10 cosas que hacer y que ver en Dubái en 5 días.

Qué hacer y qué ver en Dubái en 5 días. Este es el tiempo que la mayoría de viajeros suelen dedicar a esta futurista ciudad surgida del desierto, al amparo de los petrodólares del Golfo Pérsico. Y también 4 o 5 días fueron los que dispuse yo mismo para recorrerla en cada una de las 2 visitas (la primera por turismo y la segunda por trabajo) que he realizado a una de ciudades más sorprendentes del mundo.

¿merece la pena visitar Dubái? Opiniones las hay en todos los sentidos y la mía no intenta sentar cátedra, desde luego. Pero yo soy de los que piensa que merece la pena tener la oportunidad de conocer todos los lugares del mundo aunque admito que Dubái pueda parecer uno de los más artificiales.

Por otra parte, es verdad que Dubái no es una ciudad barata. Quizá sí que se puede encontrar alojamiento algo más económico en los barrios de Burj Dubái o Deira y si se va un poco con cuidado se puede comer a precios algo ajustados. Pero también es verdad que casi todas las actividades que hay que hacer en Dubái suele tener un precio elevado y los precios de los restaurantes de categoría media están por encima, incluso, de los de España.

Os dejo con 10 de los lugares que hay que ver en Dubái y de las actividades que hay que hacer en este emirato árabe.

 

QUE HACER Y QUE VER EN DUBÁI. 10 ACTIVIDADES IMPRESCINDIBLES.

1. Descubrir el Antiguo Dubái. Los barrios de Deira y Bur Dubái.

El primero de los lugares que voy a enumerar en esta lista de sitios que hay que ver en Dubái suele ser el último en la lista de preferencias de los viajeros que eligen este destino turístico. Sin embargo, merece la pena conocer que antes de la Dubái de los rascacielos existió un pequeño enclave de viviendas de escasa altura y diseñadas con las características torres de refrigeración y de sencillas mezquitas. Allí podremos encontrar algunos de los antiguos zocos árabes, aunque muchos de ellos han sido remodelados en los últimos años, o el viejo Fuerte de Dubái, del siglo XIX, y que en su tiempo fue la sede del gobierno del Emirato.

Algunas de las viejas construcciones han sido museizadas a fin de intentar preservar el antiguo y exiguo patrimonio histórico. Algunos ejemplos son la vieja escuela Al Ahmadiya o la Casa del Jeque Saeed Al Maktoum.

Si queréis saber más sobre el Viejo Dubái os dejo este post.

Una de las excursiones más interesantes en el VIEJO DUBÁI es la del CRUCERO CON CENA EN EL DUBÁI CREEK. Mientras navegas a bordo de un barco tradicional podrás disfrutar de la iluminación del viejo Dubái. El CRUCERO CON CENA que tiene MEJORES CRÍTICAS y que os RECOGE EN VUESTRO HOTEL lo encontrarás en este enlace.

 Que ver en Dubái

2. Pasear por los mejores centros comerciales de Dubái.

La verdad es que salir de compras no suele entrar entre nuestras preferencias en casi ningún viaje. Sin embargo, es cierto que perdernos por los viejos zocos árabes, ya sea en Fez, en Omán o en El Cairo, sí que nos suele gustar bastante, aunque pocas veces acabemos por comprar mercancía alguna. Desde luego, nada tienen que ver los centros comerciales de Dubái con aquellos mercados (si exceptuamos lo que se localizan en el Viejo Dubái).

En Dubái hablamos de auténticos templos de lujo en su máxima expresión. Se trata de centros comerciales que disponen de centenares de tiendas donde no falta una sola de las marcas que, quien más quien, todos asociamos al más exclusivo de los lujos.

Sin embargo, mi opinión es que no hay que ser un adicto a las compras y al lujo para que visitar varios de estos centros se convierta en una experiencia que merezca la pena. Muchos de ellos, están provistos de todo tipo de actividades que nada tienen que ver con el comercio y que los convierten en verdaderos centros de ocio. Es por ello que son varios los centros comerciales que hay que ver en Dubái. Entre nuestros favoritos, estos 3:

- Mall of Emirates: el mayor de todos ellos. Más allá de las tiendas, podremos disfrutar de la enorme pista de ski indoor, de la que hablaré posteriormente, o de un parque de atracciones cubierto: el Magic planet.

- Ibn Batutta Mall: ambientado en los viajes de este eminente viajero del siglo XIV es, quizá, el más bonito de todos en cuanto a diseño se refiere. Uno parece transportarse por momentos a la antigua Pérsia, a la China milenaria o a los viejos bazares tunecinos.

