JARDINES Y CASA DE MONET EN GIVERNY. ¿Los jardines más bonitos del mundo?

La casa y los jardines Monet de Giverny son una de las visitas más agradables que pueden hacerse en Normandía. Y no solo esto. Se trata de la visita a uno de los jardines más bellos de toda Europa. Cuando hace apenas un mes visité el Keukenhof, el precioso jardín primaveral que cada año florece a pocos kilómetros de Amsterdam, pensé que no podría haber jardín más bello. Pues bien, lo cierto es que tras visitar los Jardines de Monet en Giverny tengo bastantes dudas sobre cuál de los dos espacios es más bonito.

IMG_0491

LOS JARDINES DE MONET EN GIVERNY.

Los jardines y la casa de Monet en Giverny se localizan a solo una hora y media de París, de manera que suponen una excelente excursión de un día desde la capital francesa. Sin embargo, yo me detendré en Giverny de camino a Le Havre, en este periplo de 5 días por el norte de Francia que terminaré recorriendo algunos de los puntos de más interés de Normandía.

Giverny sería un pueblecito más de Normandía si no fuera porque Claude Monet, uno de los pintores más célebres del impresionismo, decidió trasladarse a esta población en 1883. Y lo cierto es que la población sería del agrado del artista parisino porque, desde aquel momento, jamás se movió de Giverny hasta el día de su muerte, acontecida en 1926. Aquí pasó Monet los años más fructíferos de su vida. Y la verdad es que tras visitar su maravillosa vivienda y, particularmente, los extensos jardines que la rodean, se hace evidente que no le fueron nada mal las cosas  al pintor, al menos en cuanto a lo crematístico se refiere. Al fin y al cabo, no todos los grandes pintores de la historia del arte tienen que tener una vida tan desafortunada como la de Van Gogh, del que se cuenta que jamás vendió un cuadro, o de Rembrandt, que acabó arruinado perdiendo su vivienda, tal y como vimos cuando visitamos Ámsterdam.

La fama de la Casa de Monet en Giverny y de los Jardines de Monet le vienen dadas ya no por su belleza, que es francamente desbordante, sí no porque se trata del escenario de varias de las obras más famosas del pintor. En efecto, en los jardines de Givergy, Monet pintó una larguísima serie de lienzos. Particularmente, toda la serie de los famosísimos nenúfares de Monet que se pueden visitar en el Museo de la Orangerie de París fue pintada en los jardines de la Casa de Monet en Giverny. También aquí fueron pintados, en distintas ocasiones, las vistas generales de los jardines, con el bello puente de estilo japonés, y que suponen otras de las más conocidas obras del artista.

Jardinea Monet en Giverny
Jardinea Monet en Giverny
Jardinea Monet en Giverny
IMG_0436

La cuestión es que, actualmente, los jardines muestran un aspecto esplendoroso, con miles y miles de plantas distribuidas en parterres perfectamente ornamentados, suponiendo un trabajo paisajístico extraordinario. Los tulipanes son también aquí, como en el Keukenhof holandés, una de las flores más recurrentes, pero junto a ellos decenas y decenas de flores distintas de las que no conocemos los nombres. En total, unas 15 hectáreas repartidas en dos espacios: justo por delante de la casa de Monet, un jardín donde las flores son las verdaderas y casi únicas protagonistas; y por otra parte, tras haber disfrutado de esta sinfonía de colores y olores nos trasladamos al jardín inferior. Este espacio se distribuye alrededor de un bonito estanque. Es aquí donde localizamos los dos puentes japoneses tan representados en los lienzos de Monet. El destello de colores en los alrededores del lago es, una vez más, desbordante. Y en la superficie del agua destacan, como no puede ser de otra forma, cientos de nenúfares, otro de los símbolos de los jardines de Monet en Giverny. Lástima que ahora en primavera, y justo al contrario que el resto del jardín, los nenúfares no han florecido todavía. Además, en este espacio encontramos varios senderos, riachuelos e incluso una suerte de pequeño bosque de bambú. La verdad es que es una estampa espectacular donde los visitantes tratamos de emular al pintor con nuestra cámara fotográfica.

IMG_0499
IMG_0503

IMG_0505

IMG_0508

IMG_0511

LA CASA DE MONET EN GIVERNY

Tras la visita a los Jardines de Monet en Giverny es momento de conocer la vivienda donde el pintor residió los últimos 43 años de su vida. Se trata de una casa de dos pisos, muy amplia, y que nos indica lo desahogada de la economía del señor Monet. Parte de la vivienda está dispuesta a modo de taller. Sin embargo, hay que tener en cuenta que a diferencia de los pintores de otra época, una de las características de los impresionistas es que pintaron la mayoría de sus lienzos a cielo abierto, con su obsesión por captar los efectos de la luz sobre la naturaleza.

