MONASTERIO DE BATALHA, PORTUGAL. El templo votivo de Juan I.

patrimonio humanidadEl supuso la segunda visita en esta tríada de monumentos excepcionales que tuvimos la oportunidad de visitar en el camino entre Lisboa y Coímbra (junto al Monasterio de Alcobaça y al Convento de la Orden de Cristo de Tomar). Los tres forman parte de la lista del .

_29_0395

EL ORIGEN DEL MONASTERIO DE BATALHA

Si en Alcobaça comentábamos que fue el primer rey luso, Alfonso I, quien mandó edificar el cenobio, en el caso del Monasterio de Santa María de la Victoria fue otro monarca, Juan I, quien mandó su construcción. El motivo, no fue otro que agradecer el auxilio divino prestado durante la Batalla de Aljubarrota. Con aquella victoria frente a los ejércitos castellanos, Juan I consolidó su poder en , siendo el primer monarca de la dinastía Avís que reinaría en durante casi doscientos años.

Juan I, que era gran maestre de la Orden militar de Avís e hijo bastardo de Pedro I se erigió como defensor de los valores portugueses,  luchando contra Castilla a fin de mantener el Reino de Portugal en manos lusas. Fue un periodo en que los castellanos, de la mano de Juan I de Castilla, exigieron el trono de Portugal por derecho de su esposa, Beatriz de Portugal que era hija de Fernando I de Portugal.

Lo cierto es que los portugueses se pusieron en manos de las huestes del Gran Maestre de la Orden de Avís que, tras vencer a los castellanos, fue proclamado Rey de Portugal  en 1385. No es extraño que Juan I se encomendara a la providencia divina y que, ante tamaña hazaña y tras la ayuda prestada, le erigiera uno de los monasterios más importantes de la Península Ibérica.

_36_0402

EL MONASTERIO DE BATALHA, OBRA MAESTRA A MEDIO CAMINO ENTRE EL GÓTICO Y EL ARTE MANUELINO.

El Monasterio de Batalha se empezó a erigir en 1386 y tardó unos dos siglos en ser completado, periodo que corresponde al gótico tardío. Son momentos en que el primitivo gótico clásico ha dado lugar, en toda Europa, a un gótico mucho más florido y evolucionado que en ciertas latitudes dio lugar al gótico flamígero, en Castilla el gótico isabelino  y en Portugal, al gótico manuelino.

En este gótico manuelino, cuyo máximo exponente son el Monasterio y la Torre de Belem en Lisboa, encontramos profusión de detalles que hacen referencia a la vida marinera, no en vano el estilo rendía homenaje a los años en que Portugal se convirtió en potencia de ultramar.

En el Monasterio de Batalha localizamos algunos detalles de este gótico manuelino aunque no en tan gran medida como en los dos monumentos de Belem, puesto que la construcción del cenobio se inició casi dos siglos antes. Sin embargo, en otros momentos se utilizaron soluciones propias del periodo del gótico perpendicular inglés o del flamígero flamenco.

Se conoce que el primer arquitecto fue el lisboeta Alfonso Domingues, aunque este fue solo el primero de los casi 15 maestros de obra que tuvo el lugar.

La iglesia presenta una planta de cruz latina con 3 naves y transepto. En su fachada oriental se cierra por 5 capillas. Se trata de un templo de dimensiones importantes, con unos ochenta metros de longitud, pero mucho menor al de las grandes catedrales francesas, por ejemplo. La nave central se cierra por bóveda de crucería, como corresponde al gótico y es más alta que las laterales. Desde el exterior se aprecia el uso de arbotantes y contrafuertes a fin de contrarrestar el impulso de esta nave central. Un buen número de pináculos góticos decoran también este bonito templo.

Al norte de la iglesia se alza un precioso claustro, de grandes dimensiones. La tracería del mismo nos muestra que fue erigido en un momento ya final del gótico, con detalles manuelinos, e incluso cercano al renacimiento. Es este, en realidad, el primero de los dos claustros de los que dispone el Monasterio de Batalha, conocido como el Claustro Real, aunque para nuestro gusto es el más bello de los dos. El segundo claustro, el claustro de Dom Alfonso V, es mucho más sobrio y algo más pequeño también.

También merece nuestra atención la fachada occidental del Monasterio de Batalha con una maravillosa portalada con arquivolta donde se representan 78 estatuas de santos, ángeles y reyes y reinas del antiguo testamento.