- Dubai Mall: la estrella en este centro comercial es su inmensa pecera. Se trata del mayor acuario del mundo según el libro Guiness de los Records y una de los lugares que hay que ver en Dubái y que, además, es gratuito (al menos, mirarlo desde el exterior).

IMG_1908

Que ver en Dubái

 

3. Subir al Burj Khalifa, el edificio más alto del mundo.

Desde luego, subir al Burj Khalifa, el edificio más alto del mundo, es otra de las cosas que hay que hacer en Dubái. En este afán por llegar más lejos, más alto y más todo, el jeque dubaití se embarcó en este mastodóntico proyecto que luego no pudo llevar a término sin el rescate del emirato vecino, Abu Dabi. Ello conllevó la perdida del nombre con el que se había bautizado el rascacielos, torre Burj Dubai, para convertirse en torre Burj Khalifa, en honor al máximo mandatario de Abu Dabi.

Las vistas desde lo alto de la torre llegan a decenas de kilómetros a la redonda, como es lógico. Sin embargo, que merezca o no subir a ella ya depende más del bolsillo de cada uno, pues los precios no son precisamente económicos.

En mi caso, subí al Burk Khalifa la primera vez que visité la ciudad pero no la segunda. ¿el motivo? No haber sido previsor y no disponer de entradas compradas con anticipación. De manera que si queréis subir al Burj Khalifa lo suyo es que dispongáis de las entradas previamente a la llegada al país.

Os dejo este post donde hablamos más extensamente sobre el edificio más alto del mundo.

Más allá del rascacielos en sí mismo, merece la pena saber que otro de los lugares que hay que ver en Dubái se encuentra a los pies del mismo. Nos referimos a las bonitas fuentes danzantes que, a imitación de las del Bellagio de Las Vegas, bailan cada noche al son de la música.

img_1214

4. Realizar un Safari al desierto de Dubaí.

¿Que tendrá el desierto que tanto atrae? La verdad es que se hayan visitado uno o cincuenta desiertos, la experiencia de visitar uno de ellos suele ser siempre placentera. Con esta premisa, es evidente que disfrutar de un safari por el desierto es una de las actividades que hay que hacer en Dubái. Con solo alejarnos unas decenas de kilómetros de esta futurista ciudad nos encontraremos con un precioso mar de dunas. Eso sí, para disfrutar de ellas debe disponerse de un coche con tracción a las 4 ruedas y ser un avezado conductor.

El desierto de Dubái es una parte del más extenso desierto de Arabia, una de las zonas desérticas más extensas del mundo entero y que ocupa gran parte de la Península Arábiga, incluyendo nueve estados distintos, ni más ni menos. Son más de dos millones de kilómetros cuadrados de mares de arena que suponen uno de los lugares más inhóspitos de todo el planeta.

Lo suyo, y así lo hicimos nosotros, es contratar un tour de medio día donde se disfruta de un largo paseo por las dunas, a bordo de un cuatro por cuatro.

Tras presenciar una inolvidable puesta de sol se podrá terminar la velada con una cena espectáculo en un campo de beduinos provisto de una serie de actividades que no por turísticas resultan menos entretenidas: bailes, tatuaje con henna, fumar en shisha, disfrazarse como los árabes o subirse a un camello es alguna de las cosas que hay que hacer en Dubái y en esta excursión se pueden llevar a cabo todas ellas.

En este post podrás leer acerca de nuestra experiencia en un Safari por el desierto de Dubái.

Una buena manera de visitar el DESIERTO DE DUBÁI es realizando el SAFARI CON CENA ESPECTÁCULO. Este es el tour quetiene MEJOR RELACIÓN CALIDAD-PRECIO y el MÁS RECOMENDADO en la red. Tiene una duración de unas 6 horas e incluye lo que comentamos en este post. La puedes contratar en este enlace.

 IMG_1338

5. Realizar Ski indoor en el Mall of Emirates.

Como he comentado antes, esquiar en Dubái es posible. Poco importa que en exterior el asfalto se derrita a 50 grados a la sombra. Solo hay que entrar en el Mall of Emirates y buscar la enorme pista de esquí cubierta para disfrutar de unas bajaditas con nieve artificial.

Desde luego, quien espere que la experiencia sea comparable a la de esquiar en Zermatt no hace falta ni que se acerque al complejo. Pero la verdad es que se trata de una actividad bien curiosa y que merece la pena realizar.

Ni que decir que no hace falta que carguéis vuestro equipaje con ropa y material de esquí, puesto que todo ello va incluido en el precio (solo hay que pagar un extra por los guantes). Otras actividades que pueden realizarse en el Ski Dubai es dar de comer a una grupo de pingüinos o tirarse en tirolina. Todo ello, previo pago, desde luego.

img_0989

6. Pasear por Dubai Marina Bay.

La zona de Marina Bay no suele estar muy concurrida, cierto es. Pero la verdad es que el conjunto de rascacielos es en este lugar especialmente denso. Se trata de un puerto deportivo artificial, como casi todo en Dubái, que destaca por la gran cantidad de colosos de acero y cristal, muchos de ellos de más de trescientos metros de altura.

