está situado en un antiguo palacio mandado construir por Cosme I a Giorgio Vasari, uno de los más insignes arquitectos del momento.

En la Galería de los Uffizzi no solo encontramos obra renacentista si no también de otros periodos de la pintura italiana. Este museo es también rico en piezas de arqueología, particularmente procedentes de la Antigua Roma. Solo por poder admirar los dos famosos lienzos de Botticelli, La Primavera y El nacimiento de Venus, merece la pena visitar la Galería de los Uffizi. Eso si, si no disponéis de entradas compradas con anterioridad, prepararos para hacer una buena cola e, incluso, no poder entrar en temporada alta.

informacionUna buena manera de visitar LA GALERIA UFFIZI es realizando una TOUR GUIADO EN ESPAÑOL. Este presenta, además, LA ENTRADA SIN COLAS INCLUIDA y es el MÁS RECOMENDADO en la red. Lo puedes contratar en este enlace.

IMG_0421

GALERÍA DE LA ACADEMIA

El segundo de los grandes museos que hay que ver en Florencia. Su visita se justificaría, tan solo, por albergar una de las esculturas más famosas de la historia de la humanidad: el David de Miguel Ángel. Tened por seguro que cuando regreséis a casa diciendo que habéis estado en Florencia lo primero que os preguntarán será por esta célebre obra.

Una buena manera de visitar la Galería de la Academia es mediante una visita guiada, de una hora de duración. Además de el David, en la Academia se exponen otras obras de Miguel Ángel, como sus esclavos, así como obras de Ghirlandaio o Botticelli.

El David de Miguel Ángel

crédito

DONDE DORMIR EN FLORENCIA

HOTEL florenciaHOTEL Pitti Palace al Ponte Vecchio. A veces, la vida te da pequeñas sorpresas. Y encontrar este hotelazo, justo al lado del Ponte Vecchio y a un precio regalado fue una de ellas. Sería porque era temporada baja, pero pudimos disfrutar de una excelente ubicación, un desayuno estupendo con vistas fenomenales y unas habitaciones confortables y amplias a un precio inmejorable. Si encontráis una buena oferta, ni lo dudéis! Podéis ver los precios o reservar en este enlace

PALAZZO PITTI Y GALERIA PALATINA

Dada la existencia de tantos palacios y museos en Florencia es habitual que los visitantes se olviden del Palacio Pitti, situado en la otra orilla del Arno. Recibe el nombre de su promotor, Luca Pitti, un importante banquero florentino, aunque posteriormente pasó a la familia Médici.

La visita al Palacio Pitti permite conocer algunas de sus más bellas estancias, los Apartamentos Reales, así como la importante Galería Palatina, un museo donde se puede admirar la obra de los más famosos maestros italianos, como Rafael, Botticelli, Caravaggio o Tiziano.

IGLESIA SANTA CROCE

De entre las distintas iglesias que hay que ver en Florencia más allá del Duomo, quizá sea la de la Santa Croce la más importante de todas. Se trata de la iglesia de los franciscanos. Una magna obra del siglo XIII diseñada para competir en belleza con la iglesia de los dominicos, Santa María Novella.

Fue este templo, desde siempre, un lugar de paso de artistas y erúditos, producto de la hospitalidad franciscana. Además, la iglesia de la Santa Croce hace las funciones de panteón de ilustres de la patria. Aquí encontraremos las sepulturas y cenotafios de pintores, escultores, músicos, humanistas, políticos o escritores tales como Rossini, Miguel Ángel, Galileo, Maquiavelo o Ghiberti.

Por cierto, al igual que la fachada del Duomo, también la de la Santa Croce es un añadido posterior. Se trata de un fachada neogótica que responde a los cánones del gótico toscano con sus mármoles de distintos colores.

IMG_0494

IGLESIA SANTA MARÍA NOVELLA

La segunda de las iglesias que hay que ver en Florencia es la de los dominicos. Es decir, Santa Maria Novella. Si llegáis a Florencia en tren y os dirigís al centro será de los primeros monumentos que veréis pues se localiza de camino. Se trata de otro templo gótico del siglo XIII. La fachada es posterior, aunque mucho más antigua que la de la Catedral y la de la Santa Croce, pues corresponde al renacimiento de la que se considera una obra mayor.

En el interior, algunos de los más destacados artistas italianos dejaron su huella, como Vasari, Ghirlandaio, Masaccio o Brunelleschi. Una parte del convento dominico de Santa María Novella está ocupado por un vieja farmacia de la que se dice que es la más antigua de Europa (algo que hemos oído en infinidad de ocasiones en las más variadas latitudes). Sea o no cierto, Santa María Novella es otro de los monumentos que hay que ver en Florencia.

Y con Santa María Novella terminamos esta serie de plazas, monumentos, iglesias y museos que hay que ver en Florencia en 3 días. Una ciudad que merece una visita mucho más reposada de la que, a menudo, los viajeros le pueden dedicar.

IMG_0554

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

SI QUIERES VER OTRAS ENTRADAS SOBRE ITALIA CLICA AQUÍ
Si te ha gustado la entrada, COMPÁRTELA!!!

19 comentarios en “Que ver en Florencia en 3 días. Las 11 visitas imprescindibles de la capital del Renacimiento.

  1. Qué gusto da leer un post como éste cuando uno acaba de hacer ese mismo viaje hace pocos meses.
    Viajamos desde el aeropuerto de Gerona, vulos muy baratos hasta Pisa y traslado Pisa-Florencia en tren.

    Dejo una nota para todos los lectores que tengan algún tipo de discapacidad reconocida: llevad siempre la tarjeta acreditativa, por ejemplo en Florencia TODAS las entradas a museos, palacios, Domo, etc es totalmente gratuita para minusválidos. Y en Pisa, también.
    Saludos!

    • Hola Emilio. Me alegra verte por aquí y saber que has estado por la Toscana hace bien poco. Nosotros también volamos a Pisa y después llegamos en tren. La verdad es que la ciudad es preciosa y merece muchísimo la pena. Muchas gracias por el tip que comentas!

  2. Yo me quedo con Florencia…pero es una opinión muy subjetiva producto de las circunstancias de ambas visitas.Estuve más cómoda en Florencia.Quizás Roma me merezca una segunda visita…

  3. Casi coincidimos esta semana, tu Florencia y yo Pisa, unidos por el Arno. Tus fotos de Florencia son preciosas, me encanta toda la Toscana, este verano volveré seguro.
    Saludos viajeros
    LoBo BoBo

    • To espero poder regresar pronto a la Toscana. Me queda mucho por conocer, Paco. El valle de Orcia, Lucca, Volterra… la Toscana da para varios viajes!

  4. 11 en 3 dias?! Ya no recuerdo el slow travelling… Mi vez en Florencia fue de locos… tan de locos que no he subido a la cupula… :( ¡Habrá que volver!

    • jejeje, desde luego Florencia da para mucho más, Anibal. Por suerte lo tenemos cerca y seguro que tendrás oportunidad de subir a la cúpula. Un saludo!

  5. Italia entra en mis planes para este año y espero poder revistiera Roma, Florencia y Venecia como hice hace muchos muchos años :) A Florencia en aquella ocasión sólo le pude dedicar un día, por lo que visité la catedral, el Ponte Vecchio y la galería de los Uffizzi, por lo que espero poder seguir tus recomendaciones para este segundo asalto :)

    Un saludo!

    • Pues fíjate, yo también tengo una escapadita preparada para Italia este año. Solo a roma, una de mis ciudades prefieras de europa y a la intento regresar cada poco tiempo.
      A ver si coincidiremos, Diana!
      Un beso!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>