_35_0401
_34_0400
__2_0623

LAS CAPILLAS IMPERFECTAS DEL MONASTERIO DE BATALHA

Las Capillas Imperfectas del Monasterios de Batalha (o Capelas Imperfeitas) son otro momento sublime del cenobio, aunque como su nombre indica, jamás llegaron a concluirse. Quedan por detrás de las capillas absidiales y, en realidad, solo se puede acceder a ellas desde el exterior del complejo. Se trata de una suerte de rotonda que quedaba por detrás de la cabecera y que debía albergar el sepulcro de Juan I, tal y como él mismo reflejó en su testamento. Lo cierto es que jamás de acabaron de cerrar estas capillas, de manera que se encuentran a la intemperie, sin bóveda.

En cualquier caso, el Monasterio de Batalha se convirtió en Panteón Real de manera que alberga los sepulcros de varios monarcas lusos, incluidos Juan I, el promotor del cenobio, o Enrique en Navegante, uno de los más insignes protagonistas de la Era de los Descubrimientos que encumbró a la patria lusa.

El Monasterio de Batalha es una de las visitas imprescindibles de un viaje a Portugal, particularmente si se dispone de coche propio o de alquiler y una parada obligada entre las poblaciones de Lisboa y Coimbra. Si queréis leer acerca de las mejores visitas que hacer en Lisboa os recomiendo este artículo.

_31_0397

VISITAR EL MONASTERIO DE BATALHA. HORARIOS Y PRECIOS.

A datos actualizados de 2017, estos son los horarios y precios de visita al Monasterio de Batalha.

  • 16 de octubre al 31 de marzo: de las 09h00 a las 18h00 (última entrada 17h30)
  • 1 de abril al 15 de octubre: de las 9h a las 18h30 (última entrada 18h00)
  • Cerrado: 1 de enero, domingo de Pascua, 1 de mayo y 24 y 25 de diciembre.

Billete individual: 6 € (gratuito para menores de 12 años, 3 € para mayores de 65 años).

Merece la pena saber que existe un billete combinado, llamado Ruta del Patrimonio y que permite la entrada a Alcobaça, Batalha y al convento de Cristo de Tomar. Tiene un coste de 15 €.

CÓMO VISITAR EL MONASTERIO DE BATALHA.

Para llegar a Batalha casi que es necesario disponer de coche propio o de alquiler. Si no, las distancias se pueden eternizar.

Nosotros dormimos la noche anterior en el precioso pueblo de Obidos y por la mañana visitamos consecutivamente los monasterios de Alcobaça y Batalha y el Convento de Cristo de Tomar, para llegar por la tarde a Coímbra y dormir en esta bonita ciudad universitaria.

Contad 1 hora y hora y media para cada uno de los tres monumentos más unas dos horas y media totales de ruta (menos de 200 km) de manera que si partís de buena mañana de Obidos tenéis tiempo suficiente.

SI QUIERES VER OTRAS ENTRADAS SOBRE PORTUGAL CLICA AQUÍ
Si te ha gustado la entrada, COMPÁRTELA!!!

13 comentarios en “MONASTERIO DE BATALHA, PORTUGAL. El templo votivo de Juan I.

  1. Qué bonito el monasterio de Batalha!

    No lo conocía, pero me parece un sitio top si se está haciendo un road trip por Portugal, que siempre es buena idea. Además, cerquita de Lisboa y barato. Combinado con los otros dos tiene que salirte un día redondo.
    Me ha hecho gracia lo del gótico Manuelino, y la verdad es que, ahora que lo dices, sí recuerda a Belem. Y como dato curioso lo de las 78 esculturas… madre mía!

    Gracias por compartir!

    • La verdad es que Portugal nos parace un país con mucho atractivo cultural. Se come bien, está cerquita y es barato. Lo tiene todo, pero especialmente el centro, donde el apartado histórico y artístico es estupendo.
      Un abrazo guapi!

  2. He estado dos veces en Batalha, una de viaje de estudios y otra con mis hijas pequeñitas con un día demasiado caluroso y creo que no le saqué partido a ninguna de las dos visitas. Mira que me gusta el gótico y con el toque manuelino es apasionante, además las capillas inacabadas le dan un toque especial. Tengo que volver para volver a admirarlo e condiciones.
    Un abrazo
    Carmen

    • Pienso que la tríada Batalha, Alcobaça y Tomar es uno de los hitos de la historia del arte europeo. A veces, por lo que sea, no le acabas de sacar partido, pero a nosotros nos encantó.
      Un abrazo, Carmen!

  3. Recuerdo que la primera vez que lo visité, era tan pequeña que me sentí minúscula dentro del monasterio. Es sin duda uno de mis favoritos del mundo mundial y una visita obligada en Portugal.
    Genial relato para conocerla mejor :) Abrazos Jordi!!

  4. Me parece una maravilla de edificio. Esa piedra parece un encaje, parece increíble que algo así se pueda tallar con tanta perfección. Lo visité hace años y la verdad es que me quede impresionada. Tomo nota de la idea de dormir en Obidos, por si en un futuro regreso por esas tierras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>