Dubai Marina Bay es una de las más exclusivas zonas del emirato. Desde luego, nada tiene que ver este puerto con los puertos de dhows, los viejos barcos árabes, del antiguo puerto de Burj Dubái. Los viejos barcos de madera, tan típicos de Arabia, son sustituidos en este puerto deportivo por modernas embarcaciones fueraborda. Sin embargo, es una zona que merece la pena conocer.

IMG_1864

7. Ir a las playas de Dubái.

Hay quien piensa que todas las playas son de pago en Dubái y no es cierto. Es más, una de las mejores playas que hay que ver en Dubái es pública y dispone de unas vistas extraordinarias sobre uno de los edificios más emblemáticos del emirato: el hotel Burj Al Arab.

Hablamos Umm Suqeim Beach. Es este un buen lugar para refrescarse en las templadas aguas del Golfo Pérsico sin tener que pagar la costosa entrada a alguna de las distintas playas privadas de los hoteles que han tomado la costa dubaití.

IMG_2316

 

8. Visitar la mezquita más bonita del mundo.

Al menos, la mezquita más bonita del mundo entre las modernas. Aunque esto, desde luego, no es más que una opinión personal. Hablo de la Gran Mezquita Sheikh Zayed que, en realidad, no se encuentra en Dubái si no en el vecino y más rico Emirato de Abu Dhabi.

Sus magníficas cúpulas de blanco inmaculado, su bosque de columnas reflejado en un pequeño lago, la maravillosa alfombra persa, las delicadas incrustaciones de nácar y piedras semipreciosas… todo en la Mezquita Sheikh Zayed parece pensado para impresionar. Tanto al fiel, como al viajero.

Probablemente, la excursión de un día a Abu Dhabi es la mejor que se puede hacer desde Dubái. Sin embargo, visitar la Mezquita Sheikh Zayed en transporte público es bastante pesado, pues esta se localiza en el extrarradio de Abu Dabi. Para llegar hasta el templo, debéis tomar un bus entre Dubái y Abu Dhabi. Y una vez allí, un taxi hasta la mezquita. Se pierde bastante tiempo, pero merece la pena. Otra posibilidad es contratar una excursión de un día desde Dubái que incluya la visita a la Gran Mezquita Sheik Zayed, el paseo por la Corniche y las visitas allujoso Hotel Emirates Palace y a los centros comerciales de Abu Dabi.

Mezquita más bonita del mundo

Si quieres contratar una EXCURSIÓN COMPLETA A ABU DHABI DESDE DUBÁI, que incluya la visita a la Gran Mezquita Sheik Zayed, el paseo de la Corniche, el Hotel Emirates Palace y los centros comerciales de Abu Dhabi, la que tiene MEJORES CRÍTICAS la encontrarás en este enlace.

 

9. Visitar uno de los mejores parques acuáticos del mundo.

Entiendo que para muchos viajeros, desplazarse miles de kilómetros para visitar rascacielos, playas urbanas, pistas de ski indoor, centros comerciales o, como es el caso, parques acuáticos, no tiene mucho sentido.

Habrá quien incluso, haciendo uso de una absurda superioridad moral, pueda calificar de poco viajero quien visite estos lugares. Pero bueno, a Dubái se viene a disfrutar de este tipo de lugares, de manera que no es extraño que haya quien califique el destino como un gran parque de atracciones para los adultos.

El Aquaventure Atlantis es uno de los más excitantes parques acuáticos del mundo entero. Se localiza junto al Hotel Atlantis The Palm, en el vértice de la famosa palmera artificial diseñada sobre las mismas aguas del Golfo Pérsico. Un lugar donde dar rienda suelta a la emociones con algunos toboganes con un pendiente francamente sorprendente que casi llega a la verticalidad (el Leap of Faith).

Una curiosidad es que casi la totalidad de los recorridos por los toboganes se realizan subido a un neumático gigante. La particularidad es que, durante los trayectos, los toboganes no solo descienden a los aventureros si no que, a menudo, también los asciende, gracias a la propulsión de un conjunto de chorros.

 

10. Comer en un hotel de 7 estrellas.

Otra de las actividades que hay que hacer en Dubái es visitar el único hotel de siete estrellas del mundo: el Burj Al Arab. Y si no puede ser hospedarse en él, al menos disfrutar un almuerzo en algún de los distintos restaurantes del mismo (o, porque no, del te de la tarde).