La casa de Monet en Giverny está decorada como en tiempos en los que el pintor residió ella. Además, de las paredes cuelgan cientos de lienzos, tanto de Monet como de otros contemporáneos, aunque todos ellos son copias. Quien venga a la Casa de Monet en Giverny a buscar las mejores obras del artista no acertará en su propósito. Para esto, mejor visitar el Museo de Orsay o, como hemos dicho, la Orangerie de París.

La visita a los Jardines y Casa de Monet en Giverny nos ocupa, aproximadamente hora y media. Desde luego, uno no se cansa de tanta belleza, pero el tiempo apremia y antes de dejar Givenchi aun queremos visitar el Museo Monet de la población.

IMG_0493
IMG_0486
Casa de Monet en Giverny
Casa de Monet en Giverny
Casa de Monet en Giverny<

MUSEO MONET DE GIVERNY

Como complemento a la Casa Monet de Giverny se encuentra, a pocos metros de los jardines, el Museo Monet. La calle donde se localizan los dos lugares más importantes de la población lleva el nombre de Rue Monet, como no podría ser de otra forma. Y debe ser la calle con más flores y mejor olor del mundo. Además, la mayoría de las viviendas de la calle son especialmente pintorescas, a la vez que muchas han sido ocupadas por artistas o galerías de arte.

El Museo Monet de Giverny se distribuye en dos partes. En el sótano encontramos la exposición permanente Autour Monet (Alrededor de Monet) que nos ilustra la influencia que Monet tuvo entre sus contemporáneos. Aquí encontramos uno de los famosos nenúfares del artista. Esta exposición permanente ocupa una sola sala.

Por otra parte, el Museo Monet de Giverny programa exposiciones temporales. Actualmente la exposición que se ofrece se llama “Instrumentos musicales en el Arte”. Se trata de una profusa muestra de pinturas donde la música es la protagonista principal. Encontramos aquí lienzos de los pintores impresionistas más destacados como Renoir, Gauguin, Manet o el propio Monet, así como otros pintores contemporáneos de aquella época. La verdad es que esta muestra es bastante más interesante que la de la colección propia del museo. El más bonito de los cuadros que aquí se exponen es una de las versiones de Muchachas tocando el piano, de Renoir, que ya hemos visto en otros museos.

Como parece casi obligatorio en este pueblo, los jardines del museo están también bellamente ornamentados.

IMG_0417
IMG_0420

LA TUMBA DE MONET

A fin de realizar un último tributo al pintor y tras visitar los jardines y la Casa de Monet en Giverny así como su museo, hacemos un último esfuerzo para llegarnos hasta la iglesia del pueblo, que se localiza al final de la misma Rue Monet. Allí, en el jardín que la rodea, encontramos el panteón familiar de los Monet con su tumba. Es en este lugar donde reposa el maestro.

IMG_0541

La verdad es que no es de extrañar que, tras el Mont-Saint-Michel, la Casa y Jardines de Monet en Giverny sean el segundo lugar más visitado de Normandía. Nos ha parecido una visita preciosa e inolvidable.

 

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

SI QUIERES VER OTRAS ENTRADAS SOBRE FRANCIA CLICA AQUÍ
Si te ha gustado la entrada, COMPÁRTELA!!!

7 comentarios en “JARDINES Y CASA DE MONET EN GIVERNY. ¿Los jardines más bonitos del mundo?

  1. hola!

    madre mia que pedazo de jardines! son preciosos, que coloridos, que flores más bonitas, no me extraña que sean tan visitados

    aparte de flores hay muchas más cosas por ver como la casa, la tumba, el museo, etc…

    muy buen post y buenisimas fotos

    chaooo

    • Pues la verdad es que es de estos lugares que aunque hayas leído sobre su belleza te sorprenden enormemente. Espectacular es poco!

  2. Desconocía totalmente este lugar Jordi. Quitando Mont Saint Michel, no conozco nada más de Normandía, lo tengo pendiente desde hace mucho.
    Ahora me explico la pintura de Monet, ya que viviendo en un entorno tan maravilloso, resulta un poquito más fácil pintar.
    Preciosas fotos, un abrazo
    Carmen

  3. Desde que visité en París en Museo Marmottan me enamoré de estos jardines sin haberlos visto nunca. Una pena que aún no hubieran florecido los nenúfares… porque hubiera sido perfecto. ¡¡Me ha encantado sobre todo porque es como las pinturas de Monet!!

    • Esto lo debere resolver visitando los jardines en otra estación. Seguro que merece mucho la pena ver como cambia segun la epoca. Tienes que pasear por allí algun día!

  4. Me has puesto los dientes muuuuuy largos!!! Normandia es uno de esos viajes que siempre tengo en mente pero nunca hago. Apuntado un sitio mas para ver, la casa y los jardines Monet de Giverny.

  5. Pues como siempre el arte está vinculado a vos… Genial esta entrada. Maravillosa.
    15 hectáreas? Es mucho…ahora comprendo mejor el buen material que tenía Monet.
    Y los nenúfares en que época florecen.?
    Gracias por mostrarnos este lugar tan especial.
    Saludos Viajeros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>