Por desgracia estas dos son las únicas formas de salvar las enormes medidas de seguridad que impiden que el común de los turistas pueda pasear por dentro del hotel sin disponer de reserva previa.

Cierto que el hotel tiene algo de kitsch, pero la verdad es que visitarlo es toda una experiencia. Nosotros disfrutamos mucho del momento junto a nuestros amigos Enric y Dunia, con quienes realizamos el viaje, con un almuerzo en el restaurante Al Muntaha, en la planta 27. La comida estaba rica. Que menos que no lo estuviera por el precio pagado! Pero la factura solo se justifica por tener la oportunidad de almorzar en un lugar tan exclusivo.

Como os comento, solo se puede entrar al hotel con reserva previa. De lo contrario olvidaros de acercaros más allá de 150 metros. La experiencia merece la pena. Eso sí, para estas cosas, se pagan las ganas… En este enlace podrás contratar para los distintos restaurantes del Burj Al Arab.

img_0933

Y hasta aquí nuestra lista de 10 lugares que hay que ver en Dubái en 5 días. La verdad es que las experiencias no se quedan aquí, desde luego. Quien quiera y disponga de un presupuesto holgado podrá tirarse en paracaídas, por ejemplo. Ya cada uno tendrá sus gustos y, sobretodo, será conocedor de su cartera.

Por último, os recomiendo echar un vistazo a las distintas ofertas de viaje a Dubái que os ofrece Voyage Prive

SI QUIERES VER OTRAS ENTRADAS SOBRE DUBÁI-EMIRATOS ÁRABES CLICA AQUÍ
Si te ha gustado la entrada, COMPÁRTELA!!!

11 comentarios en “10 cosas que hacer y que ver en Dubái en 5 días.

  1. Lo de esquiar me lo salto desde ya… pero no me pierdo la playa ni esa comida (¿tengo que ahorrar mucho para darme el capricho?) en el hotel de 7 estrellas. ;)

    • jejeje, no tienes que ahorrar nada. Que lo haga Arturo es suficient, Kris! ;) La verdad que fue una de las comidas más cara que hemos hecho pero bueno, un día es un día… ;)

  2. Hay mucha gente a la que no le llama la atención Dubai por aquello de que es una especie de ciudad artificial construida en mitad del desierto. Sin embargo, a nosotros sí que nos gustó bastante y la lista que propones es muy completa.

    ¡Saludos!

    • Me alegro de oír eso, porque es en realidad lo que pensamos la mayoría que la hemos visitado. Sin embargo, muchos viajeros paracen tener cierto reparo en visitarla. Hay que descubrirlo todo en este mundo!

  3. Creo que hay que ver Dubai como una ciudad de sueños locos que se hacen realidad y qué mejor ejemplo que verte esquiando en ella jajajaja
    Sólo he estado de escala durante un vuelo y no tuve tiempo de salir a verla, pero le tengo ganas a tanta locura ;-)

    Un saludo,

    • Es un lugar donde parace que no hay límites. Varias compañías de los EAU permite stopovers de 3 o 4 días gratuitos si utilizáis sus vuelos de camino a Asia. Yo pienso que merece la pena conocerla.
      Un beso chicos!!!

  4. Vaya, pues si que salieron cosas por hacer de este viaje a Dubai, normalmente tenemos otra imagen de estos pequeños países. No es un destino que nos llame la atención, de momento, pero si nos animamos a hacerlo ya sabemos donde tenemos una buena referencia.
    Un saludo viajero
    Eva y Carmelo

    • A priori no es del tipo de destinos habituales en nostros, pero las 2 veces que he visitado la ciudad lo he disfrutado de verdad. No hay que perderse ninguna experiencia, que al fin y al cabo solo pasamos una vez por aquí!
      Un beso Eva!

  5. Nosotros estuvimos una noche, escala hacia Camboya,sólo recuerdo el calor insufrible y el hotel de dónde no salimos de la piscina. Para mí es demasiado artificial pero es curiosa de ver.Me guardo tu post por si vuelvo con más tiempo, la mezquita es increíble!!
    Abrazos desde la France!!

    • Desde luego artificial sí que lo es. Pero yo pienso que sí que merece la pena conbocerla un poco a fondo. En realidad, yo he repetido!

  6. Pues sí que hay cosas que hacer en Dubai, aunque no sé si yo dedicaría 5 días a este Emirato. En una escala a Oceanía, aproveché para quedarme un día en Dubai. Realmente es curioso y creo que sí vale la pena visitarlo, al menos por uno o dos días. Si tuviera la oportunidad de volver, creo que lo combinaría con Abu Dhabi, que si no me equivoco está a tan sólo una hora en coche. Saludos viajeros!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>